Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Tras la sentencia de Noos, ¿la justicia española es buena, regular o mala?

18 febrero 2017 - 1:42 - Autor:

He estado viendo en las redes sociales los comentarios sobre la sentencia del caso Nos que exculpa a la infanta y condena a su marido a seis años de cárcel. Muchos comentarios se reían de que no le movieran un pelo a la infanta. Otro comparaban la sentencia de seis años con los 6 años que te pueden caer si empujas a un policía.

En general, da la impresión de que muchos españoles piensan que la Justicia es un cachondeo.

No lo creo.

Un día antes, el Supremo obligaba al BBVA a devolver todas las hipotecas con cláusulas suelo, siendo la primera sentencia que aplica a su vez la sentencia del Tribunal de Justicia europeo que obligaba a los bancos españoles a hacer eso. Y justo en el mismo día del Caso Noos, el Constitucional español anulaba el impuesto sobre la plusvalía municipal que imponía cargas aunque no hubiera beneficio en una operación económica.

Podría seguir dando casos como la sentencia reciente del Tribunal Superior de Justicia de Valencia sobre la Gürtel, cuyos acusados han sufrido sentencias de cárcel de 12 y 13 años.

Tenemos pues a diferentes tribunales  –provinciales, nacional y hasta el Constitucional–, que han dictado sentencias, demostrando que da igual si eres un político, un empresario o el marido de la infanta. Los que obran mal son condenados.

Se puede discutir si algunas sentencias han sido benévolas, pero lo que creo que han hecho en la mayoría de los casos es demostrar que la Justicia es igual para todos, o se le acerca bastante. Desde luego no es un cachondeo.

 

Maduro sigue dando golpes a la prensa pero ya ha perdido esa batalla

17 febrero 2017 - 9:41 - Autor:

 

Pocas horas después de cortar la señal a la CNN, el presidente Maduro se encontró con una sorpresa: la CNN abría un canal en YouTube. Ya tiene 236.000 seguidores, y se puede ver en directo a la CNN, mejor dicho, a la CÑÑ. Y encima el canal ha creado el hashtag #CNNEcensurado.

Zasca a Maduro.

El presidente de Venezuela bloqueó la señal de la CNN cuando este canal informó de algo que le cabreó mucho. El vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, podría estar involucrado en la entrega de 173 pasaportes falsos a ciudadanos iraquíes, entre los cuales habría miembros del grupo islamista Hezbollah.

Maduro ha actuado igual que cuando El Nacional publicó los lazos del gobierno venezolano con el narcotráfico. Persiguiendo al director, que ahora no puede entrar en Venezuela.

Maduro ha hecho barbaridades para amordazar a la prensa: comprar medios (El Universal, Cadena Capriles), quitarles la señal (RadioCaracasTV, CÑÑ, TNT24…), lanzar órdenes de busca y captura contra periodistas (el director de El Nacional), limitar el papel de las bobinas (a toda la prensa venezolana), quitarles publicidad institucional…

Pero no ha podido con la verdad. Las noticias de los abusos en otras épocas no llegaba a la calle sino por ligeros rumores, pero ahora se filtran por Twitter, Facebook, WhatsApp y YouTube. Parar a la tecnología de la información es más inútil que poner un muro de corcho frente a un tsunami.

Con sus amenazas, Maduro ha convertido a la prensa mundial en su mayor enemigo. Pero esa batalla la tiene perdida. Solo se mantiene en el poder por abuso de fuerza. Ya ni sus partidarios pueden recurrir a la legalidad de las elecciones de 2013, puesto que no se ha sometido al mandato constitucional de aceptar un referéndum revocatorio a mitad de mandato, o sea, el año pasado.

Le quedan dos años más en el poder. Y mientras tanto, la situación económica, política y social del país seguirá hundiéndose en el abismo. Quien no denuncie este abuso, es parte del abuso. ¿Lo han entendido algunos partidos políticos españoles como Podemos?

 

La verdad sobre los ‘correos demoledores’ de los inspectores de Banco de España

15 febrero 2017 - 21:29 - Autor:

Varios inspectores del Banco de España enviaron en 2011 unos correos electrónicos a sus jefes advirtiendo de que la salida a Bolsa de Bankia era un error porque ese banco era “inviable”, supondría ‘nacionalizar las pérdidas”, y que era “injusto y contrario a la norma”.

También decían que el banco acabaría dañando a las cuentas públicas por 15.000 millones de euros. Proponían una salida: vender Bankia a un banco extranjero.

Cuando la Audiencia Nacional leyó los correos electrónicos de los inspectores del Banco de España los calificó de “demoledores”. Imaginen: toda la cúpula del BdE recibiendo esos correos, y “a pesar de eso”, sacan Bankia a Bolsa. ¿Adónde estaban mirando, eh?

Vamos a centrarnos un poco. Si la Audiencia recibiera ahora los correos que se cruzaron todas las entidades financieras españolas en 2011 se caería para atrás pues encontraría “correos demoledores”, “correos armagedónicos” y “correos del fin del mundo ya está aquí”.
No solo las cuentas de Bankia eran un desastre. El sistema financiero español era un desastre pues habían desaparecido todas las cajas, y los bancos se habían llenado de morosos. Y todo el sistema era un desastre porque este país construyó cuatro veces más viviendas de las que necesitaba, y se prestó dinero para comprarlas. Cuando la gente se quedó sin dinero, esos pisos, casas, solares y oficinas volvieron a los bancos y las cajas, que no podían revenderlas. Eran basura.

A Bankia le tocó una parte desproporcionada de esa basura porque el gobierno le obligó a asumir la basura del Banco de Valencia y otras cinco entidades más. Y sumar su propia basura.

El problema que parecen no entender muchas personas ahora era que si caía Bankia, aquello iba a ser un golpe para la credibilidad financiera de este país, y para la confianza de los españoles en su sistema financiero. Pues Bankia era eso que se llama “un problema sistémico”. Era una de las mayores entidades de este país.

Los inspectores del Banco de España que enviaron esos mails avisando de la basura, hicieron bien su trabajo. Pero la solución que proponían era por lo menos dudosa. Vender Bankia a un banco extranjero.

Primero, vender Bankia a una entidad extranjera ¿a qué precio? ¿Regalada? ¿Quién la iba a querer cuando la mayor parte de los grandes bancos europeos estaban todavía lamiéndose las heridas de la crisis?

Segundo, vender Bankia a una entidad extranjera le habría supuesto al gobierno enormes críticas, tanto por la izquierda como por la derecha. Unos por venderse a capitales extranjeros, y otros por vender una joya nacional. ¿Quién aguanta ese chaparrón?

¿Y si no se hubiese vendido, ni hubiera salido a Bolsa? Pues que se habrían tenido que inyectar cantidades enormes de dinero, que fue lo que pasó al año siguiente. 22.000 millones. Mucho, sí. Pero pongamos un ejemplo comparativo: en estos momentos, la banca italiana tiene un déficit calculado en 300.000 millones de euros, cifra que deja a la española como un juego de monopoly.

Me gustaría recordar que la banca británica tuvo que ser nacionalizada. A la holandesa se la intervino. La banca y las aseguradoras americanas quebraron o fueron rescatada por el gobierno por 800.000 millones de dólares.

¿Y si no se hubiera inyectado esa cantidad de dinero en Bankia? Habría quebrado, dejando sin ahorros a millones de personas. El verdadero caos. Y a eso habría seguido otro, y otro, y otro…Como el Grecia. Bancos cerrando sus puertas y la gente queriendo sacar sus ahorros.

La apuesta del gobierno de Zapatero por Bankia estaba entre susto o muerte porque nuestro amigo ZP tardó mucho en deletrear la palabra CRISIS.

¿Entienden ahora la magnitud del desastre que se avecinaba?

Por eso, creo que la iniciativa del PSOE de pedir una comisión parlamentaria que estudie la salida a Bolsa de Bankia, va por ese camino. Reconstruir el crimen porque a lo mejor, vemos al cadáver con otra pinta. También creo que el movimiento interno del Banco de España de defender a su personal y decir que se actuó correctamente en 2011 va por el mismo camino.

Lo que parece no entender la Audiencia Nacional y muchos analistas, es que el paisaje del sistema financiero mundial en aquellos años era como de 100 Titanics a la vez.

Ahora imaginen que Bankia hubiera sido nacionalizada o vendida al extranjero en junio de 2011, justo cuando el 15M acababa de estallar en la Puerta del Sol. Lo de Podemos de ahora sería una chispita comparado con lo que hubiera estallado en las calles.

 

 

Donald Trump envía su primer misil contra los dirigentes de Venezuela

8:34 - Autor:

La mayor parte de los medios del planeta publican en estos días que el Departamento del Tesoro de EEUU acusa al vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, de estar relacionado con redes de narcotráfico. Los medios de Venezuela apenas lo publican, o solo publican la versión del gobierno venezolano.

El Departamento del Tesoro ha puesto a Tareck El Aissami en la lista de sancionados por su “significativo papel en el narcotráfico internacional”. Lo ha hecho después de una profunda investigación en la que aparecen empresarios y políticos venezolanos ligados al chavismo. Incluyen en la lista a los gobernadores Henry Rangel Silva, gobernador de Trujillo; Ramón Rodríguez Chacín, gobernador de Guárico, y a Hugo Carvajal, diputado. Y además a un empresario amigo de El Aissami llamado Samark José López Bello, que actuaría como colaborador y testaferro.

Estados Unidos quiere aplicarles una ley de 1999 por la cual les puede congelar activos, y prohibir a cualquier empresa norteamericana comerciar con las personas que aparezcan en la lista. Ya lo ha hecho.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin, afirmó que: “En este caso hemos bloqueado decenas de millones de dólares en activos, lo que tendrá un impacto muy grande”.

EEUU dice que no es una medida contra el gobierno venezolano, sino contra personas del gobierno. Pero las palabras de Mnuchin revelaron lo contrario: “El Presidente Trump quiere mandar un mensaje al pueblo de Venezuela de que EEUU está con ellos.”

El Aissami fue nombrado vicepresidente del país en enero de este año por Maduro. El plan era que si Maduro tenía que dejar el poder por un referéndum revocatorio, lo mejor era poner en su lugar a un tipo duro. El Aissami lo es.

La BBC recordaba que al poco de ser nombrado, calificó a sus rivales políticos como “derecha terrorista y criminal” y “burguesía apátrida”, y que en Twitter ya había llamado “asesino” al líder opositor Henrique Capriles.

De origen sirio, su padre participó en el intento de golpe de Estado de Hugo Chávez en 1992 y fue detenido. Fue diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela, viceministro de Seguridad Ciudadana, ministro de Relaciones Interiores y Justicia y gobernador del estado Aragua. Su fracaso frente a la delincuencia fue patente. En 2011 fue nombrado vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Y ahora como vicepresidente, tiene también el cometido de organizar el ‘comando antigolpe’, pues cada vez corren más rumores de que esta vez el golpe se lo van a dar a ellos, a los chavistas.

Con las drogas, El Aissami tiene un historial contradictorio. Por una parte, cerró aeropuertos locales que servían de puntos de embarque de la droga, persiguió y detuvo a narcotraficantes y ha incautado toneladas de estupefacientes. Pero también aparece relacionado en varios casos como el de los sobrinos de Maduro, que intentaron meter drogas en EEUU. Si los sobrinos de Maduro intentaron meter droga en EEUU, solo era porque se sentían protegidos e impunes.

Pero lo más grave son las conexiones de El Aissami con grupos islamistas para los que, según The Wall Street Journal, ha creado redes financieras de soporte para darles cobijo, dinero y pasaportes.

No se sabe qué hay de política y qué hay de verdad en todo esto.

Pero con esta acusación, el chavismo y en especial su vicepresidente van a reaccionar como las ratas acorraladas: con más violencia aún. En aporrea.org, un medio chavista, apareció una declaración de El Aissami diciendo: “La verdad es invencible y veremos cómo se desvanecerá esta infame agresión. Ahora con más fuerza haremos irreversible nuestra Revolución”.

Lo doloroso es que la noticia apenas ha aparecido en los medios venezolanos por temor a represalias. En otro país acusación contra el vicepresidente movería a la opinión pública a través de los medios; en Venezuela no funciona porque los medios están atados, controlados o amedrentados por el poder. Dan la versión del gobierno. El director del diario El Nacional –el único que queda independiente–, no puede volver a Venezuela porque está perseguido. Su delito: publicar la verdad.

Pero el gobierno no controla las redes sociales ni los chats. En los chats de WhatsApp aparecía el asunto hasta con textos copiados en inglés directamente de la prensa norteamericana. Y por supuesto, los venezolanos lo pueden ver en la CNN.

Ahora, falta saber cuál va a ser el próximo paso de Donald Trump contra el gobierno de Venezuela, un gobierno que ha toreado las leyes, a la asamblea y a las organizaciones internacionales, y que ahora está acusado de narcotráfico.

 

Por qué hay cosas que no me cuadran en la historia reciente de Bankia

14 febrero 2017 - 0:12 - Autor:

A ver si lo entiendo: la Audiencia Nacional ha citado al ex gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, como imputado por las irregularidades en la salida a bolsa de Bankia en 2011. Y también al subgobernador y al ex presidente de la CNMV. ¿El próximo?

Pues si se tira del hilo, supongo que será alguien del gobierno, pues la salida a bolsa de Bankia fue un acuerdo general con rango muy alto. En ese caso, ¿el ministro de Economía de entonces? Era una mujer: la socialista Elena Salgado. ¿Y por qué no el presidente de gobierno de entonces? José Luis Rodríguez Zapatero.

¿Y cómo estaba Bankia entonces?

Bankia era la fusión de un montón de entidades financieras, siete, alguna de las cuales estaban a punto de quebrar, como Bancaja. Esta última era puro veneno. Tenía toneladas de ladrillo invendible, terrenos, solares, especialmente en Levante.

No era la única: el famoso sistema financiero que era un orgullo nacional, se había desmoronado por la locura de conceder créditos y la locura de todos de pedir préstamos. Un sistema que funcionó hasta que llegó la crisis. Los préstamos no se podían devolver, de modo que las cajas y los bancos se quedaron con esas toneladas de ladrillo. Para evitar su quiebra, se planeó fusionarlas para tener cierto peso y evitar el pánico colectivo.

Como no había mucho dinero, se decidió cortar a Bankia en dos, poniendo el veneno en una matriz llamada BFA, y la savia en Bankia. Y además, situando de presidente de la entidad buena a un hombre que entonces gozaba de prestigio, Rodrigo Rato, y sacándola a bolsa. O eso, o que quebrase. Esto último habría supuesto poner en peligro la poca confianza que le quedaba al sistema financiero.

Se presentaron las cuentas de Bankia y se sacó a Bolsa. Puede ser que fueran las cuentas de la abuela, pero en ese momento, toda la estructura de mando pensó que era lo mejor. La mejor alternativa.

Pero Zapatero convocó elecciones anticipadas, llegó el PP y de repente, empezaron los problemas. Se le exigieron más duras medidas de aprovisionamiento (los coeficientes), y entonces, se descubrió que Bankia tenía un agujero: en lugar de ganar, perdía mucho dinero. Se  inyectó capital, se nacionalizó el banco y se le volvió a inyectar más dinero.

¿Cómo es posible? Solo se explica porque, o los anteriores gestores eran muy optimistas, o los nuevos, eran muy pesimistas. Las cuentas de cualquier empresa sa basan en valoraciones, y las valoraciones las hacen seres humanos basados en mil factores. La verdadera diferencia era que había una Bankia del PSOE y otra del PP. La primera, en teoría, había hundido Bankia, y la segunda, en teoría, la iba a salvar. Un poco extraño.

Luego fueron saliendo técnicos del Banco de España que decían “ya lo dijimos nosotros”, y auditorías que de repente, no valían nada.

De modo que tenemos que creernos la historia de que decenas de personas, desde gestores, contables y economistas de prestigio, pasando por el Banco de España hasta el Ministerio de Economía, habían conspirado para estafar a la sociedad española con Bankia. Todos ellos, de la época del PSOE.

No sé. Hay cosas que no me cuadran en toda esta historia.

 

 

Podemos vota convertirse en un partido radical cuando la economía va mejor

13 febrero 2017 - 8:15 - Autor:

La estrategia que han votado los militantes de Podemos en el congreso de Vistalegre ha sido muy clara: queremos ser más radicales y de izquierdas.

Eso significa movilizaciones callejeras en los desahucios, protestas por la pobreza energética, por los ERE’s de empresa, y por los salarios bajos. Salir a la calle significa salir en televisión.

Pero hay un pequeño problema. Por ejemplo, en cuanto a los desahucios, las cifras indican que cada vez hay menos, y que la mayoría son alquileres, no hipotecas. Y encima, el gobierno ha prorrogado la suspensión de los desahucios a familias vulnerables. Fue una medida que se aprobó hace 4 años y que vencía en mayo. Pasó sin pena ni gloria en medio de la crisis, pero 24.000 familias se salvaron de ser echadas a la calle.

No hay que olvidar que las personas que sufrieron de hipotecas con cláusula suelo, están recuperando sus fondos, gracias a los tribunales españoles y de la UE. Y que Bankia, por ejemplo, ya ha dicho que devolverá inmediatamente todas las cantidades.

También han disminuido el número de empresas con problemas. Se sabe que en 2016, el número de empresas en concurso de acreedores cayó un 20%. Ya son tres años de caídas.

La pobreza energética fue una de las primeras medidas del gobierno. El gobierno con el apoyo del PSOE aprobó prohibir los cortes de luz, en familias con problemas económicos. Esto fue en diciembre pasado.

La cosa sigue con la diminución del paro, que cae año tras año. Ahora equivale al 18% de la población activa y a fines de 2018 puede bajar al 15%. El gobierno espera dejarlo en el 13% en 2019, un año antes de las elecciones.

El salario mínimo, otro de los caballos de batalla de Podemos, ha subido de 655 a 706 gracias al Gobierno y al apoyo del PSOE. Ha sido la mayor subida en 30 años.

Y sobre el fracaso escolar, el gobierno ha ofrecido a todos los partidos suprimir la LOMCE  y lanzar una nueva ley educativa.

De modo que Podemos elige alzar los puños y las banderas en un momento en que la gente tiene menos motivos para salir a la calle a protestar, pues afuera hace sol, hay más dinero en el bolsillo y se está mejor en un chiringuito.

 

 

Lo que debería decir el juez a Artur Mas: metáfora del semáforo rojo

12 febrero 2017 - 1:29 - Autor:

El ex presidente del gobierno catalán, Artur Mas, dijo esta semana en el tribunal que le juzga por organizar un referéndum ilegal el 9 de noviembre de 2014, que en ese juicio “se ha intentado sentar en el banquillo a un buen país”. Cataluña entera, claro.

Mas, los independentistas, los que no lo son tanto, y los catalanes que ni siquiera le votaron, piensan casi lo mismo: que se juzgaba al independentismo. O a Cataluña.

Pero voy a poner un ejemplo para que todo el mundo lo entienda.

Imaginemos que Artur Mas va por la avenida Diagonal de Barcelona a 200 por hora y se salta un semáforo. El radar le pilla y se le llama a declarar ante un juez por el supuesto delito.

A Artur Mas se le juzgaría por saltarse un semáforo en rojo y a 200 por hora. Pero el juez nunca le preguntaría por sus ideas sobre los extraterrestres, la Fórmula 1, la política o la economía. En este país hay libertad de expresión.

Repito: a ese conductor se le juzgaría por saltarse la ley, no por opinar.

¿Y qué suelen hacer los conductores cuando les pillan?

Storytelling. O como se dice en español, te cuentan un cuento. Una milonga. “Señor juez, el semáforo estaba en verde, o en amarillo a lo sumo”. “Señor juez, no iba a 200 kilómetros por hora”.

Y al salir, del tribunal, ¿que diría ese conductor? “Hay una conspiración contra mí”; “El juez me tiene manía”; “Hay una mano negra”:

Ni mano negra, ni conspiración ni manías. Aquí solo se juzga a una persona que se ha saltado la ley. Bueno, a algunas más que Artur Mas, porque organizar un referéndum ilegal no lo hace una sola persona. Sino muchas. Es como si, en aquel ejemplo del coche, Artur Mas fuera en la cabecera de una caravana de coches a 200 kilómetros por hora por la Diagonal, y se saltaron un semáforo en rojo. Todos cometieron el delito.

Ahora les toca ser juzgados por la ley,  una ley aprobada por parlamentarios españoles, elegidos por el pueblo, y ley que se aplica a todos por igual. A todos.

 

Podemos elige si debe seguir el modelo de Hugo Chávez para llegar al poder

11 febrero 2017 - 12:17 - Autor:

Voy a resumir lo que se vota en el Congreso de Vistalegre II de Podemos: decidir si el modelo de partido y de líder debe ser el mismo de Hugo Chávez o no.

Podemos ha sido un partido a un líder pegado: Pablo Iglesias. Emergió como fuerza política en las elecciones europeas de 2014 gracias al carisma de Pablo Iglesias, a su dominio de la retórica, su hábil uso de la televisión y su discurso. Lo mismo que Hugo Chávez en Venezuela, pero sin uniforme.

Conocimos a Iñigo Errejón después. Al principio era casi invisible porque todas nuestras miradas estaban en el fenómeno de ese chico con coleta que hablaba tan bien, era tan radical y que estaba todo el día enfadado: Pablo.  Luego nos fijamos en Íñigo, porque se le veía inteligente, sonriente, más moderado y muy hábil con los medios de comunicación. Todo un estratega.

Han pasado casi tres años desde aquellas elecciones. Y ahora, aquellas dos imágenes se han acentuado. Pablo e Íñigo. Radicales y moderados. Igual que como hace 100 años se dividieron los rusos comunistas entre bolcheviques y mencheviques.

¿Y qué es lo que en realidad se elige? Muy sencillo: se decidirá si a los militantes les gusta más el modelo de Hugo Chávez para llegar al poder. Iglesias es más partidario de salir a la calle, de no osificarse en el Parlamento, de manifestaciones, movilizaciones y puño en alto. La revolución sin ambages.

En Venezuela funcionó. Y lo hizo porque el país arrastraba décadas de corrupción de los dos principales partidos políticos. Hasta ahí se parece al modelo español. Pero solo hasta ahí. España, a diferencia de Venezuela, no atraviesa ahora lo que atravesaba Venezuela antes de llegar Chávez: aquí no hay inflación, no hay crímenes impunes, y, por lo que se vio en las últimas elecciones, ya no hay hastío de los dos grandes partidos políticos.

Más todavía: la situación económica española es mejor que la de Venezuela hace 18 años, es más sólida, tiene un sistema social bien cimentado, y las perspectivas de que todo eso mejore son bastante altas. Según el último CIS, cada vez más españoles piensan que la economía mejorará en los próximos meses, y que está mejor que hace un año.

Si Podemos elige el modelo Hugo Chávez, o sea Pablo Iglesias, en el PP y el PSOE bailarán de alegría. Una sociedad que mejora económicamente, se hace más conservadora, menos radical, no quiere experimentos con gaseosa. Por eso, Errejón quiere una vía más moderada para llegar al poder. Sin asustar.

Pero hay muchas probabilidades de que, quien gane en este congreso de Vistalegre, sea Pablo Iglesias. Un triunfo para él. Pero no para el partido.

(La imagen de arriba corresponde a un homenaje a Chávez realizado por Iglesias en la sede de CCOO de Madrid en marzo de 2014. Yo estuve allí).

 

El dilema venezolano: caer en manos de delincuentes o quedar atrapados en la dictadura

9 febrero 2017 - 21:55 - Autor:

 

Hace unos días, un grupo de delincuentes secuestró a un joven venezolano en Caracas y pidieron 20.000 dólares. La familia pagó. Ahora están haciendo sus maletas. Se largan de ese país.

Esta noticia ocuparía la portada de todos los medios españoles. Allí, ni un breve. Es tan normal que secuestren a jóvenes y pidan rescate…

El escritor gallego Juan Tallón fue invitado en octubre pasado a la Feria del Libro de la Universidad de Carabobo (FILUC). Era la primera vez que iba. Fueron ocho días en los cuales escuchó, vio y escribió. Cuando le alojaron en el Guaparo Inn y bajó a desayunar, no había ni leche ni azíucar. Y al servirse mermelada, alguien le avisó: “Cuidado, está caducada”. Lo cuenta en un reportaje para Jot Down titulado: Ocho días encerrado en Venezuela. 

Cuando hablaba con venezolanos, lo único que le contaban eran historias de la inflación, de los cortes de luz y de agua y de los secuestros. Una venezolana le confesó que deseaba irse porque le sucedió algo grave a su hijo. “Estaba acompañado por un amigo, sacando una bebida de una máquina. No era en una zona peligrosa, aunque aquí ya todas la son, y tampoco era de noche. Pero apareció un carro con tres hombres y los metieron dentro a punta de pistola. Les preguntaron dónde vivían, y qué medidas de seguridad había en su comunidad. Les pareció más fácil asaltar la casa del amigo de mi hijo, y allí se presentaron, amordazaron a su mamá y a sus hermanos, y saquearon todo lo que tenían de valor».

Cuenta este escritor gallego, que al hijo de esta mujer y a su amigo también se los llevaron, y que luego los dejaron abandonados.

Esto está afectando tan seriamente a la población, que un amigo me contó que ya ha ensayado varias veces qué hacer en caso de que alguien secuestre a sus hijos. Sabe cómo negociar.

Ese mismo amigo me envió un WhatsApp que resumía así la situación: “Nuestro dilema es caer en manos de la delincuencia, o quedar aquí atrapados por la dictadura”.

Muchos españoles han tenido que salir de España para buscarse la vida porque aquí no encuentran trabajo. Los venezolanos que salen de Venezuela tiene trabajo, tienen casa, y se quedarían allí de no ser porque pueden secuestrarles o matarles. Y si se quedan, verán que la situación económica es cada vez peor. Sin visos de cambiar.

Ese es su gran dilema.

 

 

En memoria de Hans Rosling, el hombre que contaba historias con piedras

8 febrero 2017 - 21:29 - Autor:

 

Hans Rosling falleció este martes de un cáncer de páncreas.

Era un experto sueco en los estudios sobre la pobreza en el Tercer Mundo, pero sobre todo se le conoce por ser uno de los mejores presentadores y divulgadores del mundo. Su gran estreno tuvo lugar hace 9 años en una charla TED en California.

Rosling explicó que, a pesar de nuestro pesimismo, la pobreza estaba disminuyendo en el mundo. Mostró gráficos fabricados con su fascinante programa de animación Trendalyzer y por último terminó su charla de una forma tan espectacular que está considerada el mejor final de cualquier presentación. (ver abajo a partir del minuto 17).

En esa charla Rosling dijo que lo imposible era posible, y recalcó cómo estamos combatiendo el hambre eficazmente. Y, para recalcarlo, se quitó la camisa y apareció la camiseta que llevaba debajo, la cual llevaba un rayo pintado de lentejuelas.

“Dadme mi espada”, dijo. “Quiero demostraros que lo imposible es posible tragándome esta bayoneta de acero sueco, tomada de un rifle del siglo XIX, la última vez que tuvimos una guerra”.

Pidió absoluto silencio, levantó la bayoneta y en pocos segundos se la metió por la boca hasta casi el final del estómago. El público estaba tan asustado que reía y gritaba a la vez. Luego Rosling se sacó limpiamente la espada y se despidió. El público se puso en pie y estalló en aplausos.

Desde entonces, Rosling explotó esta cualidad suya de hablar en público usando objetos y mucha imaginación. Una de sus charlas es sobre la lavadora, y sostiene que ha sido el gran instrumento de liberación femenina porque les permitió ganar tiempo para leer y educarse. Y reveló que este invento tan usual en el primer mundo, apenas se usa en el Tercer Mundo, donde todavía tienen que ir a los ríos a lavar. Pinchar aquí para ver la charla.

Tiene otra presentación sobre la demografía mundial donde usa cajas de IKEA. Y una de las más memorables está hecha en la calle. Coge varias piedras para explicar la movilidad social en el mundo, donde aumenta el número de personas con ingresos. Dura menos de 50 segundos y él mismo la calificó como “La charla TED más corta del mundo”. (Ver arriba).

Hans Rosling fue el maestro de las charlas porque demostró que se pueden contar cosas complejas de manera sencilla y usando cualquier objeto. Incluso piedras.

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas