Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Imaginen que Rajoy suprime el Congreso y que Pablo Iglesias pide dialogar

5 abril 2017 - 23:42 - Autor:

A veces, para valorar la postura de un político o de un partido, no hay nada mejor que hacer cambio de roles.

Imaginen que Rajoy quiere aprobar una ley para vender empresas públicas a multinacionales extranjeras. Pero para hacer eso, tiene que conseguir el apoyo mayoritario del Congreso, pues se trata de empresas públicas españolas.

Ahora imaginen que el Congreso le dice que no. Entonces, Rajoy presiona al Tribunal Constitucional, para que suspenda al Congreso, le arrebate el poder, y se lo conceda todo a Rajoy. Entonces, Rajoy ya podría vender empresas públicas a multinacionales.

Ahora imaginen que el Congreso español se rebela. Se convocan manifestaciones en toda España en apoyo de nuestros diputados y hasta se organiza una marcha hacia el Congreso. Y entonces, Rajoy envía a la policía antidisturbios, que disuelven las manifestaciones con bombas lacrimógenas, golpes, gases pimienta y violencia. Dan palos hasta a los diputados.

Y ahora viene lo mejor.

Imaginen que los diputados de Podemos y Esquerra Republicana de Cataluña, en lugar de salir a la calle a protestar, piden diálogo con Rajoy. Piden que se mantengan las líneas de diálogo abiertas, y que no se presione al gobierno.

¿A que no cuela?

Pues tiene que colar porque es lo que ha pasado.

Ha pasado en Venezuela. La sala constitucional del Tribunal Supremo de Venezuela arrebató los poderes a  la Asamblea nacional, y le dio todo el poder a Maduro para que pudiera vender empresas públicas a capital extranjero (a rusos o chinos).

La revuelta popular tomó las calles. Maduro envió a los antidisturbios, que se enfrentaron a lo manifestantes, pegaron los diputados y encarcelaron a varias personas. Ante esos hechos tan terribles, varios partidos en el Congreso español, siguiendo la estela internacional de condenas, habían preparado una declaración institucional sobre la “grave situación política” en Venezuela.

El texto había sido propuesto por el PSOE y estaba apoyado por el PP. Allí se exigía la liberación de todos los presos políticos. Además, se demandaba  a las autoridades venezolanas a respetar el calendario electoral y celebrar elecciones transparentes.

Todo iba bien hasta que se tropezó con Podemos y con ERC. Estos dos partidos no apoyaron la declaración institucional, y por lo tanto, no se ha podido hacer pues al ser institucional, se requiere que todos los partidos se unan. No habrá declaración del Congreso español sobre Venezuela. Insólito.

En su lugar, Podemos y ERC, piden “diálogo con Venezuela y con Maduro”. Y ahora vuelvan a la primera parte de este artículo para intentar encontrar el sentido.

(Por cierto, en la web de Podemos hay una declaración sobre la victoria del izquierdista Lenin Moreno en las elecciones de Ecuador, pero nada sobre Venezuela, donde están pasando cosas muy graves. Eso lo dice todo).

 

La maquinaria de comunicación sigue funcionando: todos hablan de Podemos

11 diciembre 2016 - 21:54 - Autor:

Adivinen cuál es el político del que se habla siempre: Pablo Iglesias. Desde las últimas elecciones, y a pesar de haberlas perdido, Pablo Iglesias es el político que más aparece en Google.  Según la herramienta Google Trends, que analiza las mayores búsquedas en internet, Pablo Iglesias (color rojo) aventaja a Mariano Rajoy (color azul) desde las pasadas elecciones.

La maquinaria de comunicación de Podemos sigue funcionando. ¿Cómo es posible que tengan tanto impacto si quedaron como tercer partido y ya están fuera de todos los pactos?

Porque se las arreglan para que se hable de ellos. Cuando no son elecciones internas en Madrid, son las peleas de Errejón con Iglesias. Soy de los que piensa que a veces todo esto tiene algo de marketing político. “Que hablen de nosotros, aunque sea para decir que nos peleamos”. Es lo único que le queda a un partido que se ve burocratizado por la rutina del parlamento.

Para mantener viva esa llama, el partido necesita llamar la atención. ¿Que Coca Cola no readmite a sus trabajadores despedidos? Pues Pablo se va a protestar… a la sede del PP en Madrid.

¿Que fallece una anciana por quemarse su casa al cortarle la luz? Pues Pablo se va a protestar a la sede de Gas Natural.

¿Que muere Fidel Castro? Pues se larga una loa a los méritos de camarada Fidel, porque ha sido un referente.

A veces le ayuda la suerte, como cuando La Sexta sacó unas imágenes de Iglesias, y puso el rótulo de ‘secretario general del PSOE’. Cachondeo general.

Sea como sea, es lo único que les funciona. Entramos en un periodo en que los pactos entre el PP, el PSOE y Ciudadanos van a laminar a Podemos del panorama político. Se aprueban incluso medidas sociales, y el PSOE se apunta el tanto. Esto va para rato. Digamos cuatro años. Por eso, a Podemos solo le queda una carta en la manga: la comunicación de guerrilla.

Nuevo gobierno de Rajoy: estos son los vientos a favor y en contra

1 noviembre 2016 - 9:58 - Autor:

Este jueves, Mariano Rajoy anunciará su nuevo gabinete. Sea cual sea, estos son los vientos que soplan a favor y en contra de ese nuevo gabinete.

Vientos a favor:

-Los ingresos por turismo están batiendo récords históricos. La última cifra indica que hasta octubre entraron 60 millones de personas, lo cual es un 10% más que el año anterior. De seguir así, superaríamos a Estados Unidos en un par de años. EEUU es el segundo país más visitado del mundo por los turistas. Francia aún nos queda muy lejos.

-La financiación del reino de España es cada vez más barata. La prima de riesgo ha bajado a 105 puntos básicos. Casi con toda seguridad, seguirá bajando y eso supone a España ahorrar mucho dinero en intereses. Por lo pronto, 2.000 millones al año.

-El empleo crece sin parar. O lo que es lo mismo, cae el paro. Ya está por primera vez en mucho tiempo por debajo del 20%. Estamos al 18,9%. De seguir así se cumplirá la previsión de estar en el 13% en 2019. Incluso antes.

-Recuperación de cotizaciones. Cada vez hay más cotizantes a la Seguridad Social. Esto no arregla el déficit de nuestro sistema de pensiones, pero por lo menos alivia las presiones.

-Cumplimiento del déficit. Con todas estas cifras, es más que previsible que el gobierno vaya cumpliendo con los objetivos de déficit público. Y aunque no los cumplamos en este año, Bruselas sabe que el barco va a toda máquina y que habrá que darnos facilidades.

-Brexit. Está feo decirlo pero si se acelera la salida del Reino Unido de la UE, parece que muchas empresas se mudarán a otros países. España ya está preparando las pistas de aterrizaje y las oficinas para las multinacionales británicas. Salvando el efecto Brexit, de enero a agosto aumentó la inversión extranjera un 54%, y eso a pesar de tener un gobierno en funciones. ¿Se puede pedir más?

Vientos en contra:

-El Partido Socialista está esperando su primera oportunidad para responder al PP en el congreso.  Para empezar, se opondrán a los Presupuestos, que tienen que ser aprobados antes de que termine el año.

-Recortes. España sigue teniendo serios problemas con las pensiones. Estamos agotando la caja de los ahorros, y todo indica que en esta legislatura se aprobarán modificaciones en el sistema de pensiones. Eso puede restarle al PP muchos votos en su electorado tradicional

-Declaraciones independentistas. El nacionalismo catalán espera que 2017 sea su gran año. El presidente de la Generalitat ha dicho que en septiembre se celebrará el referéndum para que los catalanes decidan si quieren ser independientes o no.

-La LOMCE. Se supone que entrará en vigor la enésima ley de educación, pero Rajoy ha admitido cambios siempre que sean pactados con los demás partidos. La verdad es que va a ser uno de los caballos de batalla de la oposición.

-Problemas con la gran amiga. En octubre de 2017 se celebrarán elecciones al Parlamento alemán. En las anteriores, en 2013, Merkel no obtuvo la mayoría así que ahora gobierna en coalición con los socialistas. Pero la gran aliada de Rajoy ha gestionado tan mal la crisis de los refugiados que seguramente perderá muchos escaños. Las encuestas pronostican algo parecido a un batacazo. ¿Se irá Merkel?

 

 

 

 

El primer mensaje de Rajoy ha sido para Bruselas, los mercados y las empresas

29 octubre 2016 - 22:55 - Autor:

 

En su discurso de investidura, Rajoy lanzó estos mensajes contundentes: “No pretendan imponerme lo que no puedo aceptar”;  ”no voy liquidar todas las reformas”, “no voy a derribar lo construido”.

¿A quién estaban destinados esos mensajes?

Muchos pensarán que al PSOE.

Yo creo que hay otro destinatario: Bruselas. Y con Bruselas, digo también los mercados y los empresarios.

El peor trago de Rajoy en estos cinco años de legislatura ha sido lo que pasó en 2012, cuando España estuvo a punto de irse al precipicio. El país se quedó sin dinero, sin prestigio internacional, y a punto de pedir un rescate financiero de tamaño descomunal. Pero Rajoy resistió y siguió aplicando una discutida política económica que al final está dando resultados.

De modo que Rajoy negociará lo que se pueda negociar con el PSOE, pero sabiendo que su baza es la recuperación económica. Y esa está llegando: de 6 millones de parados, o el 26% de la población activa, ahora, el paro ha bajado del 20% y la economía crece como en los buenos tiempos. De seguir a este ritmo y si no se cometen muchos errores, el paro bajará del 15% en menos de dos años, como prevé el PP.  Y ya saben, la mejor política social se llama “crear empleo”.

Quienes crean empleo son los empresarios. Rajoy necesita demostrarles que va a mantener la parte esencia de las reformas y por eso el discurso de ayer iba también para ellos.

Pero Rajoy no tiene, como ha dicho, “un cheque en blanco”. Estando en minoría necesita al PSOE y a Ciudadanos para aprobar leyes. El hueso duro será el PSOE, que necesita recomponerse en los próximos años quitando el protagonismo a Podemos. Creo que va a dar una dura batalla en el Congreso, pedirán la retirada de algunas reformas laborales, para recuperar la confianza de sus votantes antes de que haya nuevas elecciones.

Y aquí viene la paradoja: si el PSOE castiga al PP en el Parlamento, bloqueando leyes importantes, habrá elecciones anticipadas. ¿Serán tan anticipadas que el PSOE no se haya recompuesto? No lo creo.

Pero si no ejercen una oposición visible, Podemos le tomará la delantera como ya están demostrando las encuestas.

Los analistas políticos están divididos. Unos dicen que habrá elecciones dentro de poco, y otros dicen que esto va para largo. Si nos hemos de fiar en la paciencia y en la capacidad de Rajoy para aguantar chaparrones como el de 2012, creo que esto va para largo. A Rajoy quizá le falte carisma, pero le sobra paciencia y resistencia.

 

Gúrtel, corrupción y votación: un mes de terror para el PP… y para el PSOE

14 octubre 2016 - 7:54 - Autor:

Entre 1999 y 2004, un grupo de intermediarios encabezados por Francisco Correa (que se autoapodaba Don Vito), logró que muchas empresas consiguieran contratos en ayuntamientos y comunidades gobernados por el PP, en especial, en Madrid, Valencia y Castilla Leon. Los empresarios pagaban al PP el 3% de esas adjudicaciones. Metían el dinero en sobres y así llegaba a manos de Luis Bárcenas, tesorero del PP, a través de la red de intermediarios que la policía bautizo como la red Gúrtel (en alemán, gürtel es ‘correa’).

A cambio de estas gestiones, el PP le encargó a Correa y a sus empresas la organización de los mítines del partido y más cosas. Correa a su vez les devolvía el favor dando ‘regalos’ a miembros del PP. Hizo tanto dinero, que reconoce tener dinero ‘sin declarar’ fuera de España.

Esto sucedió hasta que Mariano Rajoy se convirtió en presidente del partido en 2004.

Pero al final, los malos fueron pillados en 2007, cuando un concejal del PP en Majadahonda, que había grabado conversaciones con Francisco Correa, le denunció ante la Fiscalía Anticorrupción. En 2009, las investigaciones de la Fiscalía pasaron a la Audiencia Nacional, y a su vez, ésta abrió la investigación que les llevó a juicio.

Ahora, los protagonistas de esa trama están declarando en la Audiencia Nacional.

Es un paseíllo revelador porque estamos en un mes en el que coinciden muchas cosas. En primer lugar, un grupo de personas nos están contando cómo crearon una trama corrupta para repartir contratos y morder comisiones, gran parte de las cuales se iban a financiar al PP.

En segundo lugar, porque Mariano Rajoy, presidente del PP y presidente de gobierno en funciones, se presentará (presumiblemente) para ser investido de nuevo presidente dentro de unos días.

Y en tercer lugar, porque Rajoy será presidente si el PSOE se abstiene en la votación parlamentaria, en lugar de votar ‘no’.

Al los del PSOE lo que les pide el cuerpo es decir ‘no’ e ir a unas terceras elecciones en diciembre, pero si lo hacen, bajarán del segundo al tercer puesto como partido más votado. Eso dicen las encuestas. Podemos les sobrepasará porque el PSOE está quemado y dividido. Sería casi la muerte del PSOE.

De modo que, si no hay sorpresas, el candidato del PP será investido presidente en medio de un juicio que revela la corrupción del PP, y sin que el mayor partido de la oposición sea capaz de rechistar.

La ventaja de todo esto es que habrá un nuevo gobierno y se pondrán en marcha muchas cosas que están paralizadas, desde inversiones a proyectos de ley. La mayoría de los españoles no quiere nuevas elecciones. El inconveniente es que repite gobierno un partido salpicado por la más vergonzosa corrupción.

Para usar una comparación fiestera: Rajoy será investido presidente de gobierno casi en la víspera de Halloween. ¿Qué hubiera sido mejor para España? ¿Susto o muerte?

Diccionario para entender a Rajoy cuando dice otra cosa de lo que parece

29 julio 2016 - 7:26 - Autor:

En el mundo del periodismo, cuando un jefe se acerca a un redactor y le pregunta cómo lleva el reportaje urgente, éste suele responder: “Estoy en ello”.

Eso significa: “No he empezado siquiera”.

Cuando el rey le pidió al líder del PP conseguir apoyos y presentarse a la investidura, Rajoy dijo en un tuit: “Sigo trabajando”. Eso significa: “No tengo nada de nada”.

Por ejemplo, al salir de la reunión con el rey, dijo Rajoy: “Mi intención es negociar un programa de gobierno”. Eso quiere decir: “Yo tengo un plan pero ellos tienen otro: ¿qué hago?”.

Cuando Rajoy dijo: “Me dirigiré a los partidos constitucionalistas, con los que parece más razonable encontrar acuerdos”, en realidad quería decir: “He pedido a Pedro y Albert que me apoyen, pero ellos van a su bola”.

Cuando Rajoy dijo: “Voy a redoblar los esfuerzos y abriré una ronda de contactos en busca de apoyos con el encargo del rey”, quería decir: “Yo si quieres voy y se lo transmito eso de la investidura, pero ya te digo yo aquí que estos no se quieren mojar”.

Cuando afirmaba Rajoy que “En un plazo razonable de tiempo informaré de las gestiones que he realizado, del resultado de las mismas y del apoyo que he conseguido y en consecuencia si estoy en condiciones de formar gobierno”, quería decir: “Yo me voy a tomar esto con tranquilidad y  sin estrés, porque eso es lo que funciona con estos tíos. Ya verás que al final, dicen que sí”.

En resumen, la estrategia de Rajoy va a ser la misma de los últimos meses. Esperar y ver. No sabemos si se va a presentar a la investidura, no sabemos si ha logrado acuerdos, no sabemos si tendrá los votos necesarios.

O sea, nos vamos a ir de vacaciones sin saber si hay presidente o no, si habrá gobierno o no, o si vamos camino de nuevas elecciones o no.

Genial, Mariano.

Por qué Mariano Rajoy debe resistir a pesar de todas las presiones

6 marzo 2016 - 21:02 - Autor:

Desde los militantes de base hasta los columnistas de opinión, hay una enorme presión para que Mariano Rajoy no se presente a ninguna investidura y que ceda el paso a otras personas. Las encuestas le dan poca popularidad. Casi todo el mundo opina en la calle lo mismo: que debe salirse de la carrera. Está quemado. Está desgastado. Su momento ha pasado.

Yo no lo creo.

No lo digo porque le tenga simpatía. Lo digo porque en el momento en que todo parece estar en ruinas, alguien debe mantener la cabeza por encima de los escombros. No es fácil de explicar porque no se debe a razones políticas. Se debe a razones de imagen.

Para empezar, si uno fuera militante del PP, ¿qué es lo que ve a su alrededor? Muchas cosas:

-En Cataluña, ha ganado una coalición secesionista. El nuevo gobierno catalán está decidido a desconectar. Han puesto como presidente a una persona que cada día suelta una amenaza.

-En el País Vasco, se vuelven a activar los problemas: Arnaldo Otegi, vinculado al terrorismo, ha sido recibido como un héroe y hay partidos en Madrid que afirman que se le trató como a un preso político.

-En el propio PP no paran de surgir casos de escándalos que son los que han provocado la grandes derrotas electorales de 2015.

-En Madrid, los líderes del PSOE y Ciudadanos han tomado la iniciativa política y, aunque no obtuvieron el triunfo, nada dice que no lo obtengan en el futuro.

-En toda España, hay una coalición de partidos, movimientos y mareas de izquierdas con nuevos líderes como Pablo Iglesias, Ada Colau, Mónica Oltra… que tienen cada vez más fuerza.

Todas esas cosas tienen un significado para los españoles porque las ven en televisión, las escuchan en la radio y las leen en la prensa. Si Mariano Rajoy da un paso atrás, significará automáticamente que todo lo anterior –justo las amenazas a su partido– darán un paso adelante.

Es una cuestión de significado. Una retirada de Rajoy, a pesar de sus errores, significaría un nuevo golpe para el PP. La gente lo vería como una derrota del PP, no de Rajoy. Y sus enemigos tendrían aún más fuerza.

Por eso creo que no es el momento. Ahora no, desde luego.

Además, pienso que Rajoy es un hombre que ha aprendido a esperar y a soportar. Cuando perdió las elecciones en 2008, hubo una coalición de medios y de políticos de su propio partido para echarlo. Resistió. Y al final ganó las elecciones de 2011.

Cuando medios de comunicación, expertos, políticos y asesores (incluso de su partido), le recomendaban que dejara rescatar económicamente a España en 2012, dijo que no. Resistió. Y gracias a Dios ganó porque si no hubiera sido así, jamás podríamos tener el crecimiento que tenemos ahora.

Creo que ahora debe hacer lo mismo. No soy capaz de poner una gran razón salvo la de que debería mantenerse en pie en medio de las ruinas porque a su partido, aunque muchos no lo crean, le vendrá mejor.

 

Por qué Rajoy no está deprimido y cómo interpreta los resultados

3 junio 2015 - 6:52 - Autor:

Queridos españoles: soy Mariano Rajoy y me gustaría comentar las pasadas elecciones.

continuar leyendo

Las tres cartas en la manga de Mariano Rajoy

12 abril 2015 - 10:46 - Autor:

En este juego de póker que se está jugando este año a escala electoral, los enemigos del PP y de Mariano Rajoy tienen varias cartas de mucho valor: la corrupción que rodea a algunos miembros del PP (algunos de ellos en la cárcel y otros a punto de ir a juicio), los recortes que ha sufrido la sociedad española, el aumento de los impuestos y del IVA y en general el cansancio y el hastío social.
¿Y qué tiene Mariano Rajoy a su favor?

Rajoy desactivó todas las bombas menos una

25 febrero 2015 - 8:26 - Autor:

En el debate del estado de la nación, el presidente de gobierno se dedicó a desactivar las bombas que se habían cebado contra él y su partido. Casi todas.

continuar leyendo

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas