Saltar al contenido

« ver todos los blogs

En octubre, la única república independiente que habrá en España será la de IKEA

10 Junio 2017 - 21:46 - Autor:

No es no. Parece que el gobierno catalán no lo ha comprendido todavía. Convocar un referéndum por la independencia es ilegal en este país.

Para hacerlo, habría que cambiar la ley, cosa que no sucederá en las próximas décadas.

Cuando el presidente del gobierno catalán Carles Puigdemont anunció hace unos días que el 1 de octubre se celebrará un referéndum para saber si los catalanes quieren ‘un estado independiente en forma de república’, era solo una frase. En este país existe la libertad de expresión. Uno puede desear la invasión de los alienígenas, o protestar contra el dolor de muelas.

Pero hacer algo ilegal, no.

Carles Puigdemont quiere pasar a la historia y desde luego pasará. Será una línea de Wikipedia que resumirá la postura de un político que desea convertirse en mártir pero a este paso va a convertirse en payaso.

La mayoría de los catalanes que él representa no desean la independencia. Sobre todo porque no tiene sentido estar fuera de España y de la UE, pues las ventajas se convierten en inconvenientes.

Es una actitud irracional que no se puede sostener en ningún sentido, salvo el emocional. De modo que, el 1 de octubre, la única república independiente en España será la de IKEA: así reza el eslogan comercial del fabricante sueco de muebles.

A medida que se acerque esa fecha, Puigdemont y los independentistas más radicales harán declaraciones altisonantes. Y manifestaciones. Hasta es posible que saquen las urnas a la calle.

Pero convertir eso en algo legal, no. Porque no es no.

 

 

La pregunta no es si el Gobierno tiene un Plan B sino si los catalanes lo tienen

7 Febrero 2017 - 0:17 - Autor:

Durante mucho tiempo he estado pensando si el Gobierno tiene un Plan B para afrontar el mayor desafío de este año: la convocatoria de un referéndum ilegal sobre la independencia de Cataluña.

Todos los analistas políticos se preguntan eso mismo y es una buena pregunta.

Pero, ¿es la pregunta que hay que hacerse?

Yo creo que la pregunta es si los catalanes tienen un Plan B.

Veamos. No sabemos qué mecanismos legales va a poner en marcha el Gobierno, pero nos los imaginamos: primero, evitar que realicen las votaciones, enviando a las fuerzas del Estado para impedir esas elecciones. ¿Cómo? Lo revelaba una información de Fernando Valls en lainformación. Activar el artículo 155 de la Constitución no significa dejar sin efecto inmediatamente al gobierno catalán, sino hacer una intervención paulatina, apoyándose en el Tribunal Constitucional. “Una de ellas [de las medidas] podría ser el precintar colegios electorales o retirar competencias a la consejería de Educación para abrir los colegios.”

Bien. Pero ¿y si luego se declara una hipotética independencia? El artículo 155 dice claramente: “…adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla [la Comunidad Autónoma] al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones”. Habrá un momento en que el desafío solo pueda resolverse tomando el control de las instituciones catalanas. Forzoso, dice el texto.

¿Intervención policial? ¿Arrestos? ¿Persecuciones? ¿Juicios? Si eso sucede, a partir de entonces, no sabemos qué va a pasar, pero lo más probable es que tenga un fuerte impacto en la economía catalana y en la del resto del país. Por ejemplo, salida de capitales a otras zonas de España, boicot productos catalanes, división interna radical…

En ese momento, los catalanes serán  los primeros afectados. El dinero es muy miedoso y ante circunstancias parecidas, se reacciona igual en todas partes del mundo.

Sea lo que sea, me pregunto si los catalanes tienen un Plan B para ese momento. ¿Dar marcha atrás o seguir adelante? ¿Están todos de acuerdo? ¿Qué harán los catalanes no independentistas, que ahora son mayoría, según las encuestas?

Lo que ha pasado esta semana en Barcelona –el juicio a Artur Mas por organizar el referéndum ilegal en noviembre de 2014–, solo hará más fuerte a Artur Mas porque ese político personaliza el victimisno de muchos catalanes. Como dice el anuncio de Red Bull, le da alas.

Contra eso, el Gobierno no tiene mucho margen de maniobra porque el guion del teatro está a favor de los independentistas. En una sociedad democrática, se combaten esa clase de rebeliones con la fuerza de la ley, no con la fuerza a solas. Al menos al principio.

Pero cuando entremos en otro capítulo, el de la fuerza, se verán las consecuencias de este desafío. Sin plan B, ¿qué será de ellos? ¿Y de los demás?

Septiembre de 2017 va a ser el mes más crítico para España: tomen nota

1 Enero 2017 - 22:52 - Autor:

En la agenda de los acontecimientos más importantes de este año, reserven un hueco para septiembre: si las cosas siguen su rumbo, ese mes se celebrará un referéndum ilegal sobre la independencia de Cataluña.

El parlamento catalán, con una mayoría de independentistas de derechas y de izquierdas, va a lanzar su mayor desafío al Estado. Creo que es el mayor desafío desde que en 1934 Lluys Companys decretara el Estado Catalán. En los últimos 40 años, desde la Transición, todo habían sido amagos y negociaciones entre los gobiernos catalanes y el Estado.

Esta vez la cosa va en serio. Un parlamento regional desafío al parlamento nacional.

A su favor, los independentistas tienen una labor de educación en los últimos 40 años, mediante la cual han ido inculcando en las escuelas el odio o la ignorancia al resto de España. Hace poco un amigo me contó que conoció una catalana que tuvo que ir a estudiar a Salamanca, y no sabía nada de Castilla León. Nada de nada.

Además los independentistas catalanes tienen unos medios públicos como TV3, que ha sido la máquina de colocación de comisarios ideológicos para ir preparando a las masas a pensar en que la independencia les traerá prosperidad.

Y por último, no hay cosa mejor que crearse un enemigo para insuflar energía a las masas. Es la teoría del enemigo, exista o no exista. Todos los argumentos que han empleado los independentistas para construir su Show de Truman, han acabado estrellándose contra la realidad económica, política y social.

Y la realidad es que quienes les robaban no era el Estado español sino los políticos catalanes, la familia Pujol. Quienes exigían comisiones a las empresas eran los miembros de sus partidos catalanes, con CiU a la cabeza.

El problema es que el Estado solo puede combatir al independentismo por las vías legales y constitucionales. Pero la batalla de la propaganda la tiene perdida ya que los políticos independentistas siempre pueden ir de víctimas, y cualquier movimiento del Estado como anular constitucionalmente sus decisiones o incluso llevarles ante la justicia, les da mecha para su pólvora. Es tan bonito ser un político perseguido en una democracia como la española…

Además, los independentistas saben que no se puede dejar de salir en los medios porque cuando el asunto muere, cae el deseo de independencia. La prueba es que debido al perfil bajo de los últimos meses, las encuestas revelan que el deseo de independencia ha caído hasta el punto de que ahora ganan los que se oponen a la independencia.

También los independentistas saben que no va a haber manifestaciones de millones de españoles en plazas de todo el país para decirles que desistan, ya que cada español prefiere opinar desde el salón de casa, y dejar que el Estado haga su trabajo.

De modo que a medida que pasen los meses  y llegue septiembre, la situación para el Estado será cada vez más complicada. ¿Cómo parar esa convocatoria? ¿Enviar a la policía? ¿Romper urnas?

Ya en febrero tendremos el primer choque porque se juzga a los dirigentes catalanes como Artur Mas por sus convocatorias ilegales de 2014. ¿Enviarles a prisión? Es lo que sueñan porque sería como si al Barça le robaran un partido a ojos de todo el mundo y que encima expulsaran a Messi, Neymar y Suárez. Qué hermoso ser víctima.

No le veo una fácil solución. Por eso creo que esa fecha, septiembre, va a ser la más importante de este año. O el problema crece, o se estanca. Pero no le veo solución.

Los hechos poco conocidos de la independencia de los Estados Unidos

4 Julio 2016 - 11:21 - Autor:

Hoy 4 de julio, los estadounidenses celebran la Declaración de Independencia. Ese día de 1776, un grupo de parlamentarios de las treces colonias americanas, redactó y firmó una declaración para separarse de Gran Bretaña. Estos son algunos hechos y lecciones que se pueden extraer de esa independencia.

-Antes de combatir contra los ingleses, George Washington, primer presidente de EEUU y conocido militar, había combatido junto a los  ingleses en una guerra contra Francia y los indios que se desarrolló en territorio americano. Fue la guerra franco-india.

-EE UU fue primero una dictadura porque el Congreso de los EEUU otorgó a Washington poderes dictatoriales para reclutar tropas y recolectar suministros de material de guerra debido a que había muchas deserciones y las levas eran escasas. De estos poderes ha quedado que el presidente de EEUU es también general en jefe del ejército.

-Antes de que se ondeara la primera bandera de los Estados Unidos coloniales, en 1776, la bandera más antigua fue la del imperio español: la cruz de Borgoña o de San Andrés. Duró 280 años, más que la actual bandera de barras y estrellas de EEUU. 

-La declaración de independencia no alberga nada de odio sino que parece la declaración de un hermano que se separa de otro. De hecho trata de “hermanos” a los británicos y en un pasaje les piropea: “Hemos apelado a su natural justicia y magnanimidad, conjurándolos por los vínculos de nuestro origen común…”.

-Muchos militares europeos ayudaron a los estadounidenses en su Guerra de Independencia porque los americanos eran muy malos en la guerra: el español Bernardo de Gálvez, llamado el ‘héroe de Pensacola’, el francés marqués de Lafayette, y sobre todo, el alemán Steuben. Fue este prusiano (en la imagen de arriba) quien enseñó a un ejército de desharrapados a marchar en filas de cuatro, a cargar bayonetas en plena batalla y a evolucionar en el campo.

-La independencia de Gran Bretaña trajo otros problemas: en realidad se trataba de 13 colonias que ya eran independientes, y hubo momentos en que alguna de ellas quiso abandonar la unión. De hecho, en la Declaración de Independencia americana se permite el derecho de las antiguas colonias a seguir siendo “estados libres e independientes”.

-Cuando los estadounidenses se dieron cuenta de que Gran Bretaña podría atacarles de nuevo y que ellos aún no contaban con un ejército, decidieron permitir que los antiguos colonos guardasen armas en sus casas, de modo que se pudieran armar milicias en poco tiempo para expulsar a los británicos. Nació la Segunda Enmienda, el polémico derecho de los norteamericanos a portar armas.

-En tiempos de la independencia, el papel moneda que circulaba era el ‘real de a ocho español’, la divisa más poderosa del mundo. Los alemanes de América lo llamaban ‘thaler’ que en inglés sonaba a’dólar’.

-En plena guerra contra Gran Bretaña y como las colonias no tenían fondos, el Congreso emitió papel moneda el dólares que resultó ser un desastre porque a escala mundial nadie se fiaba de esa deuda. Se devalúo rápidamente y el Congreso tuvo que crear una oficina del Tesoro para estabilizar el dólar. Hoy es la moneda más poderosa del mundo.

El Barça con el Villanovense muestra lo que sería una Cataluña independiente

29 Octubre 2015 - 9:28 - Autor:

Villanueva de la Serena es un municipio de Badajoz con 26.000 habitantes. Tiene un equipo de fútbol en Segunda B y le tocó jugar en la Copa del Rey contra el Barça, uno de los mejores equipos del mundo pues es Campeón de Liga y Campeón de la Champions.

El estadio sufrió ampliaciones para que en lugar de 3.000 pudiera acoger a 11.000 personas.

Lo que sucedió ayer es una alegoría de lo que podría suceder en Cataluña si los independentistas lograsen sus objetivos. En una Cataluña independiente, el Barça tendría que jugar la Lliga Catalana. Como en primera división solo está el Español,  habría que admitir en la Lliga Catalana a equipos de segunda como el Nastic, el Llagostera y el Girona. Emocionante.

Luego estaría la Copa del President que sería como la Copa del Rey: todos contra todos. Para eso habría que dar entrada a equipos más amateurs. Apasionante.

Como eso en derechos de imagen eso no daría mucho dinero, tampoco habría fondos para pagar las costosas fichas de los grandes jugadores. Poco a poco, los más internacionales se irían yendo a equipos del resto de Europa. Y los españoles seguramente lo mismo.  ¿Seguiría Iniesta en el Barça?

Tampoco sería posible que los excelentes futbolistas del Barça jugaran en la selección nacional. Sólo los que mantuvieran el pasaporte español. ¿Querrá Piqué continuar?

La ventaja que tendría la nueva situación es que Messi y Neymar se librarían de ser perseguidos por la Hacienda española, pero entonces serán perseguidos por la Hacienda catalana. Cataluña tiene ahora los tipos impositivos más altos de España. ¿Les interesará?

Los jugadores catalanes tendrán que mostrar su pasaporte para entrar en cualquier país de la Unión Europea. Eso no es problema: podrían jugar en los grandes competiciones porque son tan europeos como los rusos, pero si el equipo no logra retener a sus estrellas, es difícil que repitan las victorias del pasado. A lo mejor ni se clasifican.

Esta historia ¿es solo ficción? No lo creo. Es una simulación bastante razonada de lo que le pasaría a un gran equipo con la pretendida independencia. Pero también lo que le pasaría a Cataluña. La desconexión les apagará muchas cosas: ingresos, riqueza, posición internacional, talento…

PD: empataron en la primera vuelta.

 

La aparente normalidad de un país que ha entrado en alerta naranja

28 Octubre 2015 - 10:09 - Autor:

Un español que no hubiera tenido tiempo de leer las noticias el martes, se habría encontrado con una sorpresa por la noche: el Parlamento catalán aprobó empezar el proceso de independencia para crear una república catalana, un nuevo país.

Dentro de 30 días comenzarán a descolgarse de la Seguridad Social y de Hacienda. Luego derogarán en algún momento la Ley de Educación, el Código Penal y lo que venga. Y en meses, ya estarían desconectados.

El gobierno respondió ayer que actuará con la ley en la mano, lo cual puede significar suspender la autonomía catalana, algo que no ha sucedido en los 40 años de democracia.

Después de leer todo eso, cualquier español aseguraría que hemos entrado en ‘alerta naranja’.

Pero no: las cosas eran como un día normal. Apple obtuvo los mayores beneficios de su historia, el PSOE propuso una renta mínima vital, Mortadelo y Filemón crearon su propio partido político en un cómic, el supermercado más barato de España está en Galicia, se acaba el roaming telefónico…

Daba la impresión de ser un día cualquiera.

Pero no es así.

Lo que vamos a presenciar a partir de ahora es una escalada de desafíos jurídicos: leyes contra leyes.

El nuevo parlamento catalán no va a detenerse pues los partidos independentistas creen que están legitimados por los votos. El gobierno de España les intentará detener, porque también tiene la mayoría legítima.

Pero llegará un momento en que esa pelea de leyes obligue a pasar a la acción: a ejecutar. Una de las dos partes dará el paso. Por ejemplo, romper con la Hacienda estatal supone dejar de pagar impuestos. Rebelión fiscal. Y la otra parte tendrá que responder. Primero con declaraciones. Luego con jueces. Y por último con fuerzas de seguridad.

¿Se imaginan a la policía deteniendo al consejero de Hacienda? ¿Al president? Esas imágenes darán la vuelta a España, a Europa y al mundo. A los secesionistas les encantarán porque pasarán a ser víctimas. No hay gancho político tan seductor como ser una víctima ya que pueden arrastrar a las masas con más fervor.

Yo lo veo como algo muy grave. Ya he escrito en este blog varias veces de los problemas que lloverán sobre los catalanes y sobre el resto de España desde el punto de vista económico, social y político. El secesionismo no tiene sentido. No hay por donde agarrarlo. Es puramente emocional. Es demagógico.

Es tan grave y serio que el resto de las noticias del día me parecen frívolas. Un comentarista decía que muchos españoles están tranquilos porque esperan que todo se resuelva por la vía de las leyes. Por eso se respira esa aparente normalidad.

Pero la situación no es para estar tranquilos. No sé cómo se puede parar este proceso con leyes. Llegará un momento en que habrá que pasar a la acción.

En ese momento estaremos en lo que los norteamericanos llaman DEFCON1: alerta roja.

Qué pasará con Seat y otras divertidas opiniones de los independentistas

10 Septiembre 2015 - 7:23 - Autor:

Los independentistas catalanes tienen todo el derecho del mundo a desear la independencia. Incluso a hacer proselitismo. Pero no a mentir. Deberían decir a la sociedad catalana la verdad. Pero en lugar de eso se inventan cosas como estas.

1. Seat no saldrá afectada. Como la mayor parte de las ventas son a Alemania o al resto de Europa, los independentistas piensan que la empresa apenas sufrirá. Lo que no dicen es que, actualmente, esas ventas no pagan ningún tipo de arancel porque están dentro de la UE y de la Eurozona. En un estado independiente, pagarían aranceles como si vinieran de Rusia. Los Seat no serían tan competitivos. Sería más competitiva la fábrica de Eslovaquia que está en la UE y donde ya se fabrican los Seat.

2. Seguiremos en el euro. Es la gran mentira. Una cosa es usar euros, y otra tener el paraguas del euro. Desde Venezuela a Argentina usan dólares porque nadie cree en sus monedas locales. Pero el Tesoro de EEUU no les cubre, ni dota a sus bancos de fondos, ni acepta sus colaterales. Lo mismo pasará con el euro. Un país fuera de la UE puede usar el euro, como lo hicieron los países balcánicos. Pero ni el Banco Central Europeo les puede ayudar, ni pueden acudir a él a por dinero cuando lo necesiten por ejemplo, para endeudarse.

3. Nuestro turismo no sufrirá. Quizá no caigan las visitas estrepitosamente, pero desde luego los turistas sufrirán colas en las fronteras porque existirán aduanas en Francia y en España. Se identificarán a los que intenten entrar o salir, como pasa con Estados Unidos o Marruecos.

4. No huirán los capitales. Eso es una falacia desde el momento en que ya están saliendo de España sin que se haya producido la secesión. Afecta tanto a Cataluña como al resto de España. Los bancos catalanes ya han alertado de este peligro.

5. No huirán las empresas. Algunas ya han anunciado, como Planeta, que trasladarán su sede social. Es de suponer que no perderán el mercado catalán, tan jugoso, pero la sede social deben trasladarla a un país de la UE para disfrutar de los beneficios de la UE.

6. No vendrán los delincuentes. Los juristas afirman que en el momento en que sea otro país, al ser nuevo, no habrá tratados de extradición, al menos en los primeros meses. Y eso podría animar a los cacos del universo a refugiarse en Cataluña, Dios no lo quiera.

7. Legislaremos a nuestro antojo. En realidad, al antojo de los partidos que gobiernen Cataluña, y allí, como en el resto de España, los postulados de CDC, CUP, ERC no tienen nada que ver. Nada. El que piense que empezará una edad de oro de la política es que no entiende de política. Será lo mismo de siempre.

8. No viviremos ahogados económicamente. ¿Ahogados? ¿La economía más rica de España? Entonces, Extremadura ¿cómo vive? ¿Bajo el mar?

9. No habrá corrupción. Por supuesto, si te retiras a vivir a las montañas del Pirineo sin internet, seguro que pensarás que ni Pujol, ni Mas, ni muchos otros políticos, empresarios y altos cargos son corruptos.

10. Seguiremos en la UE. David Cameron y Angela Merkel acaban de insistir que no. Muchos otros políticos europeos han dicho que no.  Pero parece que en TV3 prefieren poner dibujos animados.

11. El Barça seguirá en la Liga. Es una gran mentira. Y una verdadera lástima porque es el mejor equipo de este planeta.

12. Se mantendrán los acuerdos con Cataluña. Eso no es así. Desde el momento en que se convierte en un nuevo país, cualquier persona o empresa puede anular los contratos realizados con Cataluña basándose en el principio ‘rebus sic stantibus’. Los acuerdos se mantienen mientras no se modifiquen las condiciones que dieron lugar a ellos. Por lo tanto, cuando se modifican, pierden vigencia.

13. Reconocerán que Cervantes era catalán. Es lo que defiende el Insitut de Nova Historia. Dice que Miguel de Cervantes era Miquel Sirvent, y que escribió Don Quixot en catalán, y que fue traducido al castellano. Y que Teresa de Avila y Colón era catalanes. A lo mejor tienen razón y todo…

 

¿Qué piensan hacer con los empresarios los partidos más fuertes de Cataluña?

8 Octubre 2014 - 13:17 - Autor:

Imaginemos que se adelantan las elecciones en Cataluña y Esquerra Republicana gana por mayoría (en las europeas fue el partido catalán más votado). Eso señalan las encuestas.

¿Qué harían con los empresarios?

continuar leyendo

Seis preguntas lógicas sobre la independencia de Escocia

17 Septiembre 2014 - 10:47 - Autor:

En noviembre del año pasado se presentó el Libro Blanco de la Independencia de Escocia.

Cuando uno se pone a leer en qué va a consistir la independencia, empiezan las preguntas.

continuar leyendo

¿Por qué Escocia quiere la independencia?

16 Septiembre 2014 - 8:59 - Autor:

Antecedentes:

Escocia firmó en 1707 un tratado de Unión con Inglaterra. Desde entonces, el reino de Escocia unió sus destinos al reino de Inglaterra, formando el Reino de la Gran Bretaña.

En 1997, el gobierno laborista decidió dar más autonomía a Escocia: empezó por cederle poder en educación y sanidad, y dos años después, le devolvió el Parlamento que los escoceses perdieron en la Unión de 1707. Con ello, el gobierno laborista pensaba que iba a aplacar los deseos independentistas, que estaban en auge.

Sucedió lo contrario. En las elecciones de 2011, el Partido Nacional Escocés de Alex Salmond arrasó en las elecciones al Parlamento de Escocia.

A partir de ahí, se ahondó el deseo de independizarse del Reino Unido, apoyado por lo que se denominó la ‘generación Braveheart’.  El nombre viene de la película de Mel Gibson que interpreta a William Wallace, quien lideró una de las guerras de independencia de Escocia en el siglo XIII.

¿Por qué desean la independencia?

-Los escoceses piensan que no disfrutan de la riqueza del petróleo del Mar del Norte, que se descubrió en los años sesenta, pues según los independentistas se está yendo al resto del país. Se calcula que tienen reservas para 30 años.

-Piensan que han estado mal gobernados desde Londres.

-Creen que apenas tienen representación en el Parlamento de Westminster, pues solo ocupan el 9% de los puestos de la Casa de los Comunes. Además, dicen que la Casa de los Comunes y la de los Lores les cuesta en impuestos 50 millones de libras al año.

-Afirman que pagan por persona más impuestos que el resto del país. Quieren gestionar sus propios impuestos y que no sea el gobierno de Londres quienes lo dicten. –

Creen que han sufrido injustamente la crisis económica que les ha traído desempleo y pobreza, mientras que Inglaterra y otras regiones han sido mejor protegidas.

-Quieren eliminar la ‘tax bedroom’, que penaliza con menos beneficios sociales a las familias de bajos ingresos que estén en una vivienda de alquiler ‘desaprovechada’ (under occupancy).

-No desean que se privatice sus servicios públicos, cosa que en parte ha sucedido con Correos.

-No desean armas nucleares en su territorio. Se refieren a los submarinos armados con misiles nucleares Trident que están en la base naval de Clyde, en la localidad de Argyl and Bute. Dicen que toda esa flota a lo largo de su tiempo de vida útil les cuesta 100.000 millones de libras. Las otras dos grandes bases navales no tienen esa clase de submarinos.

-Piensan que la riqueza generada por el petróleo, el papel y el turismo, puede permitirles sobrevivir sin el resto del país.

En resumen, según un documento resumen del gobierno local escocés, la independencia supondría “ganar los poderes económicos y sociales que cualquier país necesita para construir una sociedad más próspera”.

Mañana, “las contradicciones y rarezas de la independencia de Escocia”.

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas