Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La destrucción de mitos, leyendas y héroes en siete años de crisis

20 abril 2015 - 10:05 - Autor:

 

Hace siete años se empezó a notar la crisis.

A casi nadie se le pasaba por la cabeza que estábamos metiéndonos en una de las mayores crisis financieras de la historia de este país. Y casi nadie hubiera adivinado la cantidad de creencias, mitos, leyendas y héroes que caerían -como Pompeya- arrastrados por esa lava empezando por…

-Rodrigo Rato. Ex vicepresidente económico, padre del milagro español (según decía la prensa extranjera), político hábil e inteligente, ex director  gerente del Fondo Monetario Internacional… Hoy está siendo investigado por Hacienda y las cosas que se han destapado huelen muy mal: fraude, evasión de impuestos, blanqueo, alzamiento de bienes…

-El sistema de cajas de ahorro. En 2008 las cajas de ahorro habían superado a los bancos en muchas cosas: en concesión de hipotecas, en cuentas remuneradas, en productos de ahorro… Además, tenían un prestigio a prueba de bombas gracias a su obra social. Hoy no quedan sino dos cajas de las 45 que había entonces. El resto se han fusionado y convertido en bancos.

-El honorable Jordi Pujol. Para los catalanes era un héroe y para muchos españoles un político hábil, que sabía pactar y que practicaba un nacionalismo moderado. Hoy pocos dirían que es un héroe porque defraudo a la Hacienda española, defraudó a su comunidad y defraudó a sus votantes al conocerse que tenía cuentas opacas en el extranjero (y que su familia formaba parte de la trama).

-Fagor, la joya de Mondragón. La mayor cooperativa de España y una de las mayores del mundo, Mondragón, era un ejemplo de resistencia ante la crisis y los defectos del capitalismo. Y su joya era Fagor, la fábrica de electrodomésticos. Presentó concurso de acreedores en 2013. Acumulaba más de 700 millones de euros de pérdidas. Un año después fue comprada por una empresa catalana.

-La UE solidaria. Fue entrar en el Mercado Común en 1986 y notar muchos cambios: dinero para infraestructuras, más variedad de productos en los supermercados, más inversión extranjera… Y luego el euro en 2002. Pero descubrimos también que la UE, liderada por Alemania, puede imponernos condiciones muy duras que se traducen en recortes sociales y subidas de impuestos. Es la cara amarga.

-Solvencia del Estado. ¿Suspender pagos? Eso era del tiempo de Felipe II. Pero en verano de 2012 estuvimos a punto de ser rescatados porque los inversores internacionales no confiaban en España ni en su deuda estatal. El Reino se tambaleó. ¿Podrá suceder otra vez?

-Sindicalistas idealistas. Uno puede estar de acuerdo o no con la forma de actuar de los sindicatos, pero son esenciales para controlar los abusos de la economía de mercado y de las empresas. Algunos eran verdaderos mitos, como José Angel Fernández Villa, líder del sindicato minero SOMA-UGT. Hasta que se supo que tenía una fortuna de 1,4 millones de euros de extraña procedencia y que quería escapar a los controles de Hacienda.  Eso por no hablar del desvío de dinero de los cursos de formación de UGT en Andalucía, los falsos EREs…

-La izquierda pobre pero honrada. La izquierda siempre se ha hecho rodear de la leyenda que era pobre pero honrada, y que no se dejaba seducir por los cantos de sirena del dinero. Hasta que conocimos el fondo de pensiones en una sicav del eurodiputado de IU Wily Meyer, o el uso y abuso de una tarjeta black de CajaMadrid por parte del miembro de IU José Antonio Moral Santín, quien fue el que más gastó de todos.

-La democracia moderna. Ser demócrata era un valor. Los partidos políticos, con sus defectos, eran el pilar de la nueva democracia. Hoy, según las encuestas, la imagen de los partidos políticos está en el momento más bajo desde la Transición. Demasiada corrupción.

(Ilustración: La destrucción de Pompeya, por John Martin, siglo XIX)

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas