Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Al Rajoy le interesa que el PSOE siga unido (hasta donde pueda)

26 octubre 2016 - 23:08 - Autor:

Voy a explicar el problema que se le viene a Rajoy encima. Tiene que ayudar en los próximos meses a la reconstrucción del Partido Socialista, su eterno enemigo, y tiene que hacerlo sin traicionar su propio programa.

A Rajoy le interesa un PSOE fuerte y unido. ¿Por qué? Pues porque se puede pactar con ellos ya que tienen visión de Estado. Visión de Estado es que en asuntos tan importantes como la presión independentista catalana o vasca, el PSOE estará junto al PP. Visión de Estado es que, en lo que refiere a cumplir el déficit, el PSOE es más dialogante que Podemos. Y visión de Estado es que el PSOE colabore con el PP para reformar las pensiones. Eso espera Rajoy.

Por eso recalcó refiriéndose al PSOE que hay asuntos “sobre los que se puede hablar en el futuro”. Y por eso dijo en el discurso ante la cámara que esperaba una legislatura “duradera y tranquilizadora”. Solo le faltó decir “hasta dónde pueda”.

Pero claro, para reconstruirse, el PSOE tiene que robarle el discurso social a Podemos. Un discurso que el PSOE ha perdido. Y para recuperarlo debe oponerse a Rajoy. ¿Entienden ahora la cara de susto de Rajoy en estos días?

Rajoy es el primer interesado en no dar alas a Podemos. Ni alas ni patas. Tiene que contener a esa marea que, según las encuestas, hoy sería el principal partido de la oposición. Podemos estuvo a punto de gobernar con el PSOE tras las elecciones del 20 de diciembre pasado.

Podemos ya se anuncia como la verdadera oposición. Pero no puede hacer nada más porque las cartas ya están echadas hasta las próximas elecciones.

De modo que lo que vamos a ver en los próximos meses es el apoyo mutuo de dos partidos, PP y PSOE, que llegarán a una situación límite. Hay muchas cosas que negociar y ambos no tienen los mismos puntos de vista.

Lo único que les une es el miedo: el miedo a Podemos.

 

Podemos y el PSOE se pegarán en la calle por ser ‘la auténtica oposición’

24 octubre 2016 - 0:03 - Autor:

Dentro de una semana, cuando Rajoy ya sea presidente de Gobierno, empezará una pelea. Pero no una pelea contra Rajoy. Sino una pelea entre dos partidos para saber cuál de ellos es ‘la auténtica oposición’.

El primer round lo está perdiendo el PSOE. Es debido a su estrategia de abstenerse en la votación, para que no haya terceras elecciones.

Insisto: no se van a abstener para dar el poder a Rajoy, como muchos analistas y medios han titulado. Se van a abstener para que Podemos no les arrebate el puesto de ‘partido de la oposición’ si fuéramos a terceras elecciones.

Pero solo es una estrategia.

El PSOE se está adaptando a la situación porque necesita tiempo para recomponerse. Como diría, Sun Tzu, “si tus soldados, tus fuerzas, tu estrategia y tu valor son menores que las de tu adversario, entonces debes retirarte y buscar una salida”.

La salida consistirá en plantear una oposición inteligente a Rajoy. ¿Qué es inteligente? Tumbarle en el congreso sus iniciativas legislativas y esperar su oportunidad.

Esa oportunidad solo puede venir cuando el PSOE tenga un nuevo líder, sea más compacto, cumpla una misión, y sobre todo, cuando las encuestas ya digan que son la segunda fuerza política a distancia de la tercera, que es Podemos.

Podemos también se ha dado cuenta de que no son los más fuertes, porque esta batalla la va está ganando el PP. Ahora Pablo Iglesias tiene que disputar el espacio de la oposición con el PSOE.

Podemos ha elegido hacer una oposición medíática. Es decir, salir en los medios con acciones más guerrilleras como sacar pancartas en el Congreso, montar shows, visitar un centro de refugiados y, si cumplen lo que prometen, asediar el congreso el día de la investidura.

Esto es solo el comienzo.Vamos a ver una carrera entre dos partidos que quieren salir en la foto. Quieren atraer el foco de atención compitiendo a ver quién es más peleón en el Parlamento y en la calle.

Problema: tienen delante un partido, el PP, que es el más votado, el más disciplinado y en medio de una economía que va mejorando.

En cambio Podemos y PSOE son dos partidos con muchas fisuras internas y con masas indisciplinadas.

Ya lo dijo Sun Tzu: “Maniobrar con una multitud indisciplinada, es peligroso”.

Gúrtel, corrupción y votación: un mes de terror para el PP… y para el PSOE

14 octubre 2016 - 7:54 - Autor:

Entre 1999 y 2004, un grupo de intermediarios encabezados por Francisco Correa (que se autoapodaba Don Vito), logró que muchas empresas consiguieran contratos en ayuntamientos y comunidades gobernados por el PP, en especial, en Madrid, Valencia y Castilla Leon. Los empresarios pagaban al PP el 3% de esas adjudicaciones. Metían el dinero en sobres y así llegaba a manos de Luis Bárcenas, tesorero del PP, a través de la red de intermediarios que la policía bautizo como la red Gúrtel (en alemán, gürtel es ‘correa’).

A cambio de estas gestiones, el PP le encargó a Correa y a sus empresas la organización de los mítines del partido y más cosas. Correa a su vez les devolvía el favor dando ‘regalos’ a miembros del PP. Hizo tanto dinero, que reconoce tener dinero ‘sin declarar’ fuera de España.

Esto sucedió hasta que Mariano Rajoy se convirtió en presidente del partido en 2004.

Pero al final, los malos fueron pillados en 2007, cuando un concejal del PP en Majadahonda, que había grabado conversaciones con Francisco Correa, le denunció ante la Fiscalía Anticorrupción. En 2009, las investigaciones de la Fiscalía pasaron a la Audiencia Nacional, y a su vez, ésta abrió la investigación que les llevó a juicio.

Ahora, los protagonistas de esa trama están declarando en la Audiencia Nacional.

Es un paseíllo revelador porque estamos en un mes en el que coinciden muchas cosas. En primer lugar, un grupo de personas nos están contando cómo crearon una trama corrupta para repartir contratos y morder comisiones, gran parte de las cuales se iban a financiar al PP.

En segundo lugar, porque Mariano Rajoy, presidente del PP y presidente de gobierno en funciones, se presentará (presumiblemente) para ser investido de nuevo presidente dentro de unos días.

Y en tercer lugar, porque Rajoy será presidente si el PSOE se abstiene en la votación parlamentaria, en lugar de votar ‘no’.

Al los del PSOE lo que les pide el cuerpo es decir ‘no’ e ir a unas terceras elecciones en diciembre, pero si lo hacen, bajarán del segundo al tercer puesto como partido más votado. Eso dicen las encuestas. Podemos les sobrepasará porque el PSOE está quemado y dividido. Sería casi la muerte del PSOE.

De modo que, si no hay sorpresas, el candidato del PP será investido presidente en medio de un juicio que revela la corrupción del PP, y sin que el mayor partido de la oposición sea capaz de rechistar.

La ventaja de todo esto es que habrá un nuevo gobierno y se pondrán en marcha muchas cosas que están paralizadas, desde inversiones a proyectos de ley. La mayoría de los españoles no quiere nuevas elecciones. El inconveniente es que repite gobierno un partido salpicado por la más vergonzosa corrupción.

Para usar una comparación fiestera: Rajoy será investido presidente de gobierno casi en la víspera de Halloween. ¿Qué hubiera sido mejor para España? ¿Susto o muerte?

¿Y este es el partido político que gobernó España durante 22 años?

29 septiembre 2016 - 7:01 - Autor:

Pocas veces se asiste al desmoronamiento de un partido político como al del PSOE en estos momentos. Todos los partidos tienen rencillas, peleas, tribus y facciones. Todos atraviesan por situaciones en las que están a punto de dividirse. Pero esto tiene algo más: un espectáculo penoso.

Penoso porque los dirigentes se atacan en público, ante los ojos de todos los españoles. El ex presidente González tacha de mentiroso al actual secretario general. El secretario general Pedro Sánchez, insinúa que la presidenta de Andalucía está conspirando contra él. Unos miembros de la ejecutiva del partido dimiten para hundir al secretario general. Otros miembros impiden a esos miembros de la ejecutiva entrar en la sede del partido.

Penoso porque se lanzan ataques a través de Twitter, de la televisión, de la radio, de los medios impresos y digitales.

Ya no se molestan en mantener las formas. Si yo fuera un militante del Partido Socialista, ahora estaría sumido en el desconsuelo. Todos mis líderes se pelean y se destrozan.

Pero como ciudadano de este país, me pregunto: ¿y este es el partido que ha gobernado en España durante el periodo más largo de la democracia? Pues el PSOE estuvo en el poder 22 años, en casi 40 años. ¿Qué pensarán en el resto de Europa?

Ahora, me cuesta pensar que Pedro Sánchez vaya a durar mucho. Me cuesta pensar que el PSOE logre una gran coalición para gobernar. Eso ya está descartado.

¿Entonces? El PP espera en silencio a que, antes de que termine octubre, Mariano Rajoy se vuelva a presentar a la investidura y que el PSOE (o lo que quede) se abstenga en la votación parlamentaria. Con ello, Rajoy ya podría gobernar.

Si no sucede eso, nos encaminamos a nuevas elecciones. El PP obtendrá casi seguro aún más diputados. No sé si mayoría. Lo dudo.  ¿Y los que votan al PSOE? Muchos seguirán votando a lo que quede del partido. Otros irán a Podemos, a Ciudadanos o se abstendrán.

Lo que puede pasar si hay nuevas elecciones es que la oposición ya no se llame PSOE sino Podemos.

 

 

¿Por qué a pesar de la corrupción el PP sigue creciendo en votos?

27 septiembre 2016 - 8:40 - Autor:

En mayo de 2015, la corrupción pasó su factura al PP pues el partido perdió las mayorías en las comunidades y ayuntamientos donde habían ganado con holgura en 2011.

Mariano Rajoy achacó ese fracaso a los casos de corrupción. Los columnistas de derechas pidieron su dimisión y alguno de ellos dijo que “de ese PP condenado a muerte por Rajoy no se salva nada”.

Voy a enumerar los casos de corrupción en los que se han visto envueltos políticos del PP:

Gürtel, Púnica, Brugal y los Papeles de Bárcenas. Y desde entonces, Taula, Acuamed y Papeles de Panamá. Eso sin contar las grabaciones a líderes catalanes por el Ministerio de Interior, los registros en la sede el PP y la dimisión del ministro de Industria.

En las elecciones generales de diciembre de 2015, el PP obtuvo los peores resultados de la historia: 123 diputados. Se volvió a hablar de la dimisión de Rajoy debido al desastre. Más o menos como le pasa ahora a Pedro Sánchez.

¿Y qué ha pasado desde entonces?

En las elecciones del 26J el PP recuperó terreno y ganó 14 diputados más. En las gallegas, ha ganado por mayoría absoluta y en las vascas solo ha perdido un diputado. El PSOE siete.

Es más, como recordaba el periódico Público, el PP ha logrado recuperarse en las regiones más castigadas por sus casos de corrupción. En Valencia, Canarias y Cataluña logró más votos.

¿A qué se debe esto?

Primero, a que el PP siempre da imagen de unidad. Al jefe no le rechista nadie. Pase lo que pase, siempre aparecen unidos, mucho más que la izquierda, la cual, cuando las cosas salen mal, se vuelve una jaula de grillos locos. Todos contra todos.

Segundo, por la recuperación económica. El paro disminuye, el consumo aumenta y la economía crece a buen ritmo.

Tercero, por la estrategia de ‘que viene el lobo’. Al PP le ha funcionado la propaganda contra Podemos y el pacto de izquierdas que podría traer a España una nueva Venezuela.

Cuarto, por el carácter de Rajoy: es paciente y no se deja llevar por los arrebatos momentáneos que padecen a otros líderes.

Quinto, el votante del PP es más fiel que el del PSOE o de Podemos. Al final, vuelve.

Sexto, por el voto útil. Los que se habían ido a Ciudadanos o se habían abstenido, prefieren que su voto tenga utilidad.

Si se celebran terceras elecciones, el PP obtendría aun mejores resultados. Al final, les funciona la estrategia de la paciencia y de esperar su momento.

-¿Por qué la izquierda es rebelde y la derecha es fiel? 

 

¿El PP no se enteró de lo que pasaba en Valencia o no se quiso enterar?

17 marzo 2016 - 14:14 - Autor:

Mariano Rajoy dijo en Telecinco que no se habían enterado de lo que pasaba en Valencia hasta ahora. ¿Cómo? ¿La cúpula del Partido Popular en Valencia lleva años cobrando comisiones y llevándose dinero y en Madrid se enteran ahora?

No me lo creo.

Hace tiempo, una persona vinculada al PP de Valencia me insinuó el escándalo de las comisiones. Yo lo escuché como el que escucha muchos rumores sin comprobar y sin pruebas.

Pues bien, gracias a una concejal de Izquierda Unida, que fue quien denunció esa corrupción, el PP de Madrid se ha enterado lo que hacía el PP de Valencia.

Todo empezó porque Rosa Pérez, de IU, era miembro del consejo de la empresa pública valenciana Imelsa y allí vio la corrupción. Supongo que al iniciar esta investigación, el PP pensaría que la chica de IU quería conspirar contra ellos sin motivo. Lo de siempre. No movieron un dedo.

Y al final, Rosa Pérez tenía razón.

¿Creen ustedes que el PP habría iniciado una investigación por su cuenta a pesar de saber lo que pasaba? No. ¿Lo sabían? Estoy seguro de que sí lo sabían, o al menos les habían llegado serios rumores.

¿Cuántas veces hemos sabido de partidos que inician sus propias investigaciones y denuncian casos internos de corrupción? Muy pocas. Me consta que a veces filtran papeles a la prensa para desmantelar una facción dentro del partido, o para desarmar a un candidato que les hace sombra. Pero en general los partidos tienen firewalls que por una razón u otra detienen las investigaciones.

No sabemos aún si habrá elecciones en verano. El PP está remontando un poco en las encuestas, pero si continúan saliendo casos de corrupción, sus posibilidades irán menguando. Creo que la cantilena de que ‘estamos hartos de la corrupción’ que suelta el PP, o la de ‘vamos a limpiar el partido’ no cuela porque los votantes cada vez desconfían más de ese partido.

Todo lo que podrían cosechar el PP de la recuperación económica verdadera se va a marchitar y se está marchitando, a juzgar por los datos macroeconómicos sobre creación de empleo, inversiones y confianza en España.

Al final, el PP va a enterrar sus propios votos.

España eligió al PP para que les sacara de la crisis no para que se forraran

26 octubre 2015 - 16:43 - Autor:

El periodista Mariano Guindal me explicó hace tres años en una entrevista que publiqué en lainformacion.com que los españoles habían elegido al PP en 2011 sabiendo la que se avecinaba. Mi pregunta fue:

¿Y por qué el país votó al PP en noviembre de 2011?

Y la respuesta de Guindal fue:

“Porque el votante se dijo: ‘Sácame de la crisis, que luego ya tendré tiempo de protestar’.

l votante sospechaba que esto no se arreglaba sin dolor. Como dicen en los gimnasios norteamericanos: “No pain; no gain”.

Estaba dispuesto a pasarlo mal. Y estaba dispuesto incluso a que lo engañaran. Guindal recordaba una frase de la película Johnny Guitar, en la que la actriz le dice al galán: “Miénteme, dime que me quieres”.

Aquel año de 2012 fue uno de los peores de la historia económica y financiera de los españoles. El gobierno del PP subió los impuestos. Recortó salarios e inversión. El paro se disparó. En verano, los mercados retiraron la confianza a nuestra economía: la prima de riesgo se fue a los cielos y la palabra ‘rescate’ ‘quiebra’ y ‘hundimiento’ estaban en las portadas. Como dijo en una conversación entre periodistas el minstro de Guindos, la deuda española desapareció de las pantallas de Reuters. No pintábamos nada.

Yo no sé si los economistas más avanzados o progresistas tienen muchas fórmulas matemáticas para resolver la crisis en la que estaba España. Me refiero a medidas económicas aparte de recortar gastos y subir impuestos. En serio, no lo sé. Pero me gustaría que existiera.

Como no se ha encontrado esa fórmula en los últimos 70 años, hemos salido de las crisis con las mismas medidas. Recortamos gastos y aumentamos impuestos en 1958, en 1977, en 1982, en 2010 y en 2012. Franco, Suárez, González, Zapatero y Rajoy.

Las crisis no duran mil años y de todas las crisis de sale, como se sale de la crisis de la adolescencia.

Como no se conocen muchas otras fórmulas, yo me pregunto qué margen habría podido tener un gobierno a finales de 2011 para sacar al país de la crisis. Ya Zapatero, dos años antes, congeló las pensiones, liberalizó los despidos, suspendió proyectos sociales y hasta echó marcha atrás en leyes de energía. La crisis te impone las reglas del juego. No las impones tú.

¿Cuál es mi balance?

Creo que el PP nos está sacando de la crisis. Creo que los españoles habrían sido más comprensivos con el PP y con Rajoy si no hubiera sido por la caravana de corruptos que han desfilado por los tribunales. Son tantos del PP que no voy a perder más tiempo enumerándolos.

Pero si el PP no logra revalidar su mandato en diciembre no será porque los españoles les sorprendieran las medidas duras que nos impuso ese gobierno. Se deberá a que, mientras millones de españoles las pasaban cada vez peor, había listos en el PP que se lo pasaban cada vez mejor. Que robaban, vamos.

 

-Entrevista al periodista económico Mariano Guindal

Tres vientos a favor del PP (y dos bombas en contra) en las elecciones del 20D

2 octubre 2015 - 8:59 - Autor:

 

Dentro de dos meses y medio serán las elecciones generales.

El Partido Popular no obtendrá la mayoría absoluta de 2011.  La pregunta es si podrá gobernar de nuevo.

Estas son algunas cosas que van a jugar a su favor:

La recuperación económica. El PIB está creciendo a un ritmo superior al 3% y se está recuperando el empleo. Muchos votantes pueden pensar que es mejor seguir así, que arriesgarse a perder el ritmo de la recuperación.

Las pagas extras. En estos meses, millones de funcionarios tendrán tres pagas extras. Una en octubre, otra en diciembre y otra en enero. La única completa es la de diciembre, porque las otras proceden de lo que no se les pagó en diciembre de 2012.

El miedo a lo conocido. Muchos votantes del PP que se abstuvieron o votaron a otros partidos en las municipales y autonómicas de mayo, ahora se movilizarán porque tienen miedo de lo que han visto: la izquierda tomando el control de las alcaldías y gobiernos locales, y algunos de esos políticos eran simpatizantes de ETA; habían hecho performances orinando en la calle; o habían entrado con los pechos descubiertos en las capillas…

Y en contra:

Rodrigo Rato. Cada semana, tenemos una nueva información sobre los manejos del ex presidente de Bankia y ex vicepresidente de gobierno del PP. Comisiones, evasión de capitales, sociedades intermedias, paraísos fiscales… La gente le odia.

Luis Bárcenas. El ex tesorero del PP tiene guardados documentos, grabaciones y vídeos que tarde o temprano saldrán y pueden salpicar al PP en la última recta de las elecciones.

 

-Siete cosas que jamás imaginamos que podrían pasar en la política española 

-Seis momentazos de la nueva izquierda que encantan a la vieja derecha

-Las siete imágenes que el PP no quiso ver

Las siete imágenes que el PP no quiso ver y que causaron su hundimiento

31 mayo 2015 - 21:13 - Autor:

 

Muchos en el PP se preguntan aún por qué se ha hundido el partido en las elecciones del 24M.

Muy sencillo. No se fijaron en estas fotos que iban saliendo en los medios en los cuatro últimos años.  Echen un vistazo.

Los desahucios (foto de arriba) que aterrorizaron a los españoles. En 2011 se dio a conocer masivamente la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), la cual se creó en 2009. Se reunían en masa cuando tenían información de un desahucio y lo intentaban paralizar. Triunfaron en muchos casos. La población española estaba de su lado. ¿Su líder? Ada Colau, la (seguramente) próxima alcaldesa de Barcelona.

 

El 15M nació como un movimiento contra los viejos partidos políticos, sin un programa, con una postura de crítica a los abusos de la banca y de la corrupción. En el PP, muchos lo consideraron un movimiento de perroflautas. Hoy muchos de esos perroflautas van a ser concejales.

Las colas del paro crecieron hasta alcanzar su mayor extensión en tiempos del PP, en 2012. Era una herencia de anterior gobierno del PSOE, pero por desgracia para el PP en su mandato se llegó a 6,2 millones de parados y el 26% de la población activa. A pesar de la recuperación, la cola del paro es tan grande que sigue siendo la mayor preocupación del país.

Contratos precarios. Titulados universitarios con contratos por horas o por días, ganando 300 euros al mes o ni siquiera eso. Imagínense el resto, o quien no haya terminado el bachillerato. La creación de empleo está produciendo mucho desencanto entre los jóvenes porque ven que no pueden independizarse en estas condiciones.

 

Los casos de corrupción. De Francisco Correa a Serafín Castellano pasando por Luis Bárcenas y muchos más. No hay semana en la que no se descubra un caso de corrupción asociado al PP. Los españoles han dicho: ya basta,

Las eléctricas cortaron la luz a más de un millón de familias.  No son datos inventados  exagerados. Proceden de la asociación de consumidores FACUA.

 

Comedores sociales. Casi un millón y medio de personas no tienen ningún tipo de ingreso según el INE. Viven de la ayuda de otras personas, de la caridad pública y privada y asisten a los comedores sociales.

¿Quieren más argumentos?

Un miembro del PP hizo esta confesión a la periodista Lucía Méndez de El Mundo: “No hemos sido capaces de poner en pie una política social. Muchos españoles no nos quieren por eso”.

 -Querida Manuela Carmena: me encantan los huertos pero, ¿no se te olvida algo?

-¿Quién es Manuela Carmena?

-Rivera e Iglesias contra Rajoy y Sánchez: el nuevo comunicador político contra el viejo

 

 

 

El PP tiene suerte: le han votado muchos más de los que se merecía

28 mayo 2015 - 21:19 - Autor:

Al otro lado del teléfono estaba un familiar:  ”No he ido a votar esta vez”. Es una mujer mayor, pepera hasta la muerte.

continuar leyendo

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas