Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Las tribulaciones de un empresario para sobrevivir en la Venezuela de Maduro

18 agosto 2016 - 7:46 - Autor:

 

Venezuela está considerado como uno de los peores países del mundo para hacer negocios.

Estas son las tribulaciones de un empresario para sobrevivir en Venezuela.

El gobierno no le concede suficientes divisas para importar productos o simplemente repuestos. Pongamos el ejemplo de un concesionario de vehículos: no pueden traer coches porque no hay forma de pagarlos al fabricante. Los venezolanos tienen que ir cada vez en más carros de segunda mano, pero ya no hay repuestos originales para estos coches porque tampoco hay forma de pagarlos.

El gobierno obliga a vender a precios fijos algunos productos básicos. Si el empresario produce café o harina de maíz, está obligado a etiquetarlo con precios gubernamentales. Problema: llega un momento en que le cuesta más producirlo que venderlo, con lo cual, tiene que vender con pérdidas hasta que no aguanta más y cierra su negocio.

El gobierno envía inspectores de trabajo que ver si está cumpliendo con las condiciones laborales y no defrauda. Hay casos patéticos: una fábrica tiene que ofrecer las garantías mínimas de salud a sus trabajadores, como por ejemplo, tener papel higiénico en los aseos. Como no hay papel higiénico disponible, los empresarios lo compran en el mercado negro, y se arriesgan a que un inspector les multe o les cierre por haber comprado productos en el mercado negro.

El gobierno ha decretado la subida del salario mínimo en un 50%. El empresario está obligado a subir los salarios en un momento en que está vendiendo menos, y que su empresa se estanca. Muchos empresarios no pueden seguir así y cierran.

El gobierno amenaza constantemente a las empresas básicas de nacionalizar las empresas. Los empresarios viven en un temor permanente.

 Algunos funcionarios del gobierno se aprovechan de la situación acaparando productos y pidiendo a los empresarios comisiones exorbitantes.
El presidente Nicolás Maduro amenaza directamente a los empresarios como lo hace con el dueño de empresas Polar, que es el mayor fabricante de harina de maíz y de productos básicos. Se burla de él llamándole ‘pelucón’ (porque tiene mucho pelo), y le amenaza con cerrar la empresa o echarle del país. (Pincha aquí para ver el video)
El hampa busca presas entre los empresarios: les secuestra a ellos o a sus familias, y pide rescates, cuando no los asesina. Los empresarios han sido demonizados por el gobierno chavista.
Los ladrones entran en los pequeños comercios a punta de pistola y los saquean en busca de alimentos. El problema es que cada vez hay más hampones porque hay más hambre.
Las turbas formadas por personas que están hartas de hacer cola y de pasar hambre, asaltan directamente los comercios de alimentación (ver foto de arriba).
Por todo ello, en el indice para hacer negocios que publica el Banco Mundial, Venezuela ocupa el puesto 186. Uno de los más bajos del planeta. (Ver aquí)

Si esa es la situación de los empresarios, imaginen cuál es la situación de los trabajadores. Muchos solo comen una vez al día.

 

 

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas