Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¿Por qué millones de europeos votan a partidos de extrema derecha?

24 mayo 2016 - 15:02 - Autor:

España celebró sus 30 años en la UE hace poco. Si uno miraba a la construcción europea en aquellos años, ser miembro del club era lo bueno, y estar fuera era lo malo.

Ahora parece que es al revés. En las elecciones austriacas celebradas el domingo pasado casi gana el candidato de la extrema derecha que, entre otras cosas, no es muy partidario de la UE. Dentro de pocas semanas, los británicos votan si deben permanecer dentro o fuera de la UE. En las elecciones regionales francesas del año pasado, Marine Le Pen, antieuropeísta, fue el partido más votado en la primera vuelta. Perdió, como en Austria, en la segunda vuelta.

Partidos novedosos como Alternativa por Alemania, están creciendo a un ritmo vertiginoso por su postura contra la UE y el euro. Y por casi toda Europa se pueden ver movimientos similares en Holanda, Suecia, Finlandia, Eslovaquia y Hungría. En Gran Bretaña, el partido antieuropeísta Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), tiene cada vez más presencia en las instituciones.

¿Qué ha pasado para que estos movimientos tengan tanto éxito?

Hay varias razones pero todos coinciden en una en concreto: a muchos europeos no les gusta la política de refugiados de la UE. No quieren abrir la puerta a más inmigración.

Los analistas han respirado tranquilos al ver el fracaso de Le Pen en Francia y Hofer en Austria. Pero casi nadie se ha parado a pensar que a esos partidos no les han votado cabezas rapadas sino gente del pueblo. Letrados, economistas, tenderos, estudiantes, agricultores, maestros…

Siempre me ha llamado la atención cómo demonizamos a los partidos ‘extremos’ (sean de izquierdas o derechas), sin reflexionar por qué tienen tanto éxito. En España la CUP produce alergias en muchos analistas, pero si sacaron escaños en las elecciones catalanas fue por algo. La gente les vota, aunque por motivos diferentes a los partidos de extrema derecha.

La reflexión que se deben hacer los partidos tradicionales es en qué están fallando para que millones de europeos voten a las alternativas antieuropeas. Siempre ha habido euroescépticos, pero esta vez ya no se trata de ‘cuatro locos’ sino de partidos que pueden tomar el poder, como lo han demostrado el Front National en Francia y el FPÖ en Austria, que lo han rozado.

Sería una paradoja que las tesis inmigracionistas que defienden sobre todo la extrema izquierda, fuera el motivo para que dentro de unos años, a Europa la gobiernen los partidos de extrema derecha.

 

 

Salud Hernández Mora, la periodista española más influyente de Colombia

23 mayo 2016 - 17:42 - Autor:

“La Fiscalía General es un monstruo gigantesco donde conviven personajes podridos de corrupción y de intereses personales”.

Así empezaba hace pocas semanas una columna de opinión de Salud Hernández Mora en el diario El Tiempo de Colombia. Sin pelos en la lengua, con una franqueza brutal, Salud es posiblemente la periodista española más influyente fuera de España. Y desde luego, la periodista más influyente en Colombia. En radio, prensa o televisión, sus intervenciones hacen temblar a los corruptos, sean jueces, políticos o empresarios.

Les denuncia en vivo y en directo. Les llama corruptos en la cara, y de su látigo no se libra ni el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. “Las falacias de Santos” se titulaba otra columna donde atacaba al presidente por vender mentiras en lugar de un proceso de paz. Mientras Santos decía que las FARC (la guerrilla marxista) había pedido perdón, Salud escribía: “No están arrepentidos de sus crímenes”.

Mientras Santos decía, “las FARC reconocen al Congreso”, Salud respondía, “sí claro, para que les regalen curules (escaños”). Mientras Santos insistía, “las FARC entregan las armas”, Salud le golpeaba: las FARC dicen que “ni de vaina las entregaremos”.

Mal trago ahora para el presidente Santos, que desde el domingo ha organizado un operativo militar y policial para encontrar a Salud, su enemiga. No se sabe nada de ella desde el pasado sábado. Los medios colombianos, citando al Ejército, hablaban de secuestro, probablemente del ELN, otra guerrilla autodefinida como marxista. Y hasta radiocaracol daba el nombre del comando.  Otros medios hablan de ‘retención’ por algún grupo, y algunos solo hablan de desaparición.

¿Saben cuál es mi impresión? Que sea quien sea se haya encontrado con Salud, estará en este momento escuchando una bronca de la periodista.

Salud es también corresponsal del diario El Mundo, y su hobby es ir a la selva a hacer reportajes extremos con guerrilleros, con cultivadores de coca o con paramilitares. Desaparece durante días y luego vuelve con una magnifica exclusiva.

Cuando aparezca hará lo mismo que Javier Espinosa, otro corresponsal de El Mundo a quien conozco: actuar como si nada hubiera pasado.

 

 

El PSOE quiere demostrar que con su programa de 1982 ya hizo el ‘sorpasso’

22 mayo 2016 - 15:48 - Autor:

¿Sorpasso? Eso es lo que pretende hacer la nueva alianza de Podemos con izquierda Unida. Se llama Unidos Podemos.

Algunas encuestas ya dicen que esta alianza sobrepasaría al PSOE, con un programa más de izquierdas.

Sin embargo, ahora el PSOE parece dispuesto con su precampaña que ese programa ‘más de izquierdas’ ya lo pusieron ellos en macha en 1982, cuando hicieron el sorpasso a UCD.

Muchos puntos de Podemos e IU parecen sacados del programa del PSOE de 1982 (pinchar aquí)

¿Cómo era ese programa de 1982 desde el punto de vista económico?

-Rebajar la edad de jubilación a los 64, y la prejubilación a los 59.

-Dar fondos a las corporaciones locales para crear empleo público.

-Fomentar el contrato indefinido (se llamaba ordinario).

-Fomentar el contrato parcial solo en casos especiales, como las mujeres con primer empleo.

-Reducir los contratos temporales a casos “excepcionales”.

-Fomentar el contrato de relevo para que se jubilasen las personas con más de 60 años, y fueran sustituidas por jóvenes en primer empleo.

-Fijar la jornada laboral en 40 horas semanales (y 30 días de descanso), pero manteniendo el objetivo de las 35 horas.

-Fomentar el empleo cooperativo.

-Bonificaciones fiscales para nuevas pymes si dan empleo entre 4 y diez trabajadores.

-Usar los beneficios empresariales para reducir jornada, mantener el poder adquisitivo de los salarios,  y hasta repartir esos beneficios entre los trabajadores.

-Reducir los costes sociales pero no laborales: es decir, la carga a la seguridad social de las empresas sería del 20%.

-En la agricultura, fomentar las cooperativas.

-Crear un programa de rentas y precios para los agricultores y equipararlos con otras capas de la población.

-En la pesca, luchar contra la contaminación de las aguas.

-Crear un mínimo precio garantizado para los pescadores: las diferencias de precios las subvencionará el FROM.

-Desarrollar la electrónica, la informática y las telecomunicaciones, pero cuidando sus efectos en el ámbito socioeconómico.

-En energía, tender al uso de nuevas energías y el abandono de la energía nuclear. Apostar por las renovables y por la solar, especialmente.

-En electricidad, crear una empresa pública para explotar en monopolio la red primaria de transporte.

-En turismo, evitar el deterioro del medio ambiente, y de los valores paisajísticos, urbanísticos y artísticos.

-Democratizar las estructuras de poder de las empresas privadas. Dar más peso a los sindicatos en la gestión.

-Reformar la banca para moderar los créditos, y fomentar el endeudamiento a largo de las empresas.

-Fomentar  y apoyar a la pyme. Especialmente a las empresas artesanales para preservar el patrimonio cultural.

-El estado podrá comprar bancos en crisis.

-Perseguir a los banqueros con responsabilidades personales en la crisis de los bancos.

-Reforzar el aspecto de ‘utilidad pública’ de las cajas de ahorro.

-En los impuestos, aumentar la progresividad de la tarifa: paga más quien más gana.

-Proceder a la implantación del IVA.

-Luchar contra el fraude tributario y la evasión fiscal aplicando la ley.

-Para los parados, creae una cobertura que se extiende hasta los 24 meses.

-A parados con familia, esta cobertura puede exceder de los 24 meses.

-En el seguro de desempleo, incluir colectivos desprotegidos.

-Crear otro tipo de asistencia para aquellos parados que no superen el salario mínimo y que hayan agotado las prestaciones.

 

La desalmada historia de las plantas termoeléctricas en Venezuela

21 mayo 2016 - 14:09 - Autor:

Todos los días hay apagones en Venezuela. La presa del Guri, una de las mayores del mundo, tiene sus plantas hidroeléctricas casi paralizadas porque no hay agua. La sequía baja el nivel de los ríos y las turbinas no pueden moverse.

Cualquier planificador de medio pelo sabe que no se puede confiar la energía eléctrica de un país a una sola estación hidroeléctrica. A Venezuela le sobra petróleo. Es el país con más reservas probadas del mundo. De modo que solo hacía falta construir plantas termoeléctricas que producen electricidad a partir de la combustión de hidrocarburos.

Cuando llegase una sequía, el suministro nacional sería garantizado por estas plantas. Genial.

En los últimos quince años, los gobiernos chavistas han construido plantas termoeléctricas en el país. Chávez dijo en 2010 que en el futuro la generación termoeléctrica y eólica superaría a la producción hidroeléctrica.

Según Corpoelec, la empresa estatal que gestiona la energía, el parque venezolano era de 25.000 megawatios en 2015. En teoría, la capacidad instalada termoeléctrica era de 15.000 megawatios. Suficientes para amortiguar la sequía o la parálisis de la presa del Guri.

Pues bien, las plantas termoeléctricas famosas apenas producen 4.500 megawatios. Eso significa menos del 30% de su capacidad. ¿La razón? Falta de mantenimiento y falta de repuestos, según informaba El Nacional.

Muchas de esas plantas funcionan con tecnología española. Son inmensos motores diesel de Guascor que Hugo Chávez elogió en 2010, con motivo de la inauguración de varias centrales. Guascor y PDVSA crearon una sociedad para fabricar motores diesel de generación de electricidad en Puerto Ordaz.

Las plantas no están paralizadas por culpa de la guerra económica, pues Corpoelec es del Estado. No se trata de un boicot empresarial, pues Guascor está encantada de vender motores diesel y nunca se le ocurriría maltratar al gobierno que le pagó 140 millones de euros.

No.

Las planas están a medio gas porque el gobierno venezolano no sabe mantener sus infraestructuras. Ha preferido desviar los fondos a otros fines, y algún día tendrá que justificar ante el pueblo venezolano todo ese desastre.

Esa es la desalmada realidad de las plantas termoeléctricas en Venezuela. Con esa bolsa enorme de petróleo, Venezuela podría ser independiente desde el punto de vista eléctrico. Pero el pueblo sufre recortes de luz debido a la mala gestión de su gobierno.

 

Terror: la terrible plaga del siglo XXI que no sabemos combatir

20 mayo 2016 - 13:37 - Autor:

 

¿Qué es el terror? Saber que puedes morir en cualquier momento y en cualquier lugar por un atentado.

Desde los atentados en las Torres Gemelas, pasando por los trenes de Madrid, el Metro de Londres, el avión ruso sobre Egipto, las discotecas y cafés de París, el aeropuerto y el metro de Bruselas, el parque de Lahore y (supuestamente) el avión de Egypt Air, todos tenemos la certeza de que nos puede pasar a nosotros o a nuestros seres queridos.

Nos puede tocar en un restaurante, en un cine, en un avión o en el autobús. Y lo peor es que no sabemos de dónde puede venir ese atentado, ni quién lo puede cometer. No hay forma de saberlo, pero sí sabemos que nos puede suceder.

Para unas sociedades que han logrado prevenir casi todo gracias seguridad social, seguro de desempleo, seguro de accidentes, seguro de vida y al seguro del hogar, esta clase de terror nos desconcierta. Es como una plaga.

Recuerda la plaga de la peste negra que se abalanzó sobre Londres en 1665. Murió la cuarta parte de la población de la ciudad en menos de un año.

El escritor y periodista Daniel Defoe lo describió en un libro dramático titulado Diario del año de la peste.

“La plaga se propagaba con tal violencia que la gente se sentaba a mirarse los unos a los otros, y parecían bastante abandonados a su desesperación; todas las calles parecían estar desoladas, y no solo porque habían enmudecido sino porque estaban vacías de gente; las puertas de las casas se quedaron abiertas, las ventanas daban golpes por culpa del viento pues nadie las venía a cerrar. En una palabra, la gente empezó a entregarse a sus temores y a pensar que todas las normas y métodos habían sido en vano, y ya nada se podía esperar salvo  la desolación universal…”.

No sabían de dónde venía la muerte. No sabían cómo atacarla. No veían a las pulgas que transmitan una bacteria. Morían ricos y pobres, médicos y sacerdotes, soldados y generales, y en una sociedad tan creyente, se pensó al final que era una plaga enviada por Dios. ¿Por qué, Dios mío, te llevas a mi esposo, a mis hijos, a mis padres?

Es lo mismo que gritan ahora los familiares y amigos de las víctimas de los atentados. ¿Por qué a mi hermana? ¿Por qué a mi mujer? ¿Por qué yo? ¿Por qué, Dios mío? No sabemos cómo combatir el terror.

En el caso de la peste, la medicina no llegaría sino casi tres siglos después: los antibióticos.

¿Cuáles son los antibióticos para la plaga del terrorismo moderno?

Sobre todo uno: las fuerzas y servicios de seguridad. Invertir en más seguridad. Y aún así, es muy difícil evitar los atentados y el terror.

Es imposible vigilar a todas las personas todo el tiempo.

 

La visita de Otegi pasará factura a los que le besaron la mano

19 mayo 2016 - 5:26 - Autor:

Invitado por el partido anarquista CUP, Arnaldo Otegi ha estado de gira por Cataluña. De gira política. Ha visitado el Parlament, ha estrechado la mano de la presidenta del Parlament y ha sido recibido y aplaudido por políticos catalanes de En Comú Podemos y otros.

Por si lo habíamos olvidado, Otegi ha estado en la cárcel por “pertenencia a banda armada”. Pero vamos al grano: ¿a qué nos referimos con pertenencia?

A que participó en secuestros y atentados. El secretario general de Sortu fue miembro de ETA político-militar. El comando al que perteneció fue acusado de volar una gasolinera, robar a mano armada, y, especialmente, por participar en el secuestro a Javier Rupérez, un político de la vieja UCD.

“Otegi es un terrorista, cuando me secuestró tenía 29 años, y desde entonces no ha dejado nunca de estar en la cárcel o estar perseguido por la Justicia, y siempre por causas relacionadas con el terrorismo”, dijo Rupérez en una entrevista a Periodista Digital. La etarra que participó en el comando con Otegi lo confesó así. “Tenía la instrucción de ajusticiarnos”, añadió Rupérez. “Es un monstruo”. (Vean a partir del minuto 11.24).

Otegi fue condenado posteriormente a 10 años de prisión por intentar reconstruir la Mesa Nacional de Batasuna. Batasuna estaba controlada por ETA.

Otegi es la persona la que ha estado visitando el Parlamento de Cataluña. Fue invitado por la CUP. La presidenta de la comisión de Exteriores le dio el visto bueno y pasó la noticia a los grupos.

PP y Ciudadanos protestaron. No sirvió de nada. Otegi visitó los estudios de Catalunya Radio y luego se presentó en el Parlament, donde fue recibido por la presidenta, Carme Forcadell. Luego se reunió con Junts Pel Sí (desde los conservadores de Democracia i Llibertat, hasta Esquerra), con Sí que es Pot (Podemos), y con miembros de la CUP, radicales de extrema izquierda.

¿Por qué lo han recibido? Unos, sin duda, por afinidad ideológica. Otegi es marxista e independentistas y tanto la CUP como Sí que es Pot y ERC son marxistas e independentistas. En el caso de los antiguos  políticos de Convergencia lo han recibido porque es lo que irrita a Madrid. Al PP. A Ciudadanos.

Cuando a uno le ciega el odio, hace cosas como esas.

Pero esto les va a pasar factura. Una cosa es cabrear a Madrid, al PP y a quien quieran, y otra es cabrear al votante medio español. En el inconsciente colectivo español hay muchos años de sufrimiento marcados por ETA.

Durante mucho tiempo, en las encuestas del CIS, el terrorismo ocupó el primer puesto. Aquí se sigue viendo a los terroristas como lo que son: te-rro-ris-tas.

El grupo terrorista que apadrina Otegi es el mismo que atentó contra Hipercor en Cataluña, dejando 17 muertos, y contra un cuartel de la Guardia Civil en Vic, que produjo cuatro víctimas infantiles (en la foto de arriba).

Esa visita del líder vinculado a la banda terrorista ETA pasará factura tarde o temprano a los que le besaron la mano en Cataluña.

 

 

Maduro tiene listos a miles de chavistas armados para neutralizar a la oposición

18 mayo 2016 - 15:07 - Autor:

 

Un día de marzo de 2002 me tocó estar sentado junto a José Vicente Rangel, vicepresidente de Venezuela. Era un “Aló presidente” de Hugo Chávez, que se retransmitía desde un barrio muy pobre de Caracas.

En la calle, miles de opositores ya protestaban contra Hugo Chávez haciendo sonar cacerolas. Me acerqué a Rangel y le pregunté si no temían un golpe de Estado. Sin mover el rostro me dijo que podían poner a más de un millón de personas en pie de guerra para neutralizar cualquier intento.

Un mes después se produjo ese golpe. Los opositores a Chávez convocaron una marcha que culminó en Miraflores, la sede presidencial. Chávez dimitió y  varios militares le prendieron y le llevaron a una isla. Entonces, miles de chavistas, de los Círculos Bolvarianos, se pusieron de acuerdo por teléfono móvil para asediar Miraflores, la sede del gobierno, tomada por los golpistas y así acabaron con la intentona. Chávez volvió al poder.

Estos días Maduro teme algo contra él: golpe, invasión o movilización. No se aclara, la verdad. No sabemos si va a ser una rebelión interna o externa, de civiles o militares, de venezolanos o extranjeros. Ha llegado a decir que un avión de comunicaciones de EEUU violó el espacio aéreo, aunque, como siempre, no ha dicho dónde. Solo cuándo.

En Venezuela va a pasar algo. No hace falta ser analista ni estar conectado con los servicios secretos. Un país que está sufriendo hambre, cortes de agua y luz, y cuyos bebés, ancianos y enfermos mueren en los hospitales por falta de medicamentos, es que está al borde del colapso.

Más del 95% de los venezolanos cree que la situación es mala o muy mala.

Maduro se niega a permitir que la Asamblea Nacional le controle a él o a sus ministros. No hace caso a nada. Se ha convertido en un dictador. Amplía sus poderes excepcionales a pesar de que ya lleva tres meses con poderes excepcionales y el país se hunde más.

Su última maniobra ha consistido en dotar a los llamados Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) de poder para “mantener el orden público y garantizar la seguridad y soberanía en el pasó”. Los Clap ya han sido denunciados por la oposición como otra forma de control popular.

Aparte de los Clap están los ‘colectivos’. La diferencia es que están armados. Milicias ideológicas marxistas. Paramilitares. Chavistas de barrio que pasan lista a todos los que no se sumen a la revolución. Cháves los llamó “el brazo armado de la revolución”. Maduro ha llegado a felicitarles públicamente. Los miembros del colectivo Tupamaro afirman que se dedican a actividades culturales y a la promoción de la democracia. Con armas, supongo, como se ve abajo.

Durante las manifestaciones callejeras de 2014, los colectivos fueron acusados de asesinar estudiantes y civiles. Los colectivos son los que atacaron hace poco a Henrique Capriles y otros miembros de la oposición.

Ahora, la tensión ha subido de nivel porque Henrique Capriles –líder de la oposición– sigue convocando marchas contra el Consejo Nacional Electoral, un organismo en manos chavistas que está haciendo todo lo posible por que no se convoque un referéndum que sacaría a Maduro del Poder. Además, Capriles ha dicho que rechaza los últimos decretos de Emergencia dictados por Maduro. La mayor parte de la Asamblea también ha rechazado los decretos de Maduro.

Maduro se siente acorralado y, como los animales presas del pánico, está respondiendo cada vez con mayor ferocidad. Pero la oposición ya no tiene miedo a sus bravatas y le desafía cada vez con mayor descaro. Ha amenazado con acabar con la Asamblea.

Cada vez que la oposición convoca una manifestación, Maduro convoca otra con chavistas y colectivos.

¿Se imaginan que pasaría en el peor de los casos? ¿Milicias chavistas armadas contra opositores en las calles?

Un diputado chavista, Elías Jaua, ha dicho que con sus leyes de Emergencia, Maduro solo está intentando evitar la guerra civil. Si de verdad quiere evitar la guerra civil, Maduro debería acatar la ley que él mismo votó hace años: permitir que se celebre un referéndum revocatorio, y que el pueblo y los votos decidan si debe seguir o largarse ya.

 

¿Por qué nos informan tan poco de la histórica Revolución Cultural china?

17 mayo 2016 - 13:34 - Autor:

 

¿Revolución Cultural china? Hagan esa pregunta en su entorno y verán cómo la gente mira el techo. “Me suena”, dirán algunos. “¿Una forma artística?”, preguntarán.

La Revolución Cultural china ha sido uno de los mayores genocidios intelectuales de la historia. Comenzó hace cincuenta años en China, cuando al régimen comunista le había fallado la economía y empezaban a surgir voces críticas contra Mao Zedong, especialmente entre intelectuales. Entonces, el Gran Timonel azuzó a los  jóvenes estudiantes para transformarlos en Guardias Rojos con el objetivo de que volviesen a la esencia del marxismo leninismo y fulminaran a los revisionistas, a los profesores universitarios, a los pensadores, a los burgueses y a esa élites del partido que criticaban el comunismo.

Dicho y hecho. Millones de jóvenes convertidos Guardias Rojos por todo el país comenzaron a exterminar, encarcelar y neutralizar a los disidentes. Perseguían sobre todo a cualquier persona culta.

Las hordas maoístas tenían barra libre para destruir lo que llamaban “los Cuatro Viejos”: las viejas costumbres, los viejos hábitos, la vieja cultura y las viejas ideas. Templos, mezquitas, monasterios y cualquier lugar de culto religioso fueron arrasados. Con ellos libros, documentos, reliquias, estatuas, figuras y arte. A los monjes budistas se les obligó a punta de pistola a contribuir a la destrucción de sus templos. Se saqueó el lugar de nacimiento de Confucio, en Qufu.

Casi 5.000 de los 6.800 sitios considerados como ‘de interés histórico’ fueron saqueados o destruidos.

Mao animó a sus huestes a dejarse llevar por “el gran desorden” porque así se podría crear una nueva cultura. Profesores universitarios fueron asesinados por sus alumnos. Los intelectuales que quedaron vivos fueron humillados y llevados a establos o prisiones.

Se imprimieron 350 millones de ejemplares del Libro Rojo de Mao, que sirvieron como el catecismo de la muerte: se enaltecía a los jóvenes a labrar el futuro de China volviendo a la esencia del marxismo leninismo y de la revolución comunista.

La Revolución Cultural fue uno de los mayores pasos hacia atrás de la humanidad, si es que el maoísmo fue alguna vez un paso adelante.

Nunca se había visto algo en tal magnitud hasta entonces. Las piras de libros eran perennes e inacabables. Los asesinatos se cometieron en masa. La deportación afectó a millones de profesores e intelectuales. Duró 10 años, tras los cuales, los que ordenaron y participaron en aquella locura reconocieron que fue un error.

Ese mortal error acabó con un millón y medio de personas. Muchos más millones acabaron en campos de concentración, torturados y vejados.

Hoy nadie en China quiere recordarlo. Tampoco en Occidente, que sigue tratando a China con enorme confort. ¿Por qué sabemos tan poco? Porque nuestras élites intelectuales y nuestros profesores han estado mirándose en ombligo occidental durante décadas. Hablar del comunismo y de maoísmo era feo. Nada cool.

Aquello solo fue una “desviación” del marxismo leninismo. Claro.

 Puedes leer:

–Un planeta servil rendido a la poderosa China 25 años después

–¿Por qué tanta comprensión con China?

Un simple reportero se carga la Bolsa china: ¿no habrá otras razones?

Maduro gasta 500 millones en armas mientras los bebés mueren en los hospitales

16 mayo 2016 - 13:17 - Autor:

 

 

El presidente de Venezuela ha hecho compra de armamento por valor de 500 millones de dólares para atajar el supuesto golpe, invasión o amenaza al país.

En septiembre del año pasado anunció la compra de 12 aviones Sukhoi rusos, según recogía las Agencia Venezolana de Noticias (AVN). A eso se añaden 13 helicópteros rusos comprados recientemente.

Mientras tanto, en los hospitales mueren los bebés por falta de medicinas y de material quirúrgico. Un reciente reportaje de The New York Times recogía las declaraciones de un médico venezolano del hospital Luis Razetti: “Algunos bebés entran sanos y salen muertos”. Otro médico afirmaba que los hospitales parecen del siglo XIX, puesto que los médicos se lavan las manos con gaseosa antes de operar.

El número de mujeres parturientas muertas se ha quintuplicado. Dos bebés prematuros fallecieron camino al hospital de Barcelona porque la ambulancia no tenía oxígeno.

El periódico neoyorquino sacaba la imagen de Yulitza Roa, que padece un tumor cerebral, y que no puede ser operada porque el hospital no tiene operativos los escáneres. Sin embargo, en unas declaraciones recientes, Maduro dijo: “Dudo que, excepto en Cuba, exista mejor sistema de salud en el mundo que el nuestro”.

Poco antes, las bombas de agua del hospital de Los Andes habían explotado por falta de mantenimiento. No hay repuestos. Los médicos operan sin guantes, sin jabón ni antibióticos, y muchas veces la sala de operaciones aún está manchada con la sangre del anterior paciente.

En el hospital infantil J.M de los Ríos una medico se quejaba de que los niños morían por malnutrición.

Mientras tanto, Maduro se gasta millones de dólares en armamento para luchar contra un supuesto golpe de estado o una supuesta invasión. Ha ampliado el estado de emergencia nacional, ha ordenado maniobras militares y ha prometido tomar por la fuerza las fábricas improductivas.

Improductivas porque el estado no les deja importar materia prima ya que el país se ha quedado sin dólares.

¿Hay alguien por ahí que siga defendiendo este régimen?

Pinchen aquí para leer el reportaje en español

 

Podemos no representa al 15M porque aquello fue un movimiento contra los partidos

15 mayo 2016 - 14:23 - Autor:

Desde el mismo momento en que Podemos se convirtió en un partido, no puede decir que representa al 15M.

Aquel movimiento nacido hace cinco años era un movimiento político, pero apartidista. Político pero no politizado.

El 15M empezó con una protesta contra los partidos políticos y las elecciones que tendrían lugar el 22 de mayo. Aquel domingo 15 de mayo varios manifestantes trataron de aposentarse en la Puerta del Sol y la policía los dispersó.

Volvieron al día siguiente. Y más. Y más. Hasta que acamparon junto al kilómetro 0. Yo fui con un fotógrafo de lainformacion.com la noche del 17 de mayo. Había unas 10.000 personas. Era impresionante.

Hoy nos dicen en Wikipedia que ese movimiento partió de muchas cosas: la rebelión contra los banqueros y los políticos, la lectura del manifiesto de Stéphane Hassel llamado Indignaos, el paro juvenil, la falta de futuro, los desahucios, la demanda de una democracia asamblearia en contraposición a la parlamentaria…

Dudo que los jóvenes que estaban allí se hubieran leído el opúsculo de Haseel. Dudo que planteasen una democracia asamblearia. Creo que estaban cabreados por el paro, la crisis,  los abusos de la banca y el fracaso de los políticos para evitar todo eso.

Hablé con mucha gente esa noche. La mayoría eran estudiantes atrapados por ese ambiente espontáneo de acampada pacífica y apartidista. En los días siguientes, se extendió la fama del 15M por todo el mundo.

lainformacion.com fue el medio que mejor lo cubrió. Había dos redactoras y varios fotógrafos de forma permanente en el 15M. Hicimos un largometraje que presentamos a los Goya. Hicimos el primer gigapan (una foto de alta resolución) del 15M tomada desde un balcón. Yo personalmente escribí bastante del movimiento, destacando que era una bofetada a los partidos y que era un movimiento popular. El gobierno de Zapatero no sabía qué hacer con el 15M. El PP lo ignoró pensando que eran unos frikis.

La mayoría de los españoles simpatizaba con el 15M por varias razones: allí se decía lo que todos pensaban de la crisis, no había siglas de partidos políticos, y era pacífico. Tenía el 73% de apoyo popular.

Si Podemos hubiera estado en el Parlamento en esos días, habría sido señalado como ‘otro partido del poder’. Le habrían hecho un escrache a Pablo Iglesias como se lo hicieron al coordinador de IU, Cayo Lara, al que acosaron, rodearon e insultaron al grito “no nos representas”. Le echaron una jarra de agua. Consideraban que era parte del sistema, como ahora considerarían que lo es Podemos.

Podemos dice ahora que nacieron del 15M. No dudo que muchos de ellos estuvieran allí. Pero el 15M fue más que ellos. El dirigente de IU, Alberto Garzón, lo definió estos días como “un fenómeno heterogéneo, que no puede ser apropiado por nadie”.

Recuerden cuál fue uno de los eslóganes principales del 15M. “No nos representan”. Lo decían porque los partidos no pudieron prever, parar y amortiguar la crisis de 2008. Porque el pueblo se sintió abandonado.

(Por cierto, al domingo siguiente, el PP arrasó en las elecciones. Los españoles estaban hasta los pelos del PSOE. Tenían la esperanza de que Rajoy les sacara de la crisis).

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas