Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘Atrapa la bandera’, ¿es una película genuinamente española?

30 agosto 2015 - 17:16 - Autor:

Se acaba de estrenar Atrapa la Bandera, otra película española que puede ser un éxito en muchos países.

¿Española? ¿Un niño que se llama Mike que vive en EEUU y cuyo padre es astronauta? ¿Un malvado que se llama Richard Carson y que no es de Extremadura?

Para triunfar a escala mundial parece que la salida más segura es parecer cine americano. Como de Hollywood. Presentar actores y personajes yanquis o por lo menos anglosajones, sean de Connecticut, Australia o Gran Bretaña. Es el modelo.

Planet 51, la cinta de dibujos animados, así como Las aventuras de Tadeo Jones, son españolas pero sus héroes son de yanquilandia. Recuperaron la inversión porque se estrenaron en muchas salas del planeta.

Lo imposible también fue un éxito. Es una cinta hablada en inglés con actores australianos, ingleses y norteamericanos, y parece hecha en Hollywood. Pero es española. Y buenísima.

Los alemanes descubrieron esta fórmula hace tiempo: la mayor parte de las películas de televisión de los sábados y domingos por la tarde son alemanas. ¿Lo dudan? Fíjense en los nombres de las actrices: Federika von Ullstein, Karl Lanecker, Hans Gramenauer… Son tan rubios y hermosos que pueden pasar por californianos.

No voy a poner en duda algo que tiene éxito. El modelo de Hollywood tiene tanto magnetismo, que para triunfar hay que parecerse a ellos.

Me gustaría que existiera algo como el neohumor español que tan bien se nos da. Y que triunfara en el resto del mundo. Pero hasta que llegue ese día, habrá que conformarse con imitar el cine de Hollywood.

Mientra funcione, no tengo nada que discutir.

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas