Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Menos excusas estúpidas: la Generalitat y el jefe de los Mossos mienten a los catalanes

31 Agosto 2017 - 21:53 - Autor:

Para el Gobierno de la Generalitat de Cataluña, los periodistas nos hemos convertido en sus mayores enemigos porque no contamos la versión que les conviene. En ese saco mete a todos, incluso a los catalanes de El Periódico de Cataluña, que han publicado que la CIA había avisado en mayo pasado de un atentado en La Rambla.

Los portavoces de la consellería de Interior y de los Mossos, Joaquín Forn , y Josep Lluis Trapero, han tratado de negar este asunto desde el principio. Cuando digo principio, me refiero al 17 de agosto, pues ese mismo día El Periódico publicó que la CIA ya había avisado pero la Generalitat los desmintió.

Y ahora que El Periódico vuelve a publicar la noticia con más pruebas, la Generalitat reconoce que sí le avisaron en esas fechas, con lo cual admite que mintió.

Es lo mismo que pasó cuando negaron haber recibido información desde Bélgica, alertando del imán sospechoso en Ripoll. Luego, salió el contenido del correo electrónico que envió un policía de un pueblo de Bélgica y estaba claro: ese imán era sospechoso, pero a ningún jefe de los Mossos no se les ocurrió hablar con el Ministerio de Interior y la Policía. Ellos sabrán por qué.

La noticia no es si las fuentes de El Periódico son la CIA o el Mossad, ni tampoco si el extracto que apareció en portada era exactamente el del mensaje de los servicios secretos. La noticia es que Mossos e Interior de la Generalitat reconocieron que sí recibieron avisos, pero los ignoraron. Hace unos días decían que ni eso. 

El conseller de Interior, Joaquim Forn, mintió en ambas ocasiones. El mayor de los Mossos también mintió en esas ocasiones. Ahí están las pruebas grabadas en radio, en televisión y en los periódicos. Hasta se lo negaron a la periodista Ana Pastor, que sufrió el acoso de los independentistas radicales.

Vamos a poner las cosas claras: los servicios de seguridad reciben amenazas todos los días. Cierto. Pero decir que jamás recibieron un aviso sobre La Rambla o sobre el imán es mentir. ¿Por qué no lo reconocieron antes? Porque eso afectaría su proyecto independentista, del cual quieren dar una imagen inmaculada.

Su ceguera política es de tal calibre, que cuando los periodistas les hacemos preguntas, nos tachan de intoxicadores. Excepto a los periodistas de TV3, con los cuales están encantados. Cuando los periodistas de TV3 dieron la información sobre la “polémica pel supossat avís de la CIA”, en el informativo de las 14.30 del 31 de agosto (me lo vi de cabo a rabo), comenzaron con las declaraciones del conseller de Interior y su “desmentido rotundo”. Y, saltándose todas las reglas del periodismo, en lugar de buscar opiniones opuestas, solo sacaron a un líder de Podemos echando las culpas al gobierno de Rajoy. Vaya.

Es lo que pasa con ese proceso político que está envenenando a Cataluña: ha envenenado a sus políticos y a sus periodistas. No cuentan la verdad, sino que la siguen ocultando a los catalanes.

Nadie dijo a Puigdemont que Dinamarca tiene un problema parecido con las islas Feroe

30 Agosto 2017 - 19:08 - Autor:

Carles Puigdemont, presidente del gobierno catalán, esperaba inaugurar en Dinamarca una delegación del Cataluña, y avanzar así en el supuesto reconocimiento del estado catalán. Pero los daneses le han dicho que no lo consideran una delegación estatal sino una oficina comercial, como las muchas que hay, lo que supone que no apoyan el proceso secesionista. Anunciaron que solo acudirán dos funcionarios de rango medio del Ministerio de Exteriores de Dinamarca. 

Quizá nadie dijo a Puigdemont que lo que no va a hacer Dinamarca es echarse piedras sobre su tejado. Los daneses tienen un problema independentista con las islas Feroe. Pero a diferencia de Cataluña, este territorio no está desde luego cerca de Dinamarca, sino muy lejos. Entre Gran Bretaña es Islandia.

Las islas Feroe, famosas por su salmón, pertenecieron durante un tiempo conjuntamente a la unión de Dinamarca y Noruega, que procede de la unión de sus reinos en 1397 y luego, en la fusión de ambos estados, en 1660. Abarcaba Dinamarca, Noruega, las islas Feroe, Groenlandia, y el Schleswig-Holstein. En 1814 se separaron, pero Dinamarca se quedó con las islas, suspendió el parlamento local, dio dos puestos en el parlamento danés a representantes de las Feroe, e instauró el danés como idioma oficial en las islas. Luego, a mediados de ese siglo, restituyó el Parlamento local, pero sujeto a las leyes danesas.

Desde entonces, existe un movimiento independentista en las islas, pero que no ha tenido mucho éxito.

En la Segunda Guerra Mundial, las islas fueron ocupadas por Gran Bretaña. Tras la guerra, la devolvieron a Dinamarca. Entonces, los feroeses realizaron un referéndum que se saldó con una ligera ventaja de los independentistas.

Dinamarca anuló el referéndum, pero a partir de 1948 les cedió bastante autonomía. Poseen un autogobierno, dentro del reino de Dinamarca. El reino se reserva la defensa militar, la policía, la justicia, la moneda y la política exterior. Las islas Feroe no están en la Unión Europea, y menos aún en el euro (Dinamarca está en la UE pero no en el euro), pero cuentan con su equipo de fútbol, que está inscrito en la FIFA.

Los ciudadanos tienen representación diplomática en otros países de la UE, pero siempre sujetos al gobierno de Dinamarca. Su jefe de Estado es la reina Margarita de Dinamarca.

¿Lo sabía Puigdemont?

Este será el escenario en Cataluña para el 1 de octubre: los hechos hablarán por sí mismos

29 Agosto 2017 - 21:15 - Autor:

La estrategia de Mariano Rajoy para neutralizar el independentismo catalán ha sido el aburrimiento. ¿Ellos provocan? Nosotros no respondemos. Así hasta aburrirles.

Hasta ahora, le ha funcionado. Pero de ahora en adelante, entramos en la recta final. Las provocaciones pasan a hechos consumados.
El primero de ellos será la semana que viene, cuando el Parlamento catalán empiece a tramitar varias leyes: la de la Transitoriedad, que crea una estructura paralela de estado en Cataluña, con sus tribunales, su agencia tributaria y sus pasaportes; y la ley propia del referéndum, que establece la fecha del 1 de octubre próximo y la votación mediante urnas. Si gana el sí, dicen con cara de sorpresa, entonces iremos adelante con nuestro estado catalán.
Pongámonos en el 1 de octubre. Supongamos que suceda lo mismo que en 2014, y que sea un simulacro.
Habría una gran abstención. Pero los más radicales independentistas sí votarían y ganaría el sí. Entonces, empezaría a crearse, en teoría, la estructura del supuesto nuevo estado catalán.
A partir de ahí, será el pueblo catalán el que de verdad decida con sus gestos:
-En octubre, todos los autónomos de este país tienen 20 días para ingresar el IVA retenido del tercer trimestre del año a la AEAT. Cataluña es la comunidad con más autónomos de España. ¿A quién ingresarán esos impuestos? ¿Se retrasarán? Ese será un signo inequívoco de a quién hacen caso. Los retrasos se pagan con multas.
-A finales de mes, los autónomos deben ingresar sus cuotas correspondientes a la Seguridad Social, las cuales les dan derecho a cobrar paro y cobrar pensión. ¿Dejarán de ingresarla en la tesorería de la SS o la harán en la nueva tesorería catalana?
-Lo mismo puede decirse de los empresarios, que, como todos los meses, en octubre deberán retener el IRPF de sus trabajadores, e ingresarlo en las arcas del estado. ¿De qué Estado?
-Los pensionistas recibirán entre octubre y diciembre cuatro pagas. Las reciben directamente del Estado. ¿Se las va a pagar la Generalitat?
-En el caso de que el supuesto estado catalán eche a andar, habrá que ver la reacción de muchos clientes de bancos con sus cuentas corrientes. ¿Cambiarán de banco?
-También conoceremos la prima de riesgo de la deuda catalana, que por ahora está cotizando mucho peor que la española. ¿Empeorará?
-A mediados de octubre se otorga el mayor premio de literatura en español, el premio Planeta. Se celebra como siempre en Barcelona. Antes habrá una rueda de prensa: ¿anunciará, como dijo su antiguo presidente, que se irán de Cataluña?
-En Cataluña hay destacado un regimiento (el Arapiles) dos cuarteles: uno en Gerona y otro en Barcelona, con un total de 2.200 soldados y unos cien carros de combate. ¿Cómo piensan cumplir los independentistas su promesa de desalojar al Ejército?
En resumen, estos serán los primeros signos para saber qué piensa la población catalana de un proceso independentista que juega con la pasividad del estado, pasividad hasta cierto punto comprensible porque el gobierno quiere que los hechos hablen por sí mismos.
(En la imagen de arriba, Artur Mas, cuando era presidente de la Generalitat, entregaba en 2012 los despachos de la 37 promoción de la academia de suboficiales de El Talarn, Lérida).

La gran contradicción: Maduro se queja porque el imperio del mal no le presta dinero

28 Agosto 2017 - 23:37 - Autor:

Estados Unidos ha apretado las tuercas. Y no lo ha hecho con ninguna invasión, sino con algo que va directamente al bolsillo del gobierno venezolano: ha prohibido a las empresas americanas suscribir nuevos bonos de deuda venezolano, así como de la principal empresa del país, PDVSA.

Además, ha limitado el comercio de los bonos existentes pues no se pueden cobrar dividendos de la deuda venezolana, 

Para no estrangular al pueblo venezolano, permite negociar en determinadas condiciones, siempre ligadas a motivos humanitarios.

Lo sorprendente de todo esto es que, para quien no lo supiera todavía, el gobierno de Maduro depende de los especuladores norteamericanos para sobrevivir. Las casas de Bolsa y los intermediarios compran deuda venezolana por pura inversión especulativa, ya que Venezuela ofrece más tipos de interés que, por ejemplo, España.

Un bono venezolano a 30 años tiene una rentabilidad del 24%. Un bono español no pasa del 3%. Claro que, el riesgo de impago de Venezuela es muy alto, más aún ahora que Trump ha prohibido comprar más deuda. La firma de valoración de riesgo Fitch situaba en junio al bono venezolano como super duper junk-bond CCC, es decir, más allá del bono basura.

En los próximos meses y a lo largo de 2018, el estado venezolano tiene que hacer frente a unos pagos de más de 3.000 millones de dólares en principal e intereses de la deuda. Sus ingresos en dólares son cada vez más pequeños. Para colmo, la mayor parte de sus ingresos petroleros proceden de (adivinen): EEUU.

El 45 por ciento del petróleo venezolano es comprado por EEUU.

Según un artículo de la revista Forbes en junio pasado, Venezuela está casi en la quiebra. El deficit por cuenta corriente se va a elevar a más de 4.100 millones de dólares en 2018. Necesitará ese año 10.200 millones de dólares de financiación exterior pero solo tiene 10.000 millones de dólares de reservas en el Banco Central, según la revista.

¿Cómo han respondido Maduro y sus secuaces a esta prohibición de comerciar con bonos impuesta por EEUU? Diciendo que es la peor agresión que ha sufrido Venezuela en u  historia. ¿Una agresión financiera? ¿Por parte del capital especulativo? 

Suponíamos que alguien tan de izquierdas como Maduro, y todos los ideológos del chavismo dentro y fuera de Venezuela, ya habrían logrado independizarse económicamente el diablo americano. Pero resulta que no: dependen más que nunca de Wall Street. Y cuando los banqueros norteamericanos no les quieren dar más dinero, Maduro y sus chicos se quejan.

Lo que pasa es que esto trastoca los planes de Maduro. 

Tras la formación de su falsa Asamblea Constituyente, Nicolás Maduro pensó que tenía el camino abierto para aplastar a la oposición y culminar eso que el llama revolución socialista. Lo hizo con las trampas que todos conocemos, como contar más votos de los verdaderos, según denunció la misma empresa que registró los votos. 

Le dio fuerzas inusitadas el ver que la oposición ya no organiza manifestaciones en la calle, que se han replegado a sus casas, hundidos psicológicamente por no haber logrado nada tras más de tres meses de manifestaciones, encarcelamientos, torturas y golpes.

Pero se equivocó. Ahora está por ver cómo consigue dinero para pagar a sus pensionistas, a las importaciones y a un estado con cinco millones de funcionarios. Durante años construyó una inmensa maquinaria dependiente del dólar, y ahora tendrá que afrontar las consecuencias de no prever estos pequeños detalles.

El Corte Inglés debe pisar el acelerador si no quiere perder el tren de la recuperación

27 Agosto 2017 - 19:28 - Autor:

Las ventas del grupo El Corte Inglés crecieron el año pasado un 1,8%. Ese mismo año, las ventas de las grandes empresas españolas crecieron un 3,9%, más del doble que las del grupo El Corte Inglés. Y las ventas del comercio al por menor en España crecieron un 3,5%, casi el doble que El Corte Inglés, según el cuadro macroeconómico que publica el Ministerio de Economía y Hacienda.

Ignoramos cómo ha sido la junta de accionistas de El Corte Inglés que acaba de tener lugar, pero todo indica que el gran almacén español no es capaz de caminar al mismo paso que el consumo. Dicho de otro modo, no está aprovechando la recuperación económica del país. 

Hay cosas preocupantes en las cifras desglosadas. Las ventas de Viajes El Corte Inglés han sido incluso peores, pues han caído un 1,6% en comparación con 2015, cosa difícil de entender en un año en que la hostelería y las líneas aéreas han mostrado una recuperación más que buena.

Menos aún se explica que las ventas de Hipercor hayan caído más de un 5%. La economía española se está recuperando en casi todos los sectores, y las empresas de alimentación competidoras siguen creciendo. Mercadona creció un 3,9%, y Carrefour un 1,9%.

La buena noticia es que este es el tercer año de crecimiento continuado de la empresa. Hay que recordar que la crisis pasó una fuerte factura al gran almacén, que vio decrecer sus ventas y sus resultados en años anteriores. 

Pero esa recuperación tiene por delante muchos desafíos: en primer lugar, hacer frente a la nueva manera de comprar de los españoles. Cada vez más consumidores escogen comprar por internet, y Amazon, salvo pisos y coches, vende casi todo.

En segundo lugar, El Corte Inglés tiene una imagen de enorme prestigio que atrae a sus viejos clientes pero no tanto a los nuevos. La gente joven (los milenials) tiende a sumergirse en los guardarropas de las tiendas que reflejen su espíritu como Zara, H&M, y hasta Primark, con precios más bajos que El Corte Inglés, y encima, sin marcas ni logos visibles. Los jóvenes no buscan Lacoste, Tommy Hilfiger o Ralph Lauren. Sus padres sí.

Para competir con ellos, El Corte Inglés tiene Sfera, que sigue dándole buenas noticias. Las ventas crecieron un 7,3%, pero seguimos hablando de cifras modestas en comparación con la competencia, pues los ingresos por esta cadena de tiendas de ropa joven fueron de 247 millones de euros.

El plan de recorte de gastos y de deuda del grupo ha sido formidable: se presentó un plan de bajas incentivadas que recibió más de 2.000 solicitudes, de las cuales, hasta ahora, han aceptado 1.341. Al mismo tiempo, el grupo dio entrada a 1.200 trabajadores. Es decir, las críticas que ha hecho algún medio en el sentido de que la empresa “se deshizo” de 1.341 personas no cuentan que también admitió casi el mismo numero de trabajadores. La empresa da empleo a más de 91.000 personas, y sigue siendo uno de los grandes empleadores de este país.

Quizá sea el año que viene muestre un aumento notable de los beneficios, cuando se consoliden los esfuerzos. Sin embargo, mientras sus ventas sigan estando por debajo del consumo, significará que todavía hay trabajo por hacer.

En resumen, El Corte Inglés sigue siendo un trasatlántico del tamaño del Titanic, con unas ventas de 15.500 millones de euros. Pero, como el Titanic, sus movimientos son lentos y tarda mucho en esquivar todos los iceberg que se le vienen encima. 

Ha tenido que ocurrir un atentado para crear un FBI español por encima de todos

25 Agosto 2017 - 21:25 - Autor:

La noticia de los últimos días es que la Audiencia Nacional, harta de la descoordinación de las fuerzas de seguridad españolas, va a integrar su información en el Centro de Inteligencia contra el terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO). Una especie de FBI.

“A partir de ahora, los servicios de Información deberán hacer llegar al CITCO todas las diligencias sobre la investigación de los atentados. No tendrán que compartir, de esta forma, datos entre ellos, sino que lo que vayan descubriendo se centralizará a través de este centro”.

Según informaba Fernando Valls en lainformacion.com “es la primera vez que se crea en España una estructura de este tipo ya que ni siquiera tras el 11-M se hizo algo similar”.

El detonante han sido los agujeros que se han destapado después de la actuación contra los yihadistas que mataron a 15 personas en Cataluña. La operación tuvo enormes luces, como la rápida aniquilación del comando. Pero muchas sombras aparecieron después como la falta de detección de un chalet lleno de explosivos, la no instalación de bolardos en sitios clave de Barcelona, y sobre todo, un mail de un policía belga a un mosso pidiendo información sobre el imán que planeó todo. Ese mail nunca impulsó a los Mossos d’Esquadra a consultar los datos del imán en la Policía Nacional o en la Guardia Civil.

Parece increíble que en este mismo país, no haya coordinación entre las fuerzas de seguridad por un problema político. Los responsables políticos de las autonomías como la catalana quieren demostrar que son autónomos hasta manejando a su policía. No comparten información y no piden información a instancias nacionales.

Tal como se quejaron los sindicatos de la Policía y de la Guardia Civil, los mandos de los Mossos no dejaron actuar a los Tedax de la Guardia Civil, para que analizaran los restos del chalet. ¿Por qué? Por la guerra autonomía-estado central. Si hubiera existido eso que vemos en las películas americanas, en las que se determina rápidamente si el crimen es local o federal (autonómico-nacional), y si en ese momento, el FBI dijera “esto es de mi competencia, apártense”, a lo mejor las cosas habrían ido más rápido. Pero fueron más lentas porque aquí no hay ese FBI. 

 Sucede lo mismo a escala europea. Una de las cosas de las que se quejan las policías de cada país, es que Europol es deficiente porque las policías de los países no comparten información. Ni siquiera información antiterrorista.

Por eso, Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, quiere crear una FBI europea que tome el control de las operaciones en los momentos graves. Estupendo: pero primero tenemos que lograr coordinar a nuestros cuerpos de seguridad… en España.

 

 

A la Generalitat le sale el tiro por la culata en su plan para ‘politizar’ a los Mossos

24 Agosto 2017 - 20:11 - Autor:

Si algo ha quedado claro en los días posteriores al atentado terrorista en Barcelona, es que la Generalitat ha hecho todos los esfuerzos posibles para demostrar que los Mossos son independientes: no necesitan ni a la Policía Nacional ni a la Guardia Civil para capturar y neutralizar a los malos yihadistas.

Con sus luces y sus sombras, tras al atentado, los Mossos hicieron su tarea. Todo el mundo les felicitó, con lo cual se daba un paso más para demostrar que si los Mossos podían actuar con independencia, hasta Cataluña merecía la independencia. Merecían un trato de igual a igual con cualquier potencia europea.

Eso es precisamente lo que pasó. El ayuntamiento de Vilvoorde, una localidad belga, se saltó las estructuras del Estado español y de la Policía Nacional, para contactar con un representantes de los Mossos, en Barcelona. Hace un año, según la agencia EFE, un policía belga le envió un mensaje a un mosso con el siguiente contenido: ”

“Quería pedirte si hay la posibilidad de indagar sobre una persona que quiere trabajar aquí, en Vilvoorde, como imam. En el fichero adjunto encontrarás su identidad. Sé que se está planteando ir a Barcelona en febrero y que está casado allí. Cuanta más información puedas compartir sobre este individuo, ¡mejor!”.

Esa persona por la que preguntaba el policía belga era en imán Abdelbaki es Satty, que sería el ideólogo del atentado y la persona que lavó el cerebro a los jóvenes de Ripoll. El mosso respondió que no tenían información de esa persona. Punto.

Bueno, pues molt bé, pues adiós.

Tanto tiempo esperando que la policía catalana fuera reconocida de tú a tú por otras policías europeas, y cuando llega esa oportunidad, resulta que es para destapar que la policía catalana no investigó a un sospechoso, cosa que sabia desde hace un año. Y que si hubiera investigado más, a lo mejor no hubiera habido atentado.

El conseller de Interior, Joaquín Form, se ha hecho un lío diciendo ahora que no fue una petición “formal” sino “informal”. 

Form tendría razón si ese mensaje ‘informal’ hubiera sido algo así como: “Hola, Jordi; ¿qué tal por Barna? Aquí en Vilvoorde, lloviendo como siempre. Ojalá nos podamos comer un pan tumaca pronto”.

Pero no. Fue una información nada informal. Fue una petición de datos de un sospechoso. Muy serio y grave. Si los Mosssos se hubieran movilizado entonces confirmando la pista con la Policía Nacional, y si hubieran triunfado deteniendo al imán, y neutralizado al grupo yihadista, el conseller de Interior nos lo estaría restregando, ridiculizando al ministro del Interior, Zoido. 

Ese es el problema: que todo se está politizando. Y que la Generalitat no ha dejado pasar ni un minuto, ni ninguna oportunidad para politizar todo, y allanar el camino hacia su deseo: la independencia. 

Ya politizó la rueda de prensa al hablar en catalán, cuando lo más práctico era hablar en español, pues los periodistas internacionales acreditados en España no entienden catalán, pero sí entienden español. El periodista que se levantó y se fue de la rueda de prensa era holandés. Se fue porque no entendía nada.

El Govern lo siguió politizando cuando distinguió víctimas catalanas y víctimas españolas. Y lo ha seguido politizando tratando de que los Mossos aparecieran victoriosos y eficaces, como un signo evidente que la independencia policial funcionaba, pero dando una versión infantil sobre el mail belga.

Detrás de este atentado, se mueven muchos significados políticos. Cualquier español lo sabe. ¿En qué idioma hablan? ¿Quién dispara a los malos? ¿Quién fue avisado? ¿Quién oculta información a quién?

Es una guerra de comunicación entre la Generalitat y La Moncloa. Unas veces ganan unos, y otras los de enfrente. Lo peor es que en medio están 15 víctimas de un atentado que nadie sabe a ciencia cierta si se pudo evitar.

Pero está claro que en el aviso del policía de Vilvoorde a Barcelona, empuja contra las cuerdas al jefe de los Mossos, y al conseller de Interior de Cataluña. ¿Por qué no tiraron del hilo? El conseller explicó que no tenían datos sobre el imán sospechoso. ¿Y por qué no levantaron el teléfono y se lo preguntaron a la Guardia Civil? ¿Se lo van a explicar así los catalanes?

 

La educadora, el juez y el yihadista: cuando la bondad humana no es suficiente

23 Agosto 2017 - 18:25 - Autor:

Una educadora social de Ripoll ha escrito una carta en la que no se explica cómo los jóvenes magrebíes que conoció y educó desde pequeños se convirtieron en terroristas. (Ver aquí la carta).

“El más pequeño tenía unos 8 años y venía siempre de la mano de su hermano. Un hermano educado, tímido, amable, buen estudiante, tranquilo, en la escuela nunca se metía en líos. Un niño que siempre me ofrecía bolsas de quicos o alguna golosina que se compraba con el poco dinero que tenía”, dice en la carta abierta.

Vivió con ellos la infancia y la adolescencia, desde las peleas hasta las espinillas. Los chicos le confesaron que querían ser piloto, maestro, médico, colaborador de una ONG… Y estaban integrados. Eran como cualquiera. “Como aquel que puedes ver jugar en la plaza, o el que carga una mochila enorme de libros, el que te saluda y te dejar pasar ante la cola del super, el que se pone nervioso cuando le sonríe una chica”.

La educadora, que puso toda su buena fe en ellos pensando en la idea de la humanidad bondadosa, no se explica cómo se pudieron convertir en asesinos, especialmente el que condujo la furgoneta y mató a 13 personas. “¿Cómo puede ser Younes …? Me tiemblan los dedos, no he visto a nadie tan responsable como tú …”.

Y ahora, la educadora reconoce que le duelen ‘las chispas del odio”. 

“Me duelen las chispas que encienden el odio en las redes, en la calle, en el pueblo donde vivo, los periódicos … Donde se muestra la ignorancia, el rencor, la indiferencia, el no respeto hacia el prójimo, los tópicos, las fronteras, el girar la cabeza hacia otro lado, el no saber ponerse en la piel del otro”.

Su respuesta ante todo esto es: “¿Qué estamos haciendo mal?”. Ella pensaba que lo había hecho bien. “Y yo que creía que lo estaba haciendo bien, que había contribuido con mi granito de arena…”.

Mientras ella se esforzaba en educar e integrar a un grupo de magrebíes, otro magrebí, el imán de Ripoll, les estaba inculcando lo mismo que ella aborrecía: el odio. Era un odio más radical y mortal que el odio antimagrebí, que a ella le molestaba tanto. Un odio tan fuerte, que esos jóvenes convertidos en yihadistas estaban dispuestos a matar y a matarse.

Al imán le llevó unos pocos meses desmontar toda la labor social de la educadora. Había sido detenido por tráfico de drogas en Castellón en 2010. En marzo de 2015, el juez Pablo de la Rubia, titular del juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Castellón, anuló la expulsión de Albdelbaki Es Satty (foto de arriba) porque el delito de tráfico de drogas, era “un sólo hecho delictivo lejano en el tiempo”, y porque mostraba un “evidente arraigo laboral en España”.

En la prisión en Castellón, el imán se relacionó con implicados en el 11M. Además, anteriormente se le había relacionado con la captación y envío de yihadistas a Irak. 

Llegó a Ripoll en 2015, y a partir de esa fecha logró lavar el cerebro a los chicos de la educadora. Los medios han llamado a este método ‘yihadismo exprés’. Los convirtió en asesinos cargados de odio, a pesar de que la educadora llevaba toda la vida con ellos y confiaba en haberlos integrado en la sociedad catalana.

La pregunta es: ¿qué habría pasado si el juez hubiera ratificado la orden de expulsión contra el imán? Quién sabe: quizá la misma educadora, que confiaba tanto en la bondad humana, habría criticado al juez por dejarse llevar por “la guerra, el odio y la ira”. 

Y aquí es donde la historia vuelve al punto inicial.

Ocho preguntas odiosas sobre el atentado que empiezan con ‘¿cómo es posible…?’

21 Agosto 2017 - 21:28 - Autor:

Ahora que se ha pasado el tiempo tras el atentado el Barcelona, y se ven las cosas más claras, es hora de hacerse esas odiosas preguntas que empiezan con “¿Cómo es posible que…?”

  1. ¿Cómo es posible que los yihadistas fueran jóvenes de Ripoll que se educaron normalmente integrados en colegios, jugaban al futbol con sus compañeros, eran apreciados por los vecinos, hablaban catalán y tenían una buena situación económica?
  2. ¿Cómo es posible que los yihadistas se hayan radicalizado en solo unos meses, que fueron los que tardó un imán en convencerles?
  3. ¿Cómo es posible que las fuerzas de seguridad no hayan controlado antes al imán, a pesar de haber estado en la cárcel por tráfico de hachís, y que estaba relacionado con personas implicadas en el atentado del 11M?
  4. ¿Cómo es posible que la policía (todas las fuerzas de seguridad e inteligencia juntas) no hayan detectado un chalet alquilado por magrebíes con más de 100 bombonas de gas butano compradas con la venta de oro y joyas robadas?
  5. ¿Cómo es posible que el conductor de la furgoneta fuera un joven ejemplar de origen magrebí, que sacaba estupendas notas cuando estaba en el colegio, que trabajaba como soldador con un sueldo fijo, ganando más que sus compañeros, y que era apreciado por todos? (en la foto).
  6. ¿Cómo es posible que después de este atentado y todos los que se han perpetrado en la UE, todavía haya partidos como PNV, ERC y PDeCAT que no suscriben el pacto antiterrorista?
  7. ¿Cómo es posible que el paseo más popular de Cataluña, Las Ramblas, no tuviera básicos bolardos de protección, y que una furgoneta haya recorrido 700 metros sin que nada le frenara?
  8. ¿Cómo es posible que todavía nos estemos haciendo la pregunta de ‘en qué hemos fallado’, cuando la verdadera pregunta es ‘por qué nos atacan a pesar de que les hemos integrado”.

Banderas, toros y gestos: las imágenes que muestran cómo ve el mundo a Cataluña

20 Agosto 2017 - 21:29 - Autor:

Una imagen vale más que mil palabras. Y muchas imágenes juntas, valen decenas de miles de palabras. 

Tras los ataques de radicales islámicos en Barcelona, ha habido muchos gestos de todas partes del mundo (incluida España) que representan algo que molesta a muchos radicales… independentistas: España.

Esas imágenes dan la medida de este territorio.

El obelisco de Buenos Aires, iluminado con la bandera española.

La nueva Torre del World Trade Center de Nueva York.

El símbolo del toro acometiendo a la furgoneta, sobre una banderas de España. Elaborado por el diario británico The Telegraph, con el lema: Spain stands strong (España se mantiene firme).

Soldados del ejército libanés ondean la bandera del Líbano y de España, tras haber reconquistado un territorio al ISIS. El gesto pretende rendir homenaje a las víctimas de Barcelona. Se puede ver en la página oficial del Ejército libanés (pinchar aquí).

El nadador español Fernando Álvarez decidió guardar él solo un minuto de silencio en el Mundial Master de Budapest, mientras sus contrincantes realizaban la prueba de 200 metros braza. La organización decidió no guardar el minuto de silencio solicitado por Álvarez. Álvarez es del Club de Natación de Cádiz.

Es quizá la foto más simbólica. Representa a la estructura de mando del estado español. El rey a la cabeza, junto al presidente de Gobierno, el presidente de Cataluña, la alcaldesa de Barcelona, así como ministros y políticos de todos los partidos.

Ha habido muchas más imagines, desde fuentes de agua iluminadas con la bandera española en Zagreb hasta el ayuntamiento del Tel Aviv. Desde fuera, así se ve a este país. Desde dentro también.

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas