Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Podemos usó a Grecia para su campaña electoral pero critica que se use a Venezuela

12 junio 2016 - 17:53 - Autor:

¿Recuerdan de qué país se hablaba hace un año, hace dos años? De Grecia.

A finales de 2014, el país vivía uno de los momentos más dramáticos de la historia. Grecia estaba sumida en una crisis económica provocada por la inutilidad de gobiernos socialistas y conservadores. No tenía dinero ni para pagar su deuda externa y los acreedores amenazaban con retirar el crédito. La prima de riesgo superaba los mil puntos. Los pensionistas no tenían para vivir. Había hambre. Colas. Los bancos entraban en crisis. Igual que Venezuela.

El partido de la oposición denunciaba esa crisis, pedía echar al gobierno y crear otra era. Era Syriza. Su candidato era Alexis Tsipras. En enero de 2015 se realizaron unas elecciones y, ¿quién fue a apoyar al candidato opositor?

Pablo Iglesias. Para entonces ya era archiconocido en España porque había obtenido cinco escaños en las elecciones europeas de 2014.

Pablo Iglesias fue a Grecia dos veces a apoyar a Tsipras: primero en enero de 2015, y de paso hacer campaña para las elecciones municipales y autonómicas españolas que tendrían lugar cuatro meses después. Fue a los mítines de Tsipras, se fotografió con Tsipras y lanzó proclamas mundiales a favor de Tsipras. Y luego hizo lo mismo en las elecciones de septiembre, donde Tsipras volvió a ganar. Faltaban tres meses para las generales españolas.

Cuando sucedió lo mismo en Venezuela, Pablo Iglesias se echó para atrás. No ha apoyado a la oposición a pesar de que el país está viviendo una crisis peor que la de Grecia. No ha pedido la libertad de Leopoldo López, a pesar de que es candidato de la oposición. Es más, ha denunciado que se esté utilizando a Venezuela como arma política. Lo mismo dicen Pablo Echenique, Iñigo Errejón y los líderes de Podemos. Incluso Izquierda Unida. Criticaron a Albert Rivera por visitar Venezuela y reunirse con la oposición. Pero Rivera hizo lo mismo que Iglesias en Grecia.

Un momento: ¿por qué Grecia no es un arma política, y Venezuela sí? ¿Será porque Grecia está a 2.000 kilómetros de España y Venezuela a 7.200?

Entonces, ¿los derechos humanos son cuestión de kilómetros?

 

 

Grecia se alegra de la expulsión de migrantes y aquí los ayuntamientos se enfadan

19 marzo 2016 - 19:01 - Autor:

 

Cuando se anunció que la UE había llegado a un acuerdo con Turquía para devolver a todos aquellos migrantes que lleguen de forma ilegal a Europa, Alexis Tsipras, primer ministro de Grecia mostraba su satisfacción. Pidió que se aplicara lo antes posible. (ver texto de arriba sacado del diario griego ekhatimerini.com).

Pero al mismo tiempo, algunos ayuntamientos españoles de izquierdas (Pamplona entre ellos) se enfadaron y quitaron la bandera de la UE o la dejaron a media hasta. No están de acuerdo. Piensan que eso es atentar contra los derechos humanos.

Aquí hay algo que no pega: ¿ayuntamientos de izquierdas que se enfadan, y el primer ministro griego de izquierdas que se alegra?

¿Por qué?

Porque en esos ayuntamientos españoles no se hacinan miles de refugiados, pero en las islas griegas sí. El problema lo tiene Grecia, no Pamplona.

En las islas griegas hay hacinadas decenas de miles de personas, sobre todo sirios, que llegan desde la costa turca. Turquía acoge en campos de refugiados a millones de sirios que han huido de la guerra. Esas personas están ahora tratando de abandonar Turquía y llegar a Europa. La vía más corta es pagar a las mafias, subirse a una barca y lanzarse hacía las islas como Lesbos, que están casi a un tiro de pierda de las costas turcas.

Pero una vez llegan allí, aquello se convierte en una ratonera porque lo difícil es saltar a tierra firme, cosa que se hace por ferry o barcas pequeñas. Cuando llegan a tierra firme, empieza su peregrinar hacia el centro de Europa, principalmente Alemania, donde creen que serán acogidos por fin.

El año pasado, Alemania acogió a un millón de personas. Repetimos: un millón. Pero muchos de esos inmigrantes están ahora en campos de refugiados, con la diferencia de que en Alemania hace mucho más frío que en Turquía o en la isla griega de Lesbos.

Una de las primeras consecuencias de esta acogida desmesurada es que los partidos nacionalistas y extremistas alemanes han aumentado su presencia en la política. El mensaje de los alemanes a su gobiernos guste o no es: ‘Refugiados, los justos’.

La UE, con el acuerdo, pretende cuatro cosas: dejar sin negocio a las mafias de traficantes de refugiados; disuadir a los migrantes para pasar a Europa de forma ilegal;  ayudar a Turquía a acoger migrantes hasta que la situación en Siria se normalice (y acoger de nuevo a los que huyeron a Grecia); y aliviar el problema de hacinamiento de Grecia, que además, no ha salido de su crisis económica y encima tiene que sostener a miles de refugiados.

A cambio, la UE aceptará 72.000 inmigrantes, dará dinero a Turquía y permitirá el paso de ciudadanos turcos a la UE sin visas.

Quizá las medidas no sean las mejores. Seguro que España puede ayudar más de lo que hace ahora. Pero lo que está claro es que si el ayuntamiento de Pamplona, y otros tantos, tuvieran que gestionar ahora la llegada de 50.000 migrantes, no tendrían ni presupuesto, ni instalaciones, y además eso causaría tal impacto en la ciudad, que hasta podrían perder las elecciones municipales de 2019.

Cualquier español con corazón desea ayudar a los refugiados. Podríamos ser nosotros en una guerra civil. Pero cualquier decisión que se tome sin pensar tiene unas consecuencias sociales, económicas y políticas impredecibles. Trasladar los campos de refugiados de Turquía a Pamplona desde luego no tiene mucho sentido.

 

Hace 30 años Grecia bloqueó la entrada de España en la UE

20 agosto 2015 - 11:54 - Autor:

Hace un par de días, el Congreso epañol aprobó conceder una ayuda de 10.000 millones de euros a Grecia. Forma parte del tercer paquete de ayudas a ese país que ha estado al borde de la quiebra. En suma, la UE prestará a Grecia unos 82.000 millones de euros.España ya había prestado 26.000 millones de euros a los griegos en otras ocasiones.

Esa es la solidaridad europea. Cuando España entró en el Mercado Común hace casi 30 años, recibió millones de los fondos de ayudas para que el país igualara su renta y sus infraestructuras con el resto de la UE.

La UE es una cooperativa. No son un grupo de banqueros ricos exprimiendo a los pobres. Algunos intelectuales y partidos han tratado de mostrar que España y Alemania han exprimido a los griegos aprovechándose de su mala situación económica. Casi culpándonos de falta de solidaridad.

Esos mismos intelectuales y partidos deberían saber que hace más de 30 años, cuando España y Portugal negociaban su entrada en el Mercado Común, hubo un país en concreto que se opuso: Grecia.

Los griegos habían entrado en la UE en 1981 y temían que la economía española se convirtiera en su gran competidor en todos los sentidos. Como informaba El País entonces, “el primer ministro griego, Andreas Papandreu, abandonó la reunión para protestar contra la negativa de los otros participantes a adoptar un plan de ayuda a Grecia, Italia y Francia que permita ajustar sus economías a la integración de España y Portugal”.

El País tituló: “Grecia bloquea la entrada de España”.

Papandreu era el fundador del Partido Socialista de Grecia. Es el de la foto de arriba.

 

 

Krugman se traga sus palabras

20 julio 2015 - 11:41 - Autor:

Hace unos días, el premio Nobel de Economía Paul Krugman decía que si hubiera sido griego habría votado ‘No’ en el referéndum. Es decir, ‘No’ a las condiciones del rescate. Eso, según él, habría supuesto asumir hasta una posible salida del euro.

continuar leyendo

Sigan el drama de Grecia por Twitter

13 julio 2015 - 8:49 - Autor:

 

El Eurogrupo se había reunido el sábado hasta altas hora de la noche y los periodistas se enteraron de que se terminaba sin acuerdo cuando el ministro de Finanzas de Finlandia, Alexander Stubb (@alexstubb), dijo en Twitter: “Termina la sesión. Proseguiremos mañana”.

Antes de que se convoque una rueda de prensa, parte de las informaciones de las negociaciones entre Grecia y el Eurogrupo están llegando por Twitter.

Stubb incluso usa Twitter para disculparse con los periodistas por no haber hecho declaraciones a la entrada de la reunión. “Sorry”. Ilustra su perfil con una foto en bicicleta y confiesa ser un amante de los ironman, la superprueba física de los superhombres.

Joseph Muscat (@JosephMuscat_JM), el primer ministro maltés, confesaba antes de estas maratonianas reuniones que la del sábado (donde se iba a balizar la oferta griega) iba a ser “una larga jornada”.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk (@eucopresident), canceló la reunión del Consejo por Twitter. “He cancelado la reunión de la EUCO de hoy. La Eurocumbre comenzará a las 16 horas y durará hasta que cerremos los acuerdos con Grecia”, podía leerse en el perfil de este activo polaco que escribe en inglés y que usa de vez en cuando proverbios latinos.

Cuando se alcanzó por fin un acuerdo este lunes, Tusk fue de los primeros en tuitear. “Hemos llegado a un acuerdo por unanimidad. Todo listo para un programa de ayudas con serias reformas y apoyo financiero”.

En realidad, alguien había sido más veloz que él, como publicaba lainformacion.com. El primer ministro belga Charles Michel (@CharlesMichel) escribió a las 8.39 de la mañana la palabra “agreement” (acuerdo) en su cuenta de Twitter. Y se llevó la exclusiva que esperaban los periódicos.

La red social del pajarito se ha convertido además en salón de debate y de intercambio de ideas entre ministros y negociadores. Le han dado a las distantes sesiones de Bruselas un aire mucho más de patio de cotilleos.

Cuando Tsipras abandonó repentinamente la Cumbre y se fue a Grecia a convocar un referéndum se creó el hashtag #TsiprasleaveEUsummit (Tsipras abandona la cumbre), y #thisisacoup (esto es un golpe), que se convirtieron en tendencias mundiales en Twitter (ver imagen de arriba).

El ex ministro griego de Finanzas Yanis Varoufakis (@yanisvaroufakis) convirtió Twitter en su altavoz. Denunciaba a los poderes que se confabulaban contra Grecia, aclaraba las falacias de los argumentos de los alemanes (según él), y hasta dimitió a través de la red cuando dijo: “Minister, no more!”.

Los países más beligerantes con Grecia no han sido los alemanes sino los bálticos. Los políticos de Estonia, Letonia  Lituania han arremetido contra los griegos diciendo que ellos, los bálticos, son más pobres, más austeros y no se quejan.

El presidente de Estonia, Toomas Hendrick (@ilvestoomas), usó Twitter para advertir a los griegos que “los acreedores de Grecia no son solo bancos”. Se refería a que son países pobres  que podrían perder más de 4% de su PIB si Grecia no devuelve  las ayudas prestadas.

Pero también han participado los europeos de la calle. Ellos han creado memes verdaderamente originales, y han cruzado comentarios que daban una visión del drama un poco más irónica y humorística del drama.

Si hay algo para lo que ha servido esta crisis es para centrar la atención de los europeos en los asuntos europeos (siempre tan aburridos), y crear debates que hacen ejercer a todos el sentido de la Politeia.

 

 

 

Esta es la línea roja que han cruzado los griegos: no son fiables

12 julio 2015 - 10:46 - Autor:

Los griegos han cruzado una línea roja: ya no tienen palabra. No son fiables.

Ayer por la noche, el Eurogrupo (los países del euro), estuvo debatiendo hasta altas hora de la noche si se exigen más recortes y más garantías a los griegos. ¿Más aún? ¿Pero no era suficiente con que Tsipras ofreciese un plan lleno de recortes?

No porque ya no se fían de Tsipras.

Para quienes hayan estado al tanto de lo que se negociaba en Bruselas, habrán visto una comedia en la que entran y salen personajes con máscaras griegas: los griegos ofrecían una cosa. Luego, otra. Una vez llegaban tarde a las reuniones. Otras decían que iban a presentar un nuevo plan, y al final presentaban el mismo. Incluso, en el mes pasado no pagaron sus deudas.

Por fuera, insultaban a sus colegas europeos, los que les han prestado dinero, y les llamaban terroristas y más cosas.

Y un día, el primer ministro griego que estaba negociando en Bruselas, tomó un avión, se fue a Grecia, convocó un referéndum, pidió el ‘No’, y a los siete días ganó el ‘No’, por supuesto.

Pensando que sus socios europeos se iban a ablandar, los negociadores griegos se encontraron que también les decían que No.

¿Ustedes se fiarían?

Quizá toda la puesta en escena formara parte de la teoría de juegos que tanto gustaba a Yanis Varoufakis, el ex ministro griego de Finanzas. En algunos momentos, tuvieron grandes momentos como cuando se celebró el referéndum. Parecía que el pequeño David iba a desafiar al malo de Goliat. La prensa de todo el mundo rentramsmitrió la alegría. El pueblo llano contra los acreedores malísimos.

Pero días después, al ver que no conseguía ablandar el corazón del Eurogrupo (especialmente de Alemania) Tsipras volvió a su pueblo para aprobar recortes más duros. Los mismos recortes a los que días antes su pueblo había dicho ‘No’. ¿Se puede llegar a mayor grado de falta de fiabilidad?

Para los griegos quizá sea normal. Para los alemanes, no. El  diario Die Welt titulaba así esta mañana su edición de internet: “¿Se puede aún confiar en los griegos?”. (Kann man Griechelnland überhaupt trauen?).

No se discutía la oferta griega. Se discutía la credibilidad y la fiabilidad de los griegos. (Das Thema von Glaubwürdigkeit und Vertrauen wurde diskutiert), según dijo el jefe del Eurogrupo.

En general, los países más prósperos y con mayor nivel de vida, son aquellos donde se respeta la palabra: la palabra es sagrada. Más aún si se trata de un documento firmado. Es casi la palabra de Zeus.

Pero los políticos griegos han perdido su palabra. Han engañado a su pueblo y a los países de la UE. Han recurrido a toda clase de artimañas para torear al Eurogrupo, y para seducir a los griegos.

Nada que ver con el comportamiento de Sócrates en el juicio que le condenó a muerte hace 2.400 años. Este sabio hablaba de reputación. Y la reputación consistía en ser fiel a sí mismo y a la gente, manteniendo una postura coherente y sin fisuras. En ser fiel a tus palabras.


-Esta entrevista revela lo que los griegos no han dicho de su país

-¿Por qué Grecia no sale de su crisis imprimiendo billetes?

-¿Salida de Grecia del euro? No estaba previsto en los manuales

-Por favor, no piensen que Grecia y España son iguales

-Adivinen cuál será el país mas estrangulado si Grecia no paga

-¿Qué pasa si Grecia no paga?

-Este es el protocolo del FMI si un país no paga

-¿En qué se parecen la deuda alemana de la II Guerra Mundial a la griega?

-El ‘dilema del prisionero’ aplicado a Grecia

-Portada del mayor diario alemán: ‘Gracias Wolfgang (por no pagar)

-Mi gran deuda griega

-El polémico sistema de pensiones griego

-El millonario fundador de EasyJet da comidas gratis a los griegos pobres

Grecia subirá impuestos a los que menos ganan: ¿para qué sirvió el referéndum?

10 julio 2015 - 8:50 - Autor:

La agencia de noticias greco-macedonia Ana-Mpa actualizó esta madrugada un cable que recoge toda la propuesta económica del gobierno de Tsipras. (Pinchar aquí para leerlo en inglés).

Entre algunas cosas que no se han destacado hasta ahora, el texto dice:

“Tendremos en cuenta algunas medidas de compensación, en caso de déficits fiscales: (i) Aumentar la tasa de impuesto sobre la renta obtenida de alquileres para ingresos anuales inferiores a 12.000 euros al 15% (desde 11%), lo que supone  un ingreso adicional de 160 millones de euros; y para ingresos por alquileres anuales superiores a 12.000 euros subir el impuesto al 35% (desde 33%), lo cual supondrá  un ingreso adicional de 40 millones de euros; (ii) el Impuesto sobre Sociedades se incrementará en un punto porcentual adicional (es decir, del 28% al 29%), lo que se traducirá en ingresos adicionales de 130 millones de euros”.

Además, como ya se sabe, se endurecen las condiciones para acceder a la jubilación anticipada, se suprimen subvenciones a los agricultores, y se limita el techo de gasto del Ministerio de Defensa.

Se sube el IVA de hoteles al 13% y de restaurantes al 23%. Se ponen en marcha privatizaciones y se crean tasas a los anuncios de televisión, las operadoras de 3G y 4G y un montón de cosas más.

En resumen: ¿para qué se celebró un referéndum?

Porque resulta que la propuesta es básicamente la misma que se negoció la última semana de junio, y que provocó el portazo de Tsipras, su huida en avión urgente a Atenas y la convocatoria de referéndum donde el 61% de la población votó NO a esas medidas.

Resumen: Tsipras y su ministro de Economía montaron un drama griego. O una comedia. Se podría haber titulado: “Mi gran farsa griega”.

-Esta entrevista revela lo que los griegos no han dicho de su país

-¿Por qué Grecia no sale de su crisis imprimiendo billetes?

-¿Salida de Grecia del euro? No estaba previsto en los manuales

-Por favor, no piensen que Grecia y España son iguales

-Adivinen cuál será el país mas estrangulado si Grecia no paga

-¿Qué pasa si Grecia no paga?

-Este es el protocolo del FMI si un país no paga

-¿En qué se parecen la deuda alemana de la II Guerra Mundial a la griega?

-El ‘dilema del prisionero’ aplicado a Grecia

-Portada del mayor diario alemán: ‘Gracias Wolfgang (por no pagar)

-Mi gran deuda griega

-El polémico sistema de pensiones griego

-El millonario fundador de EasyJet da comidas gratis a los griegos pobres

El referéndum de Grecia, una jugada maestra de comunicación (y otras cosas)

6 julio 2015 - 8:33 - Autor:

A los griegos se les preguntó ayer en referéndum si querían recortar su sistema de pensiones, reducir sus gastos militares y aumentar los impuestos.  Eran las condiciones impuestas por el FMI, el BCE y el Eurogrupo para seguir recibiendo dinero. El 61% de los griegos dijo ‘no’ aceptamos esas condiciones.

¿Qué podemos extraer de este referéndum?

1. El referendum convocado por Tsipras ha sido una jugada maestra de comunicación. Las imágenes en la televisión y las fotografías en la prensa de miles de griegos gritando ‘no’ tienen una fuerza emocional indiscutible. Hoy puede entrar en los pasillos de Bruselas con el pecho henchido.

2. Angela Merkel podría desactivar esta oleada popular griega si convocara hoy un referéndum para preguntar a los alemanes si desean seguir rescatando a los griegos.

3. La popularidad de Angela Merkel y de su ministro de Finanzas (Schäuble), en Alemania es superior a la de Tsipras y Varoufakis en Grecia. ¿En qué electores piensan Merkel y Schäuble? ¿En los griegos o en los alemanes?

4. La dimisión del ministro griego de Finanzas forma parte de la teoría de juegos: gana el referéndum, pero presenta su cabeza ante los países de la Eurozona para que no se sientan ‘tan’ derrotados. Magistral.

5. Los europeos siguieron los resultados (por cierto, en tiempo real) con tanta pasión como si estuviéramos en la final de la Champions. Las redes sociales estaban repletas de comentarios. Estas cosas hacen más por la construcción de Europa que Eurovisión o el concierto de Año Nuevo.

6. Para hablar del euro, los medios españoles siguen recurriendo a las opiniones de la prensa anglosajona como Financial Times, The Wall Street Journal y The Economist. Pero no están en el euro. La opinión más importante ayer era de la prensa alemana como Frankfurter Allgemeine Zeitung o Handelsblatt. Y su reacción fue: “los griegos nos quieren extorsionar”, o “esto es lo peor que les puede pasar”.

7. De un lado están quienes dicen ¡bravo! a los griegos por “desafiar al capital y a los especuladores”. De otro, quienes avisan que los griegos “se han disparado un tiro en el pie” y que merecen salir del euro. Una pelea entre izquierdas y derechas. Pero es mucho más serio que eso: se trata de cómo salvar a un país europeo en quiebra técnica.

8. El pueblo griego tiene derecho a expresarse en referéndum, pero también debería hacer un acto de confesión para explicar qué ha hecho con las ayudas desde que entraron en la UE en 1981 (antes que España). Sus infraestructuras no tienen nada que ver con las españolas. ¿Adónde fue la pasta?

9. Grecia debe en estos momentos 322.000 millones de euros a sus acreedores, y por primera vez en cinco años, ha dejado de pagar sus compromisos. Los únicos que le pueden sacar de ese trance son sus socios europeos, los mismos a los que Grecia llama ‘terroristas’.

10. En relación a su PIB, los españoles ha puesto en Grecia más dinero que Alemania, Francia e Italia. Ese dinero ha salido de los impuestos. ¿Hay que convocar un referéndum para saber si lo queremos recuperar?

 

Grecia terminará de pagar sus deudas en 2057: ¡ánimo campeones!

2 julio 2015 - 19:24 - Autor:

Grecia debe unos 320.000 millones de euros al Banco Central Europeo, al FMI pero sobre todo, a sus socios europeos. Las condiciones son a 32 años, es decir que terminará de pagar en el año 2057.

continuar leyendo

¿Salida de Grecia del euro? El reglamento de la UE jamás previó ese caso

30 junio 2015 - 6:46 - Autor:

El 3 de mayo de 1998, la Comisión Europea aprobó el reglamento del euro.

Ahí estaba todo: las fechas, las condiciones, el fraccionamiento, las monedas y billetes. Los estados miembros de la eurozona tenían que adaptarlo punto por punto. Pero se les olvidó una cosa: ¿y si había que echar a un país del euro?

continuar leyendo

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas