Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Es verdad: los catalanes pagan más impuestos pero, ¿adivinen quién es el culpable?

26 Septiembre 2017 - 21:20 - Autor:

Ya que se acerca el 1-O hay que ir poniendo las cosas cada vez más claras para aquellos que están recibiendo un intenso bombardeo de parte de los comisarios ideológicos.

Sí, es verdad, un catalán paga más impuestos que un madrileño. Eso sobre todo se mide con el IRPF, que es el impuesto que pagan todas las personas que reciben un salario.

Pero resulta que la mitad del IRPF está cedido a las autonomías, las cuales pueden imponer unos tipos adicionales. Cataluña es una de las que más juega con este derecho, e impone un IRPF más alto que, por ejemplo, Madrid.

Madrid, en suma, aplica un tipo mínimo de 19%, y un máximo de 43,5%.

Y Cataluña tiene un tipo mínimo de 21,5% y un máximo de 48%. En ambos casos, Cataluña impone más impuestos a sus ciudadanos.

Eso quiere decir que las clases menos adineradas y las más ricas en Cataluña pagan más que las equivalentes en Madrid. 

El gobierno catalán además no se adaptó al nuevo régimen fiscal que se aprobó a escala nacional entre 2015 y 2016, que suponía una bajada de impuestos. Ellos siguieron a lo suyo, manteniendo la presión (¿opresión) sobre los ciudadanos catalanes. 

Para colmo, los catalanes sufren una catarata de impuestos adicionales. Una información de El Mundo decía lo siguiente:

“…tiene más impuestos propios que ninguna otra comunidad autónoma con 17figuras. Tres de ellas, además, han sido creadas este mismo año: el Impuesto sobre el Riesgo Medioambiental de Actividades Derivadas de Elementos Radiotóxicos, el Impuesto sobre las Bebidas Azucaradas Envasadas y la figura sobre las emisiones de dióxido de carbono de los vehículos de tracción mecánica”.

En resumen, al lema de los comisarios ideológicos de la Generalitat de que “Espanya ens roba” (España nos roba) hay que sustituirle una palabra: “La generalitat ens roba”.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas