Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Así son los ‘Hell Angels’ de Maduro que amenazan (y liquidan) a sus enemigos

21 abril 2017 - 11:28 - Autor:

Van en pareja subidos sobre motocicletas chinas. Forman un enjambre que se mueve por las calles de Caracas. Visten de civil. A veces ocultando la cara con pañuelos negros. Son los nuevos ‘Hell Angels’ (Angeles del Infierno). Muchos de ellos van armados.

Pero ni la policía, ni la Guardia Nacional les detiene porque son de los suyos

Estamos hablando de ‘los colectivos’, grupos paramilitares armados que circulan en moto por Caracas, y que desde hace tiempo acosan, amedrentan y hasta matan a quienes critiquen al régimen revolucionario de Nicolás Maduro.

Los colectivos conforman el primer brazo armado civil del chavismo. De hecho, estos colectivos proceden de organizaciones chavistas, disfrazadas de grupos culturales o cívicos. Pero son grupos paramilitares, muchos de los cuales han sido armados por el propio gobierno, y en los que algunos de sus miembros pertenecen incluso a la Guardia Nacional. Y por supuesto: al Partido Socialista Unificado de Venezuela, el partido fundado por Hugo Chávez.

Un largo informe publicado por Franz von Bergen en el diario El Nacional afirmaba en 2014 que los colectivos podrían llegar a 35.000 personas. En las últimas manifestaciones masivas contra Maduro y el chavismo, los colectivos han sido vistos con toda impunidad atacando y acosando a los manifestantes. Se les acusa de haber asesinado fríamente a una estudiante en la ciudad de San Cristóbal, y de hecho la chica cayó muerta justo en el momento en que pasa un colectivo motorizado.

Además, según el informe de Bergen, los colectivos actúan com mafiosos en sus barrios: prometen proteger a los comerciantes contra los ladrones a cambio de “colaboraciones”. Y si los comerciantes no “colaboran” sufren casualmente robos en sus comercios.

Además de los colectivos, Maduro cuenta con una especie de policía ideológica que se creó en 2013, a raíz de la pérdida de 900.000 votos que casi le hacen perder el poder. Entonces, se crearon las Unidades Batalla Bolívar Chávez (UBCH), y se la dotó de un decálogo, en uno de cuyos puntos se les pide “asumir el compromiso de recorrer casa por casa el país, para conformar una sólida red de hogares chavistas, movilizados”.

El vicepresidente Diosdado Cabello dijo entonces que el objetivo de las UBCH era “cumplir es la búsqueda de las 900.000 personas que, siendo chavistas, dejaron de votar el 14 de abril alegando estar tristes por la muerte del Presidente Hugo Chávez”. Era una forma de decir que estaban elaborando una lista negra con las personas que dejaron de votar al partido, y sobre las que caería el castigo que los chavistas suelen aplicar en estos casos.

En tercer lugar, están las movilizaciones que el gobierno organiza para contrarrestar las manifestaciones multitudinarias de la oposición. Pero no son movilizaciones espontáneas. Cada vez que Maduro necesita el apoyo de las masas hace circular ‘cartas’ por todos los departamentos del estado, desde Ministerios, hasta instituciones, donde se conmina a los funcionarios a participar en las manifestaciones revolucionarias, desde mitines del presidente hasta caminatas. Y quien no se adhiera…

Pero basta ver las caras de las personas que asisten, caras finales, para ver que no están allí por gusto sino por amenazas. Pueden perder hasta su puesto de trabajo, o las prebendas que hayan obtenido hasta ese momento.

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas