Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Algunos consejos a los jueces que redactan documentos incomprensibles

22 febrero 2017 - 8:33 - Autor:

Un juez de Córdoba ha redactado una sentencia para que la entienda todo el mundo. Ha sido tan insólito que se ha convertido en la portada de muchos periódicos. Todos los jueces y abogados deberían tomar nota.

Se trata del juez Miguel Ángel Pareja. Ha condenado al empresario, constructor y exconcejal Rafael Gómez Sánchez (alias Sandokán) a cinco años y tres meses de cárcel, culpable de un delito fiscal. Escribe el juez:

“…soy de la opinión, de que la mayor parte de las resoluciones judiciales están destinadas a ser conocidas por los ciudadanos, cobrando especial interés, entre ellas, las definitivas, o sea las que ponen fin al juicio, como la presente sentencia. Por tanto, estas resoluciones tienen que ser comprendidas por los acusados, máxime en el presente caso en el que el principal acusado, Rafael Gómez Sánchez, ha insistido, una y otra vez, a lo largo del juicio y en el trámite de “la última palabra”, en que tiene serias dificultades para leer y escribir, que es “analfabeto”.

Por eso, aprovecho esta oportunidad para ofrecer unos pequeños trucos al juez, que seguro que los aceptará porque estamos en la misma onda.

El primer defecto de los documentos judiciales es que contienen frases-párrafo gigantescas. Apenas se puede tomar el aliento porque no acaban nunca. No ponen un punto y seguido. Para arreglarlo basta con poner un punto donde haya una conjunción o un conector.

Voy a permitirme el lujo de usar uno de los párrafos de la sentencia de Córdoba. He aquí el párrafo-océano:

Por su parte el perito Don Ignacio Valverde Yagüe, Inspector de Hacienda, ha ratificado su informe, siendo éste la base de los escritos de acusación y cuya pericial nos merece plena confianza, pues de la inmediación que da la celebración del juicio se ha podido observar que el perito ha sido imparcial, ya que entre otras cosas ha manifestado que él no hizo las inspecciones, sino que él se limitó a analizar los dictámenes emitidos por los otros peritos -se refiere a don Vicente Marín y a don Miguel Ángel Molina- pero que no tuvo en cuenta las periciales de las Defensas (sin embargo a lo largo de su informe se observa que al menos ha tenido también en cuenta el informe del Profesor Pérez Royo), ya que él lo que hizo fue intentar analizar objetivamente el encargo de la Fiscalía de categorías reconocibles en el ámbito tributario.

Y ahora con puntos.

Por su parte, el perito Don Ignacio Valverde Yagüe, Inspector de Hacienda, ha ratificado su informe, siendo éste la base de los escritos de acusación [.]  Su pericial nos merece plena confianza [.] De la inmediación que da la celebración del juicio, se ha podido observar que el perito ha sido imparcial [:] ha manifestado que él no hizo las inspecciones [.] Se limitó a analizar los dictámenes emitidos por los otros peritos [.] Se refiere a don Vicente Marín y a don Miguel Ángel Molina, pero no tuvo en cuenta las periciales de las Defensas [.] Sin embargo, a lo largo de su informe se observa que al menos ha tenido también en cuenta el informe del Profesor Pérez Royo [.] Él lo que hizo fue intentar analizar objetivamente el encargo de la Fiscalía de categorías reconocibles en el ámbito tributario.

En este caso hay siete oraciones. En alguna de ellas he introducido dos puntos, para suavizarla. Es más fácil de procesar por la mente humana.

Las frases demasiado largas despistan al lector, salvo que estén escritas por maestros de la lengua como García Márquez. Para el resto de los mortales, lo más recomendable es sustituir los conectores y las conjunciones por puntos. Tardamos segundos en hacerlo.

Se pueden usar más trucos como insertar comas (he insertado algunas arriba), suprimir palabras que estorban, convertir sustantivos en verbos y muchos más.

Si para que se dicten sentencias claras hay que considerarnos a todos ‘analfabetos’, pues adelante. Prefiero eso, a tener que tragarme cientos de folios ininteligibles.

(Aquí se puede leer la sentencia. La redacción que nos interesa, la del juez, viene a partir de la página 27, cuando empieza el segundo fundamento de derecho. Y seguramente es una de las más claras del derecho actual).

 

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas