Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Artur Mas, posiblemente el político más inepto de la galaxia

30 septiembre 2015 - 7:28 - Autor:

Tiene pinta de ser un señor inteligente, pero el actual presidente de la Generalitat Artur Mas se ha ganado a pulso el título del político más inepto, inútil y torpe de la galaxia. Posiblemente.

Estas son las pruebas:

Todo empezó en 2010. La coalición conservadora que le presentó como candidato, CiU, ganó las elecciones con 62 escaños. Y aunque no era la mayoría, logró ser nombrado presidente de Cataluña. A partir de ahí, fue cuesta abajo y sin frenos.

En 2012 convocó elecciones anticipadas pensando que los catalanes estaban viviendo un momento emocional histórico. Acababa de celebrarse una Diada a la que acudieron cientos de miles (seguramente pasaron del millón) de catalanes.

Cuando se celebraron elecciones, en noviembre de ese año, CiU pasó de 62 escaños a 50. Batacazo. Pero Artur Mas debió pensar que la culpa la tenían otros.

Puesto que había emprendido una cruzada catalanista independentista, Artur Mas se sentía cada vez con más ganas de pasar a Wikipedia como George Washington en las colonias americanas.

Convocó un referéndum para noviembre de 2014 sabiendo que eso era ilegal. Se celebró un simulacro al que no acudieron los catalanes en masa, como él esperaba. Estaban convocados 6,3 millones de catalanes, pero solo fueron a las urnas poco más de dos millones.

Mas continuó con su guerra ultranacionalista (pues sentía que le daba alas como Red Bull), lo cual provocó que su coalición histórica (CDC con UDC) se rompiera.

Sin obstáculos a su radicalismo, Mas pensó que la culpa la tenían otros, seguramente gente de Vallecas. Prosiguió su desafío y convocó por fin elecciones para septiembre de este año, confiando en que ya no se trataba de una oleada catalanista: era un tsunami independentista. Se presentó en coalición con la izquierda republicana, que es como si el PP se alía con Izquierda Unida. No muy natural que digamos.

Resultado: otro batacazo. Ambas formaciones que tenían 71 escaños antes de las elecciones, acabaron con 62. ¿Podían ir peor las cosas? Por supuesto. Con Artur Mas las cosas siempre salen peor.

Porque, si quiere seguir con su cruzada, ahora tiene que pactar con un partido aún más de izquierda y más radical, CUP, cuyas metas son sacar a Cataluña del euro, de la UE, de la OTAN y de los boy scouts. La CUP ha dicho que no lo quiere ver de nuevo de presidente.

¡Genial, Artur!

Y encima, como anunció que se iba a tomar estas elecciones parlamentarias como si fuera un plebiscito, se dio otro tortazo:  casi un 52% de los catalanes no votaron a favor de los partidos independentistas.

Encima, dos días después, la Justicia la llama como imputado a declarar por haber convocado un referéndum en 2014 que era ilegal.

Cuando los alienígenas vengan a la Tierra y pregunten cuál es el político más torpe del planeta, los terrícolas señalarán a este señor con gafas que aún piensa que la culpa es de otros. Quizá de los marcianos.

 

 

¿Dónde está el tsunami independentista que todos temíamos?

29 septiembre 2015 - 7:59 - Autor:

¿Se acuerdan del ambiente que había antes de las elecciones?

Habíamos visto en la manifestación de la Diada a cientos de miles de personas que clamaban en Barcelona por una Cataluña independiente. Las banderas con la estelada ondeaban por todos los lados. En los mítines, los más entusiasmados eran Artur Mas y Raül Romeva. Estaban felices. Exultantes. Ya saboreaban la victoria.

Salvo Inés Arrimadas, la candidata de Ciudadanos, el resto de los candidatos o eran muy tristes como el del Partido Socialista o el del PP; o sufrían gastritis como el de Catalunya Sí que es Pot (el cabreo parece que es una marca de Pablo Iglesias).

Muchos españoles daban Cataluña por perdida. Estos van a arrasar. Las encuestas les dan mayoría. Tendrán mucho más: un 80%. Están exultantes. Pep Guardiola les apoya. Esa región está llena de esteladas. Odian a España.

No fue así.

Tomado voto a voto, la mayoría de los catalanes votó por partidos que no son independentistas. Y resulta los partidos independentistas han obtenido menos escaños que hace tres años. ¡Sorpresa!

Sorpresa tomando en cuenta que buena parte de la prensa catalana se ha arrodillado ante su poder central soberanista; la televisión pública TV3 se ha convertido en una palanca de marketing político de los independentistas; las escuelas catalanas son agencias de adoctrinamiento del ultracatalanismo; y existe un ambiente manifiesto en calles, barrios, empresas, sindicatos, clubes y asociaciones por la independencia.

Después de todo eso, los resultados me parecen heroicos.

Por eso me han sorprendido los análisis que dicen: “Miren señores, vamos a tener que admitir que el 50% de los catalanes son independentistas así que tendremos que pactar: Cataluña es una nación diferente”.

Yo pienso lo contrario: es casi milagroso lo que ha sucedido porque, a pesar de toda la maquinaria independentista, la mayoría de los catalanes no piensa así. De modo que vamos a tener que reconstruir los lazos con Cataluña apoyándonos en ese 50%.

¿50%? Pienso que si no fue a votar más de la cuarta parte de los catalanes, significa que hay muchos más que no cree en la independencia.

Insisto, yo pensaba que esto era imparable. Que iba a ser una ola. Un tsunami. Que nos íbamos a levantar como si estuviéramos en otro país. Que ahora estaríamos viendo caras de placer gritando. “Adeu Espanya”.

Pues no.

¿Lo sabremos aprovechar?

 

¿Qué es la CUP? Un partido ultracatalanista que odia al euro

28 septiembre 2015 - 8:35 - Autor:

Artur mas tiene un problema. Para obtener la mayoría en el parlamento catalán y gobernar hacia su proyecto independentista, debe pactar con la CUP. ¿Qué es?

Es la Candidatura d’Unitat Popular. Se creó en 1987. Tiene concejales en Cataluña y en la comunidad valenciana. Su programa coincide con el de Mas en el deseo de independizar Cataluña. Y poco más. En el resto, no encaja con el partido conservador de Artur Mas.

La CUP ha recaudado dinero para los presos de ETA y les han apoyado con camisetas y vídeos. Su página web tiene textos en euskara, ninguno en español. Vendría a ser la versión de Batasuna en Cataluña. Su líder es David Fernández (en la foto).

Este es el programa de la  CUP, según aparece en su página web.

1. Independencia total. Soberanía política, económica, energética, alimentaria, en salud y en educación.

2. Somos Países Catalanes. Construimos la República Catalana popular. Ruptura con el Estado español para hacer posible la independencia, llevar a cabo la Declaración Unilateral de independencia (DUE) y un proceso constituyente democrático y popular.

3. No pagaremos su deuda. Ruptura con la Troika para atender las necesidades de las personas. Desobedecer la Unión Europea y rompamos con el euro.

4. Los servicios públicos, ni tocarlos. Economía social, sostenible, que se detenga el TTIP (Tratado de Libre Comercio entre la UE y EEUU), se revierta las privatizaciones, se garantice salarios y pensiones, y se recupere la propiedad, la provisión y la gestión 100% pública y democrática de los sectores estratégicos de la economía. Basta privatizaciones, favores y clientelismos. Priorizamos la inversión en derechos sociales.

5. República Catalana decididamente igualitaria y feminista. Con plenos derechos para las personas inmigrantes, feminista, con el aborto libre y gratuito, que detenga la violencia contra las mujeres, reconozca el trabajo de cuidados y aplique políticas feministas y de liberación LGTBI (Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales, Intersexuales).

6. Tierra, agua y energía, patrimonio del pueblo. Ecologismo activo. Los recursos imprescindibles deben estar al servicio de las personas, gestionados de forma sostenible y no en manos de la especulación.

7. Alimentación sana para todos. Agricultura ecológica y campesina, sin transgénicos, ni productos químicos de síntesis. Queremos un sector primario al servicio de la gente. Superemos la Política Agraria Comunitaria (la de la Unión Europea) y frenemos la globalización alimentaria.

8. Repartamos los trabajos y la riqueza. 2 millones de pobres, un millón de parados, 200.000 desahucios. Y quien más tiene, menos impuestos paga. ¡Démosle la vuelta!

9. Libres de corrupción: radicalidad democrática. Luces y taquígrafos. La corrupción no es del sistema, fue el sistema. Habrá reconocimiento, reparación y garantías de que no se va a repetir.

 

-Doce frases para explicar los extraños resultados de las elecciones catalanas

Doce frases para explicar el extraño resultado de las elecciones catalanas

27 septiembre 2015 - 23:39 - Autor:

En teoría, las elecciones catalanas de este domingo eran simplemente autonómicas. Los catalanes iban a decidir un nuevo parlamento.

Pero desde hace muchos meses, los políticos independentistas anunciaron que, además, estas elecciones eran como un referéndum. Si los partidos independentistas obtenían más votos y escaños, entonces eso quería decir que la mayoría de los catalanes apoyaría la independencia.

¿Que ha pasado? Pues un galimatías porque es un resultado nada simple de analizar para los analistas. Veamos.

1. Los partidos independentistas que se unieron para formar Junts pel Sí (CDC y ERC) no han obtenido la mayoría absoluta. Solo 62 de los 68 escaños mínimos para gobernar con mayoría.

2. Para obtener esa mayoría, la coalición Junts pel Sí tiene que aliarse con otro partido independentista llamado CUP.

3. CUP aparte de independentista, dice en su programa que no pagarán la deuda, romperán con el euro, desobedecerán a la Unión Europea, nacionalizarán los sectores estratégicos y crearán una república catalana igualitaria y feminista. Pinchar aquí.

4. Junts pel Sí no quiere salir de la Unión Europea ni del euro. Solo les une a CUP la independencia.

5. Los partidos no independentistas han obtenido más votos que los independentistas. Pero debido al reparto de escaños del sistema electoral, no alcanzan la mayoría.

6. Teniendo en cuenta lo anterior Artur Mas ha perdido el referéndum, si consideramos estrictamente un hombre un voto.

7. Los partidos que se unieron para formar Junts pel Sí (CDC, ERC) obtuvieron juntos 62 escaños en estas elecciones, menos escaños que cuando se presentaron por separado en 2012: entonces tuvieron 71 votos conjuntamente.

8. Los dos partidos que han obtenido más crecimiento desde las anteriores elecciones han sido Ciudatans (de centro, que pasó de 9 a 25) y CUP (izquierda separatista radical, de 3 a 11).

10. CUP es el equivalente a lo que en su momento fue Batasuna: su web está en catalán y en euskera y manifiestan su odio al estado español.

11. El PP y el PSOE han perdido escaños desde las elecciones de 2012: de 19 y 20 a 11 y 16. Un fracaso.

12. Catalunya Sí que es Pot, el partido apoyado por Pablo Iglesias, era una nueva coalición (ICV, Equo, EsquerraUnida, Podemos) pero ha logrado 11 escaños. Habrá que analizar de dónde viene cada votante de esta formación: ¿habrá alguno robado a Esquerra Republicana que no quieren la independencia? ¿Al PSUC?

El votante ‘last minute’ puede dar algunas sorpresas en las elecciones catalanas

26 septiembre 2015 - 14:27 - Autor:

¿Saben cuál es la gran diferencia entre estas elecciones catalanas y las anteriores?

Que hasta ahora lo que habían votado no cambiaba su moneda, sus ahorros, su pensión, su empleo, su territorio ni su estatus. Seguían siendo españoles, seguían usando el euro, seguían cobrando sus pensiones y seguían manteniendo su puesto de trabajo.

Esto es otra cosa.

Su voto puede poner en peligro todo eso. No sé hasta que punto pero desde luego, en las elecciones anteriores no se hablaba de que Cataluña podía salir de la UE. En estas sí.

Para aquellos votantes que apoyan la independencia de Cataluña no habrá temblor ante la urna: votarán por alguno de los partidos independentistas.

Pero habrá otros que sufrirán el síndrome del ‘last minute‘, como los viajeros que aprovechan las ofertas ‘last minute‘ de las aerolíneas. Y cambien el voto en el último minuto.

Los más conservadores podrían inclinarse por Ciutadans o UDC. Si son de izquierdas, podrían hacerlo a Catalunya si que es Pot, el de Pablo Iglesias.

Estos votantes last minute se han retratado en las encuestas como favorables a la independencia. Han ido a la Diada. Pero mañana podrían cambiar su voto del corazón a la cabeza.

Por qué el Quijote se le atraganta a algunos catetos en Cataluña

25 septiembre 2015 - 20:20 - Autor:

El 21 de abril de 1998 se presentó en Barcelona una de las mejores ediciones del Quijote que se hayan hecho jamás: se trataba de la versión dirigida por el académico Francisco Rico, labrada por un montón de investigadores y patrocinada por el Instituto Cervantes.

¿Saben quién estaba en el acto? Jordi Pujol. El president dio un discurso y dijo que Cervantes era patrimonio de todas las culturas como Goethe y Dante pero…

Pero ¿qué?

Pues que la Divina Comedia de Dante era “definidora de la lengua”. Dio a entender que Don Quijote definía otra lengua, pero no la catalana.

La gente se revolvió en sus asientos. ¿Hasta ahí podía llevar el catalanismo rampante?

Pues sí: a don Jordi le repateaba que el Quijote no estuviera en catalán, y que Cervantes no lo fuera. Ya en una ocasión dijo: “Nosotros no podemos ir por el mundo con el nombre de Cervantes, por muy admirable y fundamental que sea; hemos de representarnos con nuestra propia identidad”.

Esa burda opinión revela lo que ha pasado en Cataluña en los últimos años. Ha sido un proceso lento de separación cultural, maquinado por un grupo de catetos que han ido tomando poco a poco el control de la cultura hasta convertir esa región en una Ínsula Barataria. Cualquier cervantista se quedaría perplejo de cómo se ha manipulado desde la historia hasta la literatura.

Supongo que a estos catetos, como a Pujol, les molesta que Barcelona sea una de las toponimias de la segunda parte del Quijote. En su recorrido no pasa por Murcia, ni Asturias, ni Galicia. Don Quijote recorre La Mancha, toca Andalucía, sube hasta Aragón y llega a Cataluña.

Cervantes, además, fue apresado por los piratas berberiscos cuando estaba a punto de tocar con su flotilla las costas catalanas, por Cadaqués. Cervantes combatió en la batalla de Lepanto, en la misma en que la nao capitana comandada por Juan de Austria, había sido fabricada en Barcelona con madera catalana. Hoy una réplica de La Real se conserva en el Museo Naval de Barcelona.

La primera edición conjunta en español de las dos partes del Quijote se imprimió en Barcelona en 1618. La gran falsificación de la segunda parte de Don Quijote se imprimió en Barcelona, y gracias a ella, Cervantes se tuvo que apurar en sacar la verdadera segunda parte. Muchos dicen que la falsa es muy buena también.

Una de las mejores ediciones del mundo en español, la de Rico, se imprimió en Barcelona, en la Editorial Crítica.

Cervantes y el Quijote representan lo español, tal como se entendía hace 400 años y como se debería de entender ahora, si no fuera por los catetos que intentan crear de repente un territorio con sus “singularidades y diferencias” tan “singulares y diferentes” como puede serlo Galicia, Asturias o La Rioja con el resto de España.

Si le hubieran dicho a Cervantes que cuatro siglos después, unos catetos iban a fomentar la independencia de Cataluña basada en “singularidades históricas”, habría pensado que le tomaban el pelo.

Para cualquier catalán, Don Quijote es tan suyo como Tirant lo Blanch o Amadís de Gaula.

 

Estábamos equivocados: los verdes eran los norteamericanos, no los alemanes

24 septiembre 2015 - 5:34 - Autor:

En el verano de 1943, los habitantes de Los Ángeles se levantaron sorprendidos por un fenómeno que no habían visto nunca. Mucha gente estaba yendo a los hospitales angustiada por la falta de respiración. Vomitaban. Les escocían los ojos. Tenían dolores de cabeza. Algunos pensaron que era un ataque de armas químicas alemanas o japonesas. Estaban en medio de la Segunda Guerra Mundial.

Se dieron cuenta de una cosa. La ciudad estaba sumergida bajo una nube gris de contaminación No podías ver más allá de tres manzanas. Pensaron que era por los humos una fábrica de neumáticos. La cerraron. El fenómeno continuó. Lo llamaron smog. (Vean el  curioso documental de abajo).

En 1945, la ciudad de Los Angeles creó la primera oficina mundial para el control de humos, Bureau of Smoke Control. Era para medir las emisiones de gas. Europa ni pensaba en eso: ya tenía bastante con reconstruirse de sus ruinas.

En 1963, siete años antes que en cualquier país europeo, el gobierno de los Estados Unidos aprobó la primera ley para la pureza del aire -Federal Clean Air Act-, que fue la primera piedra de lo que posteriormente serían las políticas medioambientales de control de emisiones de CO2 en todo el mundo.

Esto suponía controlar sobre todo las emisiones de los coches, imponiendo normativas cada vez más exigentes.

Pues bien, a pesar de que los Estados Unidos han sido los pioneros en la lucha contra la contaminación, alguien en Volkswagen pensaría que eran unos catetos. Que les podía engañar.

En 2008, los representantes de VW en EEUU comenzaron a manipular los programas informáticos que controlan las emisiones de gases contaminantes en algunos modelos diesel dirigidos a ese mercado.

Pero les han pillado. Pensarían que los norteamericanos se la pasan todo el día contaminando, y que como los alemanes tienen la fama de verdes, no sospecharían nunca. Hay que ser ignorantes. Eso es lo que se pregunta la prensa alemana ahora.

Hay que ser tonto e ignorante para no saber la cantidad de normas e instituciones en EEUU que protegen el medio ambiente. Y la cantidad de organizaciones ecologistas y activistas que vigilan a las empresas porque no quieren un planeta más sucio.

De modo que por esa mezcla de soberbia e ignorancia, Volskwagen va afrontar un golpe muy duro. No sé si el más duro de la historia porque la empresa ya tuvo que reconstruirse tras la Segunda Guerra Mundial. Pero le costará mucho levantarse.

PD: les dejo esta página web sobre la historia de la calidad de aire en California. Me ha llegado vía Die Welt de donde he tomado la idea.

 

 

La vulgar manipulación de Wikipedia por los radicales independentistas

23 septiembre 2015 - 9:04 - Autor:

¿Conoce usted a Gunther Dauwen? ¿Y a Johannes Hahn? ¿Le suena Alain Gagnon?

Si hace una búsqueda en internet, encontrará que unos son políticos de segunda fila, y el otro un intelectual quebequés desconocido. Pero tienen algo en común: han hecho declaraciones a favor del independentismo catalán.

La versión catalana de Wikipedia (llamada Viquipèdia) está plagada de tretas parecidas para confirmar que hay un movimiento mundial en favor del derecho a decidir y de la soberanía catalanas.

Así aparece en la entrada titulada ‘procés independentista català‘, donde se hace un resumen de opiniones mundiales seleccionadas por el editor catalán de Wikipedia para favorecer su propia causa.

En el apartado ‘Posició dels partits europeus’ no aparece ninguna discrepancia. ¿No suena raro?

En el apartado “Posició d’acadèmics internacionales” todas las declaraciones son favorables a las tesis independentistas.

Lo mismo pasa en el apartado “Mitjans de comunicación internacionales” donde extraen opiniones de Financial Times a favor, pero no las que han publicado muchos medios internacionales, incluido el FT, sobre los riesgos.

Uno de los apartados más hilarantes es el de la “posición de los governs”, donde el gobierno más citado es el de Andorra. ¿Y las declaraciones de Cameron, Obama, Merkel en contra? ¿Y las declaraciones de Juncker en contra?

Quienes han escrito ese apartado de la Wikipedia catalana se han saltado las reglas de Wikipedia. Una de ellas es que hay que ser imparcial y que hay que ofrecer múltiples puntos de vista. Es decir, hay que ser honestos con el lector. No manipularle.

“Wikipedia busca el ‘punto de vista neutral’, es decir, intenta conseguir que los artículos no aboguen por un punto de vista en concreto. Esto requiere ofrecer la información desde todos los ángulos posibles”, dice una de las reglas de oro de Wikipedia.

Pero la selección de opiniones de la entrada ‘procés indepentista català’ es tan sesgada, parcial y absurda que solo se puede pensar en que le han colado un gol a Wikipedia.

¿Qué demuestra todo esto?

Que detrás del marketing político de Artur Mas hay una lucha ideológica de los independentistas por manipular todos los aspectos de la vida cultural catalana. Un niño que lea eso, se creerá al final que la mayor parte del planeta, desde intelectuales a grandes gobernantes, está de acuerdo en que Cataluña debe ser independiente porque solo trae beneficios.

Esta lucha ideológica se ha llevado a cabo en muchos frentes: en la escuela con los libros de texto sesgados; en TV3 al servicio de las tesis de los partidos independentistas; en las redes sociales y agregadores de contenidos; y en muchos medios de comunicación catalanes, sufragados por el poder político.

Los comisarios ideológicos han influido en la opinión pública catalana lenta pero eficazmente hasta convertirla a la causa independentista: en 2005 apenas el 16% de los catalanes aprobaba la independencia. Hoy, el 50%. ¿Cómo se justifica un cambio tan rápido en tan poco tiempo?

 

 

Los banqueros están metiendo miedo a Artur Mas porque ha mentido

22 septiembre 2015 - 12:46 - Autor:

En mis 30 años de profesión periodística escribiendo de economía nunca había visto lo que ha pasado en los últimos días: los bancos lanzando alertas de peligro.

La semana pasada fue la Asociación Española de Banca la que dijo que si se seguían dando pasos hacia la independencia de Cataluña, los bancos se irían.

Artur Mas pensó que era una amenaza burda ‘de los poderes financieros’.

Y ayer, el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, dio un paso más y dijo que podría estallar un ‘corralito’, esto es, que los bancos catalanes se quedaran sin dinero debido a la salida de capitales. De ahí a la quiebra solo hay un paso.

Jamás, repito, jamás he visto a los banqueros hacer declaraciones tan temerarias.

Desde que estoy en el periodismo económico, si había algo difícil de sacar era una declaración de cierto calado a los banqueros. Siempre respondían con evasivas: todo va bien, no hay que preocuparse, todo está bajo control… Son maestros de la cautela porque saben que no se puede jugar con el dinero.

Incluso en los peores tiempos, hace cinco años, decían que las cosas estaban controladas.

Entonces, ¿cómo hay que interpretar las declaraciones de estos días? Como una verdadera ‘alerta roja’. Es para asustarse. Lo dicen en serio.
Si lo han dicho ha sido porque los depósitos de millones de catalanes están en peligro.

Quien lo ponga en duda que mire lo que ha pasado en Grecia. La simple amenaza de que podían salir expulsados del euro, provocó la huida de los capitales. Los mismos griegos sacaban euros de los bancos y se los llevaban a su casa o afuera.

Artur Mas no va a dar marcha atrás, pero por primera vez le he visto asustado. Cuando ayer daba un discurso diciendo que les quieren meter miedo con lo del corralito, como si se tratara de gallinas, lo vi crispado y con cara de terror.

Me puse en la piel de alguno de los catalanes que estuviera escuchándole y me dio aún más terror.

Todo lo que están diciendo los bancos, el Banco de España, las empresas, las patronales y los sindicatos es cierto: el proceso independentista puede golpear los depósitos, el sistema financiero y a las empresas, dejando a la gente sin trabajo, y a los ahorradores sin dinero.

Si por lo menos, Artur Mas hubiera dicho a los catalanes algo así como: “Mirad, si estáis de acuerdo conmigo en la independencia, sabed que podemos salir del euro y de la UE”.

Por lo menos habría sido honesto.

Pero no lo ha dicho. Ha ocultado esa información a los catalanes. Ha dicho lo contrario. Ha mentido.

Y ha hecho entrar al país entero en alerta roja.

 

Las terribles coincidencias entre la Grecia de Tsipras y la Cataluña de Mas

20 septiembre 2015 - 21:10 - Autor:

Lo que ha pasado en Grecia con Tsipras es un anuncio de lo que le puede pasar a Cataluña si sigue a Artur Mas.

Vean las coincidencias.

En Grecia, Alexis Tsipras anunció el año pasado que no se podían aceptar más recortes sociales para pagar la deuda y, apelando al nacionalismo griego, dice que va a poner en marcha un proceso para restaurar la soberanía nacional.

Se convocan elecciones en enero y el partido de izquierda de Tsipras gana. Pone en marcha un plan de gastos públicos, negándose a aceptar los dictados de Bruselas.

Entonces, sucede lo contrario de lo que esperaba: le cortan el crédito, los capitales huyen y se queda sin dinero para pagar los gastos del Estado.

Bruselas insiste en que debe pagar sus viejas deudas si quiere seguir recibiendo dinero.

Como Tsipras se niega a aceptar esas condiciones, convoca un referéndum para que el pueblo griego le diga si aceptan esas condiciones.

En el referendum, el pueblo griego dice que no aceptan esas condiciones porque ellos son soberanos.

Al volver a negociar con los poderes económico-financieros del BCE, Bruselas y el FMI, estos le imponen unas condiciones más duras que antes. Si no las acepta, no le prestan más dinero para seguir su aventura. Eso puede significar la quiebra del estado griego.

Ante la escapada de capitales, los bancos griegos imponen el corralito y los griegos se ven sin posibilidad de sacar más dinero de sus bancos.

Tsipras acepta las condiciones, hace el ridículo, dimite y convoca otras elecciones porque no se siente legitimado. Su partido se ha dividido en dos.

Se celebra de nuevo un proceso democrático (el tercero en este año), y el pueblo griego le da su voto, pero menos que antes. Va a tener que pactar con los nacionalistas de derechas porque no tiene la mayoría. Todo ha sido un paripé.

Ese es el punto en que estamos. Es decir, Tsipras no tiene la mayoría y encima va a pagar la deuda sin perdón.

Y ahora, veamos lo que ha pasado en Cataluña.

Artur Mas ve el momento propicio para romper con el centralismo español y exacerba el nacionalismo catalán apelando a las ventajas de la independencia económica.

Mas convoca elecciones prometiendo que, si gana el voto nacionalista, pondrá en marcha un proceso que desembocará tarde o temprano en una declaración de independencia para cortar los vínculos con el estado central.

Mientras tanto, los poderes financieros le advierten de que está jugando con fuego y que si sigue así, los capitales van a huir de Cataluña, la inversión va a escapar y no tendrá forma de financiar sus deudas. Puede producirse un corralito. Y hasta la quiebra.

Mas, como Tsipras, cree que son amenazas sin fundamento, se ríe de ellas y sigue su proceso histórico.

En ese punto está ahora la situación en Cataluña. ¿Y después?

Seguramente, como dicen las encuestas, el próximo domingo el voto independentista sea mayoritario y entonces Mas se encontrará legitimado, como Tsipras, para lanzar su proceso independentista.

En algún momento de ese proceso, cuando se haga una declaración más radical, o se tome una medida más desafiante, el dinero, que es tan miedoso, comenzará a salir de los bancos y cajas, y entonces se puede crear un corralito en las instituciones financieras catalanas.

Solo el rescate de los bancos centrales europeos, permitiría salvar a Cataluña de la quiebra. Y en ese momento, le puede suceder a Mas lo mismo que a Tsipras: que tendrá que echar marcha atrás, traicionar sus promesas y admitir otra realidad. ¿Convocará nuevas elecciones? Si lo hace, estará tan debilitado que no obtendrá la mayoría.

Creo que Mas llegará hasta esa fase. Ya no le importa. Pero el daño económico que va a hacer al pueblo catalán será muy profundo. Y lo más triste es que no le han valido de nada las lecciones aprendidas por Tsipras en Grecia.

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas