Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Que quede claro: el problema no son los Mossos sino los jefes que les dan órdenes

23 Septiembre 2017 - 18:37 - Autor:

Los medios han criticado la pasividad de los Mossos d’Esquadra, la policía catalana, por no ser suficientemente diligentes en acatar las órdenes del Tribunal de Justicia de Cataluña respecto a los actos ilegales, y por mantener una actitud pasiva.

Cualquier persona que esté vinculada a las fuerzas del orden sabe lo que debe sentir un Mosso de a pie, cuando la multitud insulta, acosa y presiona a los guardias civiles o a los policías antidisturbios. No les debe hacer mucha gracia. Por lo menos a la mayoría. Son del mismo oficio.

Es más: quienes están agrediendo a la guardia civil y a la policía, y que piden a los Mossos que no intervengan, son los mismos que han insultado y han denunciado antes a los Mossos. La CUP. Los anticapitalistas. 

Hace poco más de un año El Periódico de Cataluña publicaba esto: “La CUP Capgirem Barcelona ha denunciado a un agente de la Brigada Móvil de los Mossos d’Esquadra como presunto autor de una agresión al concejal de la formación en el Ayuntamiento de Barcelona Josep Garganté durante el desalojo del llamado ‘Banc Expropiat’ en el barrio de Gràcia”.

¿Se acuerdan de aquello? Garganté había participado en una protesta para recuperar el local, que había sido desalojado a instancias del propietario particular y de la Justicia.  La CUP denunció  “la represión policial” de los Mossos, y pidió que “la agresión no quede, de nuevo, impune”. 

Poco después, el director de los Mossos salió en defensa de sus policías. El diario Público dijo esto: “El director de los Mossos, Albert Batlle, ha acusado este miércoles a la CUP de amparar a los violentos en el barrio barcelonés de Gràcia, en un tenso debate en el que la formación anticapitalista ha dudado de su capacidad para seguir en el cargo por diseñar un dispositivo “violento, brutal y caótico”. Ese director dimitió hace meses porque estaba en desacuerdo con el proceso independentista. Fue sustituido por uno más independentista, por supuesto: Josep Luis Trapero.

¿Qué piensan que pasa por la cabeza de los Mossos cuando ven a esos mismos radicales insultar y agredir a los guardia civiles? ¿Cómo se les queda el cuerpo a los Mossos cuando ven que destrozan un vehículo de sus compañeros?

Pero resulta a que los mandos de los Mossos les encantaría que se quedaran allí quietos, que no hicieran nada, y por eso a ojos de todo el mundo aparecen los Mossos como pasivos. 

No sé qué porcentaje de los Mossos apoya esta pasividad. Pero desde luego, se les debe escapar una sonrisa irónica cuando ahora ven que sus enemigos, los independentistas radicales, están agrediendo a sus compañeros de oficio.

 

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas