Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Algunas cosas que nunca nos dijeron sobre la ‘increíble’ educación en Finlandia

13 abril 2014 - 12:26 - Autor:

El sistema educativo finlandés se ha hecho famoso en el mundo gracias a las pruebas PISA. Estas pruebas se comenzaron a realizar en 2000 y consisten en examinar a miles de estudiantes en todo el mundo y probar sus conocimientos en matemáticas, en comprensión lectora y en ciencia. Los finlandeses casi siempre están los primeros. ¿A qué se debe?

continuar leyendo

Revolución en la educación: adiós a las clases

4 noviembre 2013 - 10:28 - Autor:

El caso de Paloma Noyola Bueno, 12 años, está asombrando a la comunidad educativa. ¿Es que nos hemos equivocado de modelo?

Esta es la secuencia: cuando empezó el curso escolar de 2011 en la escuela José Urbina López situada en Matamoros, México, uno de los profesores decidió que no iba a dar más clases.

Iba a dejar que ellos se dieran la clase.

Sergio Juárez Correa se había pasado un buen tiempo navegando en internet y de repente se dio cuenta de que estaban corriendo nuevas teorías educativas. En un mundo conectado a internet donde el acceso a la información es tan fácil, no tenía mucho sentido sentarse delante de la clase y repetir las lecciones establecidas por el Ministerio de Educación.

¿No era mejor que los chicos descubrieran el conocimiento?

continuar leyendo

Horror: en 2012 examinarán a nuestros jóvenes sobre finanzas

6 febrero 2011 - 22:00 - Autor:

Cada tres años se publican los informes de PISA sobre conocimientos de la juventud del mundo. El último se publicó en diciembre de 2010 y quedamos fatal , como informó un redactor de Lainformacion. (también hay un  gráfico). Los jóvenes españoles están mal educados. No en caballerosidad sino en matemáticas, razonamiento y comprensión. Más o menos, cada tres años nos vienen a decir que somos unos catetos.

Pero ahora leo que en la próxima evaluación se va a hacer hincapié en la competencia financiera. (Vean este enlace, tercer párrafo al final). Lo leí esta semana en el blog de José Sande, una de las personas que, junto al dibujante Carlos Calvo, más está haciendo en este país para divulgar la economía.

Dice en su blog que nadie se está poniendo las pilas para preparar a la gente a esa evaluación tan delicada. ¡Competencia financiera!

Suspenderemos. Eso lo doy por seguro ya que cada vez que repaso un libro de texto destinado a los niños y jóvenes me pasan dos cosas: no entiendo lo que dice (a pesar de que llevo más de 25 años en periodismo económico y algo se me habrá quedado de hablar con tantos empresarios, economistas y banqueros), y me enfado porque todavía tienen un ramalazo de reivindicación marxista del siglo XIX. “Empresario malo. Muy malo”.

“Cuando salgan los resultados de este informa PISA”, dice con enfado José Sade en su blog,  ”comenzaremos a rasgarnos  las vestiduras por no habernos preparado”. Y añade: “¿Por qué siempre nuestro sistema educativo tiene que ir por detrás?”.

Si quieren ver el último comic que Sande y Calvo han realizado para explicar economía a los jóvenes, pinchen aquí. El título lo dice todo: “Emprender en media hora”. No es que ganen dinero con estos cómics. Les da igual. Solo quieren divulgar la economía, algo que yo intento hacer desde hace muchos años.

Les dejo la portada de su cómic.

Aquí no habla inglés ni el Tato

15 junio 2010 - 7:00 - Autor:

Estuve la semana pasada en Alemania visitando plantas eólicas y solares, universidades tecnológicas y de medio ambiente, y varios departamento gubernamentales. Asistí a encuentros con estudiantes, científicos, políticos, técnicos, y paseé de norte a sur del país en siete días.

Casi todo el mundo habla inglés en Alemania. Casi todo el mundo de menos de 50 años.

No estoy hablando del inglés de hamburguesería (guif mi an jamburger, plis), estoy refiriéndome a un inglés muy bien pronunciado, con una gramática correctísima, y un vocabulario extenso.

Varias veces pregunté a los alemanes a qué se debía ese progreso pues recuerdo que a finales de los años setenta y en los ochenta, no se hablaba tanto inglés a todos los niveles en ese país ya que conocí a bastantes alemanes. No era un país bilingüe. Ahora prácticamente sí lo es. “En las escuelas se enseña inglés por lo menos cinco horas a la semana”, me dijo una chica.

¿Es que tienen profesores nativos de Australia, Escocia o Alabama?, pregunté. No. “Son profesores alemanes pero viajan varias semanas al año al exterior para mejorar su propio inglés”, añadió una chica de 27 años que era de la antigua Alemania Oriental, de Leipzig concretamente. “Mi segundo idioma de pequeña era el ruso. Cuando Alemania se unificó, empecé a aprender inglés”, añadió.

Eso quiere decir que se puede enseñar bien inglés a una generación en un periodo de 15 o 2o años. Es decir, si en España alguien se hubiera empeñado en hacer una nación competitiva en idiomas universales prácticos, habrían bastado no más de 20 años de educación para poner a los jóvenes al día.

Por más que se hayan empeñado nuestros gobernantes, aquí no habla inglés casi nadie. No se enseña inglés en las escuelas. No se le dedica tiempo. Los profesores son torpes en su mayoría.

Por eso, no lo hablan los empresarios. No lo habla el mayor banquero de nuestro país, Emilio Botín. No lo habla Zapatero, ni casi nadie de su Gobierno. No lo hablan los taxistas ni los comerciantes ni los camareros, a pesar de que somos el segundo o tercer país más turístico del mundo.

No es cuestión de poner películas con subtítulos porque en Alemania las series de TV que vienen de EEUU o de Gran Bretaña se doblan a su idioma, igual que en España. Es cuestión del sistema educativo.

Nuestro sistema educativo es muy malo en idiomas internacionales, y acusadamente bueno, en idiomas locales. En Irlanda, los padres pueden escoger tres posibilidades: gaélico total, gaélico con inglés a pachas, o inglés. La inmensa mayoría de la población escoge inglés porque con ese idioma se pueden comunicar con el 90% del planeta.

Lástima por el gaélico porque pienso que hay que mantener los idiomas locales. Pero creo que la mente humana es tan plástica, sobre todo los niños, que pueden aprender varios idiomas al mismo tiempo.

¿Cuándo tendremos un sistema educativo descollante en idiomas? Desde luego, a juzgar por las iniciativas, en los próximos 20 años seguiremos siendo unos catetos pues si nos fiamos de las escuelas bilingües que anuncia la Comunidad de Madrid, ya nacían con un error gramatical. El cartel decía: Yes, I want… y se quedaba ahí. En inglés, ese acusativo necesita su complemento pues se debe querer algo en concreto. Debería decir: Yes, I want to learn english.

Pero en realidad no querían aprender.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube