Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¿Por qué el humor de José Mota pierde fuerza en Telecinco?

22 febrero 2013 - 11:51 - Autor:

El humor de Jose Mota siempre fue infalible. Nadie consiguió derribar su éxito en TVE. Pero, en sólo tres semanas en Telecinco, el cómico ha ido perdiendo seguidores en cada edición hasta quedarse anoche en una pobre tercera posición de audiencia, con un 13.9% de share y 2.831.000 seguidores, por detrás de Cuéntame (19.8% y 3.960.000) y el final de El Barco (15.8% y 2.613.000), que ganó al cómico en share pero no en espectadores.

Tras la separación de Cruz y Raya y desde 2007, Mota realizaba en solitario La Hora de José Mota en La 1. Con esta serie de humor alcanzó el verdadero éxito de audiencia de los viernes: ni el corazón de Sálvame, ni el desaparecido DEC, ni los concursos de Antena 3 lograron alcanzar la fidelidad semanal del cómico, de casi cuatro millones de incondicionales.

Con los recortes en TVE, José Mota aceptó una suculenta e irresistible oferta de Telecinco, pues le ofrecían un interesante contrato que, además de su show de humor habitual, incluye proyectos de cine, una tira diaria previa al prime time (al estilo de Camera Café) y una serie propia.

Hace tres semanas, Telecinco lanzó su nuevo programa por todo lo alto: La noche de José Mota, una continuación de su espacio de TVE. Eso sí, con nuevo horario: el prime time de los jueves.

Mota reconoció que no le gustaba la ubicación en la parrilla, aunque la cadena madre de Mediaset apostaba por ese día de la semana con contundentes argumentos. Así intentaban potenciar los jueves, uno de los prime times menos competitivos de Telecinco, con este producto de humor que, además, cuenta con un contenido, a base de gags, complementario al resto de ofertas de entretenimiento en esa misma franja horaria. De esta forma, también se podía minimizar la sólida fortaleza de Cuéntame.

Y la jugada salió bien el primer día. Mota consiguió reunir en el jueves de estreno un 17.4 por ciento de share y 3.627.000 espectadores, pisando los talones a Cuéntame cómo pasó. Su viejo público de los viernes en La 1 parecía que se había ido en bloque a Telecinco. Pero sólo fue el primer día.

Pero, con el paso de las semanas, el poder de convocatoria del cómico ha ido disminuyendo. Anoche, afectó el final de El Barco, que elevó el share de Antena 3. El próximo jueves será decisivo para ver la evolución de audiencia del cómico, si vuelve a perder espectadores será un gran problema para este veterano producto de éxito.

¿Debería regresar Mota a los viernes? ¿Su triunfo iba demasiado ligado a los comportamientos de la audiencia en una determinada franja horaria y en un canal concreto? ¿Ha perdido el espacio al devoto público infantil por la nueva ubicación en la parrilla? ¿Se están desgastando los personajes del cómico? ¿Se puede repetir el caso de Los Morancos cuando se fueron de TVE a Telecinco y no lograron fidelizar al mismo público en el nuevo canal? Probablemente, sí. Un importante porcentaje de la audiencia objetiva de José Mota sigue siendo fiel los jueves por la noche a La 1 de TVE.

De hecho, la abuela Herminia de Cuéntame y la vieja del visillo de Mota no son tan diferentes, se centran en el mismo retrato de las entrañas de la sociedad española.

Y ADEMÁS…

Entrevista a José Mota

José Mota, otra baja de TVE

Así decidirá TVE la canción que interpretará El sueño de Morfeo en ‘Eurovisión 2013’

21 febrero 2013 - 20:00 - Autor:

Carolina Ferre ha sido la elegida para llevar las riendas de la gala en la que se decidirá la canción de El Sueño de Morfeo en Eurovisión. TVE acierta con una conductora de marcada personalidad para compensar un programa especial que podría pasar muy desapercibido, pues las canciones candidatas no están logrando gran expectación entre la audiencia.

El público y un jurado formado por el periodista José María Iñigo, la cantante Rosa López y el representante de Italia en Eurovisión 2013, Marco Mengoni, decidirá este martes la melodía que representará a TVE (y por ende a España) en Malmö el próximo mes de mayo.

El programa se realizará desde los Estudios de Sant Cugat, en directo, y se podrá vez a través de La 1 y rtve.es. Allí el grupo de Raquel del Rosario ejecutará interpretará las tres finalistas: ‘Contigo hasta el final’, ‘Dame tu voz’ y ‘Atrévete’. Por suerte, no estarán solos. También participarán en el show Pastora Soler, Alex Ubago, La Musicalité, y Nek. Todos casualmente de la misma discográfica, Warner, que para eso paga los viajes al Eurofestival.

Aunque, a nivel televisivo, el gran aliciente de la noche será el regreso a la primera línea de un prime time, como presentadora, de Carolina Ferre. Y, además, lo hará desde unos Estudios de Sant Cugat que siempre han sido pioneros en puestas en escena brillantes.

Ferre y el prime time de TVE puede ser una buena combinación para impulsar la escasa personalidad de los programas de la televisión pública actual. Ojalá sea el comienzo de una larga teleamistad.

Y ADEMÁS

¿Cómo es posible que Carolina Ferre no tenga programa propio?

Cinco eurofans dictan sentencia sobre las canciones de El Sueño de Morfeo

¿Por qué TVE eligió a dedo a El Sueño de Morfeo?

Así fue a nivel televisivo Eurovisión 2012

Los eurofans acertaron, ganó Suecia

Diez años del ‘Europe’s living a celebration’ de Rosa

Las peores actuaciones de España en ‘Eurovisión’

Jordi Évole puesto a prueba

1:15 - Autor:

Este domingo, 24 de febrero, Salvados cumple cinco años. Y, para celebrarlo, La Sexta ha decidido someter a una entrevista a Jordi Évole en un programa especial donde habrá cambio de roles.

David Trueba ejercerá de entrevistador y Jordi Évole de víctima. ¿Será un charla con masaje o será un tercer grado? ¿Desvelarán secretos del programa o realizarán una oda al formato? Lo que sí está confirmado es que Évole se enfrentará a sus propias imágenes y Trueba señalará algunos de los instantes más decisivos de la historia de Salvados.


 
Además, El cineasta y crítico de televisión analizará la evolución del programa y la trayectoria de su presentador, mientras ambos descubren vídeos inéditos de este exitoso prime time.

Y es que Salvados está lleno de trucos de la televisión y del periodismo. Los ilusionistas nunca desvelan sus secretos, aunque Évole ha prometido explicar en este especial curiosidades que no ha contado nunca y  reflexionar públicamente sobre asuntos que han acontecido en este formato producido por El Terrat.

Antes del especial, se emitirá un edición habitual de Salvados bajo el título ‘Soy inmigrante’.

España vuelve a tener más emigrados que inmigrantes. Así que Évole ha viajado a Oslo para conocer las dificultades que se han encontrado los españoles emigrados. ¿Tienen acceso a la sanidad pública? ¿Es fácil encontrar empleo? ¿Tienen las mismas dificultades que un senegalés, marroquí o argentino en España?

Y ADEMÁS…

Los trucos catódico de Jordi Évole

Claves del éxito de ‘Salvados’

 

Aquel concierto ‘exclusivo’ que dio Kylie Minogue a Mariano Rajoy y la cúpula del PP

20 febrero 2013 - 11:00 - Autor:

Jesús Hermida siempre fue un maestro en eso de mezclar espectáculo, música, debate y actualidad política. Fue el inventor del magazine de larga duración en nuestro país. Y lo hizo ‘a su manera’, aunque mirando muy mucho a los EE.UU, donde fue corresponsal en Nueva York para TVE.

Tras el gran éxito en Televisión Española, Hermida fichó por una recién nacida Antena 3. Allí intentó crear programas que lograron menor repercusión en audiencias aunque, eso sí, consiguiendo hitos que parecen imposibles hoy.

Ahora es casi una misión imposible encontrar a Mariano Rajoy. Menos en un plató de televisión. Pero, a principios de los noventa, el actual presidente del Gobierno, por obra y gracia de Hermida, asistió a un concierto ‘exclusivo’ de Kylie Minogue. Fue en el espacio La Noche de Hermida.

Un programa que no sólo reunió a la diva del pop con Rajoy, también estaban disfrutando del marchoso show José María Aznar, Rodrigo Rato o Álvarez Cascos.

Los descriptivos contraplanos de  la cúpula del Partido Popular de “qué hago yo aquí” mientras Minogue cantaba ‘Better the Devil You Know‘ ya son historia de la televisión. Lo que hay que hacer cuando se está en la oposición…

Y ADEMÁS…

25 años con ‘Las Chicas Hermida’

¿Debía recoger Julio Somoano un premio otorgado a los informativos de TVE de la era Fran Llorente?

19 febrero 2013 - 17:18 - Autor:


Fue en noviembre de 2011 cuando el Ministerio de Cultura decidió conceder el Premio Nacional de Televisión a los Servicios Informativos de TVE dirigidos Fran Llorente. La televisión pública había ganado una independencia política inaudita en nuestra historia de la democracia. Y así lo reconocieron numerosos organismos nacionales e internacionales. También el Ministerio de Cultura del anterior gobierno socialista.

No obstante, el pasado año no se realizó ceremonia de entrega y, finalmente, se ha producido hoy en el Palacio Real del Pardo. Allí, con la presencia de los Príncipes de Asturias, los informativos de TVE han recogido su premio. Eso sí, no lo ha hecho Fran Llorente como director de la etapa valorada. En su lugar, el encargado ha sido Julio Somoano como actual jefe de informativos.

De esta forma, Somoano ha recogido un premio que un jurado dio a la anterior dirección de informativos por “el tratamiento escrupuloso de la diversidad de la opinión como reflejo de la pluralidad social, el trabajo siempre atento a la dimensión ética y de valores, así como la altísima calidad profesional de sus equipos, el continuo perfeccionamiento técnico y, específicamente, el tratamiento cuidadoso de la información cultural”.

¿Debería Julio Somoano recoger este premio? Son las paradojas de los cargos de responsabilidad. Y Julio Somoano se ha atrevido a recoger él mismo tal simbólico galardón. ¿Inconsciencia u osadía? En cualquier caso, este metafórico acto puede ser otro punto negro en la credibilidad de los informativos de TVE.

En sólo ocho meses en el cargo, la línea editorial incorporada por Somoano ha conseguido que el que fue imbatible Telediario 2, estandarte de la cadena, no sea el más visto de la noche. Además, el Telediario 1 con la hasta ahora presencia eficaz de Ana Banco también empieza a dar malos síntomas y, el pasado jueves 31 de enero, alcanzó uno de sus peores registros de la historia con un pobre 15,2 por ciento de share. De esta forma, Blanco empieza a perder el liderazgo frente Antena 3 Noticias. Sólo se salva el Telediario Matinal que mantiene buenos datos y, curiosamente, sigue editado por un miembro del equipo de Fran Llorente.

Gran parte de la audiencia ya no confía de los nuevos Telediarios de TVE. Los informativos han perdido la credibilidad que habían ganado, la pérdida de independencia política es evidente, y esto se ha traducido en una objetiva fuga de audiencia en tiempo récord. Además, a nivel televisivo, han retrocedido en su coherencia global de contenidos y ritmos de escaleta. Pero, a pesar de ello, el ministro Wert en su discurso de esta mañana ha sentenciado que los informativos de TVE son “justos ganadores por la calidad profesional de sus equipos, el continuo perfeccionamiento técnico y el respeto escrupuloso de la libertad de opinión como reflejo de la pluralidad social“.

Con estas palabras, Wert entra en contradicción con su propio partido y se olvida hoy de que cuando se concedió este galardón, el portavoz en la Comisión de Control Parlamentario de la Corporación de RTVE del Partido Popular, Ramón Moreno, criticó al Ministerio de Cultura por este reconocimiento a TVE. “Han decidido que, para lo que les queda en el Gobierno, hay que agradecer los servicios prestados”.

No obstante, desde el PP parece que ya se han olvidado de estas palabras y nadie ha impedido que el actual director de informativos de TVE, Julio Somoano, decidiera recoger este premio que en absoluto corresponde a su labor de los últimos meses. ¿Influirá este acto aún más en su mala imagen? ¿De verdad Somoano cree que tiene la potestad para recoger un premio con sus resultados de audiencia y credibilidad al frente de los telediarios? “Somos líderes en rigor y calidad”, ha fardado además, con el premio en la mano, en un vídeo emitido en el Telediario 1 de hoy (imagen de arriba). Ver para creer.

Y ADEMÁS…

Cosas que debe saber un abogado del Estado para presidir RTVE

Fernando Navarrete, el valor añadido del nuevo consejo de RTVE

Debilidades y fortalezas de ‘Así nos va’, el nuevo programa de La Sexta

15:08 - Autor:

Flo y Anna Simon han regresado y, esta vez, ha sido en La Sexta. Primero fue en Cuatro con Tonterías las justas, después en Neox con Otra Movida y, ahora, es Así nos va desde un plató a tono con la crisis: está hecho de cartones. Eso sí, cartones de los caros.

Se trata de una nueva opción al entretenimiento de tarde, que ayer arrancó con éxito de audiencia. De hecho, se ha convertido en el mejor estreno de la historia de la sobremesa del canal verde con un 6.8 por ciento de share y 993.000 espectadores.

Aunque, al leer este titular de “mejor estreno de la historia”, los más conocedores de las entrañas televisivas habrán sufrido un flashback, pues el formato predecesor de Flo, Otra Movida, también batió un récord histórico de la TDT el día de su bautismo catódico. Pero, con el paso del tiempo, el espacio se fue desinflando.

Ahí está el reto de Así nos va: encontrar su hueco y, también, su público, ya que este nuevo programa es una vuelta de tuerca adulta a lo que han venido haciendo Flo y Anna Simon en los últimos años. Ambos han dejado la ropa ‘choni’ en casa para sacar su lado más elegante.

El humor tontaco intenta enganchar ahora a un público más maduro, pero sin perder a los adolescentes de siempre. Difícil tarea. No obstante, es lógico y necesario que el programa se arrime al target de un canal que se ha fortalecido gracias a la crítica política y conciencia social. Aunque, también, este formato dibuja un nuevo horizonte con claridad: el show de humor frente al informativo satírico de la actualidad política. Porque Así nos va, que nadie se engañe, no es El Informal, no es Caiga Quién Caiga, no es el Intermedio, Así nos va es sobre todo un contenedor de humor que está aún por definir.

Y es que el rodaje de este espacio de sobremesa será clave para un futuro de éxito. Aún los contenidos deben cuajar, el primer programa sólo fue una puesta de largo con un batiburrillo de ideas que no aportaron grandes sorpresas.

Pero, de momento, Así nos va tiene varios puntos esperanzadores a favor: la duración (sólo una hora, que se estirará si va bien el producto), la frescura imprevisible de Adriana Abenia, la improvisación rápida de Nene, la comedia pura de Eva Cabezas, la frikisabiduría televisiva de Jorge Salvador (el productor ejecutivo de Así nos va y ex subdirector de Crónicas Marcianas o Channel nº 4), la ágil realización visual y la mesa de los idiotas, que es la mayor novedad: una tertulia con un dinamismo que puede tener la llave del triunfo del programa.

Con estos ingredientes, bien guisados y condimentados, podemos estar frente a una sólida alternativa a las tardes telenoveleras y telecorazoneras. Sólo hace falta el tiempo exacto de cocción.

Y ADEMÁS…

Así fue el estreno de ‘Otra Movida’ en Neox

Jordi Hurtado, 16 años en ‘Saber y Ganar’ ¿Por qué la audiencia no se cansa de este concurso?

10:03 - Autor:

Jordi Hurtado ha cumplido 16 años al frente de Saber y Ganar. Pero no se le nota. De hecho, parece que no ha pasado el tiempo por el presentador del programa más visto de La 2 que, para celebrar este hito televisivo, ha vuelto a reunir a sus concursantes más sabios. Son los llamados ¡Magníficos’. Ellos son una de las claves del éxito del programa: mantener a los participantes en el tiempo hasta lograr que la audiencia se identifique con ellos, para bien y para mal, como si fuera casi un reality.

Y es que los ‘Magníficos’ terminan convirtiéndose casi de la familia, hasta hacer sentir al espectador cómplice de sus hazañas. Y la audiencia sufre con el sabio. No es para menos: Saber y Ganar es el concurso con más dificultad en sus preguntas y, al mismo tiempo, el que peores premios económicos entrega. ¿Paradoja del valor de la cultura en los tiempos que corren? Quién sabe.

Lo que sí está claro es que en el éxito del formato es fundamental la juguetona mano del director del programa, Sergi Schaff (responsable de formatos tan míticos como Si lo sé no vengo, El tiempo es oro, 3×4, La luna o Ruta Quetzal), que no se conforma con quedarse en la dinámica de encorsetadas preguntas y arriesga reinventando el concurso de forma constante. ¿Cómo lo hace? Utilizando los resortes del espectáculo televisivo.

Así, durante la emisión de Saber y Ganar, puedes encontrarte con apariciones estelares de invitados sorpresa a lo Isabel Gemio, emocionantes reencuentros familiares a lo Jorge Javier Vázquez, peculiares efectos especiales e, incluso, a Jordi Hurtado cantando un inesperado rap o imitando a un malhablado Torrente. Todo es posible. Esta imprevisibilidad es la que logra que Jordi Hurtado cuente con una parroquia de fieles envidiada por otras cadenas más comerciales.

Más de 3.600 emisiones convierten a este formato en el concurso cultural más veterano de la televisión en España. Sus pruebas, como El Reto , La calculadora humana, El Duelo o La pregunta caliente, ya son estandarte de La 2.

LA DINÁMICA ESPECIAL DE ESTA SEMANA

La participación de los ‘Magníficos’ en estos nueve programas especiales se organiza en dos fases. La primera, que arrancó ayer, está teniendo lugar en los seis primeros programas, en los que los concursantes participan por equipos. Cada equipo está integrado por tres concursantes, y pasará a la segunda fase quien consiga más puntos dentro de cada equipo. El tercer concursante que pasará a la segunda fase será quien tenga mayor puntuación entre los cuatro restantes.

Esta emocionante y decisiva segunda fase se desarrollará en tres programas. Los tres concursantes compiten entre sí partiendo de 0 puntos en su marcador. El concursante que acumule más puntos al final del tercer programa será el ganador de los programas especiales dedicados a los Magníficos y podrá incorporarse de nuevo a los programas diarios de Saber y Ganar.

LOS CONCURSANTES

Los ‘Magníficos’ del año 2012 que están participando en estos especiales son Mercé Gil Pérez de Bustos, Andrés Medrano Muñoz, José A. Rojo Serrano, Juan Ignacio Carrasco Roig, Manuel Zapata Flamarique y David Villanueva Quílez.

Y ADEMÁS…

Los giros dramáticos de Jordi Hurtado

Concha Velasco brilló en una gala de los Goya monótona, con tópicos y un error flagrante

18 febrero 2013 - 3:02 - Autor:

No fue un motín, pero si una gala que no perdió la perspectiva del momento en el que está sumido el país. La Academia de Cine celebró sus Premios Goya en una noche en la que, a nivel televisivo, destacó el atinado monólogo de arranque de Eva Hache.

La maestra de ceremonias, más relajada que el año pasado, consumó una mordaz presentación que, a través de una directa ironía, ejecutó una elegante radiografía de la sociedad que nos está dejando la política. Ni el Rey se salvó.

Pero la gran protagonista de la velada fue  Concha Velasco que abrazó el premio honorífico como sólo podía hacer ella: regalando a la ceremonia el momento con más sentido del espectáculo de la noche. Concha interpretó una parte de su obra Yo lo que quiero es bailar, donde explica con mucha gracia su frustrada nominación al Goya por Más allá del jardín.

Después vino un regular recurrido musical por su trayectoria con actores como Antonio Garrido o Amaia Salamanca, pero, incluso a pesar de este poco lucido numerito, Concha volvió a demostrar que es grande en todo lo que hace: cine, televisión, teatro e, incluso, recogiendo premios.

También emocionó una comprometida Maribel Verdú. Lo hizo dedicando el premio a la mejor actriz por Blancanieves a los castigados de un “sistema quebrado” que permite “robar a los pobres para dárselo a los ricos“, como sentenció ella misma (y los comentarios en off de RTVE cambiaron de tema). Candela Peña, Goya a la mejor secundaria por Una pistola en cada mano, fue otra de las ganadoras que conmocionó con su discurso a favor de la sanidad pública, la educación pública y contra los desahucios, pidiendo trabajo para ella misma también, que ahora tiene un hijo que alimentar (y los comentarios en off de RTVE cambiaron de tema).

Pero el traspiés histórico de la noche fue cuando el premio de mejor canción se dio a Los niños salvajes por error. Rápidamente, la actriz Adriana Ugarte paralizó la recogida y anunció a la verdadera ganadora en esa categoría, Blancanieves. Los falsos premiados se quedaron pálidos. Nadie en directo explicó qué había pasado. ¿Por qué había dos sobres que provocaron que Ugarte se confundiera? Eva Hache o el Presidente de la Academia debieron haber salido a dar alguna explicación sobre tan extraño asunto. No obstante, se corrió un tupido velo y siguieron con la ceremonia como si no hubiera pasado nada.

Este fue el gran fallo de un evento televisivo que no reunió ni un ápice de originalidad con respecto a años anteriores. La misma coctelera con los mismos manidos ingredientes. Sin grandes rostros, sin Penélope Cruz, sin Naome Watts, sin golpes de efectos ni sorpresas de guión. Todo fue predecible, arrítmico. No supieron aprovechar ni el tirón de Mario Casas que andaba por allí representando a Grupo 7 y que bien podía haber entregado algún premio para alegría de sus miles de fans.

Entre tanto sopor, solo se salvaron el primer monólogo de Eva Hache, la aparición de Concha en el escenario y el desafortunado sobre erróneo. La gala se fue desinflando a medida que iba corriendo la noche. Era difícil resistir la tentación del zapping y aguantar la retahíla de agradecimientos al padre, a la tía y al casero de los premiados de turno.

Los discursos de los premiados, en sus mayoría cargados de tópicos (“la verdad es que no me lo esperaba…”), se hacían demasiado largos. Quizá deberíamos incorporar ya la efectiva música de fondo que ponen los norteamericanos habitualmente en sus galas para avisar de que el premiado se está extendiendo y debe acabar cuanto antes; con esta medida logran abreviar los saludos a familiares y amigos.

En el ritmo de la velada, tampoco ayudó el orden de escaleta. Una vez más, se hizo ese manoseado invento de colar al presentador, en este caso Eva Hache, dentro de las películas del año (esto era original en 1996 cuando lo hacía Billy Crystal) o se intercalaron gags interminables, como cuando Ernesto Sevilla se puso a buscar eternas reivindicaciones absurdas entre el público con la ayuda de los demás actores de Muchachada Nui. Más que divertir, estos fragmentos invitaban a irse a la cama.

Casi al final, llegó Belén Rueda para entregar el premio al mejor actor. Dijo que la cultura debe ser una de nuestras prioridades. Y anunció que ya quedaba menos para terminar. Suspiro generalizado. La gala tocó a su fin poco después con el Goya al mejor director (para J. A. Bayona por Lo imposible) y a la mejor película (para Blancanieves).

Concluyó así una gala que parece condenada, año tras año, a hacerse larga e insatisfactoria. La única novedad real fue el sistema interactivo de multicámara que ofreció rtve.es. Esta visionaria web es un oasis dentro de una cadena pública que navega a la deriva por obra y gracia de los egos de la política de trincheras. Pero, afortunadamente, anoche los trabajadores del cine dieron una lección de  honestidad, compromiso y elegancia.

Respecto a lo de conseguir una gala redonda a nivel televisivo… otro año será.

Y ADEMÁS…

La evolución de audiencia de la historia de los Goya

Así vimos los Goya en 2012

La evolución histórica de la audiencia de los Premios Goya

0:00 - Autor:

Los últimos Goya han vuelto a perder espectadores. Andreu Buenafuente sigue ostentando el máximo de audiencia de todas las ceremonias de los premios de la Academia de Cine. Este dato no es fruto de la casualidad, pues aquella gala, celebrada en 2010, fue  una de las más redondas a nivel televisivo de la historia. Y es que contó con casi todas las claves para lograr el éxito en la tele: humor, emoción, ritmo, fama y sorpresa.  De hecho, nadie esperaba que apareciera ahí, de repente, Pedro Almodóvar.

Anoche, la mesa estuvo más coja. Y la escaleta invitó a los espectadores a huir en determinados momentos. Aunque, aún así, la gala alcanzó un buen dato de espectadores. Ésta es la evolución de audiencia de los Goya (con sus respectivos presentadores)  desde su primera emisión (emitida por Antena 3, el resto por TVE) hasta 2013. El seguimiento de la ceremonia aumentó cuando se pasó de emitir del sábado al domingo, día de mayor consumo catódico.

1993: 9.3% y 1.356.000 Imanol Arias 
1994: 13.9% y 2.247.000 Rosa María Sardá
1995: 17.9% y 2.128.000 Imanol Arias
1996: 23.3% y 2.842.000 Verónica Forqué y Javier Gurruchaga
1997: 29.5% y 3.544.000 Carmen Maura y Juanjo Puigcorbé
1998: 21.5% y 2.173.000 El Gran Wyoming
1999: 33.5% y 3.688.000 Rosa María Sardá
2000: 30% y 2.816.000 Antonia San Juan
2001: 29.9% y 2.925.000 María Barranco, José Coronado…*
2002: 30.3% y 3.088.000 Rosa María Sardá
2003: 19.3% y 2.422.000 Alberto San Juan y Guillermo Toledo
2004: 20% y 2.112.000 Cayetana Guillén Cuervo y Diego Luna
2005: 24.5% y 3.720.000 Resines y Maribel Verdú… *
2006: 18.8% y 2.305.000 Concha Velasco y Antonio Resines
2007: 20.5% y 3.282.000 José Corbacho
2008: 18.1% y 2.775.000 José Corbacho
2009: 20.8% y 3.370.000 Carmen Machi
2010: 26.4% y 4.656.000 Buenafuente (máximo histórico)
2011: 25.4% y 4.340.000 Buenafuente
2012: 23.3% y 4.156.000 Eva Hache
2013: 22.2% y 3.917.000 Eva Hache

EL ANÁLISIS TELEVISIVO DE LOS GOYA 2013 AQUÍ:
> Así vimos la gala por la tele

*En 2001, junto a María Barranco y José Coronado, también presentaron Loles León, Imanol Arias, Concha Velasco y Pablo Carbonell.

*En 2005, también colaboró Montserrat Caballé.

¿Habrá motín en los Goya?

17 febrero 2013 - 2:02 - Autor:

Llegó el día de Los Goya. La ceremonia de entrega de los premios que votan los académicos del cine español celebra su cita anual con nueva ubicación, un rococó hotel pegado al aeropuerto de Barajas, y precedida de una polémica: existe cierto miedo del gobierno a que la gala se convierta en una manifestación contra sus duras políticas de recortes.

La sombra de los Goya de 2003 planea diez años después. Aunque ahora no sería un ‘No a la guerra‘, en esta ocasión sería un sí a los derechos logrados en la sociedad del bienestar en todos los sectores, no solo en lo que se refiere al cine, la cultura o la subida del IVA.

El temor del veterano productor y distribuidor de cine Enrique González Macho, presidente de la Academia de Cine, que pidió que no se repitiera una gala reivindicativa, fue contestado por la Unión de Actores en un comunicado que rezaba lo siguiente: “¿Qué harían los maestros si dispusieran de dos horas en directo en la 1 de Televisión Española el próximo domingo por la noche, en horario de máxima audiencia? ¿Qué harían los trabajadores de la Sanidad Pública? ¿Qué harían las personas en paro? ¿Qué harían las personas a quienes sacan por la fuerza de sus casas al no poder hacer frente a las deudas con los bancos?”.

Esta nota, además, añadía: “el sindicato Unión de Actores y Actrices de Madrid hacemos un llamamiento a la reflexión a los compañeros del cine que tienen el honor de participar en la celebración de los premios Goya, ya sea como nominados o como presentadores. Desde el máximo respeto a la libre decisión de cada uno de hacer o decir lo que le venga en gana, llamamos a reflexionar sobre la situación que estamos viviendo y la responsabilidad de cada uno ante la misma”.

Desde algunos ámbitos no ha gustado nada esta proclama y se solicitado públicamente a TVE que no se retransmita la ceremonia en directo. El diario ABC así lo pidió. El editorialista de Telemadrid Hermann Tertsch también se sumó a esa propuesta a través de su twitter. ¿Dónde está la libertad de expresión, pues?

Pero, probablemente, la sensatez, la honestidad y el margen de libertad de cada uno terminarán reinando en los Goya de esta noche. Los nominados saben que el barullo del ‘No a la guerra’ fue comprendido por una parte de la sociedad, sí, pero también colocó al cine a una posición privilegiada de cara a despertar injustos prejuicios que nada tienen que ver con la calidad de las películas. El extremismo ideológico de actores como Willy Toledo no ayudó demasiado en años posteriores.

Ya estamos en 2013. Y deberíamos sentir que estamos en 2013. Y que esta noche no entienda de censuras, ni de controles políticos, ni de retardos en emisión, pues vivimos en un tiempo en el que la red social denuncia rápidamente lo que se quiere ocultar. De ahí viene, por ejemplo, el colosal descenso de audiencia los informativos de Televisión Española tras haber perdido la independencia ganada en la era de Fran Llorente.

Ésa es la grandeza de 2013. La sociedad sabe encontrar la información y gritarla. Con espíritu crítico. Por eso mismo, esta noche terminará siendo una velada para celebrar con realismo el cine español a pesar de todo. Por supuesto, habrá censura: la autocensura que cada uno de los participantes ejercerá en función de sus propios intereses, empezando por la misma Eva Hache y sus obligaciones como presentadora ‘institucional’ del evento.

Al final, ganará la transparencia de lo imprevisible. Una transparencia donde triunfará el protagonismo de los nominados, que deben disfrutar su momento como quieran, haciendo uso de la mayor de las libertades: la libertad individual.

Y ADEMÁS…

Así vimos los Goya en 2012

La evolución de audiencia de la historia de los Goya

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

febrero 2013
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728  

TeleDiaria en Twitter