Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Los desgarradores relatos de quienes perdieron a sus seres queridos luchando contra Maduro

17 junio 2018 - 13:29 - Autor:

A lo largo del primer semestre de 2017, miles de venezolanos se lanzaron a las calles para protestar ferozmente contra el régimen dictatorial de Maduro. Bloquearon calles, levantaron barricadas y marcharon en manifestaciones durante meses.

El gobierno respondió enviando a las fuerzas del orden, que mataron a más de 150 ciudadanos, la mayoría jóvenes estudiantes. Al final, exhaustos y deprimidos, los manifestantes volvieron a sus casas.

La periodista venezolana afincada en España Carleth Morales se propuso no olvidar. En septiembre de ese año, pocas semanas después del fin de las manifestaciones, decidió recoger en un libro los testimonios más dolorosos de los familiares de los asesinados.

Con la ayuda de otras informadoras en Venezuela, Morales logró juntar hasta 26 testimonios de padres, hermanos, familiares y amigos de algunos fallecidos. Lo tituló 26 crímenes y una crónica. Un editor venezolano consiguió a duras penas bobinas de papel e hizo una primera tirada especial de mil ejemplares. 

Las historias son desgarradoras. Caso por caso, el libro cuenta el día en que esos jóvenes salieron a protestar con la ilusión de cambiar Venezuela, pero en un momento dado, los familiares reciben la noticia de que “algo ha pasado”.

A la madre de Juan Pablo Pernalete (19 años) le tocó buscar el hospital donde su hijo, aparentemente, estaba herido. Pero nada más llegar alguien le dijo:”Tienes que ser fuerte: tu hijo ha muerto”.

Para el gobierno de Maduro, su hijo era un terrorista. No. Había sido asesinado.

David José, 22 años, era hijo de los Vallenilla Luis. Lo primero que les llegó era que su hijo había “caído preso” en una manifestación. En realidad, dos guardias nacionales se le acercaron a menos de dos metros y le dispararon tres veces. Le impactaron el el corazón, en el pulmón y en el hígado. Murió casi instantáneamente.

“David José era mi único hijo. Como padre siempre le dije que lo iba a apoyar en todo aquello que despertara en él algún interés, y efectivamente, siempre lo hice”, dice el padre en el libro de Morales. Para el gobierno, David José era “una víctima”. En realidad fue un asesinato.

Paúl René Moreno formaba parte de los Cascos Verdes, una organización humanitaria formada por médicos para socorrer a los afectados por las marchas. Les trataban contra los efectos de las bombas lacrimógenas. Llevaban casos y guantes verdes. En Maracaibo, un todoterreno arremetió contra un grupo de Cascos Verdes que estaba descansando sobre la acera. Atropelló y mató a Paúl.

Su hermano Carlos, que estaba en Madrid, recibió llamadas de madrugada. Intentó contactar con familiares en Venezuela quienes solo le decían que “pasa algo con Paúl”. Entró en Google y tras teclear el nombre, apareció la noticia de que “Estudiante de Medicina Paúl Moreno fallecido hoy en protestas”. 

Era su único hermano. A raíz de la muerte de Paúl, su hermano Carlos y su cuñada crearon en Madrid la Fundación Dr. Paúl Moreno Camacho, gracias a la cual se ha creado un pasillo verde donde se canalizan medicinas a Venezuela.

Los testimonios de los familiares de los asesinados, junto con las anotaciones de Carleth Morales crean un profundo e impactante documental escrito del período más sangrante de la historia de Venezuela después de la Guerra de Independencia. 

El contexto en que se produjeron las manifestaciones es el de un país ferozmente empobrecido por un gobierno corrupto y despótico, dirigido por una banda de delincuentes y expulsado de las organizaciones internacionales,. Ese gobierno ha amañado las elecciones para perpetuarse en el poder porque sabe que, el día en que caiga, todos sus miembros irán directamente a prisión a pagar sus delitos.

Y seguramente el libro de Carleth (imagen derecha) servirá para que los jueces reconstruyan aquellos crímenes, y para que el mundo no olvide nunca a las víctimas del peor periodo en la historia de Venezuela.

(26 crímenes y una crónica se puede obtener en Amazon pinchando aquí).

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas