Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘The Artist’, la película que no triunfó en EEUU

27 febrero 2012 - 20:57 - Autor:

The Artist ha recaudado ‘solo‘ unos 29 millones de dólares desde que se estrenó en EEUU el 20 de enero hasta la noche de los Oscar. Un resultado modesto según los parámetros de Hollywood. ¿Por qué?

Porque es muy poco para una  una película elogiada en todo el mundo. Esta producción ha conseguido tantos premios que debería estar en la estratosfera del éxito. ¿Ha fracasado en EEUU porque es cine mudo? Puede ser. El público norteamericano cinéfilo es sobre todo adolescente y eso de ver una producción silenciosa les asusta. Pero según apunta la revista Foreign Policy, hay otras razones de más peso:

1. Los norteamericanos no aman las películas que no sean norteamericanas.

The Artist es una película francesa. El productor, el director, los actores y el guión es francés. Lo único americano es el rodaje, pues se realizó en Los Angeles, y algunos actores secundarios. Pero no quedó relegada a la categoría de “película extranjera” porque en Hollywood se llama “Mejor película en lengua extranjera”. Al ser muda podía competir con las películas locales. (Bueno, como informa theawl.com, una película puede competir en la categoría de “Mejor película en Lengua extranjera” y a su vez en la de “Mejor Película”, pero necesita unos requisitos algo complejos).

Para muchos medios y espectadores era una película no norteamericana. Y desde que los franceses criticaron a EEUU en 2003 por la invasión de Irak, existe un sentimiento americano contra ese país europeo. Recuerden que los norteamericanos cambiaron el nombre de las patatas fritas que desde entonces dejaron de llamarse ‘french fries’. Peor aún: muchos personajes perversos de los guiones de Hollywood comenzaron a ser franceses y decían algo así como “te voy a mataaaaggg”.

2. Los distribuidores norteamericanos no invierten en promover películas extranjeras. Esta es la pescadilla que se muerde la cola. Debido a que el público da la espalda a las pelis de fuera, los distribuidores no se arriesgan con ellas. Es muy caro promover algo en un país tan grande y con miles de salas de cine.

3. Los espectadores temen el cine extranjero porque creen que será una ‘tesis filosófica’. Aquí no dejan de tener razón porque nadie como Hollywood para hacer cine taquillero de acción. Y nadie tan aburrido como esas películas europeas de arte y tostón.

4. Los espectadores temen que, si es extranjera, sea subtitulada. No están acostumbrados a los subtítulos. Les parece engorroso.   Lo que sorprende es que The Artist no necesita ser doblada porque no tiene diálogo.

¿Triunfaría el cine extranjero si fuera doblado al inglés? Bueno: hay dos razones que lo impiden. Los críticos norteamericanos se niegan a aceptar películas dobladas. No es artístico. Lo consideran falso. Por eso no hay una industria seria ni profesional del doblaje como en España.

Además, hace muchos años el Tribunal Supremo obligó a  los estudios a desprenderse de las cadenas de cine. Entonces, los estudios respondieron diciendo que no invertirían un dólar en doblar películas que pudieran competir con las suyas. Si lo hubieran hecho, quizá serían más aceptadas.

En resumen, según el portal hollywood.com, las películas extranjeras no pasan del 1% de la recaudación de taquilla. De las 100 películas más taquilleras, las 100 son norteamericanas.

Todo esto explica por qué esta bella película europea, llamada The Artist, no haya tenido el éxito que merece en EEUU.

Las cosas pueden cambiar a partir de hoy pues The Artist aparece en las portadas de todos los medios de comunicación de EEUU. Ha sido galardonada con el Oscar a la mejor película, la mejor dirección y el mejor actor.

Es la primera vez en la historia que una producción no anglosajona gana el galardón a la mejor película.

(Ayer vi The Artist y me pareció excelente. Confirma mis sospechas de que las buenas películas se entienden sin diálogo. Ya no me tomarán en mi casa por loco cuando me siente a ver la tele quitándole el sonido)

Mi Twitter:

http://twitter.com/#!/ojomagico

O en el periódico:

http://twitter.com/#!/la_informacion

 

 

 

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas