Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Cuando Monedero comprendía la rebelión en Venezuela ‘en busca de comida’

17 febrero 2015 - 11:35 - Autor:

En 1989, miles de personas reaccionaron con furia a la subida del transporte y de productos básicos, y asaltaron los supermercados impulsados por la desesperación (la foto de arriba, de Orlando Ungueto para El Nacional, corresponde al asalto de un supermercado). Gobernaba el país Carlos Andrés Pérez. La rebelión popular fue llamada ‘el caracazo’.

El gobierno de Pérez puso en marcha un plan que militarizó el país, custodió los supermercados con soldados, y habilitó al ejército a usar las armas para contener las manifestaciones. Chávez, que era comandante, se enfureció contra esa represión.

Años después, en 2004, Juan Carlos Monedero, maravillado de la revolución bolivariana, escribió en un artículo:

“El chavismo proviene de la represión militar durante el ‘caracazo’ de 1989, donde murieron, bajo el gobierno socialdemócrata de Carlos Andrés Pérez, al menos 3000 personas que habían bajado a Caracas desde los ranchitos a asaltar los supermercados en busca de comida”.

Pero es justo lo que está haciendo ahora Nicolás Maduro, al enviar soldados a vigilar las colas en los supermercados, y dar poder a las fuerzas del orden para responder con las armas a cualquier signo de protesta.

Hoy, miles de personas no encuentran productos básicos en Venezuela, hacen colas en los supermercados, se pelean por productos básicos, mientras el gobierno anuncia subidas del transporte y un paquete de reformas. El país está sumido en un profundo caos económico.

Pero, según Monedero, eso son “problemas estructurales e históricos” (entrevista a ABC en 2011).

 

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas