Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La serie de Telecinco se queda corta: los ‘años del plomo’ fueron peores

7 diciembre 2016 - 15:00 - Autor:

Como se suele decir, ayer las redes sociales ‘se incendiaron’ con la miniserie de Telecinco titulada ‘El padre de Cain’. Trata de los años del plomo, cuando ETA llegó a matar casi 100 personas al año.

La serie se centra en un protagonista recién casado, un guardia civil, que se va a vivir en solitario al cuartel de Intxaurrondo en pleno San Sebastián.

Ese cuartel era como Fort Apache. Quizá peor porque se supone que estaba en una ciudad hermosa como San Sebastián, pero los guardia civiles y sus familias vivían presionados constantemente por el terror de ETA: cuando salían de allí, los podían matar. Los niños no podían decir en qué trabajaba su padre, porque sus amigos podrían delatarlos a otros padres entre los que habría simpatizantes de ETA.

Las mujeres perdían a sus esposos o podían morir ellas también en un atentado. Todas las mañanas había que mirar los bajos del coche para comprobar que no hubiese una bomba lapa. Muchos se confiaron. Otros murieron. Hubo quienes no aguantaron.

Aquello era una guerra de baja intensidad, por ponerle un nombre eufónico.

De modo que Intxaurrondo se convirtió no solo en un cuartel sino en un centro de torturas. Cuando caían prisioneros, los etarras eran torturados.

Todo lo que se cuenta en la serie es verdad. Pero cualquier persona que haya vivido allí sabe que fue muchísimo peor. ETA había aterrorizado hasta tal punto a la sociedad vasca, que la hizo ponerse de rodillas y besar sus zapatos. La sociedad vasca trató a los guardia civiles como apestados. La mayoría de los vascos lo hizo por defender a sus propias familias, porque estaban asustados.

Otros sencillamente porque simpatizaban con ETA.

La prueba de que era una sociedad aterrorizada, es que esta película jamás se hubiera podido rodar en aquellos años. El director, los actores y todo el equipo, habrían tenido que mirar los bajos de sus coches todos los días. Hoy es posible… más o menos. Porque tuvo que se rodada en Asturias. Hay cosas que aún no se han superado.

No sé cómo acabará a serie ni lo que mostrará. Creo que se va a quedar corta porque los ‘años del plomo’ fueron mucho peor de lo que sale en la miniserie. Pero me alegro de que se haya emitido porque así sabrán los españoles menores de 30 años, cómo se vivía entonces.

Muchos de ellos están votando hoy a partidos que se han aliado con los herederos de los etarras de aquellos años, con Sortu. Hablo de Podemos. Ideológicamente son iguales: marxistas-leninistas. Una ideología que significaba la conquista del poder por cualquier medio. Por el terror.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas