Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Otra película española a punto de sufrir boicot por una artista lenguaraz: Miren Gaztañaga

5 marzo 2017 - 21:17 - Autor:

Miren Gaztañaga participó en un programa de humor de la ETB (la televisión vasca), donde el tema central era “¿cómo son los españoles?”. Su opinión es que los españoles “culturalmente están atrasados” y que “me viene la imagen de un cateto”. Dijo que si su hijo le pidiera la camiseta de la selección, no se la compraría jamás.

Como en este país hay libertad de expresión, que no se preocupe Miren: no le va a pasar nada.

A ella no, pero a su película, sí. Pues resulta que Miren actúa en El guardián invisible que se acaba de estrenar.

Las críticas contra Miren se han desbordado en Twitter y Facebook. La gente pide que no se vaya a ver esta película. Algunos lo expresan con sentido del humor diciendo que el único que va a ir a ver la película es Fernando Trueba.

Trueba ya se hizo famoso por decir en una ocasión que no se sentía español “ni cinco minutos”. El año pasado estrenó su película titulada La reina de España, producida en parte por Antena 3 (puso el 10%), y, ya sea por el boicot, o porque no era una cinta brillante, el film solo recaudó 1 millón de los 11 millones que costó. Fue un desastre.

Parece que Antena 3 se ha tropezado con la misma piedra porque ha producido enteramente El guardián invisible. Una lástima, porque ha hecho un esfuerzo enorme por impulsar al cine español, cosa que no le hace mucha gracia porque, como saben, el gobierno obliga a las cadenas a financiar nuestro cine.

O sea, te obligan a producir una película, pones una pasta, y resulta que los artistas se dedican a decir cosas por ahí que arruinan las películas antes de que se estrenen.

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas