Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Cuatro fotos y un vídeo que muestran el lado oscuro de Alemania

17 octubre 2015 - 16:04 - Autor:

Desde el punto de vista de la comunicación, este año está siendo el más horrible de Alemania en mucho tiempo. La imagen de seriedad, fiabilidad y responsabilidad está seriamente tocada por una serie de desafortunadas casualidades. Estas son cuatro imágenes y un video que resumen ese lado oscuro.

-El 24 de marzo de 2015, un avión de Germanwings se estrelló en los alpes franceses. Murieron 144 pasajeros, dos pilotos y cuatro miembros de la tripulación. Las investigaciones señalaron al piloto: Andreas Lubitz. Fue un suicidio que arrastró muchas vidas inocentes. Luego, a medida que avanzaban las investigaciones, se supo que había dado muestras varias veces de no estar en condiciones de pilotar. Fallaron los controles. Fue el primer golpe de este año a la credibilidad alemana.

 

-Primavera de 2015, la crisis de la deuda griega pasó factura a Alemania por ser el país que mantuvo la postura más dura frente a los griegos. O Grecia cumplía con sus compromisos, o se le obligaba a salir del euro. En junio, Grecia suspendió pagos temporalmente al FMI. Desde viñetas hasta artículos y declaraciones de políticos, llovieron las críticas a Alemania por su dureza.

 

 

-El 18 de septiembre de 2015, la Oficina de Protección del Ambiente de EEUU (EPA) emitió una nota donde denunciaba que Volkswagen, una de las empresas más emblemáticas de Alemania, había estado falseando la emisión de óxido de nitrógeno de sus modelos diesel fabricados desde 2009. VW admitió que había empleado un programa que engañó a las ITV norteamericanas. Afectó a 11 millones de coches. Ahora se apresta a recibir denuncias, demandas,  golpe a su imagen y multas. (En el video, activistas de Greenpeace denuncian ‘El lado oscuro’ de VW).

 

-El 16 de octubre, la revista Der Spiegel revela que el comité organizador del Mundial de Alemania 2006 tenía una caja negra de la cual salía dinero para comprar votos. Con 6,7 millones de euros se compraron esos votos y, en teoría, Alemania pudo salir elegida como sede del Mundial. (En la imagen, Blatter, ex presidente de la FIFA a la izquierda, con Franz Beckenbauer, presidente del Comité Alemán).

-El 16 de octubre, para colmo de males, se conoce que un cazador alemán es el causante de la muerte de uno de los elefantes más grandes de Africa. Pagó 53.700 euros por conseguir el permiso para abatirlo. Aunque la caza fue legal, la imagen del cazador con el animal abatido ha dado la vuelta al mundo, no precisamente para mejorar la imagen de los alemanes.

-

Alemania espera un millón de refugiados este año, ¿quién aguanta eso?

1 septiembre 2015 - 11:16 - Autor:

La prensa alemana ha destacado que no serán 800.000 refugiados los que van a recibir solo este año. Serán un millón. Lo ha dicho el ministro presidente del Land de Hesse Volker Bouffier, así como el de Brandenburgo, Dietmar Woidke. Este último dijo: “Me temo que todavía tenemos que confiar en tiendas de campaña de invierno”.

¿Qué país puede asumir esa cantidad de refugiados?

La crisis de los refugiados está sometiendo a los ciudadanos de la UE a una doble presión: por un lado, cualquier ser humano se compadece de otro al ver sus terribles condiciones. Son personas que huyen de una guerra, pero también de la pobreza, de las malas condiciones de vida. Todo el mundo tiene el derecho de luchar por su supervivencia y por la de su familia.

Por otro lado, el europeo medio se pregunta: ¿cuántos refugiados somos capaces de asumir sin que los fundamentos de nuestro mismo sistema social se vea afectado?

No solo el sistema social, sino el sistema cultural. La mayoría de los refugiados son musulmanes. Otra religión, otras normas sociales, otra idiosincrasia. El europeo medio se pregunta cómo le afectaría esta ola, y lo hace teniendo en cuenta lo que ve a su alrededor.

Una oleada tan grande de refugiados no se instala en los barrios ricos, sino donde pueden. Primero en tiendas o casas de asilo. Luego, buscan trabajo y entran en viviendas modestas. Por pura solidaridad, los inmigrantes se agrupan en los mismos barrios modestos.

Los europeos que viven en los barrios más modestos perciben ese cambio socio-cultural. Centros culturales islámicos, mezquitas, carnicerías islámicas.. Pero también chocan sus valores con los de los europeos. La mujer en el mundo musulmán no posee el mismo nivel de igualdad que en Europa.

Un notario me decía que cuando tienen que preparar un documento presentado por una pareja musulmana, el varón le exige que el nombre de la mujer aparezca siempre debajo de él, y que lo firme en otra habitación. Incluso se molestan cuando el notario pide la identificación a la mujer y que ella se descubra la cabeza.

Y por último, está la competencia: los refugiados, muchos de los cuales tienen estudios superiores, van a competir por los puestos de trabajo pero aceptando menos dinero. Y si son buenos profesionales, los empresarios los contratarán.

Muchos economistas afirman que esta sangre nueva es la que va a pagar las pensiones de una Europa envejecida. Cierto. Pero los refugiados, como las ofertas de Carrefour, vienen en un paquete: vienen con su religión, sus creencias, sus valores, su comportamiento social, sus costumbres y muchas cosas más. No se puede separar una cosa de otra. ¿Les cambiaremos nosotros a ellos o nos cambiarán ellos a nosotros?

La experiencia demuestra que una parte de los refugiados se adapta a las costumbres europeas. Pero otra parte no se adapta y  forma guetos. Y otra parte más se aprovecha de los sistemas sociales europeos, sin dar nada a cambio o muy poco. En muchas ciudades francesas, alemanas y británicas hay barrios enteros de inmigrantes que viven de las ayudas sociales.

Peor aún, en las siguientes generaciones, una pequeña minoría, muy pequeña de verdad, reniega de los valores europeos, y como está pasado ahora, sienten la llamada del radicalismo islámico y se convierten en lobos solitarios que cometen atentados, o salen a combatir por el Estado Islámico. La paradoja es que son los más occidentalizados.

Ese es nuestro dilema: ayudar a estos refugiados a rehacer su vida, pero temiendo que eso nos puede cambiar la nuestra.

 

-Algunos axiomas sobre la inmigración que será difícil discutir 

-¿Por qué no abrimos la puerta a la inmigración?

-Las asombrosas contradicciones de Maduro con los inmigrantes ilegales

 

Alemania tiene el menor paro juvenil de la UE: ¿apoyamos los minijobs?

13 agosto 2015 - 11:21 - Autor:

 

Alemania ha logrado reducir su paro juvenil (jóvenes de 15 a 24 años) a la tasa mas baja de la UE: 7,7%. En estos momentos, hay 330.000 jóvenes en busca de empleo. Hace diez años, había casi el doble: 745.000 jóvenes.

En España y Grecia, la tasa de paro juvenil sigue rondando el 50% y no hay forma de bajarla.

Si muchos de los jóvenes alemanes han conseguido trabajos en  la modalidad de minijobs (trabajos por horas), ¿hay que promover los minijobs? ¿Son buenos para la economía? ¿No estamos promoviendo un trabajo precario?

La revista Der Spiegel publicó en 2011 en qué consistían los minijobs: empleos de 400 euros al mes libres de impuestos, en los que estarían involucrados unos 7 millones de jóvenes.  La cifra ha ido subiendo de año en año desde el principio del siglo y es de suponer que ahora sean muchos más.

¿Dónde se crean? “Según las estadísticas”, decía la revista, “los puestos de trabajo de 400 euros son ampliamente utilizados en el comercio al por mayor y al por menor, restaurantes y hoteles, así como en la salud y los servicios sociales. Casi cada uno de cada dos empleos en el sector de la restauración, es ahora un minijob”.

Desde mi punto de vista, un minijob no debería ser ‘el sueño de tu vida’ de un joven europeo. Al final, ese joven querrá independizarse, tener una familia y gastar como todo el mundo: piso, coche, vacaciones, escuelas… Con 400 euros no tiene ni para empezar.

Pero la ventaja de un minijob a esas edades es que te permite estudiar y no ser una carga familiar. En Alemania, una gran parte de los que tienen un minijob son estudiantes. Y muchos jóvenes en paro que aspiran a ese trabajo a tiempo parcial también son estudiantes.

Creo que los minijobs son la solución perfecta para un país de servicios, plagado de hoteles y restaurantes, y que es la tercera potencia turística mundial: España. Es una oferta estacional, cierto, pero en Alemania han logrado aumentar la oferta a pesar de que no es ni por asomo la potencia turística española.

Los sindicatos españoles han denunciado que son trabajos precarios, cierto, pero creo que ese no es el problema: el problema es que los trabajos parciales se prolonguen y así vemos a personas que ya han pasado los 25 años y 30 años con minijobs.  A este paso, vamos a ver presidentes de empresa con minijobs.

Y hay algo que sí es preocupante: son los microjobs de 150 euros o menos, e incluso los antijobs; me refiero a esos empleos por los que los jóvenes trabajan gratis. Conozco muchos casos en la profesión periodística que solo se aguantan porque hay mucho idealista (y mucho abusador).

En resumen, los minijobs son una solución temporal en una edad en la que los jóvenes necesitan seguir estudiando. Fíjense cuando sucedió lo contrario.

A finales de los 90 y al principio de este siglo, muchos jóvenes españoles abandonaron los estudios porque consiguieron superjobs: trabajos muy bien pagados en la construcción e industrias afines.

Ahora, en medio del paro, son los últimos en la cola en conseguir empleo. ¿Queremos que se repita?

 

 

 

 

 

¿Quién tose ahora a Alemania?

14 julio 2015 - 8:37 - Autor:

La prensa alemana califica de inmensa victoria el acuerdo final del Eurogrupo con Grecia. Elogiaba especialmente el papel del ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble.

Han impuesto a Grecia un programa de ajustes incluso más duro que sus antecesores. En primer lugar no le perdonan por ahora ni un euro de los que debe. Luego, Grecia tiene que recortar pensiones, privatizar y hasta reformar su negociación colectiva. Durísimo.

No cabe duda de que es un mensaje de Alemania a los miembros del euro. Quien nos desafía, pierde.

“El Eurogrupo es una orquesta y Schäuble su director”, dijo días antes en la prensa Yanis Varoifakis, el ex ministro griego de Finanzas. Para Varoufakis, esta es la victoria de un hombre que quiere disciplinar a Europa, y que lo ha hecho usando a Grecia como conejillo de indias.

Es verdad lo que dice Varoufakis, pero el error del ministro griego y de Tsipras consistió en que quisieron desafiar a alguien que era más fuerte que ellos, aunque estuviera en silla de ruedas.

En lugar de emplear la diplomacia a la francesa, más fina y sutil, los griegos se movieron en Bruselas como un elefante en una cacharrería.

En la reunión del 16 de febrero de este año, Yanis Varoufakis calumnió al presidente del Eurogrupo Jeroen Dijsselbloem, diciéndole “mentiroso” y casi amenazándole físicamente. “Muchos pensaron que iban a pegarse entre Varoufakis y Djisselbloem”, dijo una fuente al diario.

El incidente nació porque Djisselbloem cambió unas palabras en el texto que se iba a negociar. Varoufakis se enfureció. Luego, filtró a la prensa estos documentos, lo cual enfadó aún más al Eurogrupo.

“El comportamiento de Varoufakis condujo al resultado opuesto de lo que esperaba: nos ha hecho más firmes”, dijo una fuente al diario. Cuando se enteró el ministro alemán de Finanzas Wolfgang Schäuble prácticamente se negó a hablar más con Varoufakis.

Varoufakis ha sido un duro negociador que se negó a aceptar desde el principio las fuertes presiones del Eurogrupo y sobre todo de Alemania. Su papel era obtener dinero y suavizar las condiciones, pero eligió el camino equivocado.

Justo lo contrario que hizo España.

Desde que el PP ganó las elecciones, destinó un grupo de germanoparlantes a ganarse la confianza de Alemania, de Merkel y sobre todo de Schäuble. Alvaro Nadal, que habla alemán y sabe de economía, estaba a la cabeza de este grupo. Es director de la Oficina Económica del presidente del Gobierno.

El resultado fue que cuando España atravesaba el peor de sus momentos, en verano de 2012, logró que el ministro de Finanzas alemán tuviera palabras favorables que restauraron la confianza en España.

Porque si quieres que un acreedor te siga prestando dinero tienes que ganarte su confianza. Acreedores en alemán se dice Gläubigern, que viene del verbo glauben: creer. Creer en alguien.

Los griegos no se ganaron esa confianza (y aún deben demostrarlo). Pensaron que se podía desafiar a los dioses. En la literatura griega clásica, todo aquel que desafia a los dioses, termina siendo fulminado.

 

 

La otra Segunda Guerra Mundial: inventos alemanes robados o copiados

10 mayo 2015 - 10:42 - Autor:

Se están celebrando por toda Europa los 70 años del fin de la Segunda Guerra Mundial. Es el momento de hacer desfiles, pero también de desempolvar algunos recuerdos raros.

continuar leyendo

En qué se parecen la deuda alemana (que fue perdonada) y la de Grecia

20 enero 2015 - 17:56 - Autor:

Syriza, Podemos y otros partidos de izquierdas quieren que se ayude a salir económicamente a Grecia perdonando parte de su deuda. Para ello se basan en que en 1953 los acreedores perdonaron a Alemania el 50% de la deuda, gracias a lo cual el país pudo recuperarse.

¿Son iguales ambos casos? He aquí una comparación.

continuar leyendo

Bienvenidos al país más tacaño de Europa

6 septiembre 2014 - 11:48 - Autor:

Una vez le pregunté a un consejero de la embajada alemana en Madrid por qué en Alemania casi no se usan tarjetas de crédito. “Porque los alemanes solo gastan lo que tienen en la cuenta corriente. No se endeudan”.

continuar leyendo

Los sherpas alemanes de Rajoy

26 agosto 2014 - 8:07 - Autor:

“Cuando Rajoy llegó al poder en 2011 tenía clara una cosa: quien mandaba era Merkel, y a quien había que convencer era a los alemanes”, me dijo hace tiempo un diputado del partido popular.

España necesitaba demostrar a los alemanes que no era Grecia. La economía griega era un desastre: había sido rescatada mediante unas inyecciones de 200.000 millones de euros. Los alemanes no querían seguir poniendo dinero, pues son los mayores contribuyentes a los fondos europeos.

Por esa razón tiene tanta influencia en el Banco Central y en el Eurogrupo. Quien paga, manda

continuar leyendo

Peter Hartz: ¿podrá el creador de los minijobs dar trabajo a todos los jóvenes de Europa?

24 junio 2014 - 9:59 - Autor:

“Tenemos más de cinco millones de jóvenes desempleados en Europa, y eso no puede ser”.

Lo ha dicho Peter Hartz, el hombre que borró el paro en Alemania y que ahora se propone eliminarlo de Europa.

¿Podemos creer en los milagros?

continuar leyendo

¿Cuál es el país que mejor cae en todo el mundo?

21 junio 2014 - 8:38 - Autor:

Era el país más odiado del mundo. Violento y engreído, desató la mayor guerra de la historia. Sus habitantes han salido  en muchas películas como ‘los malos más malos del planeta’.

¿Se imaginan qué país es ese?

continuar leyendo

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas