Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Año 2050: ¿qué pintará España a escala mundial si seguimos así?

30 abril 2017 - 22:25 - Autor:

Para 2060, la población de India será la mayor del mundo. Serán unos 1.750 millones de personas. Los chinos irán por detrás, con la misma cifra de ahora: 1.300 millones. Eso se debe a la política de ‘solo un hijo’ que ha imperado en los últimos años y que ha congelado su crecimiento demográfico.

Sin embargo, eso quizá no sea tan cierto para China. Hace unas semanas, la portada de Financial Times estaba dedicada a una noticia de enorme impacto: “China quiera promover el baby-boom”. Tras 18 años de caer la natalidad, ahora quieren volver a los viejos tiempos y promover que los matrimonios tengan más de un hijo.

Sea o no así, cualquier país debería hacer unas proyecciones para mitad de siglo, ver qué puesto ocupará, y qué está haciendo ahora para  sobrevivir. No en términos demográficos solamente, sino en términos económicos.

Las proyecciones indican que España perderá el puesto como una de las naciones más ricas del globo. Ahora somos la número 14. A final de esta década nos pasarán México  e Indonesia. Hace unos años estábamos entre los diez grandes.

Para 2020, la nación más poderosa del mundo desde el punto de vista económico será China, según un informe de PriceWaterhouse. es decir, dentro de tres años. En 2040, Estados Unidos pasará al tercer lugar, superada por India. Y para el 2050, India será el país con la segunda economía más potente del globo, y la mayor población del planeta: 1.750 millones de personas.

¿Y nuestro pequeño país?

Lo que está claro es que para competir con esos gigantes, hay que hacerlo teniendo cierto tamaño. En España, hay regiones que quieren independizarse, y nuestra tasa de reposición demográfica es una de las más bajas del mundo.

Del informe de PWC se deduce que a mitad de siglo, los países más poderosos también tendrán una enorme base demográfica. En 2050, según Price Waterhouse, solo un par europeo, Rusia, estará a la vez entre los 10 grandes economías y los países más poblados.

La verdad de las verdades no se dilucidará sino cuando nuestros nietos vean el país que les hemos dejado. Quedan 33 años, que pasarán volando. Quizá tengan la ventaja de tener un idioma que será muy hablado en toda América, pero su país irá perdiendo peso hasta convertirse en algo manejable desde el punto de vista geopolítico: es decir, menos libre y más dependiente.

Las cosas, en realidad, hay que verlas con las perspectivas de muchas décadas adelante. Como decía el economista francés Frédéric Bastiat que para saber si una medida es buena o mala, hay que mirar las consecuencias a largo plazo para toda la población. El economista francés Jean Tirole, ganador del Premio Nobel de Economía 2014, afirma que uno de los defectos de los gobiernos de hoy es que hacen planes para corto plazo. Pero hay que mirar a muy largo plaza, y tomar decisiones ahora.

¿Alguien de nuestro gobierno tiene un plan para 2050?

El abismo educativo: los jóvenes se aburren y los profesores no les entienden

29 abril 2017 - 23:16 - Autor:

Una profesora de universidad me comentó tomando un café que cada vez tiene más dificultades para mantener la atención en clase. “Los chicos de segundo de universidad se aburren”, se lamentaba. Tenía miedo. “Tengo dos doctorados y sé mucho de mi especialidad, pero cada vez me cuesta más hacerme entender en clase”.

Eso da una idea de hacia dónde se está moviendo nuestras galaxias educativas. La de los jóvenes y la de los profesores se mueven en direcciones opuestas. Se alejan. Por eso, se entenderán cada vez menos.

Un joven del siglo XII no era muy diferente de uno del siglo V o del siglo XV. La transmisión del conocimiento y las ‘nuevas tecnologías’ apenas cambiaban. Un joven y un profesor se entendían. Ahora, cada generación de jóvenes es diferente a la anterior porque una nueva tecnología les ha modificado cognitivamente su forma de entender el mundo, ya sea Snapchat o Instagram, el móvil inteligente o el iPad. Pero al profesor cada vez le costará más entenderles.

Para el mundo de los profesores, esto es una tortura. Los avances son tan rápidos, que cuando se toman una siesta creyendo que están al día, ya han aparecido cosas nuevas que desconocen.

Cada año, los jóvenes dominan tecnologías más revolucionarias e ininteligibles, en cambio los profesores son un año más viejos. Así, año tras año.

Hace poco me enteré que la nueva forma de leer libros en EEUU es por medio de mensajes de WhatsApp. Unos tíos listos han inventado una aplicación por la cual puedes leer una novela en tu móvil escrita con micro-mensajes. “La gente joven lee cada vez menos, y se saltan las explicaciones en las novelas: van directamente al dialogo”, decía uno de los fundadores.

De modo que al pasar de los años, los profesores entienden menos a los jóvenes, y los jóvenes se aburren más en clase. La separación cognitiva dará lugar a lo mismo que la separación de las galaxias: que llegará un momento en que no puedan verse porque las distancias son enormes.

Esa separación galáctica, lo queramos o no, influirá en la política, en la economía y en la empresa. Y las consecuencias son impredecibles.

 

 

La bajada del paro, lo único que le queda al PP para sostener su imagen

28 abril 2017 - 21:40 - Autor:

El paro en 2020 bajará al 11,2%, ha anunciado el gobierno. Lo ha dado la prensa en sus portadas y los telediarios. Era la presentación de su Plan de Estabilidad, según la agenda. Pero a la gente le ha dado la impresión de que el PP ha hecho este anuncio para contrarrestar la mala imagen que le está dando la corrupción.

A este paso, va a ser casi la única virtud del PP para vender en las elecciones generales de 2020. Porque por ahora, la imagen de corrupción es tan profunda que si se celebraran elecciones ahora casi seguro de que dejarían de ser el partido más votado.

Nadie puede dudar que la economía va bastante bien. Incluso mejor de lo que dice el gobierno y los servicios de estudios. Por ejemplo, el gobierno prevé que este año crezcamos un 2,7%. Casi seguro que revisarán el índice al alza porque según el Indicador Sintético de Actividad (la madre de todos los indicadores), la economía está creciendo al 3,2%.

La economía va bien y la corrupción va muy mal. Quizá hay una relación oculta porque cuando las cosas van bien, los políticos piensan que se debe a su gestión, lo cual es verdad en gran parte, pero entonces piensan que ellos se merecen un cacho de esa mejoría, y se corrompen.

Una prueba: el caso que ahora está hundiendo al PP surgió en 2007, cuando la economía aún iba bien. Fue aquel año cuando Ignacio González –ex presidente de la Comunidad de Madrid–, recibió supuestamente 1,4 millones de euros. Al año siguiente viajó a Cartagena de Indias y empezó a manejar bolsas de dinero.

Los periodistas de datos tienen ahí un filón: relacionar la corrupción con la bonanza económica. Si se demostrara que existe un vínculo, entonces este crecimiento económico que estamos viviendo ahora, anuncia una nueva ola de corrupción.

 

 

 

Venezuela, cada vez más cerca de ser la Corea del Norte del continente

27 abril 2017 - 20:16 - Autor:

Desde que ganó por los pelos las elecciones presidenciales en 2013, el presidente Maduro se ha convertido en el peor mandatario de la historia de Venezuela y en uno de los peores del mundo.

La economía, que estaba mal, ahora está  colapsada. No hay economía. El bolívar se ha devaluado a niveles insólitos. El estado no tiene recursos ni para pagar a los pensionistas. El gobierno chavista ha arruinado a la industria petrolera, pero también a la credibilidad internacional del país pues no logra que le presten más dinero.

Ni siquiera tiene capacidad de refinar petróleo, pues lo tiene que hacer fuera del país.

Los sistemas de abastecimiento no funcionan porque ya no hay nada que abastecer. El gobierno ha hundido la producción agrícola y de casi todas las industrias a fuerza de nacionalizaciones. Controla los medios de comunicación ya sea comprándolos, prohibiéndolos o cortándoles el papel.

No hay comida, el pueblo pasa hambre y además se muere en los hospitales porque no hay medicamentos. Por no haber, no hay ni aire acondicionado.

Maduro ha metido en la cárcel a sus enemigos políticos. A otros los ha inhabilitado. Y además reprime al pueblo con violencia, usando a la policía, a la guardia nacional y a los paramilitares, que son los ‘colectivos’ armados por el gobierno. Y por otro lado, suprime y encarcela a los militares disidentes, pero premia con sospechosos negocios a los adeptos al régimen.

Tiene casi todas las condiciones para parecerse a Corea del Norte: es un gobierno comunista (no socialista, sino comunista), controlado por una élite que no admite elecciones, controla los medios de comunicación, asesina a sus enemigos y ha desabastecido al país, como suele suceder con ese tipo de regímenes. ¿Qué le falta para ser Corea del Norte?

Cerrar las fronteras.

Para empezar, está cerrando las fronteras diplomáticas. La última ha sido anunciar su salida de la OEA, la Organización de Estados Americanos. Ahora solo le falta imponer el toque de queda (cosa que no tardará), y amordazar definitivamente al pueblo. Luego, cerrará las fronteras e impondrá definitivamente y con todo el horror, la dictadura de los chavistas.

Muchos esperan que caiga este régimen chavista en las elecciones. No caerá así porque no convocará elecciones. Se mantendrá allí mientras pueda. Con violencia, por la fuerza y con locura. Solo una gran conmoción puede echarle del poder.

Obama cobra 367.000 euros por charla: el gran negocio de haber sido presidente

26 abril 2017 - 23:28 - Autor:

Obama cobrará 367.000 dólares (400.000 dólares) por dar charlas en un banco de inversiones llamado Cantor Fitzgerald. Un representante del ex presidente de EEUU confirmó que en septiembre, Obama será uno de los oradores en la reunión anual sobre Sanidad organizada por ese banco, según informaba Financial Times.

Esa cifra es el doble de lo que cobra Bill Clinton por dar charlas (cobra 183.000 dólares). Su mujer Hillary cobra un poco más, 206.000 euros (225.000 dólares).

Lo llamativo en el caso de Obama es que va a cobrar esa enorme cifra de aquellos mismos a los que criticó. En 2008, tras la crisis financiera, Obama criticó despectivamente a los ‘peces gordos’ de Wall Street (fat cats, le dicen en inglés), que se estaban embolsando enormes sumas de dinero en comisiones y bonus, mientras millones de estadounidenses se iban a la ruina.

Es más, Obama aprobó en 2010 una ley llamada Dodd-Franks que impone duras condiciones a los bancos de inversión o compañías de seguros. Por ejemplo, les puede obligar a aumentar sus reservas, y hasta intervenirlos a tiempo si se demuestra que suponen un riesgo sistémico para el país.

Ahora, Obama va a cobrar de aquellos mismos que intentaba controlar.

Pero hay más. Los Obama van a hacer una buena caja este año pues hace dos meses se supo que Barack Obama y su mujer Michelle escribirían por separados sus libros de memorias por los cual Penguin Random House les pagará en derechos 60 millones de euros (65 millones de dólares). Según FT, es la cifra más alta pagada por memorias presidenciales.

En un ranking elaborado por la cadena ABC News, aparecían los Clinton como los políticos que más ganaban dando charlas. Pero también había otro personaje: Donald Trump, ya entonces se embolsaba 1,5 millones por charla. Y no era presidente.

Cuando deje de serlo, es seguro que Trump ganará aún más por sus charlas… si este mundo existe todavía.

 

 

Manual chavista para localizar “nombres y direcciones” de opositores venezolanos

25 abril 2017 - 18:36 - Autor:

A las manifestaciones organizadas por la oposición, el gobierno responde con amenazas. Una de las últimas consiste en repartir el “Manual del Combatiente Revolucionario”. Lo presentó el vicepresidente del partido y diputado, Diosdado Cabello, en su programa de televisión.

Lo más espantoso de ese manual es que detalla nombres, fotos y direcciones de sus enemigos. Y dijo: “Aquí están, una serie de ciudadanos, marcaditos, dónde viven, dónde se mueven, etcétera, etcétera”.

Una lista negra de personas a las que hay que perseguir y anular. De hecho, en la portada del manual se puede leer esto: “Sabemos para dónde tenemos que ir”.

Un periodista del régimen llamado Pedro Carreño, también mostró el libro más detallado. Se veían las fotos, los nombres y las direcciones de los dirigentes de la oposición Lilian Tintori, Freddy Guevara y otros. Y Carreño lo hizo en un programa de VTV, el canal público de televisión. Sin cortarse un pelo.

Es como si alguien del gobierno español usara Televisión Española para mostrar un libro con fotos y direcciones de diputados españoles de la oposición con la intención  de amedrentarlos o para lo que ustedes imaginen. Aquí en España eso sería un delito, pero en Venezuela no porque los delincuentes están en el poder. Lo más insultante para los periodistas es que el entrevistador ni siquiera lo critica, sabiendo que eso es delito.

¿Por qué lo hace el gobierno de Maduro? Porque tiene miedo. Los venezolanos llevan años manifestándose contra el gobierno. Y la oposición ya es mayoría en la Asamblea.

Y en la calle. En una de las últimas manifestaciones, la opisición convocó a miles de personas que se fueron a una autopista y montaron allí sus reuniones, sus cantos, sus pancartas y sus espectáculos. Lo llaman el Gran Plantón.

Es la versión venezolana y popular del 15M, el movimiento popular español que tomó la Puerta del Sol en mayo de 2011 durante semanas.

En el Gran Plantón venezolano, se hicieron cuatro reivindicaciones fundamentales:

1) Respeto a la autonomía y competencias de la Asamblea Nacional, que el oficialismo pretende disolver.

2) Libertad de los presos políticos.

3) La apertura de un canal de ayuda humanitario ante la crisis.

4) Un cronograma electoral concreto.

Pues bien, para Maduro, esa manifestación es un ‘acto terrorista’.

El Gran Plantón se organizó en varias ciudades de Venezuela y el objetivo es claro: presionar a la dictadura hasta que caiga.

En realidad, los venezolanos están plantando cara a la dictadura porque simplemente Maduro no cumple la ley. Por no cumplir, ni siquiera ha convocado las elecciones a las que está obligado convocar. Sabe que las perderá, y cuando las pierda, va a ir directamente a la cárcel.

 

Por qué es tan difícil en este país trincar a tiempo a los políticos corruptos

24 abril 2017 - 20:00 - Autor:

Ignacio González, Francisco Granados, Alberto López-Viejo…

Esperanza Aguirre estaba rodeada de corruptos pero dice que no lo vio. La traicionaron.

Me gustaría hacer una pregunta. ¿Cómo pillar a un corrupto a tiempo? Precisamente son corruptos porque saben que es difícil que les pillen. Pueden esconder sus fechorías.

Voy a poner un ejemplo. Imaginemos un cargo político de cualquier nivel del estado –ayuntamientos o comunidades– por cuyas manos pasa un presupuesto importante, supongamos que de obras públicas.

Si esa persona tiene el poder de adquirir servicios a empresas, puede sentir la tentación de trincar. Y lo hace de la siguiente manera: habla con los empresarios y acuerda un precio. Todo correcto. Imaginemos que esa operación pasa por los auditores internos y externos, por los responsables de Hacienda, por el consejo y por sus superiores.

Y todo está detallado con facturas.

Lo que nunca se podrá saber es si hay algún pago por debajo de la mesa. Basta con que, en una conversación privada, el cargo público pidiera que le paguen cierta cantidad en negro, aquí o en Suiza, o a través de un testaferro. Sin facturas ni pruebas. Solo lo saben él, y el empresario.

¿Creen que el empresario que se ha beneficiado va a denunciar la operación?

El empresario nunca lo denunciará porque sabe que en el futuro, otras corporaciones le rechazarían. O simplemente porque es la supervivencia de su empresa.

Y ya está hecha la trampa.

A la UCO o la UDEF, los servicios policiales de investigación financiera, les cuesta mucho destapar a tiempo estos actos de corrupción porque no hay papeles ni documentos. Solo hay indicios, sociedades interpuestas y testaferros.

A Mario Conde no se le encontraron nunca 300 millones de pesetas que fueron en teoría a parar a políticos. En el caso de Ignacio González los investigadores están tratando de encontrar la cuenta en Suiza donde en teoría se hicieron los pagos de comisiones.

Muchas veces no se encuentran ni siquiera los millones defraudados, como sucedió con Luis Roldán, ex director de la Guardia Civil.

Para los corruptos, es muy fácil pillar dinero y no dejar pruebas. Por eso, cuando les trincan, sus superiores suelen poner cara de asombro y decir: “Nunca lo hubiera pensado”. Engañan a todos.

Es lo que ha dicho Esperanza Aguirre al dimitir como portavoz del PP en el Ayuntamiento. “Me siento traicionada”.

No debería ser una excusa, pero vista la cantidad de casos de corrupción en el PP, habría que inventarse una fórmula para controlar las adjudicaciones y los contratos. Por ahora, a mí no se me ocurre ninguna, salvo confiar en la honestidad del político.

Si tenemos la cantidad de corruptos que tenemos es por algo. Según Transparencia Internacional ocupamos un lugar deshonroso en la lista de los paíes más y menos corruptos. Los menos corruptos no es que tengan unas fórmulas de control excepcionales. Es que sencillamente la corrupción no es algo en lo que piensen los políticos. Les asquean las comisiones, los chanchullos y las componendas.

Pero en España no es así. Es una cuestión moral, y no hay forma de arreglarlo salvo con educación moral.

(La imagen es de jesadaphorn, cortesía de freedigitalphotos.net)

 

 

 

Francia: pasan en la primera vuelta el candidato ‘thermomix’ y la candidata ‘dinamita’

23 abril 2017 - 22:24 - Autor:

Emmanuel Macron ha logrado pasar la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas junto a Marine Le Pen, la candidata de la extrema derecha. Dentro de dos semanas se disputará la segunda vuelta y el que saque más del 50% ganará.

Esa persona será probablemente Macron gracias a un programa que podríamos llamar Thermomix. Muchos votantes del centro izquierda de unirán para evitar que Le Pen llegue al poder, igual que sucedió con su padre Jean Marie hace muchos años.

Solo puede calificarse de Thermomix a un programa –el de Macron– de centro, derecha, izquierda. Ha metido todos los ingredientes en la Thermomix y como resultado, ha sido el candidato más votado en esta primera vuelta.

Por el centro derecha, Macron quiere bajar los impuestos a los empresarios, seguir en la UE, crear un ministerio del Euro, proteger a los agricultores y eliminar 120.000 funcionarios,

Por la izquierda, Macron quiere crear un subsidio universal al desempleo que podrán cobrar todas las personas que vivan en Francia y que no tengan empleo. N’importe quoi. Empleados, artesanos, comerciantes independientes, empresarios, profesionales, agricultores, dice el programa.

Los jóvenes además contarán con un subsidio para gastárselo en cultura (muy francés) por valor de 500 euros. Y el estado les facilitará el acceso a la vivienda.

En suma, Macron prevé invertir 50.000 millones de euros en cinco años, de los cuales 15.000 millones se destinará a formación y competencia, y otros 15.000 millones a depender menos de energías fósiles. (Aquí se puede leer su programa).

Recordemos que Macron fue ministro de Economía con Hollande hasta hace poco. Estaba en el gabinete socialista pero hace unos meses abandonó su puesto y lanzó En Marche, un partido político de centro que se ha convertido su pivote para alcanzar el poder.

¿Y qué decir de Marine Le Pen?

Pues que si en la segunda vuelta es elegida presidenta de Francia se cargará con dinamita todo lo que se ha hecho por la Union Europea desde la Segunda Guerra Mundial: el euro, la libre circulación de mercancías y trabajadores, el control del deficit, la autonomía del banco central, la limitación de la deuda…

Los mercados financieros –encantados con Macron–, están realmente preocupados con ella porque casi representa el fin de lo que ellos adoran. Además, Le Pen propone una vuelta a los aranceles en las fronteras, todo lo cual significaría recomenzar una guerra comercial de nuevo entre los países europeos.

Pero también significaba proteger a las empresas francesas contra la competencia asiática, contra los fondos buitre, y blindarlas.

Por cierto, buena parte del programa de Le Pen era igual que el de Podemos en España: renacionalizacion de empresas francesas, bajar la edad de jubilación a 60 años y romper los tratados comerciales (Puede leerse pinchando aquí).

Algunas sorpresas sobre la expansión (y las trabas) del español en el mundo

22 abril 2017 - 20:27 - Autor:

A finales del año pasado, la Fundación Telefónica publicó un estudio sobre el español en el mundo titulado Atlas de la lengua española. Es muy estimulante, sobre todo, por el valor que da a nuestro idioma, el tercero del mundo, y porque este día 23 de abril se homenajea al español (y a la muerte de Cervantes).

Hay cosas que llaman la atención. En Estados Unidos ya se habla más español que en España. Hay más de 50 millones de castellano parlantes. En España somos 47 millones.

En el año 2050, habrá 132 millones de personas que hablarán español en EEUU. Algunos pronostican que en el futuro, dentro de cien o 200 años, el español superará al idioma inglés en ese país porque los hispanos les superarán demográficamente. Hoy, ya es la lengua extranjera más enseñada en las escuelas norteamericanas. Sin embargo, en España parece que hay un retroceso porque en algunas comunidades autónomas parecen empeñados en borrar el español. ¿No es un sinsentido?

Sigamos. El mayor país hispanohablante del mundo es México, con 120 millones de personas. Eso ya lo sabíamos. Lo que no sabíamos es que el español convive allí con 20 lenguas nativas locales, lo cual no les ha creado ningún problema lingüístico, porque nadie duda que el español es el cemento que les permite comunicarse a todos.

En cambio, el español tiene problemas en España. Por poner el último ejemplo, en estos días, la CUP, el partido anarquista catalán, debate si debe ofrecer ruedas de prensa en español o solo en catalán. O sea, hablar un idioma que les comunica con 500 millones de personas les debe parecer algo peor que hablar otro que solo les comunica con 6 millones.

Pero continuemos: en Brasil, el español es lengua cooficial, y hace años se pedían más de 20.000 profesores de español. El comercio exterior brasileño se destina a países hipanohablantes, sobre todo Argentina. Pero muchas familias españolas tiene problemas para que sus hijos aprendan español en el País Vasco y en Cataluña. A este paso, incluso hasta en Valencia.

Ahora revisemos algunos detalles preocupantes que no tienen que ver con el asedio al español en España.

La producción científica en español es muy baja comparada con el inglés, el alemán, el francés o el chino. En 2012, que es el último año estudiado por la Fundación Telefónica, se produjeron 80.000 documentos científicos en España, pero casi 600.000 en Estados Unidos. Los chinos y los indios también nos superan.

Esto demuestra que la expansión del español no va aparejada con su influencia en el ámbito científico. Si nos creemos que hay una relación muy estrecha entre el desarrollo económico y la producción científica, es hora de que nos volquemos más en investigar y publicar estudios en español.

En conclusión, las universidades y las instituciones españolas deberían ponerse a la altura de la importancia del idioma en el mundo. Y los gobiernos locales de las comunidades deberían abandonar de una vez su odio por una lengua que les guste o no, es la tercera más poderosa del mundo… y en crecimiento.

Mensaje a los economistas que critican al AVE porque no es un proyecto rentable

21 abril 2017 - 22:50 - Autor:

Cualquier persona que saque una calculadora llegará a la conclusión de que el AVE es uno de los gastos más colosales de la historia de este país. Hemos invertido 51.775 millones de euros para construir 3.240 kilómetros. Tenemos la segunda mayor red de alta velocidad del mundo, solo superada por los chinos.

Llevamos 25 años con este invento y ¿saben una cosa? No es rentable. Es un pozo sin fondo. Nunca será rentable por mucho que digan los defensores de los trenes.

FEDEA, el think tan del PP, afirma desde hace tiempo que nunca se debió construir un solo kilómetro del AVE. Y hasta el economista estrella de Ciudadanos, Luis Garicano, pone en duda su viabilidad.

Y sin embargo yo creo que vale la pena porque la mayoría de las grandes obras públicas del estado, de cualquier estado, no son rentables. Al menos deben tener utilidad pública. La Sanidad tampoco es rentable, pero tenemos una de las mejores del mundo. Además, en las encuestas la Sanidad aparece como lo más apreciado por los españoles, incluso a pesar de los recortes. El AVE igual.

Pero hay algo más en el AVE: la imagen que proyecta España en los turistas que toman el AVE es sencillamente sorprendente. No se lo esperaban. Muchos siguen pensando que este es país de sol, playa y paella, pero descubren además una enorme infraestructura de trenes. Eso a su vez atrae a más turistas porque es casi una atracción nacional.

Más aún: si hay compañías españolas que crean puestos de trabajo y construyen trenes de alta velocidad en Arabia, EEUU o en Rusia, es porque un día un gobierno puso en marcha una línea de trenes de alta velocidad y los sucesivos gobiernos prosiguieron esa línea. Ahora son empresas españolas de vanguardia.

Quizá algunas obras del AVE no tengan mucho sentido, como ciertas estaciones en páramos desérticos. Pero la idea tiene que seguir extendiéndose porque, por último, hay otra cosa importante detrás de esas líneas férreas. EL AVE es una columna vertebral en un país que a veces da la impresión de tener espina bífida.

Parece una afirmación ta-chán ta-chán, porque lo es. A veces da la impresión de que España está cogida con pinzas, que todo se derrumba, que la periferia se aleja, y que hay un permanente ‘span-xit (como el brexit británico) de multitud de regiones.

Y el AVE, aunque no lo crean, las une cada día más. Si no, miren la imagen de arriba que muestra cómo será en unos años.

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas