Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Juan Carlos Monedero, el comisario ideológico que retorna al aparato de Podemos

19 febrero 2017 - 21:47 - Autor:

 

Un equipo de 24 personas de Podemos se reunirá cada mes para preparar el asalto al poder en 2020. Su cometido en los próximos meses será igual que el famoso videojuego flight simulator: simular a cada momento los obstáculos, los desafíos y las soluciones que se presentan en la economía, la política y la sociedad española como si ellos fueran los ministros. Así estarán mejor preparados para 2020.

Este videojuego político se llama ‘shadow cabinet‘, y es un invento inglés. El partido de la oposición crea un ‘gabinete en la sombra’, que simula todos los problemas y soluciones de un hipotético gobierno. De este modo, cuando llegan al poder, ese gabinete en la sombra está más preparado para gobernar desde el minuto uno, pues ya se habían puesto a los mandos de la política, aunque de forma simulada.

Entre los que van a practicar esa simulación está Juan Carlos Monedero. Este profesor de Ciencia Política y ex número dos de Podemos, había caído en desgracia por dos causas: por haber intentado evadir impuestos, al no declarar unos ingresos obtenidos en Venezuela, y por su discurso radical de izquierdas, insultante y sin contemplaciones.

Dentro del ese simulador político de 2020 del que hablaba antes, Monedero es el más chavista de todos. Tan chavista que al intento de golpe de Estado de Chávez en 1992 lo califica de ‘alzamiento’, pero el de Pinochet contra Allende en 1973 es ‘golpe’.

Monedero empezó su idilio con Chávez en noviembre de 2004, cuando el presidente de Venezuela fue invitado a visitar España, y aprovechó ka oportunidad para ofrecer una charla en la Facultad en el aula magna de la Complutense. Tras su charla en un auditorio abarrotado, Chávez se reunió con un grupo de personas, entre las cuales estaba Monedero.

Chávez acababa de ganar el referendum revocatorio. Era una norma incluida en la nuevva Constitución bolivariana por la cual, el pueblo podía pedir un referéndum para sacar o mantener al presidente, cuando este hubiera cumplido la mitad de su mandato de 6 años, es decir, al tercer año. Chávez convocó el referendum y lo ganó, lo cual ante los ojos de Monedero fue un ejemplo palpable de transparencia democrática.

A Monedero le atrajeron la retórica de Chávez, su desafío a EEUU, la demonización de Aznar, su modelo socialista, sus programas de Misiones para los más humildes, y su carisma.

Meses después, en 2005, Monedero empezó a trabajar como asesor para el gobierno de Chávez. Fue a Venezuela a fundar y ser el responsable de formación del Centro Internacional Miranda, en Caracas.

En 2013, pocos meses después de fallecer Hugo Chávez, el Centro Internacional Miranda convocó unas jornadas en su memoria en las que participó Monedero. Entonces, la situación económica, social y política en Venezuela ya estaba muy deteriorada. Inflación galopante, escasez en los supermercados, sospechas de tongo político, acusaciones de abuso de poder, sospechas de evasión de capitales, mala gestión de las empreas públicas… El chavismo ya había mostrado sus cartas. Ese era el legado de Chávez.

¿Y cuál era la opinión crítica de Monedero respecto al legado de Chávez?

Monedero escribió: “Toda esta semana llorando con ustedes y juntando las lágrimas del pueblo de España con las lágrimas del pueblo de Venezuela. Y ahora colaborando con la principal tarea que tenemos por delante, y es que Nicolás Maduro salte el muro más alto que ha tenido este proceso desde 2002, que es continuar la tarea del Presidente en su ausencia física”. Seguimos esperando su valoración de Maduro, tras casi cuatro años en el poder.

Monedero también recordó que el Hospital Cardiológico de Caracas nació porque el presidente supo que un niño había muerto por falta de medios. Ahora, mueren decenas de niños a la semana por falta de medios. ¿Algo que recordar a Monedero?

Monedero citó la Misión Amor Mayor para ayudar a los ancianos a tener un retiro digno. Hoy, esos ancianos tienen pensiones que no les permiten ni siquiera pagar la cesta de la compra, y el gobierno de Maduro se niega a pagar las pensiones de los jubilados que viven fuera del país, como en España. ¿Algún artículo de opinión al respecto?

Monedero escribió que cuando Chávez creó el Centro Internacional Miranda, les pidió a los formadores e ideólogos que fueran críticos con el mismo chavismo. “Os quiero críticos, os quiero con el coraje de decirme aquellas cosas en que penséis que me equivoco. Si tenéis miedo de decirme lo que sea, el CIM no tendrá sentido”, les dijo. ¿Dónde está la crítica a la situación de Venezuela ahora?

Con esto quiero decir, que una de las personas que va a estar en el nuevo simulador político de Podemos para llegar al poder en 2020, está cegada por sus prejuicios. Es un comisario ideológico. Monedero nunca reconocerá que el chavismo y su legado han sido lo más nefasto en la historia de Venezuela, superando cualquier periodo de gobernantes y abusos, de corrupción y de ladrones.

¿Y este piensa conquistar el poder en España en 2020? Si le dan un ministerio, ¿qué hará? ¿Listas negras?

Esperando que alguien de Podemos nos explique el caos económico en Venezuela

17 diciembre 2016 - 11:12 - Autor:

Cada dos o tres meses, el antiguo alto cargo de Podemos Juan Carlos Monedero escribe una columna de opinión en un medio chavista llamado aporrea. Habla de política nacional e internacional, de economía y de sociología, de España y de Venezuela.

La última vez que habló del desabastecimiento en Venezuela fue en mayo de 2013, hace tres años y medio. Decía que los medios españoles informaban mucho de que no había compresas ni papel higiénico en Venezuela, pero no informaban de cosas más graves como un encierro de estudiantes en el Rectorado de la Complutense de Madrid o los jóvenes en paro en España.

Desde entonces han pasado dos cosas: la situación económica en Venezuela está al borde del abismo (yo creo que está en el abismo), y la situación económica en España ha mejorado.

Cualquier persona con cierta coherencia diría: “Pues sí, me equivoqué”.

Pero pasan los meses y no leo nada de Monedero ni de  alguien de Podemos sobre la crisis económica en Venezuela. Y esa crisis ya ha pasado los límites de lo humanamente concebible. Lo último ha sido de terror. Nicolás Maduro anunció la supresión de billetes de 100 bolívares.

Resulta que el billete de mayor denominación era de 100 euros, pero debido a la inflación causada por la inutilidad del gobierno, con 100 bolívares no se puede ni comprar un café. Es el billete más demandado pero aún así, hay que llevar muchos fajos en los bolsillos para pagar cualquier producto. Escasean. Maduro piensa que esos billetes los roban los especuladores y los colombianos, y salen por las fronteras de Colombia y de Brasil.

Por eso, cerró temporalmente las fronteras. ¿Y saben lo que ha pasado? Que ahora los mismos especuladores compran los billetes de 100 por 50 bolívares. El colmo de la especulación.

Y en Venezuela se han formado colas enormes en los bancos para cambiar en tiempo récord los billetes de cien. Ha habido saqueos, protestas y robos: ya hay tres muertos.

Lo que pasa en Venezuela es que las fórmulas que adora Monedero y Podemos han destrozado el país. Y como no quieren admitirlo, prefieren echarnos la culpa a los periodistas por ser tan malintencionados.

Nosotros, los periodistas que informamos de Venezuela, esperamos con intriga el próximo artículo de Monedero o de cualquier miembro de Podemos que nos explique qué está pasando allí. Estoy intrigado porque no sé cómo va a justificar el caos de los billetes, la horrorosa escasez, los crímenes, los presos políticos y muchas cosas más.

 

Juan Carlos Monedero me recuerda a este personaje Doctor Zhivago

22 junio 2016 - 6:54 - Autor:

Cada vez que veía hablar a Juan Carlos Monedero, me recordaba un personaje de cine pero mi memoria no lograba encontrarlo. Hasta que el otro día saltó a mi mente: Pasha Antipov.

Pasha Antipov es novio de la protagonista de la película Doctor Zhivago. Poco antes de la Revolución Bolchevique, durante una manifestación en Moscú de trabajadores que piden pan y trabajo, Pasha cae herido tras la carga de la policía de cosacos. Eso le convierte en un hombre más extremista.

Cuando estalla la Revolución Rusa, se une a las filas comunistas para combatir a los rusos blancos, partidarios del antiguo régimen del zar que han declarado la guerra al régimen de terror.

Pero Pasha ya no es Pasha. Se ha cambiado el nombre por el de Strelnikov y se ha convertido en un militar sanguinario. Destruye poblaciones enteras y aplasta enemigos como si fuera un tren sin control.  Los bolcheviques ahora son los nuevos dictadores que requisan casas, como la del Doctor Zhivago, encarcelan a los escritores, y ejecutan a los disidentes. Llega un momento en que Strelnikov dice: “Ya no hay vida privada en Rusia”.

Una de las escenas más impactantes, es aquella en la que el tren de Zhivago se detiene cerca Minsk porque debe pasar otro tren. Cuando los viajeros, entre los que hay muchos reclutas, están esperando en las vías, se acerca un tren con banderas rojas que solo tiene dos vagones.

El tren pasa a toda velocidad y estremece con sus pitidos a los soldados, que gritan con el puño en alto ¡Strelnikov! Entonces, una mujer apesadumbrada, dice: “Sí, ese es Strelnikov”.

Luego se ve la cara del único pasajero del tren pintado de rojo y negro: es Pasha Antipov, con sus gafas redondas y el rostro del hombre vengativo que ha perdido los sentimientos. Es un exterminador.

La escena acaba con el tren cruzando a toda velocidad por las heladas estepas rusas. Ya es imparable.

Ese es el personaje a quien me recuerda Monedero. A Strelnikov, el hombre que transformó la toma de poder en una maquinaria de venganza personal.

Primero por los parecidos físicos: los dos usan gafas redondas y casi el mismo gesto. Y segundo, porque cuando hablan también son iguales.

Juan Carlos Monedero defendió la “kale borroka” que estalló en Venezuela en 1989

16 septiembre 2015 - 8:42 - Autor:

Juan Carlos Monedero, ex dirigente de Podemos, ha dicho en su blog que no nos confundamos: el dirigente venezolano Leopoldo López ha sido  condenado a casi 13 años de prisión por hacer ‘kale borroka’, es decir, por promover manifestaciones contra el gobierno de Maduro en 2014 que provocaron 43 muertos, aparte de destrozos públicos.

“¿Qué diríamos en España si eso hubiera ocurrido y hubiera un responsable político claro? ” se pregunta Monedero, para afirmar que la prensa española está tratando a López como un luchador por la democracia cuando en realidad ha sido “instigador” de la rebelión callejera, y por tanto, responsable de las muertes.

López lideró en 2014 una serie de manifestaciones callejeras contra el presidente Nicolás Maduro. Estas manifestaciones, iniciadas por estudiantes en el oeste del país, protestaban por la escasez, el hambre, las colas, la crisis económica, los crímenes impunes, la inflación y contra la corrupción.

López lanzó una campaña llamada La Salida, para animar a los venezolanos a salir a la calle y derrocar al presidente electo, Nicolás Maduro. En estas manifestaciones, reprimidas duramente por la policía y los paramilitares chavistas, murieron 43 personas. “La persona que llamó a la ‘kale borroka’ se llama Leopoldo López”, dice Monedero, quien justifica su prisión.

Sin embargo, hace once años, Monedero no pensaba así de la kale borroka en Venezuela.

En un artículo publicado en la web chavista aporrea en 2004, Monedero recordaba una rebelión parecida en 1989 llamada el Caracazo “donde murieron, bajo el gobierno socialdemócrata de Carlos Andrés Pérez, al menos 3.000 personas que habían bajado a Caracas desde los ranchitos a asaltar los supermercados en busca de comida”. Las razones de aquella rebelión popular fueron las mismas que las de 2014: devaluación, inflación, control de precios, escasez, hambre… (Foto de arriba).

Pero Monedero no la vio entonces como una ‘kale borroka’ negativa sino como una rebelión liberadora pues Hugo Chávez tomó conciencia de lo mal que lo pasaba el pueblo. Y eso explica el posterior intento de golpe de Estado de Chávez en 1992, el cual, no critica Monedero.

En cambio, Monedero no ve que en esta ocasión, en 2014, quien tomase conciencia de la pobreza del pueblo fuera Leopoldo López, y que las manifestaciones fueran mucho más voluminosas y populares. En lugar de entender el llamamiento de López contra Maduro como un acto de justicia y libertad, lo ve como alguien que quiere “revertir el resultado electoral”, y como un irresponsable “que desprecia las leyes”, y que por supuesto, merece ir a la cárcel.

¿En qué quedamos?

 

Juan Carlos Monedero dimite porque Podemos no es tan rojo

1 mayo 2015 - 12:22 - Autor:

¿Por qué ha presentado su dimisión Juan Carlos Monedero, el ideólogo de Podemos? Porque, según él, el partido está traicionando sus principios.

continuar leyendo

Las críticas a Monedero por sus contratos en Venezuela van por camino equivocado

22 febrero 2015 - 9:17 - Autor:

Juan Carlos Monedero ingresó 425.000 euros por unos trabajos que realizó en Venezuela.

La prensa, sus enemigos políticos y hasta sus militantes de Podemos quieren saber si ese dinero cumplió con la ley en España: si pagó los impuestos a tiempo y como correspondía, y si cumplió con las reglas de la universidad para esta clase de trabajos.

¿Ese es el debate?

continuar leyendo

Cuando Monedero comprendía la rebelión en Venezuela ‘en busca de comida’

17 febrero 2015 - 11:35 - Autor:

En 1989, miles de personas reaccionaron con furia a la subida del transporte y de productos básicos, y asaltaron los supermercados impulsados por la desesperación (la foto de arriba, de Orlando Ungueto para El Nacional, corresponde al asalto de un supermercado). Gobernaba el país Carlos Andrés Pérez. La rebelión popular fue llamada ‘el caracazo’.

continuar leyendo

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas