Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¿Por qué millones de europeos votan a partidos de extrema derecha?

24 mayo 2016 - 15:02 - Autor:

España celebró sus 30 años en la UE hace poco. Si uno miraba a la construcción europea en aquellos años, ser miembro del club era lo bueno, y estar fuera era lo malo.

Ahora parece que es al revés. En las elecciones austriacas celebradas el domingo pasado casi gana el candidato de la extrema derecha que, entre otras cosas, no es muy partidario de la UE. Dentro de pocas semanas, los británicos votan si deben permanecer dentro o fuera de la UE. En las elecciones regionales francesas del año pasado, Marine Le Pen, antieuropeísta, fue el partido más votado en la primera vuelta. Perdió, como en Austria, en la segunda vuelta.

Partidos novedosos como Alternativa por Alemania, están creciendo a un ritmo vertiginoso por su postura contra la UE y el euro. Y por casi toda Europa se pueden ver movimientos similares en Holanda, Suecia, Finlandia, Eslovaquia y Hungría. En Gran Bretaña, el partido antieuropeísta Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), tiene cada vez más presencia en las instituciones.

¿Qué ha pasado para que estos movimientos tengan tanto éxito?

Hay varias razones pero todos coinciden en una en concreto: a muchos europeos no les gusta la política de refugiados de la UE. No quieren abrir la puerta a más inmigración.

Los analistas han respirado tranquilos al ver el fracaso de Le Pen en Francia y Hofer en Austria. Pero casi nadie se ha parado a pensar que a esos partidos no les han votado cabezas rapadas sino gente del pueblo. Letrados, economistas, tenderos, estudiantes, agricultores, maestros…

Siempre me ha llamado la atención cómo demonizamos a los partidos ‘extremos’ (sean de izquierdas o derechas), sin reflexionar por qué tienen tanto éxito. En España la CUP produce alergias en muchos analistas, pero si sacaron escaños en las elecciones catalanas fue por algo. La gente les vota, aunque por motivos diferentes a los partidos de extrema derecha.

La reflexión que se deben hacer los partidos tradicionales es en qué están fallando para que millones de europeos voten a las alternativas antieuropeas. Siempre ha habido euroescépticos, pero esta vez ya no se trata de ‘cuatro locos’ sino de partidos que pueden tomar el poder, como lo han demostrado el Front National en Francia y el FPÖ en Austria, que lo han rozado.

Sería una paradoja que las tesis inmigracionistas que defienden sobre todo la extrema izquierda, fuera el motivo para que dentro de unos años, a Europa la gobiernen los partidos de extrema derecha.

 

 

Latinoamérica versus Europa: en qué nos ganan y en qué les ganamos

12 mayo 2016 - 15:15 - Autor:

La reciente suspensión temporal de la presidenta de Brasil de su cargo hará pensar a muchos que ese continente esta plagado de países caóticos e imprevisibles.

Creo que vale la pena poner las cosas en su sitio:  ¿Qué pueden aprender los latinoamericanos de los europeos? ¿Qué deben aprender los europeos de los latinoamericanos?

Para empezar, estos son cinco agujeros de América Latina:

-Gobiernos inestables: el cambio de un gobierno por otro puede suponer la paralización radical de los planes económicos y más inseguridad jurídica. En cambio, Europa suele tener gobiernos que se alternan pero que no alteran en lo fundamental los planes económicos generales. Hay más continuidad.

-Las grandes corporaciones empresariales y financieras han desplegado a su alrededor una red de servilismo político. En Europa, todavía funcionan los mecanismos de equilibrio político.

-Diferencias abismales entre ricos y pobres. Los pobres son miserables y los ricos, son demencialmente ricos. En Europa, a pesar de la crisis, no existen esas diferencias tan grandes.

-Una izquierda que sigue soñando en hacer la revolución y que, en el caso de Venezuela, ha hundido al país. En Europa, la socialdemocracia ha sido uno de los pilares del estado de Bienestar sin necesidad de expropiar empresas.

-Un subcontinente con un grave deficit de infraestructuras debido a las largas distancias, a la orografía y a zonas selváticas. Todo eso encarece el tráfico comercial y turístico. En cambio Europa es un espacio reducido de alta densidad que gracias a las numerosas infraestructuras  ha abaratado los costes empresariales y ofrece facilidades turísticas.

En cambio, Latinoamérica, está por delante de Europa en muchas cosas.

-Un continente de 21 millones de kilómetros cuadrados con toda clase de recursos naturales, turísticos y ambientales. En cambio Europa, incluida Rusia, tiene menos recursos minerales y de hidrocarburos, y desde luego no puede competir en oferta turística de sol y playa.

-Clase media emergente que supone para las empresas europeas una oportunidad única. En cambio, en Europa, la clase media se ha empobrecido tras la crisis de 2008.

-Una pirámide demográfica más sana. El porcentaje de jóvenes en América Latina es el que tenía Europa en los años sesenta. Ahora Europa es un continente que se avejenta, y que cada vez más necesita mano de obra externa para ocupar los puestos de trabajo, que a su vez le causa problemas sociales.

-Un pueblo optimista con ganas de prosperar, mejorar, emprender y hasta unirse. En Europa ha cundido el pesimismo existencial, la desconfianza y la división, como lo demuestra que Gran Bretaña va realizar un referéndum para salir de la UE.

-Países que aprecian y valoran lo que viene de Europa. En cambio, en Europa (y sobre todo en España) se sigue viendo a Latinoamérica con una mezcla de folklore y prejuicios basados en películas de narcotraficantes.

Te gustará leer:

-Si piensas que España está fatal es porque no conoces Brasil 

-Argentina y España: una comparación económica con datos sorprendentes

-Los siete mejores consejos para españoles que quieran triunfar en Iberoamérica

-España vista por jóvenes españoles que fueron a trabajar a Latinoamérica

-Opiniones de latinoamericanos: ¿por qué los españoles hablan tan mal de España?

 

 

Las preguntas sobre los refugiados que nadie se ha hecho hasta ahora

8 abril 2016 - 19:54 - Autor:

Quien no se conmueva con las imágenes de miles de refugiados tratando de entrar en Europa no tiene corazón. Quien no se conmueva con las imágenes de los niños tiritando, de madres sosteniendo bebés o de padres envueltos en mantas es que no tiene corazón.

Son personas que huyen de la guerra, del hambre, de las enfermedades y de la insalubridad. La mayoría salen de campos de refugiados en Turquía para entrar en campos de refugiados griegos, donde son devueltos a los campos de refugiados turcos.

Las ONG han denunciado la poca moral de Europa por pactar con Turquía que los vuelva a acoger a cambio de dinero. La pregunta que solemos hacernos todos es: ¿Por qué no acogemos a esos refugiados?

Pero esa no es la pregunta que hay que hacerse. La verdadera pregunta es: ¿Qué podemos hacer para acabar con el sufrimiento de esos refugiados y no suponga un problema aún mayor para las futuras generaciones?

Tomar la decisión ahora de acoger a cientos de miles de refugiados no es fácil, pero con voluntad, se puede hacer: supondría un enorme gasto de intendencia, avituallamiento, y por supuesto, integración.

Hacerlo, supondría llamar la atención de millones de personas en todo el mundo, que querrían el mismo trato. acogimiento, manutención, trabajo, integración.

Supongamos que los acogemos. Suponganmos que tenemos dinero para hacerlo. Supongamos que nos salen las cosas bien al principio.

Pero no se ha respondido a la pregunta: ¿supondrá un problema para las futuras generaciones de europeos?

Esa es la pregunta. Hay que mirar diez, veinte, cincuenta años adelante, digamos, 2050, e imaginar el impacto en la Unión Europea de los cientos de miles o millones de personas que acogió en 2016. Ahí vienen más preguntas. ¿Saldrán lobos solitarios que atenten contra la sociedad que les acogió? ¿Habrá guetos? ¿Se integrarán? ¿Qué es integrarse? ¿Es mejor que abandonen su cultura y adopten la nuestra? ¿Por qué?

Muchos economistas afirman que ellos sulucionarán el problema demográfico europeo y nos ayudarán a cobrar nuestras pensiones. Desde el punto de vista económico, es un argumento incontestable. Pero las cultura europea no ha sido solo economía. No es solo dinero. Hay más cosas. ¿Seguirán siendo las mismas en el año 2050? ¿Era eso lo que queríamos?

Quizá alguien se ha hecho la pregunta y la ha respondido. Seremos otra cultura, con otros valores, y otro sistema. Será diferente. ¿Mejor? ¿Peor?

Como no es posible adelantarse a ese futuro con una máquina de tiempo, solo nos queda hacernos preguntas. Pero no cualquier pregunta, sino la pregunta exacta: ¿podemos ayudar a los refugiados sin crearles un problema a las futuras generaciones de europeos?

Esa pregunta suena políticamente incorrecta. Sería un indicio de que es la pregunta correcta.

Un video explica por qué los refugiados huyen de Siria y vienen a Europa

4 septiembre 2015 - 10:04 - Autor:

¿Por qué están huyendo de Siria? ¿Cuántos refugiados vienen a Europa? ¿Cuántos refugiados hay en el mundo?

El profesor Hans Rosling, célebre por sus explicaciones sencillas basadas en objetos y en gráficos impactantes, da algunas de las claves.

En Siria existían 20 millones de personas. Actualmente, más de la mitad, es decir, 12 millones, han huido a otros sitios dentro y fuera del país debido a la guerra civil que se desató hace tres años, tras las rebeliones producidas por la Primavera Árabe.

De esos 12 millones, 8 millones permanecen en otras poblaciones de Siria. Lo que se llama ‘refugiados internos’. Pero 4 millones han salido y están viviendo en campos de refugiados o en ciudades de los países fronterizos como Turquía, Jordania y Líbano.

El número de refugiados ha seguido aumentado porque el cruel y violento Estado Islámico está controlando cada vez más ciudades.

¿Cuántos están intentando ir a la Unión Europea? Para la fecha en la que se hizo este video, antes del verano, eran un cuarto de millón. Europa para ellos representa estabilidad y posibilidades de conseguir empleo.

Para conserguirlo, tratan de acogerse al llamado ‘derecho de asilo’. La UE está planteando unas cuotas para que puedan acogerse al asilo. Eso incluso les garantizaría a los refugiados el paso legal por las fronteras. Pero hay más personas que huyen que cuotas permitidas.

Por eso, la UE está tratando de enviarles el mensaje de que no pueden admitir más. Para ejercer ese derecho los refugiados tienen otra fórmula que es entrar ilegalmente en la UE y una vez allí, pedir acogerse a la convención de Refugiados. Y por eso ponen en peligro su vida viajando en pateras, camiones, lanchas o lo que sea.

En 1967 se aprobó el Estatuto del Refugiado. Protege a “las personas que tienen un temor fundado de persecución debido a su raza, religión, nacionalidad, membresía en un grupo social específico, u opinión política. Además se encuentra fuera de su país de nacionalidad y no puede obtener la protección de su país, de donde es nacional, o de residencia habitual, o no puede volver ahí, por temor de persecución”.

Las últimas imágenes, como la de un niño ahogado en una playa de Turquía, están aumentando la presión para que se incrementen las cuotas. Eso será sin duda una buena noticia para miles de refugiados, pero puede tener el ‘efecto llamada’ y crear un tapón de botella aún mayor. Está por ver.

Muchos se están haciendo otra pregunta: ¿por qué los países árabes más ricos no acogen refugiados? En teoría, ellos son los más adecuados para hacerlo porque están más cerca de los sitios cultural y socialmente. Pero hasta ahora solo se han conformado con poner dinero y nada más.

La ONU calcula que en el mundo hay hoy 15 millones de personas que viven desplazadas de sus países de origen. Los países de la ONU tienen el deber de acoger a estos refugiados, bajo ciertas condiciones.

La web Inspiraction hace un resumen que copio y pego sobre los tipos de refugiados. Afirma que hay campos de refugiados en todo el mundo que acogen desde 50 personas hasta casi medio millón.

-Refugiado Económico: la situación económica que existe en sus países no le permite encontrar un trabajo o prosperar. Estas personas escapan hacia otros países que le ofrezcan esperanzas de vida mucho mejores.

-Refugiado Político: a causa de su activismo político o por sus ideales son perseguidos por las fuerzas de su país. Eligen huir de su país por temor a perder la vida y la de su familia.

-Refugiado Ambiental: muchos refugiados han tenido que abandonar sus casas porque las inundaciones les han dejado sin nada. El cambio climático que causa sequías y desertización ha acabado con las cosechas de miles de somalíes, y la deforestación, que ha afectado a sus medios de vida y a sus hogares, ha provocado que otros cientos de ciudadanos emigren de sus ciudades.

-Refugiado de Guerra: estos han tenido que abandonar sus casas y campos porque ha estallado, en su país o zona en la que vive, una guerra o un conflicto social. Las causas pueden ser por conflictos internos o entre países, una división de estados o cuestiones étnicas.

-Refugiado Sanitario: estas comunidades se ven en la obligación de desplazarse a otras regiones porque las enfermedades, el hambre y la pobreza afectan gravemente a sus familias y vecinos.

 

-Alemania espera un millón de refugiados este año: ¿quién aguanta eso?

-¿Por qué los refugiados no se compran un billete de avión para Europa?

-Algunos axiomas sobre la inmigración que será difícil discutir 

-¿Por qué no abrimos la puerta a la inmigración?

-Las asombrosas contradicciones de Maduro con los inmigrantes ilegales

Guía de preguntas básicas a los partidos antes de votar en las europeas

24 mayo 2014 - 11:54 - Autor:

Siempre hay grandes preguntas que hay que buscar en los programas de los partidos políticos antes de votar en las europeas. Esta es una serie de ellas. Al final, hay un enlace para leer en español los programas de los grupos que se presentan a las elecciones del 25 de mayo. También aparece en ese enlace las webs de los grupos.

-¿Cómo piensa reducir el paro juvenil europeo?

continuar leyendo

Europa depende de Gazprom para ver la Champions: ¿vamos a enfadar a los rusos?

27 marzo 2014 - 12:39 - Autor:

Un incidente de Gazprom con Greenpeace es la analogía de lo que está pasando en Europa.

A finales de 2013, los ecologistas desplegaron una pancarta durante un partido de la Champions en Basilea. La pancarta decía: “Gazprom, no ensucies el ártico”. Protestaban contra las prospecciones rusas en esta parte casi salvaje del planeta.

continuar leyendo

Los ocho mitos que ha derribado la crisis

29 julio 2012 - 12:43 - Autor:

La crisis ha arrastrado algo más que el empleo y los ahorros de los españoles. Ha derrumbado muchos mitos que se tenían como sólidos. Será difícil reconstruirlos. 

1. La Unión Europea. Pensábamos que era la casa común y solidaria de los europeos. Desde que entramos en la UE en 1986, recibimos fondos estructurales y de cohesión, sacas de dinero por así decirlo, que permitieron modernizar la economía. Ahora, desconfiamos de la Unión Europea porque los mensajes que nos llegan de sus instituciones son justamente los contrarios: ¡pagad, ahorrad, recortad!

continuar leyendo

EEUU y Europa, contra las agencias de rating

7 agosto 2011 - 10:41 - Autor:

Una de las peores noticias que le podía pasar a la credibilidad norteamericana ha llegado: la agencia de calificación financiera Standard & Poor’s quitó por primera vez en la historia la “matrícula de honor” (la AAA) a los bonos americanos. Ahora son AA+.

Eso sucedió el viernes por la noche. El sábado, el gobierno de EEUU arremetió contra la agencia por no haber razonado bien su veredicto. Gene Sperling, portavoz de la Casa Blanca, dijo que la agencia había echado mal las cuentas, y que se había pasado en dos billones de dólares cuando pronosticó el déficit público futuro.

En cualquier caso, las críticas de la administración americana coinciden ahora con las que se hacen desde Europa a estas agencias, que no vieron la crisis hace cuatro años, y que ahora ahondan las turbulencias.

Angela Merkel, la canciller alemana, ya dijo el 17 de julio pasado que hacía falta una agencia de calificación europea. El presidente de la Comisión Europea, el portugués Jose Manuel Durao Barroso, viene pidiendo esa agencia europea desde hace tiempo, pues sospecha que el castigo a la eurozona viene siempre de la misma esquina. Y hasta en Portugal se ha hecho famoso un muñeco que da un corte de mangas a una agencia americana.

Esta postura se debe a que las tres grandes agencias del mundo son norteamericanas (Fitch, S&P y Moodyt’s) y su hegemonía calificadora siempre se cebaba con la deuda soberana europea, nunca la americana.

Hasta el viernes pasado.

Ahora, Estados Unidos y Europa están unidas en un mismo punto: criticar a las agencias por sus calificaciones desmesuradas (o que tienen un impacto desmesurado).

Tan desmesurado que China, que tiene el 10% de la deuda americana en sus manos, ha dicho a EEUU que arregle sus cuentas, y hasta ha proclamado a los cuatro vientos que hay que buscar una moneda estable y global nueva que no sea el dólar. China tiene 1,4 billones de dólares en sus manos.

Pero no solo una moneda nueva, sino una nueva agencia. Ya se ha corrido la voz de que China tiene una poderosa agencia de calificación que en el futuro podría ser la gran sustituta de las agencias americanas. Su nombre: Dagong, y fue creada a mediados de los noventa. Ahora pide paso.

(Podéis seguirme en Mi Twitter

http://twitter.com/#!/ojomagico

O en el periódico:

http://twitter.com/#!/la_informacion )

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas