Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El abandono de los estudios de los jóvenes, ¿culpa de los profesores?

22 abril 2015 - 9:30 - Autor:

Hay una cifra que es incluso peor que la del paro: la tasa de abandono escolar. España es el país de la UE con mayor tasa de abandono escolar. Casi el 22% de los jóvenes entre 18 y 24 abandonan los estudios. La media de los países de la UE es el 11%. Es decir, España duplica la tasa de Europa. Estamos peor que Malta, Rumanía yPortugal.

¿Cuáles son las causas?

Estudiantes frustrados por sus bajos rendimientos, familias con pocos recursos que prefieren que sus hijos trabajen (si pueden), falta de orientación (en el caso universitario), falta de motivación… Hay muchos estudios sobre estas causas.

¿Qué falla¿ ¿Los profesores o el método de estudios?

Para empezar, en España no se educa a los profesores a ser buenos profesores. ¿Y qué es ser un buen profesor? Aquel que estimula a los alumnos, que usa métodos originales, que hace preguntas a la clase, que les hace pensar, que incrementa la autoestima de los más rezagados, que les conoce psicológicamente y les orienta… Los mismos profesores con los que he hablado dicen que eso no existe.

Lo cual no significa que ellos no busquen soluciones por su cuenta.

Hace poco un profesor español de un pueblo de Zaragoza fue seleccionado para participar en la clasificación del ‘Mejor maestro del mundo’. Gracias a eso, los periodistas se fijaron en su caso y escribieron reportajes de César Bona.

Su método consistía en hacer clases divertidas: mediante obras de teatro les asigna a los alumnos roles de adulto; les obliga a pintar obras universales; o a interpretar ópera. Los alumnos actúan, se activan, participan, exploran, curiosean…

Cada vez hay más profesores que se lanzan a cambiar los viejos métodos de enseñanza. Los colegios jesuitas de Cataluña han hecho desaparecer los pupitres y los deberes. Los han sustituido por trabajos en conjunto. Es muy parecido al métodos e las escuelas de negocios de EEUU, como Harvard. ¿Por qué lo han hecho? Porque los alumnos se aburrían con el viejo método.

Ese es el gran problema de los profesores. Son aburridos. Muy aburridos. La capacidad de atención de un niño o un joven es muy baja. Se distraen con cualquier cosa (yo tenía un problema de atención). Y si el profesor es aburrido, la clase se convierte en una tortura.

Insisto en que la culpa no es de los profesores solamente. Si el sistema educativo asigna 200 alumnos a un profesor de Derecho, es imposible que este profesor haga bien su trabajo a menos que sea un cómico o un showman.

Hay muchos modelos educativos que se salen de los métodos tradicionales. El método Montessori, donde se excita la imaginación del alumno, parece ser uno de los más eficientes porque desde García Márquez a los fundadores de Google estudiaron en escuelas que aplicaban ese método.

Hay más casos en España de profesores que están innovando por su cuenta. Están hartos de enfrentares a clases con alumnos desanimados. Quieren entusiasmarles. Hace poco leí que una monja en Cataluña se fue a EEUU a estudiar los mejores métodos de enseñanza y se trajo uno a España. Ella se llama Monserrat del Pozo y ya la llaman Sor Innovación.

Ha implantado en un colegio el método de Howard Gardner. Emplea juegos, fichas y relatos para impartir los conocimientos. En lugar de que el profesor hable desde su cátedra sobre el Renacimiento, los alumnos preparan una exposición sobre el Renacimiento basada en cuadros y poesías, que luego es mostrada a los padres. Se ha convertido en uno de los colegios más eficientes de España. Está en un pueblo llamado Vallvidrera, cerca de Barcelona.

Por cierto, que parte de esas innovaciones son las que recomienda el criticado Plan Bolonia: trabajar en proyectos conjuntos y desarropar las capacidades de los  alumnos con prácticas.

En resumen, no podemos permitir que el 21% de nuestros jóvenes de 18 a 24 años abandonen los estudios. Hay que cambiar la forma de enseñar. Y hay que dar más libertad a los profesores para implantar métodos eficientes. Estimularles a ellos también. Tienen que liderar este cambio.


-Los trucos de los mejores maestros del mundo

-Las 13 cualidades de un buen profesor

 

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas