Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La lenta demolición del empresario en los libros de texto de los colegios

20 junio 2017 - 7:08 - Autor:

Hace unas semanas, el Círculo de Economía presentó un trabajo detallado sobre la imagen del empresario en los libros de texto de España. Empresarios y bachilleres. La imagen del empresario en los libros de texto. ¿Y?

El resultado es que el empresario ‘no aparece’ en los libros de texto. Es como si tuviéramos productos y servicios por obra y gracia de la madre naturaleza. Los jóvenes estudiantes de bachillerato deben pensar que una especie de cornucopia nos trae lo que necesitamos, desde pantalones de Zara hasta los teléfonos móviles de Apple.

Los profesores José Luis García Delgado, Juan Carlos Jiménez y Manuel Martin Rodríguez partían de un trabajo realizado en 2003 donde se comprobó que en los libros de texto del bachillerato de hace 15 años se maltrataba al empresario. Ahora ya no se la maltratan, dicen los profesores después de analizar muchos libros de texto. Ahora se le desdeña o se le ignora.

O sea, no hemos avanzado mucho. La prueba es que cuando Amancio Ortega donó 320 millones de euros para comprar equipos de detección de cáncer, un sector de empleados públicos representados por líderes de izquierda se opusieron. Y se opusieron solo porque era un empresario. Para ellos, las máquinas las debe comprar el estado. Estoy de acuerdo, pero cuando el estado no tiene dinero, lo mejor es aceptar donaciones. Desdeñaron sus donaciones, al igual que en los libros de texto se desdeñan a los empresarios. ¿Quién va a querer ser empresario?

En determinado sector de la enseñanza sigue calando esa actitud. Tienen alergia a los empresarios, lo cual parece que se transmite a través de los libros de texto escritos por profesores. ¿Están resentidos contra quién? ¿De dónde proceden sus coches, sus teléfonos, sus cocinas? ¿Qué hacen los fines de semana cuando van a los centros comerciales?

Hace tiempo escribí que el modelo español no es el del empresario. Históricamente había sido el santo, y ahora es el voluntario de una ONG. Es decir, alguien que no tiene un céntimo, vive como un pobre y se sacrifica por la sociedad.

No critico ese modelo. Pero me parece mal desdeñar al otro. Solo el Inditex de Amancio Ortega ha creado decenas de miles de puestos de trabajo. Lo mismo que Mercadona. ¿Para quién debemos trabajar? ¿Para el estado? ¿Todos?

Todavía sigo escuchando las tesis de muchos politólogos de Podemos donde afirman que los empresarios explotan a los trabajadores y se quedan la plusvalía. Los empresarios montan sus empresas para ganar dinero, pero los trabajadores ¿para qué van al curro? Para ganar dinero. Ninguno de los dos colectivos hace su trabajo ‘para perder dinero’.

También escucho a ciertos economistas de facultad decir que las grandes innovaciones tecnológicas como internet vienen del sector público, como ha pasado en EEUU. Se refieren a que los enormes gastos en tecnología de defensa de EEUU, al final derivaron en la invención de internet y muchas cosas más que aprovecharon empresarios privados. Es verdad. Pero en las economías de mercado, eso al final beneficia al pueblo. ¿Alguien recuerda algún producto de masas como el CD o el móvil que haya sido inventado en la Unión Soviética?

Y desde luego, basta ser una multinacional, para ser el malo de la película. Pienso que si las multinacionales ganan mucho dinero es porque hay cierta relación entre buen producto fabricado o servicio ofrecido, y éxito en los negocios en el mundo. Ramón Espinar, de Podemos, bebe Coca Cola en el Congreso porque le gusta el producto más que otros. Por cierto, las multinacionales están sometidas a unas normas de control económico y social que solo ellas pueden resistir por su tamaño. Una pyme no sobreviviría.

La otra crítica es que los empresarios viven de las ayudas, y apenas pagan impuestos. Que yo sepa, los empresarios tratan de aprovechar las ayudas como cualquier persona, y pagar el menor número de impuestos como cualquier persona. Y los que incurren en acciones ilegales, hacen lo mismo que muchos ciudadanos normales y corrientes, que reciben el paro y hacen trabajos en negro. No lo justifico, pero ni a uno ni a otro.

Visto el trabajo de los profesores presentado en el Círculo de Economía, muchas cosas que pensábamos superadas, han vuelto al contraataque, animadas por los ayuntamientos del cambio, los profesores de facultad que están en el Congreso y otros acontecimientos.

Lo que más me preocupa es que tienen una visión del siglo XIX, y que siguen pensando que los empresarios son como aquellos que tenían las fábricas de betún que explotaron a Charles Dickens. El siglo XXI sojuzgado por ideas del siglo XIX.

-El modelo español del héroe popular: pobre, austero, sufridor, solidario.. 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas