Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Así aparece Luis de Guindos en la portada del libro que saca en septiembre

31 Julio 2016 - 9:18 - Autor:

 

El ministro de Economía Luis de Guindos publicará un libro en septiembre. Se titula “España amenazada”. El subtítulo es mejor: “De como evitamos el rescate y la economía recuperó el crecimiento”. Lo edita Península, del grupo Planeta.

Una de las cosas que me llama más la atención es la portada de libro. De Guindos sale con una gabardina gris oscura, con las solapas levantadas y con cara de preocupación. Si la editorial o De Guindos escogieron la foto para demostrar el dramatismo de 2012, entonces nada que discutir. A lo mejor hasta vende más. A mí por lo menos me atrajo mucho. Solo le falta un texto que diga: “Chicos, tenía una pistola en la cabeza que decía: rescate, rescate, rescate. Yo me negué”.

Lo más fácil habría sido pedir un rescate. No sé lo que cuenta De Guindos en el libro, pero espero que explique los detalles de cómo logramos ganarnos la confianza de los alemanes y cómo salimos de aquel atolladero. Por cierto, todo el mundo pedía rescate. Había diputados del PP que dijeron en público que el rescate no era un drama. Ilusos. Y hasta Emilio Botín llamó a De Guindos para pedirle que aceptara el rescate. Por supuesto, la izquierda lo estaba esperando porque así se demostraría que el gobierno estaba formado por un montón de patanes.

Pero no hubo rescate. Gracias a Dios. Habríamos salido en Wikipedia para siempre como “el país que fue rescatado de su crisis porque no supo salir de ella”. Eso duele.

Según se lee en la nota de prensa que anuncia esta novedad, el libro está escrito “en primera persona”. No aclara si lo ha escrito De Guindos de puño y letra o con ayuda de alguien pero por lo menos es la biografía autorizada del año más peliagudo de la economía española.

“Nunca antes la economía española había quedado tan aprisionada ni había sufrido una recesión tan larga y profunda. “, dice la editorial calentado el ambiente.

“En ese clima de desconfianza —nadie prestaba a nadie, nadie se fiaba de nadie— todo empujaba a que España pidiera el rescate a los socios europeos”.

Para darles una pequeña idea de la situación límite que vivimos, la deuda española desapareció de las pantallas de Reuters. Es algo que le gusta recordar a De Guindos cuando habla en confianza. Es decir, los mercados ya no compraban letras del Tesoro español, de modo que, ¿cómo obtener dinero para pagar los gastos del estado?

En serio, estuvimos a punto de palmarla pero al final salimos del abismo.

Si te importan un pito los ‘test de estrés’ de la banca deberías leer esto

30 Julio 2016 - 11:48 - Autor:

¿Les suena el nombre Olyver Wyman? No es una marca de whisky escocés. Es una firma auditora que en 2012 examinó la banca española por encargo de las autoridades europeas. Su veredicto: fatal.

La firma dijo entonces que la banca española necesitaba más de 52.000 millones de euros para salir del agujero. O eso, o la quiebra. Olyver Wyman había hecho un test de estrés que consiste en hacer una simulación: ¿qué pasaría si la economía se contrajera de repente? Pues que empresas y familias no tendrían dinero para devolver sus créditos. ¿Cómo lo resistirían los bancos? Los que no tenían dinero para afrontar ese golpe, caerían. Eso es un test de estrés.

La peor nota de todas fue para Bankia. Necesitaría entre 13.000 y 24.000 millones de euros para salir de una crisis, según la dureza de la simulación. En realidad, necesitó 22.000 millones de euros porque aquel 2012 y los siguientes fueron malos para la economía española.

Cuatro años después se han realizado nuevos test de estrés. ¿Y saben cuál es el banco español con la mejor nota? Bankia. Digamos que tiene una nota de 9,58. Esa nota es el grado de solvencia. Es decir, cuánto capital propio cuenta el banco para resistir una caída de la economía. A lo largo de estos cuatro años, silenciosamente y sin ocupar portadas, los bancos españoles se han ido capitalizando. Encima de ellos estaba el ministro de Economía vigilándolos e imponiéndoles duras condiciones.

Todos los bancos españoles han aprobado los test de estrés de este año. Han salido mejor parados que los alemanes, y no digamos los italianos. Monte dei Paschi, teóricamente el banco más antiguo del mundo, ha suspendido. Digámoslo ya: la banca italiana está peor que la española en 2012. Nosotros hicimos nuestros deberes. Ellos no.

Muchos españoles piensan que eso de los test de estrés es un asunto para los bancos y los banqueros.

Pero voy a decir una cosa: hace cuatro años, millones de clientes de Bankia y de otros bancos españoles podrían haberse encontrado un día en que, al acudir a su entidad, había un cartel en su puerta que decía: hemos quebrado y no hay dinero.

¿Exagero? Eso fue lo que sucedió. Hubo días en que se formaron colas en Bankia porque mucha gente empezó a sacar dinero y cundió el pánico. Muy pocos medios lo publicaron porque, aunque no lo crean, los periodistas sabemos que el pánico causa más pánico y al final llega la ruina sin quererlo.

Después de esa crisis, la banca española se sometió a un proceso de recapitalización que consistió en meter unos 40.000 millones de euros para evitar la quiebra. Gracias a eso, los pensionistas, los trabajadores, los empresarios y todos los que teníamos nuestros ahorros allí pudimos seguir teniéndolos. ¿De dónde vino esa pasta? De las instituciones europeas. El ministro de Economía Luis de Guindos logró convencer a las autoridades europeas de que nos prestaran 100.000 millones pero solo usamos 40.000 millones porque somos muy apañaditos.

Mucha gente dijo: “¿Veis? Eso es un rescate aunque el Gobierno lo niegue”. Llámenlo como quieran. Ese rescate fue para salvar a la banca. Si hubiéramos tenido un rescate-país habríamos tenido que multiplicar por 12 esa cifra de ayudas. Medio billón de euros. ¿No se lo creen? Pues solo la banca italiana tiene deudas incobrables por valor de 380.000 euros. Esos sí están al borde del rescate-país.

Otros dijeron: “¿Cómo es posible que le den todo ese dinero a los banqueros?”. Oh, no. No era para los banqueros. Era para salvar a los clientes de esos bancos: a los cuentacorrentistas y todos los que tenemos nuestros ahorros ahí.

Así que podemos darnos por contentos por haber sabido gestionar la crisis financiera. Bueno, muchos banqueros aún deberían responder ante la justicia por causar ese quebranto, cobrar sueldazos, tener tarjetas black y tomarnos el pelo. La imagen de los banqueros nunca ha sido muy buena en este país pero después de eso quedó por los suelos. Además, la alegría de conceder préstamos sin garantías a todo quisque se saldó con miles de familias desahuciadas porque no podían devolver sus créditos. Eso produjo luego un mayor quebranto a la banca.

Pero si miran la foto de los nuevos test de estrés, y los comparan con la foto de hace cuatro años (se hablaba casi del fin del mundo), podrán comprobar que los banqueros lograron sanear las entidades con las ayudas internacionales obtenidas por el gobierno. Y todo ese dinero está siendo devuelto al 3% anual. España puede ser un país peleón y desbarajustado, pero honesto. Eso lo valoran los alemanes, que son quienes más dinero nos han prestado.

Deberíamos valorarlo nosotros también, ¿no?

Eso no significa que todo esté resuelto: el Brexit, la incertidumbre política, la transformación digital, la nueva regulación, los ataques de hackers…y muchas cosas más afectan a nuestro sistema financiero. Si quieren saber un poco de todo eso pinchen en este enlace o vean el video de arriba donde Francisco Uría, experto de KPMG del sector financiero, analiza el panorama. En el minuto 2:28 explica de qué es un test de estrés.

 

 

 

Diccionario para entender a Rajoy cuando dice otra cosa de lo que parece

29 Julio 2016 - 7:26 - Autor:

En el mundo del periodismo, cuando un jefe se acerca a un redactor y le pregunta cómo lleva el reportaje urgente, éste suele responder: “Estoy en ello”.

Eso significa: “No he empezado siquiera”.

Cuando el rey le pidió al líder del PP conseguir apoyos y presentarse a la investidura, Rajoy dijo en un tuit: “Sigo trabajando”. Eso significa: “No tengo nada de nada”.

Por ejemplo, al salir de la reunión con el rey, dijo Rajoy: “Mi intención es negociar un programa de gobierno”. Eso quiere decir: “Yo tengo un plan pero ellos tienen otro: ¿qué hago?”.

Cuando Rajoy dijo: “Me dirigiré a los partidos constitucionalistas, con los que parece más razonable encontrar acuerdos”, en realidad quería decir: “He pedido a Pedro y Albert que me apoyen, pero ellos van a su bola”.

Cuando Rajoy dijo: “Voy a redoblar los esfuerzos y abriré una ronda de contactos en busca de apoyos con el encargo del rey”, quería decir: “Yo si quieres voy y se lo transmito eso de la investidura, pero ya te digo yo aquí que estos no se quieren mojar”.

Cuando afirmaba Rajoy que “En un plazo razonable de tiempo informaré de las gestiones que he realizado, del resultado de las mismas y del apoyo que he conseguido y en consecuencia si estoy en condiciones de formar gobierno”, quería decir: “Yo me voy a tomar esto con tranquilidad y  sin estrés, porque eso es lo que funciona con estos tíos. Ya verás que al final, dicen que sí”.

En resumen, la estrategia de Rajoy va a ser la misma de los últimos meses. Esperar y ver. No sabemos si se va a presentar a la investidura, no sabemos si ha logrado acuerdos, no sabemos si tendrá los votos necesarios.

O sea, nos vamos a ir de vacaciones sin saber si hay presidente o no, si habrá gobierno o no, o si vamos camino de nuevas elecciones o no.

Genial, Mariano.

Nuestros políticos deberían usar Tinder para ahorrarnos tiempo y dinero

28 Julio 2016 - 15:52 - Autor:

Tinder es una aplicación que permite ligar a hombres y mujeres. Bueno, más que eso: tener un rollo rápido.

Se ha hecho muy famosa en el mundo. Una vez que tenemos una cara en la pantalla, si la deslizamos hacia la izquierda es que la descartamos. Y si deslizamos el dedo a la derecha, aquella noche puede haber rollete.

Rápido. Eficaz. Sencillo.

Y yo me pregunto, ¿por qué los políticos no usan Tinder para sus fines?

Imaginen: salen ahí las caras de Mariano, de Pedro, de Albert, de Pablo… Y así de todos los políticos. Pero no solo del Parlamento, sino de parlamentos autonómicos, diputaciones y ayuntamientos. Hombres y mujeres. Concejales y concejalas.

En lugar de celebrar tediosas reuniones, es mejor estar en tu casa tan tranquilito pasando el dedo y ¡zas! Con éste sí, con éste no. Se podrían aprobar leyes pero también nombrar presidentes de gobierno, crear y deshacer coaliciones y todo desde una aplicación muy sexy.

Tinder además permite conversaciones. En el caso de nuestros políticos, tendrían que enrrollarse un poquito, seducirse, mimarse, quererse. ¿No es eso lo que pide el pueblo, según dicen las encuestas? Los ciudadanos quieren que se pongan de acuerdo. Así que, ya está bien de hacerse los interesantes: queremos más Tinder. A ligar.

Sería un enorme ahorro de tiempo y de dinero.

 

Lecciones de la reina de Inglaterra al rey Felipe: no te metas en política

26 Julio 2016 - 19:08 - Autor:

¿Qué relación tiene la reina de Inglaterra con el Parlamento? dice la web del parlamento británico para los que quieren aprender un poco de política. Pues muy sencillo: no se mete en política.

En un apartado que informa de la relación entre la monarquía y el parlamento, dice textualmente:

“La reina no se mete en cuestiones de política. Ni tampoco dice lo que piensa sobre asuntos políticos. Por eso la gente suele decir que la monarquía ‘está por encima de la política”.

La reina (o el rey) no escoge al primer ministro (nuestro presidente de gobierno), solamente lo nombra. En la tradición parlamentaria británica, el representante de la monarquía nombra al líder del partido más votado en las elecciones.

De modo que el papel de la monarquía británica y el de la española son bastante similares. Si la monarquía británica es una de las más duraderas de Europa, ¿se deberá a que se dio cuenta de que su papel tenía que ser el de mantenerse alejado de las truculencias?

Creo que en el debate sobre si el rey Felipe debe borbonear, esto es, influir, presionar o recomendar este o aquel pacto, este o aquel presidente, la actitud del monarca debe ser como la británica: no meterse en política. Porque si se entromete, ya una parte de los españoles no lo verá como una institución ‘por encima del Parlamento’ sino ‘al lado del Parlamento’.

(Pinchar aquí para leer la web del Parlamento británico y su apartado sobre la monarquía)

 

Yahoo!: cómo una empresa pionera de internet acabó dando tumbos

8:13 - Autor:

Si uno escribe en Google las palabras “why Yahoo” (por qué Yahoo), aparece una caravana de artículos explicando los problemas de Yahoo, y el primero de ellos es “por qué falló Yahoo”.

La compañía acaba de ser vendida a la empresa de telefonía Verizon por más de 4.800 millones de dólares. ¿Mucho? Para ser una pionera de internet, no mucho. Por poner una comparación, Facebook compró WhatsApp hace dos años por 22.000 millones de dólares.

¿Cómo es posible que Facebook haya pagado tanto por un negocio que nadie sabe cómo rentabilizar, y Verizon tan poco por un portal que sí tenía anuncios, contenidos y correo electrónico? Quizá porque tenía tantas cosas que nadie sabía qué era Yahoo!

En primer lugar, ¿qué es Yahoo!? ¿Una empresa de contenidos? ¿Un buscador? ¿Una empresa que ofrece correo electrónico? ¿Todo eso? Un articulo de The Economist publicado el año pasado revelaba que muchos anunciantes no veían claro a quién se dirigía Yahoo!, y por tanto, no sabían si meter publicidad en el portal era rentable. El reportaje se titulaba, ‘Un portal hacia ningún sitio’.

Además, mientras que Google se dedicó a usar los contenidos de otros, Yahoo se metió a hacer contenidos. Eso es muy caro. Y encima, competir con la prensa de cada país es un desafío muy ambicioso, sobre todo si no tienes exclusivas. En algunos países, la web de Yahoo! ha intentado ganar tráfico con contenidos denominados ‘click bait’, es decir, un poco sensacionalistas. El problema es que esos contenidos atraen un lector que es el que no gusta a los anunciantes.

Hablemos de las compras: a lo largo de los últimos 25 años, Yahoo! ha comprado muchas empresas y algunas le han salido bien y otras no tanto. Por ejemplo, adquirió Flickr y Tumblr, que son portales para compartir fotografías, pero el que ha pegado de verdad ha sido Instragram, comprada por Facebook.

En cambio compró Alibaba, una especie de Amazon chino, que le ha sostenido el valor en bolsa porque va como un cohete.

Los expertos critican que Yahoo! no ha tenido reflejos para adaptarse al mundo móvil.

Marissa Mayer, la CEO elegida hace 4 años para comandar Yahoo! (en la foto de arriba) ha tenido grandes aciertos y muchas desdichas. Desde luego, ha tenido la mala suerte de ser una de las CEO más criticadas del mundo, en parte, solo por ser mujer.

Pero Mayer logró subir el valor de la acción, aunque desde noviembre de 2014 Yahoo! ha perdido una quinta parte. Y cuando se trata de dinero, los mercados les importa un pito el género: el año pasado, Yahoo! perdió 4.400 millones de dólares. Mayer anunció el despido del 15% de los trabajadores. Fue el canto del cisne y el reconocimiento de que algo muy profundo fallaba en Yahoo!

La triste historia de todo esto es que en 1998 se acercaron a Yahoo! dos chicos para venderles una idea que habían tenido sobre un buscador, pero Yahoo! les ignoró porque no le iban a dar lecciones. Esos chicos era Page y Brin, fundadores de Google. Ese fue el peor día en la historia de Yahoo!

Las amenazas de Trump provocan una movilización de hispanos como nunca

25 Julio 2016 - 10:15 - Autor:

 

La persona que puede ser vicepresidente de los Estados Unidos pronunció el sábado un discurso en español que fascinó a los latinos. Dijo que Estados Unidos es un país que tiende puentes, y que no busca la confrontación. Y lo dijo en Miami en castellano: “Bienvenidos a todos. Es nuestro país, ¿verdad? Porque somos americanos todos”.

Quien dijo eso no es un político de origen hispano como lo son Ted Cruz y Marco Rubio. Es un anglosajón como la inmensa mayoría de anglosajones que pueblan EEUU. Se llama Tim Kaine. Puede ser el arma de destrucción masiva de Hillary Clinton contra Donald Trump.

Como saben, une considerable número de blancos norteamericanos quieren votar a Donald Trump y causar un terremoto político mundial.

Les gusta Trump porque promete levantar un muro en la frontera con México y obligar a los mexicanos a pagarla. Les gusta Trump porque arremete contra las empresas norteamericanas que se mudan a México y dejan a los norteamericanos sin trabajo. Les gusta Trump porque amenaza con barrer a los islamistas radicales de la faz del mundo, y les gusta Trump porque promete devolver EEUU a su vieja grandeza.

Con todas estas promesas, los hispanos de EEUU no están muy contentos. No se sienten arropados por un señor que les amenaza.

Ahora, han escuchado a un blanco anglosajón que les ha dicho lo contrario que Trump. Esa persona es el número 2 de Hillary Clinton, y se puede convertir en el próximo vicepresidente de EEUU.

Kaine habla español perfectamente porque estuvo trabajando con misioneros en Honduras. Ojo, no trabajó en una multinacional bananera explotando a los indios de Honduras sino con jesuitas, de los que aprendió el valor de la fe. Kaine es católico en un país donde la mayoría de los cristianos blancos son protestantes.

De modo que este señor que tiende puentes, habla español y es católico puede ser el que empuje a millones de hispanos a votar el 8 de noviembre por Hillary Cliinton y apartar a Trump de la presidencia.

La clave está en la movilización.. Tradicionalmente solo el 48% de los hispanos van a las urnas (voter turnout), según el Pew Research Center (el cuadro es de la oficina del Censo Electoral del Gobierno). No se sienten representados. Esta vez puede cambiar. Según informaba hace poco Usa Today, ha aumentado el número de hispanos que se inscriben en los registros electorales. La razón: miedo a Trump, según las entrevistas que hizo el periódico hace un mes. Los hispanos son la primera minoría de EEUU. Cuarenta millones de habitantes. Hace tiempo que superaron a los negros. Pero solo 11 millones de hispanos fueron a votar en 2012.

¿Cuántos irán esta vez? ¿A quién votarán? Tradicionalmente los hispanos han votado más a los demócratas que a los republicanos. Un 60% son demócratas, y el 40% republicanos. Esta vez puede suceder que buena parte de ese 40% que votaba republicano se inclinen más por los demócratas. Por miedo.

Por eso, ha sido tan importante que Hillary  Clinton presentara como candidato a vicepresidente a un anglosajón que habla español con acento sudamericano. Y católico encima. Bingo.

Si Trump pierde, la lección final será que con su discurso anti-inmigrante dio la victoria a sus enemigos y ya era demasiado tarde para contrarrestar la presencia de inmigrantes de origen hispano en EEUU.

(Pincha aquí si quieres leer el informe de la oficina del Censo de EEUU sobre votos y razas)

(Pincha aquí si quieres leer el informe de Pew Research Center basado en encuestas en 2014)

¿Cómo se valoran periodísticamente las víctimas en Kabul y las de Munich?

24 Julio 2016 - 9:50 - Autor:

Un loco armado dejó siete muertos en Munich. Todos los periódicos europeos le dedicaron portadas y la televisión destinó mucho tiempo a la noticia. Pocas horas después, un atentado en Kabul dejaba ochenta muertos y cientos de heridos.

Pero la prensa europea puso este atentado en Kabul en tercer o cuarto lugar. Entonces, en las redes hubo gente que puso estas dos cifras juntas para atacar el egoísmo de los medios europeos, mirándose como siempre el ombligo con asesinatos de tan poca monta.

Creo que los que escribieron esa comparación no querían minimizar este y otros atentados en Europa que, comparados con los que se viven en Afganistán, en Irak, en Estambul o en Siria parecen poca cosa.

Lo hicieron porque su conciencia les dicta que la moral debe ser igual cuando hay muertos, aquí o en Kabul.

Pero creo que la comparación es injusta o que no comprenden a los medios.

Los periodistas publican en primer término lo que más preocupa a la gente del lugar. Si definiéramos nuestras porradas por volumen de muertos o de crímenes sin importar el origen, entonces en El Adelantado de Segovia estarían abriendo todos los días con persecuciones policiales en Madrid o el fracaso de la Operación Chamartín, cuyo monto supera cualquier operación en la provincia de Segovia.

Lo mismo pasa a escala mundial. Pocos minutos después del atentado en Kabul, busqué la portada de The Indian Times, el periódico más grande de India, país cercano a Afganistán. El atentado de Kabul ocupaba el mismo sitio que en Europa: no era la noticia más destacada. Ni la segunda más relevante.

El medio indio destacaba en cambio un accidente de aviación en la India del día 22 que causó 29 víctimas. Menos que en Kabul, por supuesto.

No he podido averiguar qué hicieron con sus portadas los medios afganos el 11 de marzo de 2004, cuando un atentado en Madrid produjo 191 muertos. Pero estoy seguro de que no abrirían las portadas ni dedicarían amplias coberturas.

Cuando los medios dan más importancia a lo local es porque eso es lo primero que interesa a la gente. Por pura teoría estadística, hay más posibilidades de que tengamos un familiar en Munich, París, Niza o en Londres, que en Bagdad o en Kabul.

Las becas Erasmus han llevado a miles de estudiantes europeos por Europa, no a Afganistán.

De modo que, aunque entiendo lo que quieren decir aquellos que nos desmoralizan con los atentados distantes, creo que les falla la percepción emocional que todos tenemos dentro: lo más cercano es lo que nos afecta. Quizá sea inmoral pero eso lo hacemos todos en todas partes del mundo.

Cuando nos reímos de Trump, ¿quién está equivocado? ¿Él o nosotros?

23 Julio 2016 - 9:54 - Autor:

Millones de norteamericanos irán a las urnas el próximo 8 de noviembre para elegir al próximo presidente de los Estados Unidos. Va a ser uno de los días más seguidos en televisión en todo el planeta puesto que la alternativa es Donald Trump o Hillary Clinton.

Si gana ella, será la primera vez que una mujer toma la presidencia de Estados Unidos. Si gana Trump, será la primera vez que gana un presidente extraordinariamente incorrecto.

La prensa europea se ha burlado de Trump durante mucho tiempo: es un peligro, es un payaso, es un bocazas, este hombre no puede tener el botón nuclear, va a desatar muchos conflictos raciales, es un error, una equivocación…

Sí. Pero desde el momento en que ha sido elegido candidato a presidente por la Convención Republicana esta semana, ¿quién se equivoca? ¿millones de norteamericanos o nosotros?

Gane o pierda en noviembre, millones de norteamericanos le habrán votado. Esos norteamericanos, como hemos visto en las imágenes, son comunes y corrientes, trabajadores, de clase media o media baja, como diría Pablo Iglesias, son ‘gente’. Si Trump les ha ganado el corazón con sus extremismos, ¿nos estamos equivocando de análisis al reírnos de Trump?

Cuando los líderes arrastran a las masas, sean populistas o misioneros, sean grandes militares o locos de la tribuna, tengan flequillo o coleta, es porque las masas proyectan en ellos la esperanza para eliminar sus frustraciones.

Si cinco millones de personas confiaron en el novedoso Pablo Iglesias, en las pasadas elecciones es por algo: proyectaron su frustración, el paro, la rabia contra la crisis que no acaba, y las ganas de acabar con la corrupción y el mamoneo.

Nosotros los periodistas o los analistas que escribimos sobre estos fenómenos, solo vemos populistas que ‘engañan a la opinión pública’. Pero no vemos que la opinión pública ‘engañada’ son millones de personas que necesitan un populista porque ‘los de antes’ hicieron mal sus deberes.

Sucedió en Venezuela: antes de Chávez había dos partidos corruptos que no se preocupaban de los pobres, que se repartían el dinero,los cargos y las comisiones. Venezuela era un país inseguro y se veían las clases sociales apenas aterrizaba uno en Maiquetía. Chávez fue el zumo exprimido de la rabia de los pobres. (Luego, fue peor que los anteriores).

Lo que quiero decir es que la mayor parte de los análisis se quedan en la superficie cuando pasan cosas como Trump, Chávez o Marine Le Pen. Si ellos salen, es porque alguien ‘de antes’ lo estaba haciendo mal. El hecho de que los británicos hayan tomado la extraordinaria decisión de salirse de la UE y asumir las consecuencias –azuzados por el populista Farage– es porque no les gustaba lo de antes. ¿Y qué era lo de antes?

Pues sobre todo, no les gusta que las puertas de su país estén abiertas a la inmigración. Es decir, el elector medio no hace la política. Pero vota cada cuatro o cinco años si no le gusta la política que está en vigor. ¿Y ahora quién es el guapo que pone en duda la legitimidad democrática de los que votan a Trump?

¿Por qué no se ponen a ver qué es lo que ha fallado para que salga Trump? Las personas como Trump no salen por generación espontánea. Si no hubiera salido Trump tarde o temprano habría salido algo parecido de seguir la misma situación en Estados Unidos.

Estados Unidos es un país con 318 millones de habitantes. La inmensa mayoría, unos 240 millones, son blancos, y, de esos blancos, la inmensa mayoría teme la inmigración masiva, la disminución de sus ingresos, la expansión del Daesh, los atentados islamistas en su país, la inseguridad en sus calles, la mudanza de sus grandes empresas a México y la debilidad internacional de su país…

Si ustedes piensan que Donald Trump es solo un payaso es que solo se han quedado con el flequillo amarillo que sale en la foto. No han mirado lo que hay a su alrededor.

Trump dice lo que quieren escuchar millones de norteamericanos. ¿No es eso lo que tiene que hacer un líder? Es la tentación de los políticos. Trump además no usa papeles. Sus discursos le salen como el fuego de los dragones, y sus mítines parecen actos de transfiguración colectiva. Parece auténtico.

No sé si logrará la presidencia. Yo espero que no. Pero también espero que si gana Hillary Clinton piense en esos millones de norteamericanos que votaron a Trump y que no son ni payasos ni tontos. ¿Les hará caso?

-Donald Trump y la amenazante bomba atómica

-El gran notición de 2016: Trump, presidente de EEUU

-Cifras sorprendentes (e inesperadas) de la delincuencia en EEUU

-Los hechos poco conocidos de la independencia de EEUU

3,2,1… La nueva bomba de relojería se llama banca italiana

22 Julio 2016 - 9:29 - Autor:

Italia se ha convertido en una bomba de relojería. Los bancos italianos tienen 360.000 millones de euros en créditos morosos, es decir, en clientes que no van a devolver la pasta que los bancos les han prestado.

¿Y se dan cuenta ahora?

Esto lleva muchos años. Empezó con la crisis, al igual que en España. A nosotros, la crisis nos produjo colas en las oficinas de desempleo, por lo cual, muchas personas no podían devolver el dinero de sus hipotecas y los bancos empezaron a acumular pisos, casas y urbanizaciones enteras.
En Italia no ha sido tanto el paro como la falta de crecimiento. La economía italiana apenas ha crecido desde 2008. Eso significa que los italianos consumen poco, producen poco, venden poco e ingresan poco. Es decir, cada año igual que el anterior.

Imaginen millones de pymes vendiendo apenas para sobrevivir, e imaginen millones de italianos que no pueden devolver sus créditos de vivienda.

¿A qué se achaca el parón en la economía italiana? A que tiene muchas regulaciones: unas vienen impuestas por Bruselas, que obligó a los bancos de la eurozona a ‘provisionar’, es decir, a poner más dinero en la caja de reserva por decirlo así; otras, por los propios políticos italianos, que no han saneado a tiempo el sistema financiero, como hizo España hace cuatro años.

Además, mientras que los bancos españoles han ido cerrado oficinas (cada vez hay más banca on line), los italianos siguen con su estructura de hipopótamo. Y la última razón es que los bancos no tienen margen financiero. Con los tipos de interés al 0%, los bancos solo pueden ganar dinero con comisiones que irritan a los clientes, u operando en activos arriesgados.

La salida está en hacer algo que hizo España: crear un banco ‘malo’ que se trague los créditos dudosos, inyectar dinero en el sistema financiero y listo. Pero ¿quién va a poner el dinero? La UE podría poner el dinero pero los alemanes exigen que los accionistas y tenedores de bonos de los bancos acepten una devaluación de esos bancos. Es decir, que al valor de cada banco, se descuenten los créditos morosos, y que millones de italianos que tienen acciones o bonos de esos bancos, acepten las pérdidas. Un momento: ¿no son también votantes? ¿Se atreverán los partidos a hacer eso?

Se calcula que, de entrada, Italia necesita unos 40.000 millones de euros para sostener por ahora a los bancos. Lo necesita urgentemente. Si no le llega ese dinero, la morosidad podría alcanzar los 400.000 millones de euros y…

Estamos hablando de la tercera economía de la eurozona. De un país con una deuda externa de 2 billones de euros. y una deuda pública equivalente al 135% del PIB (la española es 101%del PIB). Si el rescate de Grecia conmocionó al mundo, imaginen el rescate a una economía que es siete veces superior.

Nos preocupaba el Brexit, ¿verdad?

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas