Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Cómo ser empresario en Venezuela y sobrevivir a un gobierno que te demoniza

6 mayo 2017 - 18:48 - Autor:

Imaginen ustedes que tienen una empresa, contratan trabajadores y tratan de sacar adelante sus productos o servicios. En el mundo, eso supone luchar contra la competencia, pagar impuestos, resistir a las alzas y bajas del mercado, exportar y someterse a las fluctuaciones de los tipos de cambio…

Así es en la mayor parte de los países del mundo. Pero no en Venezuela. Lo que les sucede allí a los empresarios es demencial.

-El presidente del país les insulta públicamente diciendo que están conspirando para destrozar la economía del país. Les tacha de estar al servicio de potencias extranjeras, y les acusa permanentemente de ser parte de la burguesía explotadora.

-No tienen libertad para adquirir divisas para importar productos, repuestos o materia prima, sino que dependen de lo que le conceda el estado.

-Cuando no les alcanzan las divisas que el gobierno les concede (dólares), los empresarios tienen que acudir al mercado paralelo para comprar esas materias primas.

-Cada dólar en el mercado paralelo le cuesta al empresario 5.000 bolívares, mientras que cada dólar estatal (que no le alcanza) les cuesta 719 bolívares.

-De vez en cuando, el gobierno decreta la subida del salario mínimo. En la última ocasión se aprobó una subida del 63%, lo cual supone subirle los costes laborales al empresario por esa cantidad, pero como la inflación es del 2.000%, no resuelve el problema del trabajador.

-Periódicamente, los empresarios sufren asaltos en sus comercios, expolios en sus almacenes y saqueos de sus productos. Incluso, la Guardia Nacional participa en esos saqueos debido a la situación de hambre y desesperación que sufre el país.

-Los empresarios  se arriesgan a sufrir una nacionalización de sus empresas, como han sufrido empresas de alimentación, o empresas de energía o de distribución de productos agrícolas.

-Si se trata de una empresa de productos de primera necesidad, el gobierno decreta un precio máximo. Como a los empresarios no les compensa esa cifra (pierden dinero), simplemente, tienen que cerrar la empresa.

-Periódicamente, el gobierno envía inspectores para vigilar las empresas, lo cual significa que de forma arbitraria pueden ponerles multas, o fijar precios o enviarles a la cárcel.

Ese es el gran resumen de lo que le está pasando a los empresarios venezolanos. ¿Y cómo reaccionan? Pues salen del país. Unos van a Colombia. Otros a España, donde intentan montar empresa. Y otros se van a EEUU o a cualquier parte del mundo donde puedan seguir emprendiendo.

Es decir, en los últimos años, Venezuela ha ido desangrándose, pues ha perdido a buena parte de sus emprendedores. Seguirá perdiendo competitividad, a menos que alguien eche a esa casta de criminales que ahora dirige el país.

(Si quieren conocer la realidad económica lean la página web del economista venezolano Pedro palma, pinchando aquí).

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas