Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Las amenazas de Trump provocan una movilización de hispanos como nunca

25 julio 2016 - 10:15 - Autor:

 

La persona que puede ser vicepresidente de los Estados Unidos pronunció el sábado un discurso en español que fascinó a los latinos. Dijo que Estados Unidos es un país que tiende puentes, y que no busca la confrontación. Y lo dijo en Miami en castellano: “Bienvenidos a todos. Es nuestro país, ¿verdad? Porque somos americanos todos”.

Quien dijo eso no es un político de origen hispano como lo son Ted Cruz y Marco Rubio. Es un anglosajón como la inmensa mayoría de anglosajones que pueblan EEUU. Se llama Tim Kaine. Puede ser el arma de destrucción masiva de Hillary Clinton contra Donald Trump.

Como saben, une considerable número de blancos norteamericanos quieren votar a Donald Trump y causar un terremoto político mundial.

Les gusta Trump porque promete levantar un muro en la frontera con México y obligar a los mexicanos a pagarla. Les gusta Trump porque arremete contra las empresas norteamericanas que se mudan a México y dejan a los norteamericanos sin trabajo. Les gusta Trump porque amenaza con barrer a los islamistas radicales de la faz del mundo, y les gusta Trump porque promete devolver EEUU a su vieja grandeza.

Con todas estas promesas, los hispanos de EEUU no están muy contentos. No se sienten arropados por un señor que les amenaza.

Ahora, han escuchado a un blanco anglosajón que les ha dicho lo contrario que Trump. Esa persona es el número 2 de Hillary Clinton, y se puede convertir en el próximo vicepresidente de EEUU.

Kaine habla español perfectamente porque estuvo trabajando con misioneros en Honduras. Ojo, no trabajó en una multinacional bananera explotando a los indios de Honduras sino con jesuitas, de los que aprendió el valor de la fe. Kaine es católico en un país donde la mayoría de los cristianos blancos son protestantes.

De modo que este señor que tiende puentes, habla español y es católico puede ser el que empuje a millones de hispanos a votar el 8 de noviembre por Hillary Cliinton y apartar a Trump de la presidencia.

La clave está en la movilización.. Tradicionalmente solo el 48% de los hispanos van a las urnas (voter turnout), según el Pew Research Center (el cuadro es de la oficina del Censo Electoral del Gobierno). No se sienten representados. Esta vez puede cambiar. Según informaba hace poco Usa Today, ha aumentado el número de hispanos que se inscriben en los registros electorales. La razón: miedo a Trump, según las entrevistas que hizo el periódico hace un mes. Los hispanos son la primera minoría de EEUU. Cuarenta millones de habitantes. Hace tiempo que superaron a los negros. Pero solo 11 millones de hispanos fueron a votar en 2012.

¿Cuántos irán esta vez? ¿A quién votarán? Tradicionalmente los hispanos han votado más a los demócratas que a los republicanos. Un 60% son demócratas, y el 40% republicanos. Esta vez puede suceder que buena parte de ese 40% que votaba republicano se inclinen más por los demócratas. Por miedo.

Por eso, ha sido tan importante que Hillary  Clinton presentara como candidato a vicepresidente a un anglosajón que habla español con acento sudamericano. Y católico encima. Bingo.

Si Trump pierde, la lección final será que con su discurso anti-inmigrante dio la victoria a sus enemigos y ya era demasiado tarde para contrarrestar la presencia de inmigrantes de origen hispano en EEUU.

(Pincha aquí si quieres leer el informe de la oficina del Censo de EEUU sobre votos y razas)

(Pincha aquí si quieres leer el informe de Pew Research Center basado en encuestas en 2014)

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas