Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El mayor experimento social de los últimos tiempos: ingreso mínimo vital

27 enero 2017 - 11:04 - Autor:

El debate que ha lanzado el PSOE junto con los sindicatos es uno de los más atractivos de los últimos tiempos: dar un ingreso básico a todos los españoles con problemas económicos.

El PSOE lo llama ingreso mínimo vital.

Y eso, ¿funcionará?

Para empezar, hay cosas parecidas: los parados reciben una ayuda del Estado que puede durarles hasta dos años. Cuando se les acaba, reciben un subsidio social de 450 euros durante seis meses. Ese subsidio se ha ido extendiendo en el tiempo de modo que los seis meses se han convertido en años. Y en algunas comunidades existe un salario social para ayudar a las familias con menos recursos.

Todas ellas han sido medidas temporales para ayudar a millones de trabajadores que no han encontrado empleo.

Y hay otra cosa que es la ‘renta básica universal’ consistente en que todo español por el hecho de serlo recibiría una renta de por vida. Pero eso en concreto no es lo que se está proponiendo.

De modo que la idea de crear un ingreso mínimo vital es en el fondo el viejo subsidio con otro nombre. La novedad es que, como informaba El Mundo, “los desempleados -apuntados al paro en los últimos 12 meses- que no reciban ninguna prestación o cuyos ingresos sean inferiores al 75% del salario mínimo interprofesional, puedan recibir 426 euros al mes, siempre que el parado se comprometa a seguir buscando empleo y siga un itinerario para conseguirlo”.

Sería de forma indefinida hasta que lo encontraran. Y eso va a ser todo un experimento porque si se aprueba, sabremos si pasan dos cosas:

a) Si los que reciben esa renta se animan a buscar más trabajo o no.
b) Si se crea el efecto llamada y miles de extranjeros de países menos favorecidos vienen a España.

Como saben, en Finlandia han escogido a un grupo de 2.000 personas para experimentar la renta básica. No sé cuáles van a ser los resultados, pero no creo que el comportamiento de los finlandeses tenga que ver con el comportamiento de los españoles. Aun así, es un experimento que seguimos con interés.

En Suiza pretendían aprobar un salario básico de más de 2.000 euros (equivalentes en francos suizos) pero los suizos hicieron un referéndum y lo abandonaron.

Yo trataría de experimentar como los finlandeses. Escogería varias comunidades en diferentes partes de nuestro país, y pondría en marcha una renta mínima garantizada. Y ver qué pasa.

Tampoco sabemos si nos comportamos igual cuando somos parte de un experimento, que cuando el experimento ha terminado y hay que aplicarlo a todo el país.

En este momento, no sé si va a ser un buen invento. Siempre he pensado que la mejor ayuda social es tener un empleo.

Pero una verdad incuestionable: puede costar unos 11.000 millones de euros (el 0,7% del PIB), según los sindicatos, o 6.000 millones, según el PSOE. Ese dinero, habrá que sacarlo de algún sitio. Y como no vivimos sobre una mina de oro ni tenemos petróleo, para pagar ese salario hay que recortar otras cosas, habrá que recortar otros gastos.

Como nadie quiere que se recorten más gastos, habrá que subir el IVA, el IRPF y perseguir el fraude fiscal. Entonces, tendríamos que lo que damos a unos ciudadanos, lo estamos sacando de los mismos ciudadanos porque el dinero no crece entre los girasoles.

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas