Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¿Cuántas grandes obras de arte de hoy serán arrumbadas dentro de 100 años?

23 febrero 2017 - 8:00 - Autor:

A mediados de los noventa fui a ARCO, la feria de arte contemporáneo, y me encontré con una bañera llena de cucarachas de plástico. Era una de las obras más vistas de la feria.

Es difícil señalar los límites del arte porque no tiene limites. O porque lo que jamás consideraríamos una obra de arte en un siglo, al siguiente es admirado. O viceversa.

El ejemplo está en El Prado. La obra de Rafael titulada Caída de Jesús en el camino al calvario fue durante mucho tiempo la más valiosa del museo. Es un cuadro voluminoso, de estilo renacentista. Está expuesto en una gran sala pero la gente pasa de largo.

La obra fue pintada entre 1515 y 1516 para el monasterio de Santa María dello Spasimo en Palermo. Se hizo famosa en poco tiempo y fue considerada como “la alhaja más preciosa del mundo”. Llegó a España en 1661 porque el rey Felipe IV era un admirador de Rafael. Se salvó del incendio del Real Alcázar y luego Napoleón se la llevó a París en 1813.

Regresó a España en 1822. Poco después pasó al patrimonio del Museo del Prado, quien lo consideró su obra más valiosa.

Lo que no sabía El Prado es que los gustos iban a cambiar.

El ejemplo es Caravaggio. Este pintor italiano nació medio siglo después de que fuera pintada “la alhaja más preciosa del mundo”. Creó una técnica llamada claroscuro y empleó modelos sacados de las bajas calles que le ganaron el odio de muchos. A su muerte fue olvidado. (Abajo su obra, San Jerónimo escribiendo).

Pero en el siglo XX, los críticos de arte se dieron cuenta de que fue el padre de los grandes pintores del barroco. Una exposición de Caravaggio es un fenómeno artístico en cualquier parte del mundo.

De modo que, si un pintor tardó tres siglos en ser recuperado, ¿habrá algún desconocido que sea famoso en cien años? ¿Olvidaremos a los que ahora están ‘innovando’ en ARCO? ¿Olvidaremos a la bañera con cucarachas?

No lo sé. Pero por lo menos es algo a tener en cuenta cuando uno va a una feria de arte contemporáneo. Los gustos cambian. Los genios renacen.

Muchas obras en las exposiciones de arte contemporáneo nos parecen absurdas. Y está creciendo el número de críticos que repudian este arte. Una de ellas es la mexicana Avelina Lésper.

Cuando vio una obra que era un balde de agua, se acercó a la autora y dijo: “¿Consideras que un balde de agua es arte porque agrega un comentario tuyo a la realidad?”. La entrevista salió en YouTube y se hizo viral porque la crítica de arte añadió: “Estamos en la época en que la mera intención hace arte de un balde”.

 

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas