Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Estás en la categoría:

paro

Rubalcaba pasa al PP por la derecha

El adelantamiento de este fin de semana no ha sido el de Márquez a Lorenzo en Moto GP: ha sido el PSOE al PP con una propuesta económica para fomentar el empleo.

Dos cifras de paro que confunden

Siempre coinciden dos cifras de paro diferentes en fechas cercanas. Se debe a que se usan dos formas de medir. He aquí la explicación

¿En qué se diferencian las dos cifras del paro?

Cada cierto tiempo, nos informan de dos cifras de paro que no coinciden. Eso se debe a que provienen de dos mediciones diferentes.

Si la banca creó el paro, ¿también creó empleo?

El gobierno achaca a la banca la cola del paro, pero no adjudica a los bancos la ola de prosperidad de hace años. Aquí falla algo.

De cómo las verduras de Túnez influyen en tu despido

Los hechos ocurridos a mucha distancia pueden repercutir en nuestro destino más cotidiano

Indicador infalible de la desesperación

Cada vez se rescatan más planes de pensiones ante la escasez de ahorros

Para troncharse: tienes que currar más pero no tienes empleo

El mensaje de ayer fue que los jóvenes no tendrán una jubilación como las de hoy, pero encima no se les garantiza ni el empleo

El ejército de Asalariados del Señor Oscuro

Las estadísticas de la EPA muestran que en España la gente no quiere convertirse en empresaria

Los perversos efectos del sillón-ball

Si ayudas al empleo, habrá empleo; si ayudas al paro, habrá paro.

Paro EPA, ¿quién miente en este país?

Si la población activa creciera al mismo ritmo que otros años, el pero sería de 5,5 millones

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas