Saltar al contenido

« ver todos los blogs

A los votantes de Podemos les molestan los reportajes de Antena 3 sobre Venezuela

31 Mayo 2016 - 15:44 - Autor:

Un equipo de reporteros de Antena 3 ha estado varias semanas en Venezuela grabando un programa que se ha emitido en varios capítulos. Ya no son colas: los venezolanos confiesan pasar hambre. En un momento, una mujer le increpa a un policía antidisturbios que no tiene para dar de comer a su hijo pequeño. Otras venezolanas muestran sus neveras: ensaladas hechas con algo de remolacha; restos de carne que les ha pasado un familiar; pasta…

No tener comida en un país que nunca ha tenido problemas de abastecimiento es algo que solo tiene una explicación: el gobierno. Uno de los entrevistados lo explica: desde que se nacionalizó la empresa que distribuía semillas, el campo empezó a fallar.

Muchos votantes de Podemos siguen creyendo que se trata de una guerra económica. Sería verdad si las empresas que ahora controlan la producción fueran privadas. Pero son públicas. Desde las semillas al café, pasando por embotelladoras o ganaderas, todo eso cayó en manos de gestores del estado que no tenían ni idea de lo que es un balance. Las han arruinado.

Dos aerolíneas han anunciado esta semana el fin de sus operaciones con Venezuela. Sería una guerra económica si fueran aerolíneas de Miami o de España. Pero una es la chileno-brasileña Latam, países con gobiernos de izquierdas actualmente, y la otra es la alemana Lufthansa, país que no tiene ningún contencioso con Maduro.

Los programas como el emitido por Antena 3 molestan a los simpatizantes de Podemos porque les van dejando sin excusas. Se les derrumba el edificio.

A esas alturas ese votante no debería tragarse las mentiras de que en Venezuela existe un paraíso. No es un paraíso. Las imágenes son demasiado elocuentes. No solo las de Antena 3 sino las que se pueden encontrar en las redes sociales. Venezolanos que imploran ayuda, venezolanos que piden medicinas, venezolanos que denuncian la dictadura. En el reportaje de Antena 3 salía un padre que había perdido a su hijo pequeño porque no encontraron medicinas.

Estos reportajes duelen a quienes aman ese país porque, sin que exista un cataclismo, un desastre natural o una guerra civil, Venezuela está sufriendo las consecuencias como si todo ello hubiera sucedido a la vez.

Mis padres, enterrados allí, jamás lo habrían imaginado.

 

 

A los emprendedores hay que prepararles para perder, no para ganar

30 Mayo 2016 - 16:59 - Autor:

 

Creo que no he visto una afición tan preparada para perder como la del Atleti. Cuando salían del partido, gritaban que sería el año que viene. Para mí, eso es más importante en la vida que ganar. Como filosofía de la vida, digo.

Porque la historia de todo ser humano es la historia de sus fracasos: suspensos en clase, castigos, decepciones amorosas, despidos, fracaso empresarial…

Tarde o temprano nos pasará alguna de estas cosas y la mayoría no está preparada para ello. Pero cuando lo superan son más fuertes.

En el caso de los emprendedores, creo que su filosofía de la vida debería ser como la de esos equipos que pierden pero se levantan. Para mí, es más importante señalar a los emprendedores la resistencia a los errores y a la mala suerte, que ponerles ejemplos de éxito. Lo mejores casos de estudio de las escuelas de negocios son aquellos que muestran cómo una persona fracasó una y otra vez hasta que logró triunfar.

En mi caso, me ha servido más en la vida todo lo que he aprendido de mis fracasos. Me ha dado más recursos. Pero no siempre es así.

El 90% de las pymes fracasa antes del tercer año porque no están preparadas para los golpes. Se les viene el mundo encima cuando fallan sus previsiones, cuando se quedan sin dinero, cuando abren la persiana y no venden. Cuando se les acumulan las facturas y el banco no amplía la línea de crédito. No lo pueden soportar.

Hace poco escuché una charla del fundador colombiano de una cadena de gimnasios llamada Bodytech. Eran unas charlas dentro de una convención llamada Endeavor, en Bogotá. Este chico dijo que se les acabó el dinero. Entonces fueron a buscar dinero a fondos de inversión, empresarios de capital riesgo. ¿Otro gimnasio? Pero les convencieron y ahora están por toda Colombia.

¿Qué les convenció a estos financiadores? Que los emprendedores de Bodytech se creían su proyecto, a pesar de que estaban al borde de la ruina.

 

Contribuyentes contra okupas: las contradicciones le estallan a Ada Colau

29 Mayo 2016 - 14:52 - Autor:

Muchos comercios del barrio de Gràcia en Barcelona no pueden abrir en estos días como quisieran porque los combates entre los okupas de un local privado y los Mosssos de Esquadra han convertido la zona en una territorio bélico.

Me imagino lo que pensarán esos comerciantes.

“Unas personas que no pagan alquiler de local como yo, que no pagan impuestos, como yo, y que no generan puestos de trabajo como yo, están cabreadas y revueltas, destrozando mobiliario y amenazando la paz del barrio”.

Estos cabreados son los okupas. Hace varios años ocuparon un local cerrado que era de un banco. Y luego ese local fue comprado por un empresario para montar un negocio.

Para que los okupas no se cabrearan, el anterior alcalde, el convergente Trias, les pagó sin que ellos lo supieran, 66.000 euros al año de alquiler. ¿Qué pensarían ustedes si fueran comerciantes?

Luego llegó Ada Colau y suprimió el alquiler. Los okupas se cabrearon, convocaron manifestaciones y acabaron destrozando locales, mobiliario y cajeros por valor de más de 60.000 euros. Los comerciantes han tenido que cerrar sus negocios. ¿Quién les paga el lucro cesante? ¿Los okupas?

Y encima, la alcaldesa simpatiza más con los okupas que con los comerciantes. Simpatiza con los que no pagan impuestos, con los que han violado la propiedad privada y con los que le montan manifestaciones, insultando a la policía.

Estaba leyendo los comentarios de los barceloneses en La Vanguardia, y la mayoría dice lo que aquí expreso. Incluso son más duros: exigen a los okupas que trabajen o que vayan a okupar la casa de Colau.

Colau ha pedido a la policía que se modere, y ha prometido dar otros locales a los okupas. Supongo que los comerciantes estarán encantados. Se sentirán como prostitutas que encima ponen la cama. Porque quienes pagan todo esto son los contribuyentes. Las actividades de los pequeños empresarios son las que sufragan las actividades de los okupas.

Luego exigirán justicia social y estado de derecho.

Breve historia de la guerrilla en Colombia: de la revolución al narcotráfico

28 Mayo 2016 - 14:55 - Autor:

Ahora que la periodista española Salud Hernández Mora ha sido liberada por la guerrilla del ELN, es el momento de preguntarse, ¿qué pasa con la guerrilla en Colombia? ¿En qué momento están las negociaciones de paz? ¿Cuántos grupos armados existen? ¿Qué pretenden?

En los años sesenta, nació y se extendió por toda América Latina el fenómeno de las guerrillas. En teoría, su objetivo era implantar la justicia social. Pero la realidad es que muchos de esos grupos estaban promovidos por Fidel Castro, quien incluso llegó a entrenarles con tácticas subversivas en Cuba. Para evitarlo Estados Unidos intervino con espías, fondos, armas y dinero en muchos países de Latinoamérica, desde Chile a Nicaragua.

En el caso de Colombia, en los años cincuenta un grupo de miembros del Partido Comunista Colombiano intentaron crear una comunidad en Tolima y al final en Huila, dos departamentos del país. En 1964 nacieron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia después de varios enfrentamientos armados con el Ejército colombiano.

Por esas mismas fechas nació el otro gran grupo armado: el Ejército de Liberación Nacional, liderado por estudiantes formados y adoctrinados en Cuba.

Desde entonces, esos grupos han asesinado soldados, policías y civiles. Han secuestrado a miles de personas, políticos y militares, y han perpretado actos terroristas por todo el país, sembrando de minas muchas zonas.

Con el tiempo, para conseguir financiación, estos grupos se dedicaron al narcotráfico.

Primero solo y luego con la ayuda de Estados Unidos, los sucesivos gobiernos colombianos han combatido a la guerrilla. El resultado de todo ello ha sido una guerra que ha causado siete millones de víctimas, 6,7 millones de desplazados (casi tantos como Siria), 220.000 homicidios, 74.000 víctimas de ataques a poblaciones, 45.000 víctimas de desapariciones forzadas y 30.000 secuestros. Las cifras las he copiado literalmente de las declaraciones del actual representante del gobierno colombiano en la mesa de negociaciones con la guerrilla en La Habana, Humberto de la Calle.

Comparemos: ETA mató a casi mil personas. La guerra del gobierno y las guerrillas (FARC, ELN y otras) ha derivado en 220.000 muertos.

Hay zonas controladas por la guerrilla, como se acaba de demostrar en el secuestro de Salud Hernández Mora en Catatumbo. Eso está al noreste del país. Allí está el ELN. Pero las FARC están al sur. Llegaron a asediar Bogotá, hasta el punto que el gobierno tenía que organizar caravanas vigiladas por el ejército para salvaguardar a los bogotanos que deseaban salir de fin de semana a los alrededores.

De entonces, nació un gesto que perdura aún hoy en Colombia. Cuando se acerca un vehículo, los militares alzan el pulgar, y los civiles les devuelven el saludo.

El conflicto se puede medir por la presencia del ejército en las ciudades: los cuarteles en Bogotá ocupan amplias zonas. Los soldados están desplegados por todos los sitios, lo cual es una muestra que todavía se vive el conflicto, aunque el presidente prefiera hablar de posconflicto.

Cuando Alvaro Uribe fue nombrado presidente del país, la ofensiva del ejército contra la guerrilla se acentuó. Como respuesta, las FARC sembraron  miles de minas antipersona por extensas zonas del país. Querían proteger sus campamentos y sus cultivos de coca.

En las negociaciones de paz que están teniendo lugar en La Habana hay muchas cosas que chirrían. Para empezar que sea en La Habana. Y en segundo lugar que se sienten de igual a igual gobierno y terroristas.

Es como si el gobierno español se hubiera sentado a negociar con etarras en París.

Los guerrilleros, que en realidad son terroristas, piden territorios, amnistía, inclusión social y diputados nacionales y locales, así como concejales en los municipios. Quieren que se les garanticen derechos políticos a los guerrilleros estén libres o presos.  Una de las cosas que ya se ha acordado es que los jóvenes hasta 14 años abandonen la guerrilla y no sean perseguidos penalmente por ello.

Pero todavía la guerrilla no ha entregado las armas y no tiene muchas ganas de entregarlas. Tampoco se ha arrepentido de sus acciones. Como un acto de gracia, los terroristas señalarán las zonas de desminado para que una ONG noruega proceda a limpiarlas con el apoyo de guerrilleros. “Para desminar solo un metro cuadrado se necesita por lo menos seis horas y el costo puede llegar a los 20 dólares (18,4 euros). Para desminar los más de 688 municipios en los 22 departamentos sembrados de estas trampas explosivas se necesitarán unos 10 años y recursos por valor de más de 100 millones de dólares (92,22 euros)”, decía una noticia de El Periódico.

Todo esto lo ha denunciado Salud Hernández Mora desde sus artículos en El Tiempo.

En teoría, el acuerdo debió de firmarse el 23 de marzo pasado. Pero no es fácil pactar todo eso y que la opinión pública colombiana se lo trague. No es un sapo. “Es un dinosaurio”, decía Salud.

 

Los que están hartos de Venezuela no se acuerdan del boicot a Sudáfrica

27 Mayo 2016 - 8:19 - Autor:

El otro día un columnista tituló así: “Hasta los huevos de Venezuela”.

“Estoy cansado de abrir un periódico, escuchar la radio o las noticias en televisión y que este país latinoamericano se lleve tanta atención”.

Luego sacaba un montón de cifras para demostrar que nuestras exportaciones a ese país eran mínimas, que los venezolanos no son ni de lejos una comunidad potente en España, y por último decía que hay países que están peor que Venezuela.

Según ese columnista, hablamos de Venezuela para desviar la atención de nuestros problemas internos.

Supongo la última movida del gobierno español de convocar al consejo de seguridad le parecerá otra maniobra de distracción.

Claro: no se acuerda de lo que pasó a escala internacional hace décadas para obstruir al apartheid en Sudáfrica.

A finales de los años ochenta, pasaba lo mismo que en Venezuela. El mayor disidente de Sudáfrica estaba en la cárcel tras un juicio sospechoso . Se llamaba Nelson Mandela. Había sido acusado de sabotaje y conspiración para derrocar el gobierno. Intento de golpe de estado. Lo mismo que a Leopoldo López.

En Sudáfrica había una segregación racial. En Venezuela hay segregación política. Los chavistas usan el poder para perpetuarse, impiden maniobrar a la oposición, controlan los medios de comunicación y además roban con todo el desparpajo del mundo.

El boicot internacional al apartheid y al gobierno sudafricano fue terrible. Millones de personas en todo el mundo dejaron de comprar en las gasolineras Shell o Coca Colas porque estas compañías comerciaban con el gobierno sudafricano. La prensa hablaba constantemente de Sudárfrica, denunciando el régimen segregacionista de blancos y negros. Pero Sudáfrica resistía al tener tantos recursos naturales e industriales, y comerciaba sobre todo con el resto de África.

Al final, Sudafrica admitió elecciones libres, sacó a Mandela de prisión y acabó el boicot. Es decir, la presión internacional sobre un país como Sudáfrica obligó a cambiar las cosas.

A los que están hartos de que se hable de Venezuela les pediría que escogiesen un país del planeta donde se estén matando 28.000 personas al año sin que haya una guerra civil, donde el gobierno usa al Tribunal Supremo para bloquear a la asamblea, donde el gobierno usa fondos públicos para subvencionar actividades del partido de gobierno, donde los papeles de Panamá demuestran que el gobierno está lleno de ladrones, donde la inflación está empobreciendo a la nacíón con más petróleo del mundo, donde el país está dirigido desde Cuba y donde el presidente insulta a los presidentes de otros países.

Ese país es Venezuela. Quien no se una a la campaña contra esa dictadura es parte de ella. Como dijo una vez Desmond Tutu, enemigo del gobierno de Sudáfrica de entonces, “si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor”.

La verdad sobre las manifestaciones de ‘okupas’ en Barcelona contra Ada Colau

26 Mayo 2016 - 11:09 - Autor:

El 22 de octubre de 2011 un grupo de personas ocupó local en el barrio de Gracia de Barcelona para desarrollar toda clase de actividades sociales y culturales.

El local, en una planta baja, estaba cerrado. Pertenecía a Catalunya Caixa. Y Catalunya Caixa fue intervenida por el estado, antes de que quebrase. Nacionalizada.

Para aliviar su deuda, Catalunya Caixa se puso a cerrar sucursales. La de la Travesera de Gracia era una de ellas.

Sin embargo, ese local fue ocupado como una acción simbólica para protestar por la crisis y la deuda hipotecaria. Según informaba La Vanguardia, “albergaba diferentes colectivos asamblearios vinculados al barrio, como la Assemblea de la Vila de Gràcia o el grupo Xaingra –promotor de un conocido mercado de intercambio trimestral–. Acogía numerosas charlas de temática anticapitalista y diferentes servicios autogestionados que aspiraban a atender gratuitamente las necesidades de los vecinos con menos recursos y de los que buscan formas de vida alternativas, por ejemplo un banco de alimentos, una asesoría de vivienda, una biblioteca, un ‘ropero’ y clases de idiomas, costura o tai-chi”. Lo llamaron Banc Expropiat.

En 2013, el propietario del local, el estado, lo vendió a un promotor inmobiliario que lo quiere destinar a una actividad comercial. Este promotor exigió el desalojo del local.

En 2015, cuando el propietario estaba a punto de desalojar el local, llegó el alcalde de la ciudad y le pagó el alquiler por un año: 66.500 euros. Según La Vanguardia, el alcalde, el conservador Xavier Trias, estaba “a las puertas de elecciones”. Según eldiario.es, los ocupantes no sabían que la alcaldía estaba pagando el alquiler.

Pero Trias perdió las elecciones. Cuando llegó el equipo de Ada Colau, los ocupantes se enteraron de que la alcaldía pagaba el alquiler y le dijeron a Colau que  no deseaban “paternalismos”. Colau suspendió el acuerdo con el propietario. Entonces, el propietario del local exigió que los colectivos abandonaran el sitio.

Estos colectivos entonces lanzaron una amenaza a Ada Colau y a sus concejales: nos convertiremos en vuestra “peor pesadilla”. Hace varios días, cuando la policía entró para desalojar el local, estos colectivos lanzaron anuncios incendiarios por Twitter diciendo que se concentrarían en las plazas cercanas e intentarían volver a ocuparlo. Se prendió la mecha de las protestas.

Por la noche, varios grupos intentaron volver al local. Entonces se desataron las batallas campales entre los colectivos y los Mossos d’Esquadra. La policía detuvo a un manifestantes y les abrió ficha policial.

Un concejal del ayuntamiento se comunicó con la policía para persuadirles de que no abrieran ficha a los ocupantes y manifestantes. A la policía no le gustó el gesto porque varios Mossos habían resultado heridos aparte de ser insultados.

Colau ofreció otro local a los ‘okupas’ pero los colectivos se negaron porque no querían más ‘paternalismo’. Querían ese local.

Colau les dijo que el desalojo lo promovió el propietario. De paso afirmó que el anterior alcalde pagó al alquiler para evitar “ruido”, es decir, para conservar la paz social, según informaba eldiario.es. Todo se debe a que hace años, Trias sufrió terribles manifestaciones por un desalojo parecido, el de Can Vies.

Esta de Gracia es la primera gran manifestación contra la gestión de la alcaldesa. Una gran contradicción porque la alcaldesa simpatiza con estos movimientos, pero no quiere pagar el alquiler. Prefiere cederles otros edificios públicos, según ha dicho, pero los ocupantes se niegan.

Colau, según la Vanguardia, se ha preguntado ‘quién hay detrás” de estas manifestaciones.

Entre los manifestantes contra el desalojo y contra Colau estaban un concejal de la CUP, el partido anticapitalista que apoyó a Colau en su investidura como alcaldesa de Barcelona.

 

 

 

Podemos no quiere que se use Venezuela como ‘arma política’ porque les estalla

25 Mayo 2016 - 6:00 - Autor:

Pablo Echenique, secretario de organización de Podemos, dijo hace unas semanas que no se debería utilizar la situación de Venezuela como “arma política” para ganar votos  en España.  Seguro que les molesta que Albert Rivera o Felipe González viajen a Venezuela, y se encuentren con familiares de presos políticos.

Un momento: ¿quién apoyó al régimen chavista? ¿Quién expresó su admiración? ¿Quién cobró por realizar estudios que nadie ha visto? ¿Quién fue a actos públicos en España en apoyo ‘al comandante Chávez’? ¿Quién no condena a los presos políticos? ¿Quién no se atreve a decir que en Venezuela se está pasando hambre? ¿Quién jamás ha dicho nada sobre lo que está pasando en los hospitales? ¿Quién ha viajado a Venezuela a dar doctrina?

Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero, Pablo Echenique y Podemos.

Vamos a hacer una simulación: imaginemos que Mariano Rajoy y el PP hubieran apoyado a un tipo como Donald Trump. Imagimenos que hubieran salido en público diciendo que es un ejemplo. Imaginemos que se hubieran hecho fotos con él. Imaginemos que hubieran recibido dinero de él.

Si eso hubiera pasado, Pablo Echenique, Iglesias, y todos los de Podemos nos estarían recordando día a día que Rajoy es un racista, extremista, sexista, machista, y hombre comprado por un asqueroso especulador inmobiliario.

Y lo harían de aquí a las elecciones sin parar.

Podemos no quiere que se utilice Venezuela como ‘arma política’ porque es un arma de destrucción masiva contra ellos mismos. Ellos se han pringado defendiendo en el pasado al chavismo. Ahora tendrán que apechugar.

Y lo peor es que no se arrepienten mucho. Las pocas declaraciones contra el chavismo que han dado son tan descafeinadas que dan risa.

Me encantaría saber qué piensa en este momento la mujer de Pablo Echenique. Es venezolana. ¿Es que no lee las noticias? ¿Quién le ha comido el coco?

 

¿Por qué millones de europeos votan a partidos de extrema derecha?

24 Mayo 2016 - 15:02 - Autor:

España celebró sus 30 años en la UE hace poco. Si uno miraba a la construcción europea en aquellos años, ser miembro del club era lo bueno, y estar fuera era lo malo.

Ahora parece que es al revés. En las elecciones austriacas celebradas el domingo pasado casi gana el candidato de la extrema derecha que, entre otras cosas, no es muy partidario de la UE. Dentro de pocas semanas, los británicos votan si deben permanecer dentro o fuera de la UE. En las elecciones regionales francesas del año pasado, Marine Le Pen, antieuropeísta, fue el partido más votado en la primera vuelta. Perdió, como en Austria, en la segunda vuelta.

Partidos novedosos como Alternativa por Alemania, están creciendo a un ritmo vertiginoso por su postura contra la UE y el euro. Y por casi toda Europa se pueden ver movimientos similares en Holanda, Suecia, Finlandia, Eslovaquia y Hungría. En Gran Bretaña, el partido antieuropeísta Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), tiene cada vez más presencia en las instituciones.

¿Qué ha pasado para que estos movimientos tengan tanto éxito?

Hay varias razones pero todos coinciden en una en concreto: a muchos europeos no les gusta la política de refugiados de la UE. No quieren abrir la puerta a más inmigración.

Los analistas han respirado tranquilos al ver el fracaso de Le Pen en Francia y Hofer en Austria. Pero casi nadie se ha parado a pensar que a esos partidos no les han votado cabezas rapadas sino gente del pueblo. Letrados, economistas, tenderos, estudiantes, agricultores, maestros…

Siempre me ha llamado la atención cómo demonizamos a los partidos ‘extremos’ (sean de izquierdas o derechas), sin reflexionar por qué tienen tanto éxito. En España la CUP produce alergias en muchos analistas, pero si sacaron escaños en las elecciones catalanas fue por algo. La gente les vota, aunque por motivos diferentes a los partidos de extrema derecha.

La reflexión que se deben hacer los partidos tradicionales es en qué están fallando para que millones de europeos voten a las alternativas antieuropeas. Siempre ha habido euroescépticos, pero esta vez ya no se trata de ‘cuatro locos’ sino de partidos que pueden tomar el poder, como lo han demostrado el Front National en Francia y el FPÖ en Austria, que lo han rozado.

Sería una paradoja que las tesis inmigracionistas que defienden sobre todo la extrema izquierda, fuera el motivo para que dentro de unos años, a Europa la gobiernen los partidos de extrema derecha.

 

 

Salud Hernández Mora, la periodista española más influyente de Colombia

23 Mayo 2016 - 17:42 - Autor:

“La Fiscalía General es un monstruo gigantesco donde conviven personajes podridos de corrupción y de intereses personales”.

Así empezaba hace pocas semanas una columna de opinión de Salud Hernández Mora en el diario El Tiempo de Colombia. Sin pelos en la lengua, con una franqueza brutal, Salud es posiblemente la periodista española más influyente fuera de España. Y desde luego, la periodista más influyente en Colombia. En radio, prensa o televisión, sus intervenciones hacen temblar a los corruptos, sean jueces, políticos o empresarios.

Les denuncia en vivo y en directo. Les llama corruptos en la cara, y de su látigo no se libra ni el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. “Las falacias de Santos” se titulaba otra columna donde atacaba al presidente por vender mentiras en lugar de un proceso de paz. Mientras Santos decía que las FARC (la guerrilla marxista) había pedido perdón, Salud escribía: “No están arrepentidos de sus crímenes”.

Mientras Santos decía, “las FARC reconocen al Congreso”, Salud respondía, “sí claro, para que les regalen curules (escaños”). Mientras Santos insistía, “las FARC entregan las armas”, Salud le golpeaba: las FARC dicen que “ni de vaina las entregaremos”.

Mal trago ahora para el presidente Santos, que desde el domingo ha organizado un operativo militar y policial para encontrar a Salud, su enemiga. No se sabe nada de ella desde el pasado sábado. Los medios colombianos, citando al Ejército, hablaban de secuestro, probablemente del ELN, otra guerrilla autodefinida como marxista. Y hasta radiocaracol daba el nombre del comando.  Otros medios hablan de ‘retención’ por algún grupo, y algunos solo hablan de desaparición.

¿Saben cuál es mi impresión? Que sea quien sea se haya encontrado con Salud, estará en este momento escuchando una bronca de la periodista.

Salud es también corresponsal del diario El Mundo, y su hobby es ir a la selva a hacer reportajes extremos con guerrilleros, con cultivadores de coca o con paramilitares. Desaparece durante días y luego vuelve con una magnifica exclusiva.

Cuando aparezca hará lo mismo que Javier Espinosa, otro corresponsal de El Mundo a quien conozco: actuar como si nada hubiera pasado.

 

 

El PSOE quiere demostrar que con su programa de 1982 ya hizo el ‘sorpasso’

22 Mayo 2016 - 15:48 - Autor:

¿Sorpasso? Eso es lo que pretende hacer la nueva alianza de Podemos con izquierda Unida. Se llama Unidos Podemos.

Algunas encuestas ya dicen que esta alianza sobrepasaría al PSOE, con un programa más de izquierdas.

Sin embargo, ahora el PSOE parece dispuesto con su precampaña que ese programa ‘más de izquierdas’ ya lo pusieron ellos en macha en 1982, cuando hicieron el sorpasso a UCD.

Muchos puntos de Podemos e IU parecen sacados del programa del PSOE de 1982 (pinchar aquí)

¿Cómo era ese programa de 1982 desde el punto de vista económico?

-Rebajar la edad de jubilación a los 64, y la prejubilación a los 59.

-Dar fondos a las corporaciones locales para crear empleo público.

-Fomentar el contrato indefinido (se llamaba ordinario).

-Fomentar el contrato parcial solo en casos especiales, como las mujeres con primer empleo.

-Reducir los contratos temporales a casos “excepcionales”.

-Fomentar el contrato de relevo para que se jubilasen las personas con más de 60 años, y fueran sustituidas por jóvenes en primer empleo.

-Fijar la jornada laboral en 40 horas semanales (y 30 días de descanso), pero manteniendo el objetivo de las 35 horas.

-Fomentar el empleo cooperativo.

-Bonificaciones fiscales para nuevas pymes si dan empleo entre 4 y diez trabajadores.

-Usar los beneficios empresariales para reducir jornada, mantener el poder adquisitivo de los salarios,  y hasta repartir esos beneficios entre los trabajadores.

-Reducir los costes sociales pero no laborales: es decir, la carga a la seguridad social de las empresas sería del 20%.

-En la agricultura, fomentar las cooperativas.

-Crear un programa de rentas y precios para los agricultores y equipararlos con otras capas de la población.

-En la pesca, luchar contra la contaminación de las aguas.

-Crear un mínimo precio garantizado para los pescadores: las diferencias de precios las subvencionará el FROM.

-Desarrollar la electrónica, la informática y las telecomunicaciones, pero cuidando sus efectos en el ámbito socioeconómico.

-En energía, tender al uso de nuevas energías y el abandono de la energía nuclear. Apostar por las renovables y por la solar, especialmente.

-En electricidad, crear una empresa pública para explotar en monopolio la red primaria de transporte.

-En turismo, evitar el deterioro del medio ambiente, y de los valores paisajísticos, urbanísticos y artísticos.

-Democratizar las estructuras de poder de las empresas privadas. Dar más peso a los sindicatos en la gestión.

-Reformar la banca para moderar los créditos, y fomentar el endeudamiento a largo de las empresas.

-Fomentar  y apoyar a la pyme. Especialmente a las empresas artesanales para preservar el patrimonio cultural.

-El estado podrá comprar bancos en crisis.

-Perseguir a los banqueros con responsabilidades personales en la crisis de los bancos.

-Reforzar el aspecto de ‘utilidad pública’ de las cajas de ahorro.

-En los impuestos, aumentar la progresividad de la tarifa: paga más quien más gana.

-Proceder a la implantación del IVA.

-Luchar contra el fraude tributario y la evasión fiscal aplicando la ley.

-Para los parados, creae una cobertura que se extiende hasta los 24 meses.

-A parados con familia, esta cobertura puede exceder de los 24 meses.

-En el seguro de desempleo, incluir colectivos desprotegidos.

-Crear otro tipo de asistencia para aquellos parados que no superen el salario mínimo y que hayan agotado las prestaciones.

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas