Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El lema de Rajoy en la próximas semanas es: “Ni un paso atrás ni para tomar aliento”

13 Septiembre 2017 - 22:38 - Autor:

El Govern catalán abrió una web para anunciar el referendum y la ha tenido que cerrar por orden judicial. Ha intentado imprimir papeletas de votación pero la Guardia Civil ha intervenido la imprenta donde se pretendía hacer. Ha tratado de comprar urnas, pero por ahora no lo ha conseguido.

El govern catalán y el gobierno central mantienen este juego donde los dos se juegan su credibilidad como instituciones. El primero quiere sentar las bases de un supuesto estado catalán, aprobando normas ilegales, y organizando un referéndum ilegal. El segundo quiere demostrar que el poder del estado español es mayor, más fuerte y más determinante.

Dentro de unas semanas veremos de verdad hasta dónde llega el poder del estado español. Tiene en su mano tres cosas: leyes, jueces y fuerzas de seguridad. 

Para el gobierno de Rajoy sería un gran triunfo activar esos mecanismos sin que se produzca un acto de violencia que salga fotografiado en la prensa internacional. Espera tener de su parte a los catalanes que no son independentistas, y meter miedo a los que son independentistas.

Recibir una notificación de un juzgado da mucho miedo. Y tener a los Mossos golpeando en la puerta de tu casa aún más.

Para algunos, esa ‘ofensiva’ es negativa porque solo va a dar alas al nacionalismo. Seguramente, sí. Pero la alternativa es no hacer nada, y en ese caso, los más radicales independentistas tomarían la iniciativa y abrirían webs, imprimían papeletas y comprarían urnas.

Por eso, la consigna del gobierno de Rajoy en este momento es “ni un paso atrás, ni para tomar aliento”.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas