Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¿Por qué los inmigrantes no se compran un billete de avión para venir a Europa?

26 abril 2015 - 10:51 - Autor:

Muy pocos se han hecho la pregunta: ¿por qué arriesgar la vida en un barco en mal estado cuando puedes comprarte un billete de avión a Europa?

Aparte de ser un trayecto más rápido, es más barato. Por ejemplo viajar de cualquier punto de Africa a Europa (billete de ida) cuesta entre 300 y 500 euros. En cambio, pagar una plaza en una patera o en un barco que puede zozobrar, cuesta 1.000 euros. Incluso más. Es lo que exigen las mafias de traficantes.

¿Por qué preferir esa ruta peligrosa?

Por una directiva de la UE. Cualquiera aerolínea que acepte un pasajero de fuera de la UE sin visa para entrar, está obligada a pagar el billete completo de vuelta del inmigrante ilegal al país de origen y todos los gastos que se deriven de ello.

Se llama directiva 2001/51/EC. Trata de la inmigración ilegal. Las aerolíneas están obligadas a cumplirla so pena de pagar esas penalizaciones. Ahora bien, la directiva tiene una excepción: no se aplica a los viajeros que se acojan a la convención de Ginebra sobre el estatus de los refugiados.

“La presente Directiva debería aplicarse sin perjuicio de los compromisos que resultan de la Convención de Ginebra de 28 de julio de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados, tal como fue modificada por el Protocolo de Nueva York de 31 de enero de 1967”.

¿Y por qué los refugiados que huyen de la guerra Siria no se acogen?

Porque el personal de tierra de los aerolíneas no tiene medios para diferenciar quiénes están huyendo de la guerra y quiénes solo quieren entrar en la UE de forma ilegal. Por eso, en los mostradores de origen se rechaza a todos los que carecen de visa, como explica en este video Hans Rosling, uno de los mayores expertos en pobreza y migraciones del mundo.

Muchos pensarán que eso es pasarle la patata caliente a las aerolíneas, pero se hace en casi todos los países con las aerolíneas, los buques o cualquier transporte. Es la forma más simple de disuadir a un inmigrante ilegal, sea refugiado o no, de entrar en otro país. Todos los países controlan sus fronteras.

Una de las mayores presiones de inmigrantes que tratan de entrar en la UE proceden de Siria, un país en guerra civil desde 2013. Hay nueve millones de sirios desplazados de sus hogares. De ellos, seis millones dentro de Siria. Otros 3 millones fuera de Siria, principalmente en Jordania, Líbano, Irak y Turquía, donde se han creado inmensos campos de refugiados, los cuales están bajo la bandera de la ONU.

Esos campos se mantienen gracias a la ayuda humanitaria que administra la ONU. La idea es esperar a que la guerra termine para que puedan volver a sus hogares.

El mayor donante a los campos de sirios es la UE, con casi 3.000 millones de euros. Prefiere mantener a esos refugiados en campos que abrir la puerta a millones de inmigrantes. Los políticos saben que la opinión pública puede admitir cierta cantidad de refugiados, pero no millones.

Hasta ahora, unos 150.000 sirios han pedido asilo como refugiados en la UE, según la página syrianrefugee.eu, una web creada por periodistas e investigadores sociales para informar del drama. No es fácil obtener el estatus de refugiado y pedir asilo en la UE.

Obtener ese reconocimiento ha supuesto para muchos, comprarse un billete por 400 euros y viajar a Europa. En Alemania hay más de 60.000. España ha admitido a unos 3.000.

Los que no lo consiguen y no quieren vivir en campos de refugiados se desplazan hacia las costas del norte de Africa como Egipto, Libia o Túnez, e intentan dar el salto a Europa de forma ilegal pagando lo que sea a las mafias de traficantes de vidas humanas.

Y son estos traficantes los que más se benefician al final de la desesperación. (Ver aquí cómo trafican)

-Así funciona el negocio de los traficantes de vidas humanas en el Mediterráneo

-Naufragio: 3.440 kilómetros en camión por el desierto para huir de la pobreza

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas