Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Así es la “psicográfica”: la técnica orwelliana de manipulación detrás del escándalo de Facebook

21 marzo 2018 - 9:55 - Autor:

Alexander Nix usó los datos de 50 millones de personas de Facebook para entrar en sus mentes y manipular su voto. Su empresa Cambridge Analytica tomó esos datos de una compañía que a su vez, los extrajo de Facebook.

Por su culpa, Facebook ha caído más de 50.000 millones de euros en bolsa, ya que no controló esta pérdida de información.

¿Y qué hizo Nix con los datos de 50 millones de personas? Muy sencillo: empleó una técnica llamada ‘segmentación psicográfica’. Consiste en usar los datos de las personas para influir en sus decisiones de compra. Aparentemente, nada nuevo porque eso es lo que hace el marketing y la publicidad desde hace mucho tiempo: segmentar a la población por gustos y luego tratar de influir en sus decisiones de compra.

Lo nuevo de la ‘segmentación psicográfica’ es que va a una capa más profunda de la mente y con más precisión: trata de segmentar a la población por el “estilo cognitivo” del consumidor:  sus patrones de pensamiento, sentimiento y percepción. El propio Nix lo explica en la presentación grabada en video que se muestra arriba.  

Y claro, el mejor sitio para tener una base de datos de personas, sus gustos, sus aficiones y su personalidad es Facebook. Por eso, extrajo los datos de allí: para triturarlos y llegar a sus capas emocionales más profundas. ¿Y para quien trabajaba Cambridge Analítica?

Para Steve Bannon, uno de los asesores de Trump. Gracias a su sistema de segmentación de datos y a la psicología cognitiva, Nix influyó en millones de norteamericanos para decantaran sus voto hacia Trump. Y así lo hicieron en las elecciones presidenciales de EEUU de 2016: Trump salió vencedor. 

Esto planeta dos debates. Primero, el robo de datos para usarlos con cualquier fin. Y segundo, hasta qué punto las decisiones que tomamos son conscientes pues las técnicas psicológicas para manipularnos son cada vez más profundas.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas