Saltar al contenido

« ver todos los blogs

“Se prohibe chocar en los coches de choque por motivos de salud”

27 abril 2011 - 12:16 - Autor:

La crisis ha golpeado con fuerza al sector del feriante. Y ahora puede venir lo peor, como se extienda por Europa la iniciativa de varias pistas británicas, que han prohibido chocar en los autos de choque “en nombre de la salud y el bienestar”.

La simple idea de una pista llena de coches que sólo dan vueltas hipnóticamente sin ni siquiera rozarse podría hacer revolverse en su ataúd al mismísimo Sir Billy Butlin, que introdujo los coches de choque en la Gran Bretaña, como reclamo para sus colonias vacacionales hace más de 80 años, cuando trajo la idea de EE.UU.

Él fue quién lo equipó de su característico gran parachoques de goma como distintivo de su función. Butlin creo su gran franquicia de balnearios y parques de atracciones para proporcionar vacaciones asequibles para las familias británicas de clase baja.

Y lo hizo en una época en que la cultura moderna de la salud y la seguridad era sólo una utopía, donde los cinturones de seguridad no existían y donde lo divertido era darse bien de frente con el contrario, con la lengua fuera del gusto.

Ahora los directores de tres pistas inglesas de otros tantos “resorts” de Butlins en Bognor Regis, Minehead y Skegness, han decidido que el punto de la atracción sea esquivarse los unos a los otros, introduciendo un estricto código de circulación en la pista “por motivos de salud y seguridad”.

En ese nuevo código se insiste, tanto a adultos como a niños, que todavía puede ser muy divertido adelantar a otros coches sin tocarlos, pero sólo mientras se conduce de una manera ordenada en la misma dirección, en una especie de locura a lo cárcel turca de “El Expreso de Medianoche” que hará un flaco favor al divertimento intrínseco del concepto.

El columnista del Telegraph Michaal Deacon, quien acaba de regresar de unas vacaciones en el balneario de Bognor Regis, afirma que la experiencia era como “dar vueltas alrededor de una rotonda sin fin”. Precisamente el balneario confirmó que las normas sobre los coches de choque se habían hecho más estrictas para evitar que los clientes terminen lastimándose unos a otros.

De hecho, el personal ha recibido la orden de prohibir y expulsar de la pista a cualquier visitante que se atreva a burlar la estricta regla del “no chocarse”. Un portavoz de Butlins admitió las restricciones eran “muy duras”, pero insistió en que eran necesarias.

En el reino Unido se cree que la compañía está muy preocupada por posibles demandas legales por latigazo cervical u otras lesiones sufridas durante un choque en los coches de choque. De hecho, esas demandas ya han empezado a llegar, y aunque existen intentos de reclamar una indemnización por las lesiones sufridas, ninguna ha tenido éxito.

Los abogados dicen que sería muy difícil probar la culpa por parte de un conductor herido, y muchos creen que el nivel de impacto sería simplemente demasiado bajo para una reclamación de indemnización. Sin embargo, parece que hoy en día es mejor prevenir que pagar. Aunque el lesionado sea en este caso un invento casi centenario.

Probabilidades de que se prohiba chocar en España: 2%, antes tendrían que prohibir ir agarrado a la barra, saltando de coche en coche, para recoger las fichas.

Vía The Telegraph y foto de House de Variety

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://blogs.lainformacion.com/futuretech/2011/04/27/prohibido-chocar/trackback/

1 Comentario

Puede seguir esta conversación suscribiéndose a la fuente de los comentarios de esta entrada.

¡Anímate a ser el primero en dejar un comentario!

Lo sentimos, los comentarios para este post están actualmente cerrados.

Feed RSS

Suscríbete a nuestro RSS

¿De qué va este blog?

Futuretech se basa en diseños futuristas, plasmados en conceptos, ideas peregrinas, portfolios y hasta bocetos imposibles. Todos con un denominador común: el aparato sólo existe en la mente del creador o en los papeles del diseñador. Síguenos en @blog_futuretech y en facebook.com/futuretech.

Suscríbete a este Blog