Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Premios Goya: cómo exportar buen cine español sin soltar mil palabrotas por minuto

8 febrero 2015 - 12:52 - Autor:

Un ejecutivo de Iberia me dijo hace años que no ponían cine español en los vuelos a Latinoamérica porque los pasajeros se quejaban de la cantidad de tacos que se decían.

En América Latina, hasta decir ‘culo’ es una enorme falta de respeto. No se dicen tacos ni en la familia.

Por eso, cuando estaba viendo la gala de los Goya, me imaginé que la cara de horror en los televidentes latinoamericanos al escuchar la cantidad de juramentos que se decían en español, tanto los del guión del presentador, como los que improvisaban actores o técnicos que recibían premios.

Los latinoamericanos no entienden que en España, cuna de su idioma común, soltar tacos sea tan normal. Aquí es algo culturalmente aceptado. De niños a abuelos, todo el mundo suelta tacos sin causar la impresión de malaeducación. Lo mismo en los medios: a cualquier hora, en cualquier serie, película, o documental, se escuchan tacos, palabrotas e insultos que en otros países estarán prohibidos.

Pero ¿qué pasa cuando llega la hora de vender series de televisión a otros países hispanohablantes en versión original? Las cosas se complican: no se pueden exhibir en horario infantil o juvenil, pues las leyes de esos países prohíben ese tipo de lenguaje.

En México, el mayor país hispanohablante del planeta, se aprobó una ley por la cual “quedan prohibidas todas las transmisiones que causen la corrupción del lenguaje y las contrarias a las buenas costumbres, ya sea mediante expresiones maliciosas, palabras o imágenes procaces, frases y escenas de doble sentido, apología de la violencia o del crimen”.

En Venezuela no se pueden emitir series antes de las 11 de la noche donde se digan groserías. En la mayor parte de esos países, se podría incurrir en un delito si se emiten series o películas llenas de tacos en horario infantil.

En Estados Unidos, la Corte Suprema aprobó una sanción contra la cadena de televisión Fox por haber transmitido en directo un espectáculo en el cual la cantante Cher dijo ‘fuck’, o sea, ‘joder’. Los periódicos que recogieron la noticia, se refirieron a la palabrota solo por la inicial, diciendo que Cher había dicho F. Y las televisiones que mostraron las imágenes, ponían un pitido en lugar de la palabrota.

Imaginen lo que sería si la Corte Suprema de EEUU entendiera español, y viera una retransmisión en directo o en diferido de los premios Goya en Univisión, la mayor cadena latina de EEUU. Le caería un palo a Univisión.

Debido a ello, el mercado del cine o de las series españolas en América se restringe muchísimo. La pregunta es, ¿se puede evitar?

No. Porque es la forma de ser española. Forma parte del carácter hispánico. Quitar los tacos a un español o al cine español es como quitarle las tapas y el jamón a todo el país. Es más, creo que un cineasta español no entendería este post.

-El extraño caso el teniente Segura y la película que no fue a los Goya

-Willy Toledo: el hombre que dice más tonterías por minuto

-¿Qué significa que ‘Ocho apellidos vascos’ sea la película más descargada en iTunes?

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas