Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Nueve verdades sobre energía renovable (que pueden disgustar a muchos)

28 agosto 2015 - 16:24 - Autor:

Las energías renovables desatan muchas discusiones en las cuales, como siempre, hay más emoción que razón. Aunque no me considero un experto, he curioseado por aquí y por allá y mis conclusiones son estas. Parecen brutales verdades.

1. Las energías renovables se irán imponiendo a largo plazo a medida que se consiga aumentar su poder energético y bajen sus costes.

2. Por ahora, no hay energía renovable que sea capaz de levantar del suelo un Airbus 380 de 560 toneladas (máxima capacidad) y por lo tanto a las energías derivadas del petróleo les queda larga vida.

3. España puede ser una de las grandes potencias mundiales en energías renovables como la solar y la eólica.

4. En España se produjo un crecimiento insensato de la energía solar porque el gobierno subvencionó demasiado estas energías y los capitales mundiales acudieron a la llamada. Luego, la ley se reformó y esos capitales ahora han demandado al gobierno por sentirse engañados.

5. La energía atómica será sustituida a largo plazo por energías renovables pero esto sucederá cuando estas alcancen el mismo grado de eficacia.

6. La inversión en energías renovables no debería basarse en su coste actual sino en lo que pueden reportarnos en el futuro, cuando se agoten las energías no renovables como el petróleo. Ejemplo: Alemania.

7. Las energías renovables como la solar y la eólica presentan serios problemas ecológicos pero muchos grupos ecologistas lo ocultan. Miles de aves mueren incineradas cuando pasan sobre plantas solares o mueren golpeadas por las palas de los aerogeneradores, aparte de que las bandadas pierden la orientación. También tienen otro problema: contaminación paisajística.

8. Las energías renovables presentan muchas oportunidades y pueden sustituir a los negocios basados en el petróleo, pero los intereses de empresas y de grupos tratarán de ocultarlo.

9. Elon Musk y su gran apuesta por energías limpias puede cambiar el panorama de la energía eléctrica en menos de lo que se piensa pues está resolviendo el gran problema: la acumulación de electricidad.

 

 

 

 

La coreana que creía estar viviendo en el mejor país del mundo

27 agosto 2015 - 15:42 - Autor:

Lee Hyeonseo se ha convertido en uno de los casos más dramáticos de los coreanos del norte que quieren escapar de su país.

Esta mujer recuerda que cuando era pequeña pensaba que Corea del Norte era el mejor país del mundo. Incluso, después de ver una ejecución pública a los siete años, nada le hacía cambiar de parecer pues hasta cantaba la canción ‘Nada que envidiar’.

Pero a partir de 1990, la joven Lee empezó a darse cuenta de que algo fallaba. Su madre recibió una carta de unos familiares en la que confesaban que se estaban muriendo de hambre. No era una metáfora. Murieron poco después.

Lee también fue testigo de una escena en una estación de trenes donde una mujer fallecía de hambre con su bebé en brazos. Lee logró escapar de joven hacia China donde vivió un tiempo, y luego pasó a Corea del Sur. Desde allí ayudaba a su familia con envíos de dinero, pero un día decidió que tenía que sacarlos cuando supo que las autoridades del norte habían interceptado el dinero y que iban a enviarlos a un campo de concentración. 

Lee volvió a Corea del Norte a través de China. Tomó a su familia y la llevó a China, donde los hizo pasar por sordomudos ya que ella sí hablaba perfectamente chino. Hicieron un viaje de 2.000 kilómetros hasta que llegaron a la frontera con Laos.

Allí Lee pagó a un intermediario para pasarlos a por la frontera pero la cantidad era insuficiente. Sin más oportunidad ni dinero, Lee veía como a su familia la iban a deportar de nuevo a Corea del Norte, pero un extranjero que hablaba inglés le preguntó cuál era el problema.

En su tosco inglés ella le explicó que les faltaba dinero para cruzar la frontera con Laos y luego pasar a Corea del Sur. El extranjero fue a un cajero automático, sacó el dinero necesario y se lo dio a Lee porque “quería ayudar al pueblo de Corea del Norte”.

Aquello cambió la vida de Lee.

Ha escrito un libro contando su odisea a través de China, que se ha convertido en un éxito de ventas en todo el mundo. “La chica con siete nombres” (Editorial Península) será presentado por ella misma en septiembre en España. (Ver foto).

También da charlas, una de las cuales se efectuó en los célebres encuentros TED, que ya tiene más de 3 millones de visitas (ver video arriba).

 

 

 

Las asombrosas contradicciones de Nicolás Maduro con los inmigrantes ilegales

26 agosto 2015 - 10:36 - Autor:

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro criticó a Donald Trump, el candidato republicano norteamericano, porque este dijo que los inmigrantes mexicanos llevaban drogas y crimen a Estados Unidos. Trump además proponía construir un muro para evitar la entrada de más inmigrantes ilegales.

Maduro le lanzó violentos insultos. ”Repudio total a las declaraciones de Donald Trump. Bandido, ladrón, cómo te vas a meter con nuestros hermanos de México que bastante perseguidos y explotados son por ustedes”, afirmó el presidente venezolano.

Hace pocos días, Maduro convirtió en realidad lo que solo Trump había dicho en palabras: el gobierno venezolano expulsó a colombianos documentados que vivían en la frontera. Además la Guardia Nacional allanó las casas y después de registrarlas pintó una R en la entrada (revisada).

La razón: un grupo paramilitar teóricamente colombiano había disparado y herido a policías en la frontera.

Los peor de todo es que Maduro empleó la misma retórica que se empleó Trump en EEUU o se emplea en Europa para exponer el problema de la inmigración colombiana.

“[Los inmigrantes colombianos son] un pueblo que viene casi sin educación, sin un medio [céntimo] en el bolsillo, los pobres de la tierra huyendo de la violencia, de la guerra y de la miseria y buscando en la Venezuela socialista la protección de la seguridad social integral gratuita pública que tenemos”, afirmó según informaba la agencia Efe y Telesur.

Maduro también criticó en su tiempo a la Unión Europea por movilizar buques para evitar las oleadas de inmigrantes. Se refería a la operación para bloquear a los traficantes de seres humanos, que fletan buques para pasar ilegalmente a inmigrantes a través del Mediterráneo a Europa. Maduro lo calificó entonces de “salvajada”.

Más o menos es una salvajada lo que está haciendo con los colombianos indocumentados en la frontera, cuyas casas son derribadas. ”No respetan los derechos de nadie y están demoliendo las casas con todo lo que hay adentro”, afirmaba Cristina Sierra, una mujer de 33 años, cuya casa había sido demolida en el barrio Mi Pequeña Barinas, (San Antonio del Táchira). La información procedía de la cadena alemana Deutsche Welle que citaba a Efe, AFP y el diario colombiano El Tiempo.

Maduro ha decretado un estado de excepción en la frontera de Venezuela con Colombia, en teoría, para controlar la inmigración ilegal. Sin embargo, no ha dicho nada de las bases de las FARC en territorio venezolano que Hugo Chávez permitió y financió durante años, y que han sido denunciadas por políticos colombianos y por la prensa.

 

Mao, en el estadio Santiago Bernabeu: la hipocresía de Occidente con China

25 agosto 2015 - 10:56 - Autor:

La primera vez que fui a comer en el restaurante Zen Market situado dentro del estadio Santiago Barnabeu me quedé sobresaltado: había un busto enorme en la entrada principal.

Era Mao.

Cada día decenas de personas comen o cenan en este restaurante chino, con vistas al césped del Real Madrid. Algunos se hacen selfies con Mao y todo. Otros pasan junto al busto como si nada.

Para mí, el hecho de que un busto de Mao siga presidiendo un restaurante en Madrid revela la hipocresía de Occidente con China, y de Florentino Pérez con el mercado asiático.

China es un país sin derechos elementales, sin seguridad laboral, sin libertad de expresión. Es un país que ha arruinado muchas empresas españolas (y occidentales) copiando patentes, robando ideas  y fabricando productos mediante un régimen de explotación obrera, a precios de esclavitud, y que luego exporta a Occidente.

Es un país que exporta mano de obra barata, abriendo tiendas y restaurantes, saltándose las normas de cada país, compitiendo con otras tiendas locales y arruinándolas.

Es un país que está esquilmando los recursos naturales del planeta, devastando bosques en Siberia (comprando madera como quien compra bolsas de patatas), jade en Birmania, soja en Argentina, o contaminando a sus propios ciudadanos con fábricas que no guardan las normas más elementales de control.

Si alguien tiene dudas, que lea los libros escritos por dos periodistas españoles llamados Juan Pablo Cardenal y Heriberto Araujo. La imparable conquista china y El imperio invisible (Planeta).

Es un país que ha hecho ensayos nucleares cuando le ha dado la gana y sin que ningún grupo antinuclear se acercara a protestar (en Lop Nur, en los años 90).

Y encima, es un país donde se sigue mostrando el retrato del dictador que más personas ha aniquilado en el mundo: Mao Zedong. Por hambre, por ejecución, por pensar de forma diferente, o por oponerse al Partido Comunista Chino, Mao ha sido el criminal más perverso de la historia. Un grupo de historiadores franceses, haciendo un alarde de honestidad, escribió hace años El libro negro del comunismo, donde se volcaban todos estos crímenes, y donde se le calificaba del mayor criminal de la historia: 75 millones de muertos por su culpa.

Mao además financió a regímenes asesinos en Asia y provocó la persecución y la muerte de millones de personas fuera de su país. Invadió el Tibet en los años 50, y Occidente sigue callado.

Ese mismo Mao es el que figura a la entrada del restaurante Zen Market, en el estadio Santiago Bernabeu, la sede del Real Madrid.

Eso demuestra la hipocresía de Occidente: nos encantan los productos baratos chinos, nos encanta vender a los chinos nuestros coches y nuestros bolsos de lujo, nos encanta que nuestros futbolistas hagan partidos de exhibición en Pekín y venderles camisetas.

China es un mercado tan gigantesco, 1.300 millones de personas, que lo mejor para los occidentales es pasar por alto esas tonterías como los retratos de Mao, los bustos de Mao y las camisetas de Mao, que muchos jóvenes occidentales llevan como souvenir.

(La foto de Zen Market es cortesía de TripAdvisor).

 

 

-Entrevista con dos periodistas que escribieron un libro sobre China

-¿Qué pasa en China?

¿Qué pasa en China? Muy sencillo: que los chinos tienen mucho miedo

24 agosto 2015 - 19:46 - Autor:

Con 1.300 millones de habitantes, la segunda economía del planeta está enviando señales que hacen temblar a todos. ¿Qué pasa?

Estos son los problemas (gigantescos) que atraviesa China, según un informe elaborado por McKinsey y que ya preveía todo esto en diciembre de 2014. Se pueden imaginar el impacto que puede tener en el mundo si no se solucionan.

Los salarios suben: ¿hasta cuándo? Con una economía creciendo anualmente a dos dígitos, los salarios no iban a ir a la zaga. También crecían pero eso significaba que los productos chinos no serían tan competitivos al pasar los años. Ya se nota porque hay productos que se dejan de hacer en China porque se encargan a Bangladesh o Kenya.

El estado ya no provee todo. Los solicitantes del empleo chinos siempre tenían la esperanza de trabajar para el estado. A medida que las obras públicas se ralentizan y que el estado no tiene tanta actividad, el chollo de ser funcionario tampoco existe. Pero en el sector privado tampoco hay grandes oportunidades (por la caída de la demanda).

La amenaza de las nuevas tecnologías. Desde ahorrarse azafatas de tierra en la facturación de billetes, a mano de obra en grandes fábricas, la tecnología ha irrumpido en las empresas chinas y está afectando a los empleados poco cualificados que en China se miden en decenas de millones.  Ciudades enteras que vivían de colmenas de trabajadores están empezando a vaciarse.

Frustración de los estudiantes. No solo la situación es mala para los que no tienen muchas habilidades sino para los estudiantes que habían puesto su esperanza en trabajar en importantes compañías con grandes puestos. Se tienen que conformar con salarios que crecen poco en puestos que no dan muchas oportunidades.

Devaluación. Para compensarlo, el gobierno ha devaluado el yuan, lo cual a su vez empobrece a los chinos a escala mundial. Tienen menos poder adquisitivo. Pero en el mundo se ha visto como un signo de debilidad. La bolsa china al final ha acabado cayendo con estrépito, y ha contagiado su enfermedad a las bolsas del mundo.

El impacto en el consumo. Todo lo anterior ha tenido un enorme impacto en el consumo interno, al cual se fiaba el 50% del crecimiento chino en los últimos años. Los chinos tienen miedo. El futuro es incierto. Ya no consumen porque o no tienen tanto dinero, o no ven progresar sus salarios o ni siquiera tienen salarios. Endeudarse para comprar coches o casas no tienen sentido, así como gastar a lo loco. Muchos se habían dedicado a la bolsa pero como no tienen experiencia, acaban perdiendo el dinero, como ha pasado recientemente. Eso está afectando seriamente a la economía. Es el factor miedo.

El problema es que estamos hablando de la segunda economía del planeta. Los países que exporten mucho a China o cuya economía esté basada en  materias primas, lo van a  pasar mal. Es el caso de Brasil y de Venezuela ya se ha notado.

Si a alguien le interesa el informe de McKinsey, que pinche aquí.

 

¿Por qué cae el precio del petróleo?

23 agosto 2015 - 10:14 - Autor:

Lo que parecía insólito hace más de un año, se ha producido: el petróleo está a unos niveles increíblemente bajos. Entre 40 y 44 dólares por barril (dependiendo del tipo de crudo) Por decirlo de otro modo, sobran dos millones de barriles al día. ¿Por qué?

La historia demuestra que el crudo es una de las materias más volátiles debido a razones políticas o tecnológicas. El gráfico de abajo de Macrotrends es el precio del barril West Texas descontando la inflación desde los años 40, y poniendo como referencia el precio de agosto de 2015.

Estas son las razones que ahora influyen en el bajo precio.

1. Irán se ha incorporado de nuevo a los mercados mundiales. En 2012, Estados Unidos le sancionó por continuar con sus proyectos nucleares y le sacó del mercado. Tras la firma del pacto por el que Irán acepta que supervisen su programa nuclear (y se compromete a no fabricar armas nucleares), puede meter su producción de nuevo en el mercado.

2. La OPEP no se pone de acuerdo. La OPEP, la organización de países exportadores de petróleo (Arabia Saudí, Venezuela, entre ellos) tiene dentro una jaula de grillos. Unos productores como Venezuela quieren reducir la producción para aumentar el precio; otros como Arabia Saudí, pretenden seguir produciendo para bajar precios y fastidiar a EEUU, para que abandone el fracking. Por ahora, gana Arabia Saudí (gracias a Dios).

3. El fracking sigue su curso. Esta forma de romper el suelo por medios hidráulicos y extraer petróleo y gas de sitios difíciles, no ha sufrido mella a pesar de que muchos vaticinaban que EEUU dejaría la producción al estar el petróleo tan barato. Los productores norteamericanos están logrando tecnologías más eficaces que permiten extraer petróleo a precios más baratos: hace un año producían 9 millones de barriles al día. Hoy son 9,5 millones.

4. Rusia produce más. Los rusos necesitan dinero para crecer. Piensan que la caída mundial del precio del crudo es una maniobra americana para fasitidarles por invadir parcialmente Ucrania. Pero Putin no tiene margen para reducir la producción, porque teme que eso signifique menos ingresos. De modo que está metiendo más petróleo en el mercado, lo cual hace que los precios se mantengan bajos. Es una paradoja.

5. La demanda mundial está débil. China, Rusia, Brasil, tres países poderosos de los llamados BRIC (solo faltaría India) tienen serios problemas económicos y su producto interior bruto está decayendo. Eso supone que una cuarta parte de la humanidad está consumiendo menos petróleo y sus derivados, con lo cual empujan los precios a la baja. Y en Europa, las grandes economías (salvo España y Reino Unido), lo logran crecer a buen ritmo.

 

Ocho noticias que todavía no han leído los independentistas catalanes

22 agosto 2015 - 12:25 - Autor:

Estas son las ocho noticias que aún no han leído los independentistas catalanes. Aquí las recuerdo con sus enlaces a los medios que las publicaron. Tratan de las consecuencias de la hipotética independencia.

-El presidente de Empresarios de Cataluña dice que se han ido 1.000 empresas ya. En elmundo.es

-Tres destacatados economistas dicen que la independencia ‘no es viable”. En elcomercio.com

-Demoledor informe de Deutsche Bank sobre las consecuencias que puede traer el discurso de Mas. En negocios.com

-El gobernador del Banco de España afirma que Cataluña tendría que dejar el paraguas el euro y el BCE. En lavanguardia.com

-El Consejo Asesor de Artur Mas reconoce que la independencia sin el euro sería ‘inviable’. En elpais.es; y para leer el informe (página 62 en adelante)  en  catalán.

-Via libre para que cinco empresas catalanas del Ibex abandonen sus sedes en Cataluña sin dar explicaciones. En elconfidencial.com

-Los bancos trasladarán sus sedes fuera de Cataluña. En cronicaglobal.com

-Los capitales saldrían inmediatamente de Cataluña, dice José Luis Feito. En lainformacion.com

 

-Diez preguntas que un español haría a un independentistas sobre Cataluña

-Qué difícil es hablar de Cataluña para cualquier bloguero

-Por qué Baviera no quiere la independencia a pesar de ser como Cataluña

-¿Y usted se siente español o todo lo contrario?

-Francesc Homs: “Cuando leo a la prensa, me horrizo: cuentan tantas mentiras…”

Cinco volcanes amenazan la economía española en los próximos meses

21 agosto 2015 - 14:33 - Autor:

La economía crece, el paro disminuye, las exportaciones se relanzan, el turismo se sale….

Pero hay algunos volcanes que podrían estallar y ensombrecer este panorama. ¿Cuáles son?

-El petróleo. Nada tan imprevisible como el petróleo. Hace más de un año cada barril valía más de cien dólares. Ahora está por unos 40 dólares. Dependiendo tanto de coyunturas geoestratégicas, cualquier cambio en un país productor o consumidor influyente podría relanzar los precios. Hemos confiado mucho nuestro reciente crecimiento al bajo petróleo. Ojo.

-Las elecciones en Cataluña. El 27 de septiembre tienen lugar unas elecciones que son muy importantes para el país. Es la mayor amenaza de fragmentación que se ha planteado en la historia reciente. Si los partidos pro independentistas encuentran su coartada (sea la que sea), darán otro paso y nadie sabe cuál va a ser el impacto en la economía pero desde luego nada bueno.

-El estallido chino. Los datos macroeconómicos de China son cada vez más preocupantes. Crecen los costes internos, aumenta la demanda salarial (lógico), aumenta el descontento, se dispara la especulación bursátil. El gobierno chino responde con una mezcla de represión y devaluación. Un colapso chino tendría el mismo efecto que la caída de Lehman en 2008.

-Elecciones en Grecia. Parece la historia de nunca acabar. Cuando se pensaba que todo estaba encarrilado, dimite el primer ministro Alexis Tsipras y se abre la incógnita electoral. ¿Quién ganará? ¿Acaso un movimiento más a la izquierda que Tsipras? El euro y las bolsas europeas lo siguen notando y lo notarán aún más.

-Elecciones generales en España. De aquí a diciembre se celebrarán elecciones legislativas. Si nos fiamos de las encuestas de ahora, ningún partido tendrá mayoría. Eso significa coaliciones y pactos. ¿Tomará el poder otro partido? ¿Una coalición? Baste que cambie de dirección la política económica para que los mercados, que son tan asustadizos, lo interpreten de la peor manera.

(Foto cortesía de xedos4 en freedigitalphotos.net) 

Hace 30 años Grecia bloqueó la entrada de España en la UE

20 agosto 2015 - 11:54 - Autor:

Hace un par de días, el Congreso epañol aprobó conceder una ayuda de 10.000 millones de euros a Grecia. Forma parte del tercer paquete de ayudas a ese país que ha estado al borde de la quiebra. En suma, la UE prestará a Grecia unos 82.000 millones de euros.España ya había prestado 26.000 millones de euros a los griegos en otras ocasiones.

Esa es la solidaridad europea. Cuando España entró en el Mercado Común hace casi 30 años, recibió millones de los fondos de ayudas para que el país igualara su renta y sus infraestructuras con el resto de la UE.

La UE es una cooperativa. No son un grupo de banqueros ricos exprimiendo a los pobres. Algunos intelectuales y partidos han tratado de mostrar que España y Alemania han exprimido a los griegos aprovechándose de su mala situación económica. Casi culpándonos de falta de solidaridad.

Esos mismos intelectuales y partidos deberían saber que hace más de 30 años, cuando España y Portugal negociaban su entrada en el Mercado Común, hubo un país en concreto que se opuso: Grecia.

Los griegos habían entrado en la UE en 1981 y temían que la economía española se convirtiera en su gran competidor en todos los sentidos. Como informaba El País entonces, “el primer ministro griego, Andreas Papandreu, abandonó la reunión para protestar contra la negativa de los otros participantes a adoptar un plan de ayuda a Grecia, Italia y Francia que permita ajustar sus economías a la integración de España y Portugal”.

El País tituló: “Grecia bloquea la entrada de España”.

Papandreu era el fundador del Partido Socialista de Grecia. Es el de la foto de arriba.

 

 

Con el billete de mayor denominación en Venezuela no compras un bocadillo

19 agosto 2015 - 15:16 - Autor:

El billete de mayor denominación en Venezuela es de 100 bolívares.

Para comprar una arepa, que es el bocadillo nacional (foto de arriba), el venezolano necesita sacar de su bolsillo casi cinco billetes de cien. Es como si nos dijeran que para pagar un bocata de calamares tuviéramos que sacar los cinco billetes de mayor denominación en España que son de 500: o sea, 2.500 euros.

The Wall Street Journal sacó hace poco un índice de la arepa hiperinflada. Es de 477 bolívares. Ese es el precio de la calle. Es la comida del pobre. Dentro de poco sobrepasará los 500 bolívares, en un país con un salario mínimo de 7.000 bolívares. O sea, una arepa equivale al 6% del salario. Te comes una al día y en una semana ya te has ventilado casi la mitad del salario. (La foto de arriba de una arepa triste es de elvenezolanonews)

Todo esto es irreal, como la economía que ha creado Nicolás Maduro en Venezuela.

La gente ya no usa billetes pequeños porque no sirven para nada. Los venezolanos tienen que cargar fajos de billetes para hacer cualquier compra, vamos, como si acabaran de atracar un banco.

Tener un billete de 100 bolívares en un país con una inflación superior al 70% es como tener pan húmedo al aire libre en casa: en poco tiempo no lo podrás comer porque se llena de moho.

Por eso los venezolanos tratan o de comprar lo que sea antes de que sea tarde, o cambiarlo por cualquier moneda del mundo que sea más estable que el bolívar.

Y el Banco Central no puede imprimir billetes más elevados porque no hay papel. El gobierno ha encargado imprimir billetes en el extranjero. Seguramente lo hará alguna casa de la moneda europea, o las varias compañías multinacionales que se dedican a este menester. Multinacionales asquerosas, claro.

Hay encima una escasez producida por la especulación. Los billetes de 100 y de 50 escapan del país a través de la frontera con Cúcuta: allí van a ser cambiados por dólares, pesos o cualquier moneda de más valor, pues la inflación se come la validez nominal del billete.

Para enfrentar este caos, el gobierno siempre toma la medida más impopular posible diciendo que está haciendo ‘patria’. La última consiste en impedir a los venezolanos sacar más de 3.000 bolívares de los cajeros. Antes era de 5.000 bolívares.

Como los bancos se están quedando sin billetes de 100 también están limitando los pagos a través de ventanilla.

Algunos economistas ya están vaticinando que estamos en el límite de lo soportable. Eso lo vengo escuchando desde hace varios años.

Pero a la vista de la situación que leo en los medios y me cuentan mis familiares, tengo que reconocer que todos los signos indican que Venezuela no puede soportar más. Que realmente está al borde de un punto de giro.

Lo peor de todo es que los que están sufriendo esta situación son especialmente los pobres. Los que votaron por Maduro. Es triste que sea así.

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas