Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Sigan el drama de Grecia por Twitter

13 julio 2015 - 8:49 - Autor:

 

El Eurogrupo se había reunido el sábado hasta altas hora de la noche y los periodistas se enteraron de que se terminaba sin acuerdo cuando el ministro de Finanzas de Finlandia, Alexander Stubb (@alexstubb), dijo en Twitter: “Termina la sesión. Proseguiremos mañana”.

Antes de que se convoque una rueda de prensa, parte de las informaciones de las negociaciones entre Grecia y el Eurogrupo están llegando por Twitter.

Stubb incluso usa Twitter para disculparse con los periodistas por no haber hecho declaraciones a la entrada de la reunión. “Sorry”. Ilustra su perfil con una foto en bicicleta y confiesa ser un amante de los ironman, la superprueba física de los superhombres.

Joseph Muscat (@JosephMuscat_JM), el primer ministro maltés, confesaba antes de estas maratonianas reuniones que la del sábado (donde se iba a balizar la oferta griega) iba a ser “una larga jornada”.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk (@eucopresident), canceló la reunión del Consejo por Twitter. “He cancelado la reunión de la EUCO de hoy. La Eurocumbre comenzará a las 16 horas y durará hasta que cerremos los acuerdos con Grecia”, podía leerse en el perfil de este activo polaco que escribe en inglés y que usa de vez en cuando proverbios latinos.

Cuando se alcanzó por fin un acuerdo este lunes, Tusk fue de los primeros en tuitear. “Hemos llegado a un acuerdo por unanimidad. Todo listo para un programa de ayudas con serias reformas y apoyo financiero”.

En realidad, alguien había sido más veloz que él, como publicaba lainformacion.com. El primer ministro belga Charles Michel (@CharlesMichel) escribió a las 8.39 de la mañana la palabra “agreement” (acuerdo) en su cuenta de Twitter. Y se llevó la exclusiva que esperaban los periódicos.

La red social del pajarito se ha convertido además en salón de debate y de intercambio de ideas entre ministros y negociadores. Le han dado a las distantes sesiones de Bruselas un aire mucho más de patio de cotilleos.

Cuando Tsipras abandonó repentinamente la Cumbre y se fue a Grecia a convocar un referéndum se creó el hashtag #TsiprasleaveEUsummit (Tsipras abandona la cumbre), y #thisisacoup (esto es un golpe), que se convirtieron en tendencias mundiales en Twitter (ver imagen de arriba).

El ex ministro griego de Finanzas Yanis Varoufakis (@yanisvaroufakis) convirtió Twitter en su altavoz. Denunciaba a los poderes que se confabulaban contra Grecia, aclaraba las falacias de los argumentos de los alemanes (según él), y hasta dimitió a través de la red cuando dijo: “Minister, no more!”.

Los países más beligerantes con Grecia no han sido los alemanes sino los bálticos. Los políticos de Estonia, Letonia  Lituania han arremetido contra los griegos diciendo que ellos, los bálticos, son más pobres, más austeros y no se quejan.

El presidente de Estonia, Toomas Hendrick (@ilvestoomas), usó Twitter para advertir a los griegos que “los acreedores de Grecia no son solo bancos”. Se refería a que son países pobres  que podrían perder más de 4% de su PIB si Grecia no devuelve  las ayudas prestadas.

Pero también han participado los europeos de la calle. Ellos han creado memes verdaderamente originales, y han cruzado comentarios que daban una visión del drama un poco más irónica y humorística del drama.

Si hay algo para lo que ha servido esta crisis es para centrar la atención de los europeos en los asuntos europeos (siempre tan aburridos), y crear debates que hacen ejercer a todos el sentido de la Politeia.

 

 

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas