Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Los independentistas no tienen armas para responder a la artillería pesada de De Guindos

19 Septiembre 2017 - 10:17 - Autor:

El ministro de Economía Luis de Guindos no se anda por las ramas. Sacó su artillería dialéctica pesada para recordar el impacto que tendría en la economía catalana un supuesto secesionismo: caída del PIB del 30%.

El ministro no ahorró epítetos: un “empobrecimiento brutal de Cataluña”, “es tan irracional que ni los inversores, ni los mercados de capitales ni mis colegas del Ecofin consideran que sea un escenario mínimamente viable y aceptable”… 

Por supuesto, todo esto sería consecuencia de la salida inmediata de la UE y del euro de Cataluña, tema que no aparece en los discursos de los propagandistas de la hipotética independencia. Los portavoces del proceso insisten en que seguirían en la UE y la moneda única, algo que no se cree ni el botiguer más modesto.

Por ejemplo, a los comisarios políticos independentistas no les gusta decir que el 75% de la producción catalana estaría sujeta a aranceles. Muchos pensarán que sería por las aduanas que se elevarían en Francia. Pues no: la mayor parte de la producción catalana va a España, concretamente a Aragón. Los independentistas no tienen artillería dialéctica pesada para responder a todas las consecuencias económicas que se le vaticina a una hipotética independencia.

No disponer del euro supondría emitir su propia moneda, dice el ministro. El valor de una divisa se sostiene con la productividad y la riqueza interna. Si las empresas no venden, inmediatamente pasarían dos cosas: devaluación de la moneda propia, y despidos.

De ahí que el ministro insista en que “nadie con dos dedos de frente” considera viable la independencia.

El ministro de Economía dice que en su departamento han hecho varios estudios sobre ese impacto. Uno puede pensar que hay cosas exageradas en ese estudio y que forma parte de la propaganda del Estado.

A los que dudan habría que preguntarles: ¿salir de la UE y del euro no tendría consecuencias? No importa si es el 10 o el 30% del PIB catalán lo que caería. Está claro que tendría un impacto y que eso no le hará gracia a nadie. 

El impacto no solo sería para Cataluña sino para toda España. Cataluña es la comunidad más rica del país razón por la cual la hipotética independencia no solo dañaría a los catalanes sino al resto de los españoles. No conviene a nadie.

Estas declaraciones del ministro de Economía se repetirán de aquí al 1 de octubre. En la Generalitat y en los partidos secesionistas dirán que es mentira. Ya lo están diciendo. Pero las mentiras se desmontan con datos y hechos. Y los comisarios políticos de la Generalitat no tienen forma de desmontar eso que llaman mentira, porque sencillamente, es una verdad del tamaño de la Sagrada Familia.

 

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas