Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘MasterChef’ ha resucitado ‘Esta cocina es un infierno’, el reality culinario que fracasó en Telecinco

23 julio 2013 - 6:00 - Autor:

  • La Nueve repite el reality que presentó Carolina Ferre en 2006. Con esta decisión, ¿nace una nueva estrategia de programación?

La Nueve se ha convertido en una especie de canal Nostalgia de Telecinco. Y es que la parrilla de esta joven cadena está plagada de viejos programas rescatados del archivo de Mediaset.

Yo soy Bea, Sin tetas no hay paraíso, El Comisario… son algunas de las ficciones que se pueden volver a ver en La Nueve. Pero, desde anoche, el canal más nuevo de Mediaset ha dado un paso más allá en nuestro recuerdo catódico y ha rescatado uno de los primeros realities que tropezó en Telecinco. Se trata de Esta cocina es un infierno.

Producido por Zeppelin (Gran Hermano) y presentado por Carolina Ferre, este formato fue estrenado en febrero de 2006. Aunque, lejos de alargarse en el tiempo, su final se aceleró: ya que sólo logró un 18 por ciento de share en un tiempo en el que, para mantenerse en prime time, había que superar la barrera del veinte por ciento de cuota. Era otra época: sólo había tres canales en competencia directa.

Probablemente, Esta cocina es un infierno llegó demasiado pronto a nuestra televisión. Aún no era el momento para un formato de estas características que mezclaba fogones y reality. Aún no habían allanado el camino ni las broncas de Alberto Chicote, ni los cientos de testados programas culinarios que importamos de canales temáticos extranjeros.

Tampoco el cásting fue atinado, pues estaba formado por famosos que no sabían ni freír un huevo. Y en televisión mejor si la audiencia puede sorprenderse, identificarse y emocionarse con los talentos secretos de los personajes de la farándula.

Leticia Sabater (en la foto de arriba en plena faena), Ernesto Neyra, Bienvenida Pérez, Óscar Lozano o Bárbara Rey fueron algunos de los participantes reclutados en este show con una mecánica difusa y que, a los cinco minutos de arrancar, olvidó las recetas para centrarse en el conflicto más gritón.

No funcionó, aunque el programa si consiguió una factura visual bastante impecable. Y, al final, ganó Bárbara Rey. Se llevó 60.000 euros. Siete años después, los espectadores más adictos a la telerrealidad pueden revivir este espacio que ha resucitado para arañar algunas décimas de audiencia gracias a la resaca del éxito de MasterChef.

Estrenamos, por tanto, un nueva estrategia de programación: la redifusión de programas de televisión fracasados porque, quizá, se adelantaron a su tiempo.

Y ADEMÁS…

‘MasterChef’, un éxito cocinado a fuego lento

Claves televisivas de la final de ‘MasterChef’

¿Cómo es posible que Carolina Ferre no tenga programa propio?

El púlpito de José Luis Moreno

22 julio 2013 - 9:21 - Autor:

  • El productor ha estrenado programa en Youtube, donde habla de los papeles de Bárcenas, da consejos sobre amor, rescata viejas actuaciones musicales o reflexiona sobre su condena por vulnerar derechos de actores.

La televisión en España no sería igual sin la figura de José Luis Moreno. Pocos han sabido realizar galas de varietés como este ventrílocuo-productor que siempre logró transmitir la sensación de fiesta grandiosa e imprevisible en donde, en verdad, simplemente había un frío plató. Lo consiguió gracias a su fórmula de entremezclar música, humor, sketches, premios delirantes, fuentes ornamentales, mucho aplauso, mucho ballet, mucho desfile descocado y, sobre todo, mucho mogollón de extras sobre el escenario.

Pero, con el paso de los años, José Luis Moreno también se ha convertido en víctima de su propia caricatura social, debido a que algunos de sus proyectos han estado salpicados de una cierta aureola desconcertante que ha impulsado su imagen pública más oscura.

Así de desconcertante es su última gran apuesta: YouMore TV, una plataforma de canales de Youtube, catalogados en cuatro pilares: Series y comedia, Calidad de Vida, Talento, Espectáculo y Cultura. ¿En qué se traduce esto? En principio, en que se han colgado telecomedias y shows que el productor desarrolló para las cadenas autonómicas y de los que tiene todos los derechos de explotación. Tampoco faltan, por supuesto, sus propias actuaciones junto a sus muñecos, Macario, Monchito o Rockefeller.

No obstante, no sólo de nostalgia vive YouMore TV. También el exventrílocuo ha creado su propio programa en directo: Calidad de Vida, que presenta al más puro estilo de Cristina Tárrega en sus años gloriosos en Telemadrid, pues aparece sentando en un sillón con unos rascacielos al fondo, enfundando en una discreta camisa y rodeado de pantallas. Sólo le falta un tigre de porcelana al lado.

Y ahí está, dirigiéndose a su audiencia, que dice ser masiva. De hecho, parece obsesionado con repetir lo exitoso que es su nuevo púlpito, a pesar de contar sólo con algo más de 80 suscriptores. Incluso, de repente, se pone a hablar en otros idiomas para saludar a sus “amplios” espectadores internacionales. Inglés, italiano, francés… Moreno demuestra su habilidad como traductor.

“Os necesitamos, porque si os habéis dado cuenta, la sensación de los pensantes es que el mundo se tambalea, pues no es así. Se tambalea cuando las fuerzas de la naturaleza lo quieren a través de tsunamis, volcanes en erupción o las lluvias, que han asolado China. El otro veneno que nos regalan diariamente hay que ponerlo en cuarentena”, sentencia Moreno que utiliza este ‘novedoso’ formato para hablar de todo un poco: desde animar a querer a tu expareja después de divorciarte de ella, recordar las primeras oportunidades que él mismo dio a Alejandro Sanz en televisión o defenderse de los papeles de Bárcenas, donde ha aparecido su nombre.

“No le he visto en mi vida”, dice Moreno refiriéndose al extesorero del PP para, minutos más tarde, transformarse en embajador de la MarcaEspaña a través de su canal de Youtube: “Tenemos que conocer más a la gente que hace país y no a la gentuza que lo contamina y no hace nada”. Al final, intenta zanjar el asunto con un inquietante refrán: “No tiene la culpa el cerdo, sino el que le da de comer“.

Aunque en Bárcenas no termina su defensa. Moreno también aprovecha para intentar desviar la atención sobre su condena por vulnerar los derechos de actores:

Lo que está claro es que este programa cibernético demuestra que José Luis Moreno sigue en buena forma para perpetrar poéticas presentaciones eternas, como antaño.

Y, entre sermón y sermón, aparecen fragmentos de actuaciones de Rocío Jurado o Marta Sánchez (desesperada). Además, Moreno hace publicidad constantemente de un número de teléfono, de esos que cuesta bastante dinero, para animar a la gente a que llame, opine e incluso pida cita para ver el plató de La que se avecina (serie de su productora). En cualquier instante, empezará a regalar puestos de trabajo en directo, como hacía en Noche de Fiesta.

Y ADEMÁS…

Ponga una gala de José Luis Moreno en su sábado noche

13 años de la primera final de ‘Gran Hermano’: la noche que Telecinco paralizó el país

21 julio 2013 - 19:40 - Autor:

“Hace 13 años que terminó el primer Gran Hermano con una cuota de pantalla de 72,9 % y picos de hasta 89,9 % , (y perdía mi anonimato).”, con este tuit Ismael Beiro nos recordaba hace unos minutos que hoy se celebra el aniversario de la primera final de GH. Aquella noche, algo había cambiado en nuestra televisión para siempre.

Existe un antes y un después en la historia de la televisión tras esa experiencia colectiva del iniciático Gran Hermano. Terminaba de nacer el superformato, pues incorporaba casi todos los géneros televisivos en sólo un programa: culebrón, talk show, concurso, debate, espectáculo, cotilleo, sorpresa, documental y, sobre todo, realidad. Y la realidad siempre es un valor añadido en la pequeña pantalla. En definitiva, un cóctel explosivo capaz de romper audímetros.

Mercedes Milá vio como este reto no era un proyecto más en su carrera. También estaba cambiando, sin darse cuenta, la forma de entender la televisión de la reputada comunicadora.

Milá estaba a los mandos de un programa que sí tenía tintes de su ‘experimento sociológico’ al grabar cada movimiento de la convivencia de unas cobayas humanas. Y es que esta primera edición paralizó al país por la increíble verdad que desprendían los concursantes, porque, al ser los primeros, no sabían aún a qué se estaban enfrentando.

De hecho, con el paso de los años, los casting del programa se han ido homogeneizando hacia un target de clónicos aspirantes al bolo de discoteca, pero en el virginal GH1 eran personas reconocibles de la calle, con las que era sencillo empatizar, amar u odiar, hasta el último giro dramático.

Esta noche, se cumplen 13 años de aquella final con Ismael Beiro aterrizando frente a la fachada de Telecinco en un helicóptero. Era la primera vez que Beiro pisaba los Estudios de la cadena. El país estaba emocionado. Habíamos vivido con los concursantes los tres meses de encierro. Y la casa se quedó vacía, y los responsables del programa supieron cerrar la etapa como la mejor serie de ficción: mostrando la casa desocupada, sólo con las gallinas campando a sus anchas, al mismo tiempo que se iban apagando las luces de cada habitación. Era sólo el comienzo de una nueva forma de entender la televisión: la realidad hecha espectáculo.

Y ADEMÁS…

‘MasterChef’ supera en audiencia a la final de ‘Gran Hermano 14′

El histórico de audiencias de las finales de GH

Seis supersticiones de Mercedes Milá

¿Sería bueno para la salud mental de las nuevas generaciones que regresara ‘Gandía Shore’?

12:15 - Autor:

  • Cuando la televisión nos vende el ‘desfase’ como algo atractivo.

Gandía Shore está en el aire. A pesar de ser un rotundo éxito para MTV, el programa ha suspendido la grabación de su segunda temporada por sorpresa. El motivo: la cadena puede quedarse sin frecuencia de emisión en abierto en los próximos meses, pues estamos a punto de sufrir una nueva redistribución de los canales de TDT.

Así que el formato en el que Labrador, Arantxa, Ylenia, Esteban, Core, Abraham y Gata dieron rienda suelta a sus más bajos instintos ha sido paralizado. También las cuentas de twitter de sus protagonistas, que han sido congeladas por la televisión musical que ya casi no emite vídeos musicales. No vaya a ser que esos perfiles en la red social, cargados de seguidores, se vuelvan un arma arrojadiza de tuits agresivos contra el canal que les catapultó a la fama.

Es la contraindicación que conlleva trabajar con este tipo de espécimen televisivo. Y es que los chicos de Gandía Shore han protagonizado una grotesca radiografía de una parte de la juventud española que, sin embargo, ha cumplido su función: generar un espectáculo televisivo repleto de momentazos tan vergonzosos y dantescos como adictivos para el jugoso target de audiencia del espacio. Un target que ha sido muy rentable para MTV.

Gran parte de esta audiencia ha sabido disfrutar y reírse de este programa con espíritu crítico y la distancia suficiente. Saben que sólo es un lúdico show de televisión. Pero Gandía Shore también ha congregado otro tipo de público más joven, y en pleno desarrollo de su personalidad, que ha visto como este reality premiaba a unos chicos por hacer locuras poco recomendables.

Este joven perfil de audiencia probablemente, en determinados casos, no está preparado para digerir, con una abrumadora normalidad, el peliagudo ritmo de vida de los participantes de Gandía Shore, donde el ‘desfase’ es el centro del universo y se hace una apología de actos más que cuestionables. De hecho, en el último programa destrozaron la casa donde vivían y, prácticamente, fueron felicitados por ello. Vamos, lo normal.

Y, claro, luego llevamos a unos alumnos lumbreras al parlamento europeo y sueltan en el estrado el grito de guerra de la revelación del reality, Ylenia: “¡sageraos!”.  Y nos sorprendemos. Pero no, es la influencia de nuestros referentes televisivos. Porque las nuevas generaciones ya no crecen con Cajón desastre o Rockopop, crecen en los polígonos de Gandía Shore.

Y ADEMÁS…

Terminó ‘Gandía Shore’ y los chicos destrozaron la casa

Los reality exprés de MTV: infalibles

 

¿Por qué Melendi ha dado platón a ‘La Voz’ y ha fichado por un talent show de abuelos en TVE?

20 julio 2013 - 11:59 - Autor:

Esta semana, ha comenzado la grabación de la segunda temporada de La Voz. Y Melendi no estaba en las sillas giratorias. En su lugar, Antonio Orozco. Y es que Melendi ha sido el único coach que se ha caído del talent de Telecinco. El motivo: no podía cuadrar las fechas del programa con su gira.

De esta forma, La Voz ha perdido a su coach revelación de la temporada pasada y el que más conocimientos reales sobre música demostró. Pero, sorpresa, cuando todos los fans del formato entendían la marcha del cantante, ha saltado la noticia de su fichaje por Generación Rock, un nuevo programa de TVE que, producido por El Terrat (Buenafuente), contará con veinte aspirantes mayores de 70 retos dispuestos a superar un reto en la música. El cantante será el director musical de estos abuelos dispuestos a triunfar encima de los escenarios. ¿Por qué este cambio de chaqueta?

Las críticas no se han hecho esperar. Algunos seguidores del cantante no entendían que abandonara La Voz para incorporarse a un programa de personas mayores en TVE. No obstante, la respuesta es muy sencilla: la agenda de las exhaustivas grabaciones de La Voz era imposible de compaginar con su gira de conciertos. De hecho, esta semana el cantante se encontraba en Canarias actuando, mientras que Bisbal, Malú y Rosario ya estaban inmersos en las maratonianas grabaciones del talent en un plató de un polígono industrial de Villaviciosa de Odón en Madrid.

En cambio, el programa de Televisión Española le permite cuadrar mejor su agenda, pues su participación se graba de forma puntual, durante sólo dos meses, y no tiene que estar de cuerpo presente en un estudio de televisión casi de forma constante el medio año en el que se prolonga el rodaje de La Voz. Primero con las audiciones ciegas, después con las batallas y, más tarde, con las galas en directo.

Este planning sería imposible de compaginar y, por eso, Melendi ha decidido dejar el exitoso formato que le ha acercado tanto a una parte de la audiencia que no conocía su espontaneidad. Y esa espontaneidad se ha marchado de La Voz para instalarse en una TVE que vuelve a apostar por el entretenimiento. ¿Notará Telecinco la ausencia de su coach con más tirón entre las adolescentes? Lo veremos.

Y ADEMÁS…

Así será la segunda edición de ‘La Voz’

Una noche en la semifinal de ‘La Voz’

‘La Voz’, un fenómeno extraño

Claves del éxito del formato revelación de Telecinco

¿Por qué el jurado de La Voz llevaba siempre la misma ropa?

¿Qué esconde David Bisbal en su libreta de ‘La Voz’?

Juan Pedro Goméz, el parado que convirtió ‘Pasapalabra’ en su trabajo

19 julio 2013 - 10:32 - Autor:

Juan Pedro Gómez, Juanpe, es la historia perfecta del ganador de un concurso. No sólo por sus conocimientos que le han llevado a ser millonario, también porque tiene una intensa historia personal detrás.

Una vida de esfuerzo y superación con final feliz, que parece escrita por un guionista: parado de larga duración, que decide prepararse un concurso a golpe de estudiar seis horas diarias, casi como si fueran unas oposiciones. No contaba con medios económicos, pero sí con una increíble constancia.

Anoche, se llevó el bote más grande de la historia de Pasapalabra en Telecinco, 1.674.000 euros. Pero no era la primera vez que ganaba dinero en televisión, pues ya participó en el prestigioso Saber y ganar. Y es que, desde que se quedó en paro, tuvo claro que los platós podían ser su salvación.

En el concurso de más audiencia de La 2 aguantó 15 programas. En total, sumó 3.600 euros en el espacio de Jordi Hurtado. Paradojas de nuestra televisión: el concurso más complicado es el que menos cuantía económica pone en juego.

Juanpe, además, también ha participado en Por la cara, de Televisión Castilla-La Mancha. Eso sí, en la autonómica sólo rascó 220 euros. Nada que ver con el millón de euros de anoche que servirá para enterrar las deudas de sus cuatro años en el paro. Y es que el ganador del rosco tiene claro lo que hará con el premio: asegurar el futuro de sus hijos y, también, darse algún capricho, como un viaje por el Mediterráneo.

Termina así un recorrido que arrancó como figurante en series de televisión, un trabajo que realizó para recabar algo de dinero, coger práctica delante de las cámaras y conocer las tripas del medio: Bandolera, Aída, Cuéntame cómo pasó, Gran Hotel, Familia o El don de Alba son las ficciones en las que hemos podido intuir a Juan Pedro en algún que otro fondo de plano.

Pero, cuidado, la televisión engancha. De hecho, Juanpe ya ha declarado que no le importaría seguir participando en otros concursos. Atrapa un millón de Antena 3 está ahora en su punto de mira.

Si al final decide acudir al show de Carlos Sobera, competencia directa de Pasapalabra, el récord-man de Telecinco formará parte de ese exclusivo club televisivo de concursantes que se convierten en ‘concursólogos profesionales’. Los sabios más temidos por las cadenas. Un curioso trabajo en expansión, por culpa de la crisis, que consiste en participar en todos los concursos de la tele (en los que te dejan, claro).

Eso sí, llegar a sentarse en el plató de un programa no es fácil. Hay mucha competencia. De hecho, Juan Pedro pasó medio año esperando hasta que le dijeron que estaba dentro de Pasapalabra.

Ayer terminó su paso en el concurso de Christian Gálvez. Ahora seguirá buscando trabajo, en un sector diferente al de la construcción y ya sin tanta prisa gracias al buen colchón económico del premio. Un personaje que probablemente no será la última vez que veamos en la pequeña pantalla y que ha demostrado que en Telecinco también se consiguen objetivos gracias al esfuerzo. Aunque, a veces, no lo parezca.

Y ADEMÁS…

Las primeras declaraciones de Juan Pedro tras ganar

Jordi Hurtado, 16 años en ‘Saber y Ganar’ ¿Por qué la audiencia no se cansa de este concurso?

Seis claves infalibles para triunfar en un concurso de TV

Noemí Galera nos da las claves para pasar un casting de TV y nos habla de los ‘concursólogos profesionales’.

Juan Pedro Gómez gana el bote más alto de ‘Pasapalabra’ en Telecinco

18 julio 2013 - 21:05 - Autor:

  • Cuando se quedó sin empleo, preparó un plan para lograr el premio del concurso.



“Es como un sueño que se ha hecho realidad. ¡Quién me lo iba a decir a mi hace dos años cuando se me estaba acabando el paro!”, con esta alegría entremezclada de emoción Juan Pedro Gómez ha celebrado el millonario bote que se ha llevado de Pasapalabra: 1.674.000 Euros.

Un premio que tiene un tinte especial no sólo por su cuantía económica, también por el esfuerzo de la persona que lo recibe, ya que lo ha conseguido un trabajador que, debido a la crisis económica, perdió su empleo como operador de grúa en el sector de la construcción. Fue hace cuatro años. Desde ese instante, decidió estudiarse diccionarios y enciclopedias para lograr participar en Pasapalabra. Dicho y hecho. La última letra que se le resistió de “El Rosco” fue la M. Pero acertó. Era “Medianoche”.

Su mujer e hijos, se enteraron de la noticia a través de una llamada telefónica que realizó los responsables del programa durante la grabación. El propio Juan Pedro se lo comunicó a su familia, que no daba crédito. Minutos después, el presentador Christian Gálvez pringó la cara del ganador de pintura azul. Había que celebrar el triunfo.

Así, gracias a su preparación, constancia y agilidad mental, Juan Pedro Gómez ha resuelto las 25 definiciones del famoso “Rosco”, en un programa en el que ha estado acompañado por la actriz Natalia Sánchez y el atleta Chema Martínez. De esta forma, Juan Pedro ha arrebatado al periodista manchego César Garrido el récord que ostentaba desde el pasado 24 de febrero de 2012, cuando se hizo con 1.524.000 euros, el mayor bote entregado hasta la fecha en Telecinco.

Natural de Porzuna (Ciudad Real) y actualmente residente en la localidad madrileña de Moralzarzal con su mujer y sus hijos Helena y Alfonso, de 9 y 7 años, Juan Pedro ha permanecido 24 ediciones consecutivas en el concurso de Christian Gálvez.

  • Una historia de constancia y esfuerzo

Todo comenzó en octubre de 2008 cuando el concursante, que se confiesa “fiel seguidor del programa”, vio a Emilio Maestro ganar un bote de 180.000 euros. En ese instante, empezó a esbozar en su mente el sueño de participar en el concurso: “Recuerdo que se llevó el bote a la primera y, a partir de ahí, comencé a ver el programa muy en serio. Además, empezaron a despedir a gente en mi empresa y sabía que tarde o temprano yo también terminaría cayendo”.

Durante el verano de 2009 sus presentimientos acabaron por cumplirse y la empresa en la que trabajaba como operador de grúa de la construcción cerró: “Me quede en el paro y como veía que la crisis económica iba para varios años, empecé a prepárame para el concurso. Primero aprendiéndome un diccionario que tenía en casa; después, uno de estudiantes, hasta que terminé por comprarme el de la R.A.E. También, de vez en cuando, consultaba el María Moliner a través de Internet, repasaba enciclopedias y veía el programa todos los días, revisando las palabras difíciles que salían en el rosco”.

No solo quedó ahí el minucioso plan de Juan Pedro Gómez para ganar el concurso. Antes de pasar el cásting de Pasapalabra, se puso a trabajar como figurante en producciones de televisión y en series como Aída, El Don de Alba, La que se avecina o Familia: “Como no encontraba trabajo decidí inscribirme en agencias de televisión como figurante de series. También comencé a asistir como público a concursos, aunque al que de verdad quería ir era a Pasapalabra. Quería ver el plató, el funcionamiento y, sobre todo, comprobar si podía responder a las preguntas de “El Rosco” mientras concursaban otros. Recuerdo que el día que fui no se me dio mal y eso me animó a continuar”.

Más tarde, su sueño empezó a tomar forma y el 11 de junio comenzó su andadura en el concurso, un mes en el que ha acariciado varias veces el bote. De hecho, se ha quedado hasta en cuatro ocasiones a un solo acierto de ganar el premio. Su principal debilidad: “Las formas verbales son las palabras más correosas. Ya cuando lo veía en la televisión necesitaba pararme a pensar, aunque luego me di cuenta de que no hay tantas y quedándome con las primeras personas, el resto podía decirlas con rapidez”. No obstante, Juan Pedro ha superado los 22 aciertos en el 83,3 por ciento de los “Roscos” que ha jugado, mostrándose imbatible para todos sus rivales.

Aunque, eso sí, el ganador ha reconocido que el factor suerte también ha tenido algo que ver en su hazaña y ha revelado en qué empleará el dinero del premio: “Para que los sueños se cumplan hay que luchar y tener un poquito de suerte. Con el dinero del bote pagaré la hipoteca y haré un buen plan de pensiones para asegurar el futuro de mi familia. Quiero que mis niños puedan estudiar lo que quieran y como nunca hemos subido en avión, me apetecería hacer un viaje todos juntos y disfrutar con mi mujer, porque han sido unos años muy duros”.

Rafa Guardiola, director de Pasapalabra, ha destacado de Juan Pedro “su constancia para prepararse, estudiar y venir al programa con garantías. Hizo de esa preparación un trabajo y acabó consiguiendo la recompensa que buscaba. Su secreto fue hacer de la necesidad una virtud, cuando se quedó en paro decidió que prepararse para el concurso iba a ser su trabajo. Además, hay que tener en cuenta que podía haberle salido mal y tirar por tierra todo ese tiempo, o que no le hubiéramos elegido para participar en el programa”, sentencia el responsable del formato.

  • Seis años de éxito en Telecinco

El azar ha querido que Juan Pedro Gómez se haga con el bote millonario del concurso justo la semana en la que Pasapalabra celebra su sexto aniversario en Telecinco. Desde que arrancaran sus emisiones el 16 de julio de 2007, Christian Gálvez ha formulado alrededor de 255.000 preguntas a un total de 1.938 concursantes, que han participado en el formato después de superar las pruebas del proceso de selección a las que se han presentado 15.200 personas para intentar ganar parte de los más de 12 millones euros que ha entregado Pasapalabra entre todos sus premios.

Seis temporadas en las que el formato ha conseguido mantenerse como el concurso más visto de la tarde con 2.042.000 espectadores y un 18 por ciento de share, 3,4 puntos por delante de la oferta de su inmediato competidor, Antena 3 (14,6% y 1.666.000 espectadores).

  • Las claves del formato

La ágil emoción que desprende el formato, la cercanía de su presentador, la curiosidad que despierta ver participar a concursantes famosos, la empatía con los anónimos y, sobre todo, la sencillez de las pruebas para que el espectador pueda jugar desde casa han sido las claves de éxito que primero triunfó en Antena 3 y, desde hace seis años, lo hace en Telecinco. Un éxito de audiencias que parece no conocer la palabra desgaste, incluso en las vacaciones veraniegas.

  • Duelo de ganadores

Mañana el concurso comienza la “Lucha de campeones” protagonizada por los mejores participantes. Los dos primeros contrincantes en esta etapa veraniega serán Luis Esteban, que cuenta con 30 programas a sus espaldas, y Marigel Minaya, que permaneció 13 ediciones en el concurso. El ganador de este apasionante desafío tendrá que elegir a su próximo rival entre los dos “campeones” que le estarán esperando sentados en la grada del programa.

Entre los exconcursantes que también formarán parte de esta particular guerra cultural están Carlos Adán (exparticipante con 39 ediciones consecutivas), Laura Gonzalo (ganadora de un bote de 182.000 euros), Paqui Doblas (exconcursante que permaneció 22 ediciones consecutivas), Javier Ajo (ganador de un bote de 102.000 euros) o María José Palacios (exparticipante en 12 ediciones consecutivas). Será la reválida del verano de uno de los programas más eficaces de la parrilla de Telecinco.

Y ADEMÁS…

Seis claves infalibles para triunfar en un concurso de TV.

Llega la versión española de ‘Top Chef’, ¿el éxito de los programas gastronómicos tiene fin?

6:00 - Autor:

Pesadilla en la cocina abrió la veda: la cocina también puede triunfar en un prime time de una cadena generalista. Así que, por fin, tras años de bailar por los despachos de las televisiones, TVE se atrevió a comprar MasterChef. Lo que parecía un fracaso en su estreno, se fue convirtiendo, a fuego lento, en un formato revelación. La final marcó récord de audiencia.

De esta forma, el entretenimiento volvía a triunfar en el horario de máxima audiencia de La 1. De hecho, ahora la cadena pública parece volver a creer en los formatos ‘espectáculo’ y ha dado luz verde a nuevos talents como Uno de los nuestros o Generación Rock, una especie de Operación Triunfo con abuelos que, en su versión original, ha cosechado éxito en Cataluña.

No obstante, en la próxima temporada también continuará el furor por el gastroshow: TVE rodará la segunda edición de MasterChef, espacio que, además, ya cocina su secuela infantil, MasterChef Junior.

Pero, además, el grupo Atresmedia (Antena 3 y La Sexta) cuenta con los derechos de Top Chef, otra competición culinaria de testado éxito internacional que será una de las importantes apuestas del próximo curso, y que previsiblemente se emitirá a través de Antena 3.

La principal diferencia de Top Chef está en que los concursantes ya son cocineros profesionales y, con su sabiduría, deben reinventar recetas para impresionar a un jurado. No son ‘aspirantes’ como en MasterChef.

La gran baza de la versión de Top Chef en Atresmedia es que contará con el desparpajo de Alberto Chicote, que compaginará este programa con su particular Pesadilla en la cocina.

Chicote no estará solo en el jurado: Ángel León y Susi Díaz, poseedores de una estrella Michelín cada uno, completan el elenco fichado para examinar a los participantes de este remake español del programa del canal Bravo.

¿Existe hueco en nuestras cadenas para un nuevo reality con la cocina como excusa? Con el infalible carisma de Alberto Chicote parece que sí. Pero el apetito del público será, una vez más, quien dicte sentencia.

Y ADEMÁS…

¿Por qué nos engancha tanto ‘Pesadilla en la Cocina’?

El Castro de Lugo, cerró. 

¿Quién es Alberto Chicote?

‘MasterChef’, un éxito cocinado a fuego lento

Lucía Etxebarría, un Premio Planeta acorralado en un reality de Telecinco

17 julio 2013 - 0:00 - Autor:

  • La escritora ha aceptado la oferta para zanjar una deuda con Hacienda.
  • ‘Campamento de verano’ es un formato de la productora de ‘Sálvame’.

¿Quién dijo que tener un Premio Planeta era incompatible con participar en un reality de Telecinco? Pues la cadena de Paolo Vasile ha dado un giro dramático a nuestras vidas y ha conseguido introducir a una ganadora del prestigioso galardón en su último formato de acorralamiento. De esta forma, Lucía Etxebarría ha sido la escritora que se ha atrevido a concursar en la nueva versión low cost de Supervivientes que, al mismo tiempo, también imita a Acorralados.  Ahora bajo el nombre de Campamento de Verano.

Más de lo mismo. De hecho, la principal baza del programa es la propia Etxebarría. La autora de Beatriz y los cuerpos celestes (Premio Nadal) ha explicado, a través de una minuciosa carta publicada en su facebook, que ha aceptado la oferta de este programa “basura y sensacionalista“, como ella misma define, para zanjar deudas pendientes con Hacienda. Incluso ha afirmado que lo que pagan por semana supera a lo que cobró por Liquidación Por Derribo, “un libro que tardé varios meses en escribir y cuya documentación estuve varios años compilando”, sentencia.

Por supuesto, al entrar Etxebarría en el camping, los concursantes no tenían ni idea de quién era. Bueno, había una persona que sí conocía su obra: Karmele Marchante. La famosa colaboradora del mundo del cuore es periodista y comenzó su carrera en Informe Semanal. Vendrá de ahí su bagaje cultural.

Etxebarría abandonará durante unas semanas el mundo literario y sus colaboraciones radiofónicas. Ayer ya no participó en la tertulia del exitoso programa de Julia Otero en Onda Cero. Pocos sabían la causa de la baja: había arrancado su reclutamiento junto a un grupo de lumbreras que son grandes veteranos en el universo de la telerrealidad: Olvido Hormigos (ex concejala y participante de Mira quién salta), Karmele Marchante (que ya estuvo en Supervivientes), Pedre (Un príncipe para Corina), Jeyko (Fama y Supervivientes), Gaby (Mujeres, hombres y viceversa), Mónica Pont (Hostal Royal Manzanares, que también fue todo un reality con Lina Morgan), José Manuel Montalvo (Mister España y Supervivientes), Esteban (Gandía Shore), Modesto (Padre de Desireé, de GH 14), Jacobo Ostos (Supervivientes) y Carmen Bazán (madre de Jesulín y Jesulina).

Lucía Etxebarría y Camen Bazán, por tanto, son dos perfiles extraños en una jungla de “repetidores” en realities que, este verano, parecen examinarse en una especie de reválida para mantener su fama gracias a este formato que irrumpe como salvador de una programación estival vacía de prime times sólidos y competitivos.

Y es que, de nuevo, la cadena de Mediaset ha demostrado que sabe sacarse de la manga, en tiempo récord, un reality diferente que, en realidad, es lo mismo de siempre. Una vez más, se recicla el cóctel de cobayas aventureras, surrealismo sin complejos, morbo ilimitado, sufridas travesuras, conflicto impostado y carnaza a prueba de audímetros. Eso sí, Lucía ha asegurado que no enseñará los pechos. Tampoco se liará con nadie. Se lo ha prometido a su madre.

  • Quejas de los scouts

Campamento de verano, que lideró en su estreno con un 14.1 por ciento de share y 2.065.000 seguidores, ha despertado la indignación de organizaciones de Scouts, que temen que se dañe la amable imagen de este colectivo. Quizá no se equivocan, pues el programa ya promueve términos como “sumisión“.  También Jimmy Giménez-Arnau, colaborador desde el estudio, habló de “sadismo”. Y fusionar conceptos como sumisión y sadismo da mucho miedo, más aún en un horario de máxima audiencia sin codificar, ni nada.

Pero, cuidado, Lucía Etxebarría dará juego y tiene una gran ventaja frente al resto: observa el programa con la distancia crítica suficiente. Su rebeldía intelectual puede derribar incluso hasta las trampas de las cabezas pensantes de este nuevo espacio, que es de la misma productora que Sálvame.

No obstante, ¿cuántas semanas durará un Premio Planeta en el prime time de Telecinco? Para empezar, la escritora ya está nominada por sus entrañables compañeros y este mismo jueves puede ser expulsada. Lo que está claro es que sin el temperamento, verdad y corrosión de Lucía Etxebarría este improvisado formato no aporta nada nuevo, no tiene personalidad ninguna.

Y ADEMÁS…

La adicción a las miserias ajenas. Seis claves del éxito de ‘Sálvame’

Siete claves del éxito de ‘Supervivientes’

Belén Esteban, agonía televisiva

Así hemos visto el reality ‘Acorralados’ de Telecinco

Comienza la grabación de las audiciones ciegas de ‘La Voz’

16 julio 2013 - 11:49 - Autor:

  • Así son las novedades que veremos (y no veremos) de la segunda etapa del exitoso talent show de Telecinco.

Hoy comienzan las grabaciones de las ‘audiciones ciegas’ de La Voz. 130 aspirantes han sido los elegidos para cantar delante de las ya famosas sillas giratorias del talent show de éxito internacional de Talpa, que en España ha realizado la productora Boomerang.

La nueva temporada viene con un cambio visible: Antonio Orozco, que cubre la baja de Melendi y se une a David Bisbal, Malú y Rosario Flores en la profesión de ser coach. Ellos, el jurado, fueron los grandes triunfadores de la edición pasada. De hecho, amortizaron más su paso por el formato que la mayoría de los propios concursantes que, excepto Paula Rojo o Paco Arrojo, han sido ya tristemente olvidados por la infiel audiencia masiva.

Y es que no nos confundamos: La Voz en España, en su primera edición, no fue un espectáculo musical, fue un programa de emociones. Y ahí estuvo parte del éxito de la versión cañí del infalible formato internacional: la intensidad de ver cómo un empático artista elige (o no) a un talento sin saber qué cara tiene.

Orozco, por tanto, será la principal novedad palpable en esta segunda etapa que intuimos no vendrá con demasiadas innovaciones, pues en televisión es mejor no tocar mucho las cosas cuando funcionan a la perfección.

Pero sí habrá otros cambios que el espectador no notará tanto. Para empezar, el plató es diferente. La Voz ya no se hace en un set alquilado en la hermosa villa de Algete, ahora ocupa uno de los Estudios Picasso de Telecinco, marco incomparable donde se hacía Al Salir de Clase, Hospital Central o Más que baile.

Eso sí, el público no se percatará de la nueva sede del programa. Y es que el decorado de las audiciones ciegas es prácticamente el mismo. Los más avispados descubrirán que se ha mejorado la característica silla roja de los coaches, que ahora incorpora luz en sus laterales y en el atril que soporta el famoso botón.

Otra de las alteraciones internas del formato conducido por Jesús Vázquez llegará de la mano del sonido y la realización visual, puntos débiles en la pasada edición en las galas en directo. El programa intentará terminar con las críticas incorporando un nuevo equipo en estas áreas técnicas. De hecho, en la presentación de la nueva temporada ayer, la productora ejecutiva de Boomerang, Encarna Pardo, reconoció que habían cambiado de realizador.

Así que La Voz estrenará nuevo responsable de la factura visual, un elemento clave para que el programa transmita aún más emoción. Aquí el espectador sí notará la diferencia. Porque, al final, la televisión no es televisión si descuida elementos como la realización, que siempre debe ir al compás de las canciones, que siempre debe jugar con el ritmo de cada música, que siempre debe ser rápida de reflejos para mostrar de forma ordenada la información que la audiencia necesita. Y en eso, no valen improvisaciones.

Y ADEMÁS…

Una noche en la semifinal de ‘La Voz’

‘La Voz’, un fenómeno extraño

Claves del éxito del formato revelación de Telecinco

¿Por qué el jurado de La Voz llevaba siempre la misma ropa?

¿Qué esconde David Bisbal en su libreta de ‘La Voz’?

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter