Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¿En qué se diferencian Lagarde y Zapatero?

29 junio 2011 - 8:24 - Autor:

Retomo una entrevista que salió en el diario El País hace más de un año. Era a Christine Lagarde, ministra de Economía de Francia. Ayer fue nombrada directara gerente del Fondo Monetario Internacional.

En aquella entrevista dijo cosas que sirven para establecer diferencias entre la forma en que los franceses y los españoles afrontaron las crisis. Veamos las respuestas de Lagarde.

Cuándo supo que había una crisis. “En cuanto a su aspecto financiero, nos dimos cuenta de la amplitud enseguida. En el mes de octubre de 2008 sabíamos que el Estado debía actuar porque los bancos comenzaban a no poder financiarse”.

Cómo se organizaron. “Cada mañana manteníamos una reunión aquí en mi despacho el director del Tesoro, los miembros de mi gabinete y yo con todos los responsables de los grandes bancos y de las grandes aseguradoras, que se ponían en contacto con nosotros por teléfono. Así sabíamos si el dinero iba, volvía, si se bloqueaba, etcétera. Y una vez por semana me entrevistaba con los directores de las grandes empresas para saber cómo reaccionaba el mercado”.

Cómo reaccionaron. “Reaccionamos rápidamente y de manera, si se me permite la expresión, creativa. Hemos inventado nuevos elementos y nuevos métodos para atajarla. Le daré un ejemplo de la rapidez a la que me refiero. Toda la operación que se puso en marcha para refinanciar la economía y salir en ayuda de los bancos franceses fue concebida, dirigida, consultada y votada por las dos Cámaras del Parlamento en una semana. Esto era algo que nunca había pasado en la República Francesa. Todos los participantes tomaron conciencia del problema y eso aceleró el proceso, todos los procesos. Así, el Plan de Reactivación Económica se proyectó en 2008, y en enero de 2009 ya estaba funcionando”.

Qué cambiaron. “[Dimos] ayudas a las empresas y las subvenciones, por ejemplo, a la compra de automóviles [1.000 euros desde 2009]. Todo fue instantáneo. También se aceleró la devolución del dinero que el Estado debía a las empresas; del IVA, por ejemplo. Todo se comprimió en el tiempo y se pagó en 2009″.

Cuál era la filosofía. “Apoyar la inversión privada y exonerar a las empresas que invirtieran en 2009 de la Tasa Profesional [que cobran los ayuntamientos y grava las nuevas inversiones de las empresas]. Comprendimos rápidamente que el dinero se había ido, que los bancos se replegaban en sí mismos, remisos a dar créditos, a correr riesgos. Así que creamos lo más velozmente que pudimos la figura del Mediador del Crédito, una figura nacional cuya misión es la de interceder entre los bancos y las pequeñas y medianas empresas, de manera que cuando estas empresas ven señales de alarma puedan acudir a los bancos con más garantías de recibir dinero”.

Qué lograron. “Si nuestra previsión de crecimiento se mantiene a lo largo de este año [habla del 2010] terminaremos con la fase de destrucción de empleo”.

El presidente Zapatero no vio la crisis ni en 2008 ni en 2009. Puso en marcha medidas de ayuda a la compra de coche seis meses después que Francia. Pero no apoyó a la empresa privada con tanto convencimiento como en Francia. El consumo se derribó y el crédito se retiró. Hoy España tiene una tasa de paro equivalente al 20% de la población activa. Francia no pasa del 10%. Y se ha mantenido el consumo interno.

Elena Salgado fue nombrada ministra de Economía en abril de 2009.

¿Qué hacía Strauss-Kahn para ganar medio millón de dólares?

17 mayo 2011 - 8:46 - Autor:

En noviembre de 2007, cuando Dominique Strauss-Kahn tenía 58 años, y acababa de ser elegido director del Fondo Monetario Internacional, la prensa supo cuánto iba a ganar: 496.280 dólares al año,  (más o menos 350.000 euros). Era la primera vez que se comunicaba en público el salario del presidente del FMI.

Eso son más de 15 veces el salario de un mileurista y casi cuatro veces lo que gana el presidente de España. Es el salario de un alto ejecutivo de una multinacional.

Además, tiene derecho a viajar en primera clase, teléfono, tarjeta visa, casa, gastos de representación como comidas y se aloja en los mejores hoteles del mundo.

Y todo eso, ¿por qué?

Porque es la persona que vigila la economía mundial, reprime a los que se endeudan, decide prestar dinero a los que necesitan, y emite, como un profesor, sus notas periódicamente. Un cargo de prestigio, sin duda.

El FMI, como las grandes instituciones humanas, nació después de un cataclismo. Este cataclismo fue la Segunda Guerra Mundial. Los aliados se reunieron en Bretton Woods, (New Hampshire, EEUU), para diseñar el sistema económico mundial una vez que los alemanes y los japoneses fueran aplastados. El panorama era doloroso: casi toda Europa estaba en ruinas con sus fábricas destrozadas, sus ciudades ardiendo y sin recursos. Necesitaría ayuda para recuperarse, lo mismo que Irlanda, Grecia y Portugal han necesitado ayuda para salir de la crisis.

Para ello habría que crear un fondo de dinero que se repartiera a escala planertaria y de este modo nació el Fondo Monetario Internacional. ¿El mayor donante? EEUU, por supuesto. Sus industrias estaban relucientes sin haber sufrido ni un arañazo. Tenía mucho dinero.

Antes de prestar un sólo dólar, el FMI exigiría a cada país que controlase sus gastos. ¿Por qué? Porque si un país caía en el desequilibrio fiscal (más gastos que ingresos) perdería la confianza internacional y al final su moneda se debilitaría. Había que evitar que las divisas oscilasen para que el intercambio comercial mundial fluyese sin tropiezos.

Además, el FMI vigilaría las economía y emitiría informes periódicamente para conocer la inflación, el crecimiento, el déficit, etc. Estos informes servirían para que esos países que necesitaban ayudas económicas las recibieran a tiempo. Préstamos. Una lluvia de millones.

Gracias a esa aportación de dinero, las economías europeas pudieron salir de su profunda devastación. Ellas ganaron. Pero quien ganó de verdad fue EEUU que, no solo era el mayor donante de fondos al FMI sino que su moneda, el dólar, se convirtió en la moneda de la galaxia. La más poderosa.

El FMI ha tenido también críticas en su historia de 66 años. Se le ha criticado por exigir demasiados recortes a países pobres, o de querer aplicar la teoría del mercado a países que no tienen mercado. También se le criticó duramente por no haber previsto esta crisis financiera de 2008.

Cuando Rato era director gerente, en 2007, llegó a decir que la crisis era “manejable” a pesar de que en EEUU ya había estallado la bomba de las hipotecas basura. Strauss-Kahn le sucedió en plena crisis y una de sus primeras declaraciones fue que “no hay una profunda crisis de los mercados”, razón por la cual muchos le llamaron Dr. Feelgood. (Dr. Bienestar o Dr. Optimista).

Un año después, en una rueda de prensa, reconoció: “La economía camina a una recesión global”. Ese día, los mercados se estaban recuperando… pero inmediatamente se desplomaron. Era 9 de octubre de 2008.  Poco después, el antiguo gobernador del Banco de España, Luis Ángel Rojo, dijo sorprendido en una entrevista: “Cuando ese están hundiendo los bancos, el FMI no puede entrar en el escenario y decir que la situación es terrible, que los bancos se van a hundir. No me fastidie, ¿usted qué ha hecho?“.

Esto demuestra que el cargo de director gerente del FMI es uno de los más poderosos del planeta pues sus palabras tienen efectos contudentes. Pero, si el director no fue capaz de prever la crisis, y si encima no mantiene la imagen de la institución, desde luego, no se merece ese medio millón de dólares que le pagan.

Durante los próximos meses la imagen de esta institución se va a ver muy castigada porque su director gerente, ese salvador de naciones en peligro, está en la cárcel. A partir de ahora se cuestionará todo al FMI. Pero especialmente saldrán a relucir el tren de vida, las extrañas costumbres y, desde luego, el salario de su mayor representante.

(mi Twitter @ojomagico)

.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android