Saltar al contenido

« ver todos los blogs

En octubre, la única república independiente que habrá en España será la de IKEA

10 Junio 2017 - 21:46 - Autor:

No es no. Parece que el gobierno catalán no lo ha comprendido todavía. Convocar un referéndum por la independencia es ilegal en este país.

Para hacerlo, habría que cambiar la ley, cosa que no sucederá en las próximas décadas.

Cuando el presidente del gobierno catalán Carles Puigdemont anunció hace unos días que el 1 de octubre se celebrará un referéndum para saber si los catalanes quieren ‘un estado independiente en forma de república’, era solo una frase. En este país existe la libertad de expresión. Uno puede desear la invasión de los alienígenas, o protestar contra el dolor de muelas.

Pero hacer algo ilegal, no.

Carles Puigdemont quiere pasar a la historia y desde luego pasará. Será una línea de Wikipedia que resumirá la postura de un político que desea convertirse en mártir pero a este paso va a convertirse en payaso.

La mayoría de los catalanes que él representa no desean la independencia. Sobre todo porque no tiene sentido estar fuera de España y de la UE, pues las ventajas se convierten en inconvenientes.

Es una actitud irracional que no se puede sostener en ningún sentido, salvo el emocional. De modo que, el 1 de octubre, la única república independiente en España será la de IKEA: así reza el eslogan comercial del fabricante sueco de muebles.

A medida que se acerque esa fecha, Puigdemont y los independentistas más radicales harán declaraciones altisonantes. Y manifestaciones. Hasta es posible que saquen las urnas a la calle.

Pero convertir eso en algo legal, no. Porque no es no.

 

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas