Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘Operación Palace’: Jordi Évole pone a prueba a la audiencia con un falso documental sobre el 23F

23 febrero 2014 - 23:27 - Autor:

Orson Welles se inventó La guerra de los mundos aquel 30 de octubre de 1938. La credibilidad de la radio creó el caos. Esta noche, el equipo de Jordi Évole ha osado experimentar con la fórmula del falso documental. Un riesgo televisivo al que se ha atrevido Atresmedia y que no se repetía desde que uno de los grandes creativos de nuestra televisión, Joan Ramón Mainat, colara en la programación, cuando era director de TVE Catalunya, un informativo especial ficticio en el que se anunciaba un golpe de estado de la URSS (unos meses antes de que pasara de verdad). El objetivo era relativizar la fe ciega de la audiencia en la pequeña pantalla. Lo consiguió. Pero Mainat fue despedido por ello. Era 1991.

Évole ha repetido la historia con Operación Palace. Un programa especial que ha intentado demostrar de nuevo, dos décadas después, esta fe ciega del público proponiendo un juego al espectador sobre qué es verdad y qué es mentira de aquello que nos cuentan los medios de comunicación.

Lo ha hecho siguiendo la estela de Operación Luna (Opération Lune o Dark side of the Moon, Canal ARTE-2002). Otro falso documental francés que negaba la llegada del hombre a la Luna a bordo del Apollo 11, basándose en el rumor de que el alunizaje fue encargado por el presidente Nixon al director Stanley Kubrik para mostrar el poderío de Estados Unidos en plena Guerra Fría.

Aquí no teníamos Kubrik, pero sí a Jose Luis Garcí (nuestro primer Oscar). Y el programa ha construido una posible trama de golpe de Estado prefabricado como si se tratara de una película.  Para dar verosimilitud, este formato experimental ha contado con testimonios de prestigio (Iñaki Gabilondo, Fernando Ónega, Luis María Ansón, el propio Garci…), acompañados por una voz en off rimbombante que daba al espacio la institucionalidad necesaria. La Sexta estaba ‘desvelando’ un falso golpe de Estado ideado para salvarnos de cualquier resurrección de la dictadura. Aunque, en ocasiones, el guion se quedaba cojo y evidenciaba demasiado la trampa del programa.

Al final, Évole explicó que todo era mentira. Pidió disculpas. “Seguramente otras veces les han mentido y nadie se lo ha dicho”, sentenció. Las tomas falsas de los invitados al falso documental patentaron el artificio. Muchos tuiteros no se lo creyeron durante la emisión, otros sí. Pero toda la audiencia había sido testigo de un intrépido juego televisivo. ¿Qué es verdad y mentira de lo que nos cuentan en nuestra televisión? Un programa para hacer pensar al espectador. ¿Lo consiguió?

Y ADEMÁS…

Jordi Évole, sus trucos para el éxito

¿Por qué Jordi Évole no puede explicar el contenido de su especial sobre el 23 F? (vídeo)

14:23 - Autor:

ACTUALIZACIÓN: > Jordi Évole pone a prueba a la audiencia con un falso documental sobre el 23F

Vamos a emitir un programa sobre el 23F, pero no será un documental más sobre esta fecha, es otra cosa; no puedo explicar más porque si lo explico igual no lo podemos emitir“. Así de contundente se ha mostrado Jordi Évole en las promociones de Operación Palace, un especial sobre el 23-F que cuenta con el testimonio de algunos de los que fueron los protagonistas de aquel 23 de febrero de 1981 en el que el teniente coronel Antonio Tejero asaltó el Congreso de los Diputados.

Un programa que competirá con el estreno de Risto Mejide en Cuatro. Sin embargo, da la sensación de que La Sexta no tiene miedo a la flamante competencia porque el contenido del especial sobre el 23 de febrero, al parecer, es explosivo.

De ahí que no sea una edición habitual de Salvados. Évole ha decidido que el formato sea independiente de su contenedor habitual. Y es que Operación Palace pondrá sobre la mesa algunas cuestiones en torno al intento de golpe de Estado que hace unos años no se podrían haber tratado de esta forma en televisión, según apuntan fuentes cercanas al periodista. “Sobre todo, os pido por favor que veáis hasta el final”, sentencia Évole. Quizá en esta reflexión del periodista esté la clave de un programa con el sello de la factoría de Salvados.

Y ADEMÁS…

Jordi Évole, sus trucos para el éxito

Y TAMBIÉN HOY…

Errores y aciertos de la pre-gala de Eurovisión que ganó Ruth Lorenzo

Errores y aciertos de la preselección de ‘Eurovisión’ que ganó Ruth Lorenzo (a pesar del jurado)

1:33 - Autor:

Ya tenemos representante para Eurovisión 2014. Su nombre: Ruth Lorenzo. La murciana se ganó al público en una noche en la que TVE celebró una gala que olía a puro trámite. De hecho, sólo interesó a un 9,8 por ciento de la audiencia, siendo cuarta opción de la noche.

Una velada catártica para los eurofans que, a nivel televisivo, nos dejó los siguientes errores y  aciertos:

ERRORES

1. La escaleta mortífera.

Un programa suspende cuando se confunde rapidez con una escaleta sin personalidad, sin alma. Y ayer Mira quién va a Eurovisión pecó de este defecto. ¿Cuándo se convertirá la preselección de TVE en un espectáculo? Porque un show televisivo no es sólo cuatro canciones desnudas pegadas con cuatro vídeos emotivos.

2. El bucle del televoto.

Parecía que los responsables del evento querían torturarnos, con constantes reposiciones, del mismo vídeo recopilatorio con fragmentos de cada una de las canciones. ¿Querían que votáramos compulsivamente? Al final, esta pieza sólo conseguía saturar al espectador e invitarlo al cambiar el canal. Tampoco ayudaron los vídeos emotivos de los familiares de los cantantes, cargados de tópicos y que recordaban a una retransmisión del primer OT. Pero la televisión ha evolucionado. Y un espacio de estas características debe y puede arriesgar en otras ideas, con más perspectiva de su historia. Porque su historia no es sólo caer en la sensiblería manida que deja en evidencia las trampas de guion.

3. El jurado sólo de cantantes.

Mónica Naranjo, David Bustamante y Merche. El programa contaba con tres de los jueces que más juego han dado a nuestra televisión en los últimos años. Sin embargo, eran cortados de repente y no fueron exprimidos. Sus diagnósticos no contaron con el tiempo suficiente en una gala en la que había minutos de sobra. En cambio, se optó por llenar de paja los entreactos entre canción y canción. Otro fallo fue que el jurado solo fueran cantantes, pues no supieron ver que a Eurovisión hay que llevar una candidatura completa: no sólo en voz, también en espectáculo y puesta en escena. De ahí que, entre los jueces, debían haber estado personas con mayor perspectiva del festival, como productores musicales o profesionales especializados.

4. El láser retro.

Mira quién va a Eurovisión no sorprendió por las puestas en escena de sus actuaciones. El láser verde de Brequette era muy moderno en el programa Viva el espectáculo de Concha Velasco. Ya no. Su actuación no tuvo ningún golpe de efecto. De hecho, sólo destacó la puesta en escena de Jorge con los bailarines arrancando su chaqueta y la fuerza bajo los focos de Ruth Lorenzo, quien, por cierto, ha prometido que llevará agua real a Eurovisión. ¿Lo conseguirá?

5. La sirenita cómica.

En vez de aprovechar al jurado o idear algún otro elemento, para desengrasar el sarao se optó por dar protagonismo a una sirenita de Copenhague paródica y cantarina que tomaba el pelo a Anne. No era mala idea. El problema: su guion parecía escrito por Kiko Rivera.

ACIERTOS

1. La canción inicial de Anne.

Telepasión regresó por un momento a TVE. Lo hizo con Anne Igartiburu bailando y cantando en riguroso playback. Pobre. Pero salvó el tipo. Y demostró que sigue siendo una presentadora más que apta del directo y que podía haber continuado al frente de Mira quién baila. Porque Anne no está oxidada. Aprobó la noche con buena nota.

2. La realización cómplice.

El mítico realizador de TVE Jordi Vives volvió a dar en la diana de la realización. Mira quién va a Eurovisión se vio muy bonito, en un plató con una iluminación acogedora. Es más, nos supo mostrar las emociones reales y la euforia de los eurofans presentes en el Estudio 6 de Sant Cugat.

3. El sonido estéreo.

El sonido también fue uno de los aciertos de la noche. En ese plató donde cada lunes hay una orquesta en directo en Mira quién baila no podía fallar. Todos los temas se escucharon con la potencia que necesita este acontecimiento.

4. El final nervioso (y descafeinado).

Lo mejor del programa fueron los minutos finales que transmitieron tensión real. Unos intensos momentos con un jurado, demasiado de acuerdo, que se quedó KO al ver que el público no estaba con él. La audiencia había preferido el show de Lorenzo a la voz de Brequette.

Y, al final, Ruth emocionada, demostrando su instinto televisivo, que aprendió en Factor X británico, levantó un plató y cantó. Fue el chimpún final. No lo tuvo fácil, ya que el cierre del especial estuvo algo  algo vacío. Y es que faltó que detrás de Lorenzo hubiera un mogollón de gente arropando a la flamante ganadora y dando la sensación de gran fiesta irrepetible. No sucedió así.

Ya tenemos representante para Eurovisión 2014. Ruth Lorenzo es su nombre. Ahora nos queda el reto de que, en la próxima selección, podamos crear un show consciente de su tiempo, que consiga construir un acontecimiento atrayente más allá de los fieles eurofans. Porque Eurovisión es el gran espectáculo televisivo europeo y también esta característica debería estar presente en los programas previos que consuma TVE, unas retransmisiones desaprovechadas que pueden ser algo más que un mero trámite.

http://www.youtube.com/watch?v=avwG_u4Ahfo

Y ADEMÁS…

5 errores que no debe cometer TVE en su candidatura a ‘Eurovisión’

Eurovisión 2013: Dinamarca gana, España queda penúltima. El análisis completo del último eurofestival

La historia de España en Eurovisión, de un vistazo

Las peores actuaciones de España en la historia de ‘Eurovisión’

El corto de Instagram: una historia de filtros y postureo (vídeo)

22 febrero 2014 - 3:38 - Autor:

La 2 de TVE emitió el pasado miércoles, dentro del programa Alaska y Coronas, el primer corto hecho con imágenes de Instagram. Una historia de amor a base de filtros, autofotos y postureo. Mucho postureo.

Creado por el realizador Roberto Pérez Toledo, director de la película Seis puntos sobre Emma, y protagonizado por los actores Claudia Traisac, Juan Trueba y David Mora; An Instagram Story es un reconocible manifiesto para una nueva generación: la generación que exhibe su vida a través de la red social.

Más de un ‘instagramer’ ya se ha sentido reflejado en este corto, de tan solo dos minutos y medio, realizado para la sección Router66 del espacio de Televisión Española. Una mezcla de humor, ironía, emoción y postureo:

Y ADEMÁS…

‘Alaska y Coronas’: valentía, riesgo e ilusión de una televisión pública

La película de facebook de Jordi Hurtado

Así despertaba ‘La bola de cristal’ la fascinación por los libros

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

‘Lo más plus’, 18 años después

Seis programas que TVE no emitiría hoy

¿El fin de los emblemáticos Estudios Buñuel?

El camino desandado por Paco León: ¿’Carmina y Amén’ no tendrá un estreno multiplataforma?

21 febrero 2014 - 10:13 - Autor:

Pronto se cumplirán dos años de la irrupción de Carmina o revienta en aquel Festival de Cine Español de Málaga en el que provocó carcajadas y se hizo con el Premio del Público y la Biznaga de Plata a la Mejor Actriz para Carmina Barrios. Conocido por sus trabajos en televisión, Paco León sorprendía así con su ópera prima, autoproducida por él mismo, rodada de forma modesta y casi en familia y centrada, a medio camino entre ficción y realidad, en la figura de su pintoresca madre.

Tras el éxito en Málaga, Paco anunció una estrategia de distribución insólita hasta la fecha: estrenaría la película al mismo tiempo en cines, en DVD y en la red, permitiendo que el público accediera a ella de la forma que quisiera y con distintos precios, siendo posible verla en plataformas online, como Filmin por solo 1.95 euros. El Luisma de Aida, gracias a su popularidad y poder mediático, se volvió omnipresente en los medios promocionando su obra y convirtiéndose así en estandarte de una forma nueva y revolucionaria de distribución que, por supuesto, no gustó nada a las grandes cadenas de exhibición de cine como Cinesa o Yelmo Cineplex, que se negaron a programar la película por estar al mismo tiempo disponible en la red.

Paco aseguraba que esta forma de distribución multiplataforma sería el futuro y que él lo que quería es que la gente viera su película al precio que fuera. Abrió así un inspirador camino para toda una cantera de cineastas que aspiran a lograr una repercusión similar con sus películas pequeñas bajo el brazo. Porque, independientemente de si finalmente fue rentable o no, lo indudable es que Carmina o revienta logró una abrumadora presencia en los medios y una enorme simpatía entre el público.

Enseguida, Paco anunció que haría una secuela, esta vez con el apoyo de Telecinco Cinema y Canal +, que han reunido un presupuesto de 600.000 euros, mucho mayor que el de la primera entrega. Todo buenas noticias para Paco. Esta secuela, Carmina y Amén, ya está lista y tendrá de nuevo su estreno en el inminente Festival de Málaga.

¿Y después? Lo lógico sería pensar que Paco continuará con la estrategia de distribución de la que él mismo fue abanderado y que Carmina y Amén también se verá de manera multiplataforma y a precios asequibles, pero, de momento, solo hay confirmación oficial de un hecho: Carmina y Amén será distribuida en salas el próximo 30 de abril por A Contracorriente Films. ¿Solo en salas? Eso parece.

Lo que ha cambiado entre Carmina o Revienta y Carmina y Amén parece claro: la presencia de Telecinco Cinema en la producción provocará que esta segunda parte cuente con una distribución tradicional, de las de toda la vida, que no corra riesgos y sí contente a los grandes exhibidores. Carmina y Amén, por tanto, estará en muchas más salas y en los cines de las grandes cadenas, pero el precio que tendrá que pagar será que no podrá estar al mismo tiempo en DVD o en plataformas online a un importe más bajo. El DVD y la red tendrán que esperar a que la película agote su vida en las salas, como ha ocurrido siempre.

¿Dónde queda entonces la revolución iniciada por Paco León para cambiar las cosas e innovar en la forma clásica de distribuir? ¿Carmina y Amén desandará el camino iniciado por su predecesora? ¿Ha perdido Paco su propia batalla? ¿Llamará esta secuela la atención al público de la misma manera sin contar con el factor transgresor de poder verla el día de su estreno por menos de dos euros y en casa? Las respuestas: a partir del 30 de abril.

Y ADEMÁS…

¿Cómo debería ser el final de ‘Aída’?

Así es la increíble ‘película de Facebook’ de Jordi Hurtado (vídeo)

2:12 - Autor:

Jordi Hurtado alcanzó la gran popularidad en los ochenta de la mano del concurso Si lo sé no vengo. Desde entonces, no ha parado de triunfar en TVE: 17 años años ininterrumpidos ha cumplido, el pasado lunes, al frente de Saber y Ganar. Todo un récord, que le convierte en el comunicador que más tiempo lleva presentando un mismo concurso en nuestro país.

Casi dos décadas en las sobremesas televisivas, pero su lozanía se mantiene intacta. Lejos quedan aquellos tiempos en los que ponía la voz a Epi de Barrio Sésamo. Ahora es el rostro más reconocible de La 2 y también un filón de visitas en Internet.

Hurtado es un hit viral, haga lo que haga. Tanto que esta semana está arrasando en visitas su particular ‘película de Dacebook’ que se ha hecho como cualquier otro usuario de la red social.

Eso sí, Jordi Hurtado, al parecer, también fue pionero en estos lares. Y es que, según este vídeo, ‘se unió’ al caralibro hace 12.810 años. Aquí está su vida en imágenes. Por este hombre no pasa el tiempo, desde luego:

Y ADEMÁS…

Jordi Hurtado infinito: 17 años al frente de ‘Saber y Ganar’

¿Y tú de qué programa infantil eras: ‘Barrio Sésamo’, ‘Dabadabadá’, ‘El Kiosco’ o ‘La bola de cristal’?

‘Alaska y Coronas’: valentía, riesgo e ilusión de una televisión pública

20 febrero 2014 - 19:38 - Autor:

  • Pasamos una noche en el plató del programa de La 2.

21.45h. Miércoles 19 de febrero de 1014. Estudios Buñuel. Los emblemáticos platós de TVE, en el madrileño barrio de Chamartín, viven ese nervio de los momentos que preceden al arranque de un programa en directo. Está a punto de comenzar el segundo programa de Alaska y Coronas, un formato que, tras Torres y Reyes, continúa proponiendo una mezcla explosiva de contenidos que parecían imposibles en la televisión de hoy.

Un viaje de hora y media por una televisión pública valiente que escucha, descubre, juega, reinventa, atreviéndose a abrir una inquieta ventana a la curiosidad y la cultura. Sí, cultura, pero sin olvidar el travieso instinto del espectáculo que siempre requiere la televisión.

Y en el plató el programa se vive como una fiesta en la que Alaska y Javier Coronas demuestran su dominio absoluto de la escena como buenos anfitriones. Tienen física, química y una energética rapidez de reflejos. Están relajados, disfrutando. Los dos.

Es indudable que Alaska es un icono de nuestro tiempo, pero en este formato sorprende su capacidad para llevar las riendas de un directo en el que pregunta, siente y disfruta. También Coronas, que es la gran revelación del show: su constante improvisación a partir del guión constituye una descacharrante mirada absurda dentro de un programa que no conoce los pregrabados: Coronas hasta dobla momentos del archivo de TVE en riguroso directo (ayer lo hizo con un delirante Jesús Hermida).

Estamos ante un talk show que es capaz de mezclar un debate con una de las galeristas más prestigiosas de nuestro país, Soledad Lorenzo, con una masterclass del filósofo Javier Sádaba, las tablas de Martina Klein, las excéntricas pieles de Roberto Etxeberría o la música electrónica de Najwa Nimri. Todo en un envoltorio de realización mimado, que siempre busca del encuadre atractivo y que explora nuevas fórmulas de lenguajes audiovisuales como la multiviñeta.

Alaska y Coronas se vive en plató como un acontecimiento. No solo por el público anónimo que acude dispuesto a disfrutar del espectáculo, sino porque inevitablemente, como espectador, te invade la sensación de que estamos recibiendo el fruto de un acto de pasión poco habitual en los platós de televisión que acostumbramos a pisar. Un acto de pasión de Santiago Tabernero director del programa, y su equipo.

Ellos son una muestra de las personas que hacen esta televisión pública de 2014, que, sin publicidad y más allá de competiciones de audiencia, encuentra su sentido apostando por la creatividad, arriesgando en las ideas con talento, saliéndose del guion y aprendiendo de la sociedad. Una tele consciente de su tiempo, de su historia… y de cuál debe ser su futuro.

Y ADEMÁS…

Alaska vuelve a TVE con un evento televisivo semanal

‘Torres y Reyes’, ¿ha nacido un nuevo programa de culto?

Así despertaba ‘La bola de cristal’ la fascinación por los libros

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

‘Lo más plus’, 18 años después

Seis programas que TVE no emitiría hoy

¿El fin de los emblemáticos Estudios Buñuel?

Risto Mejide quiere ser Jordi Évole

9:19 - Autor:

Risto Mejide quiere ser Jordi Évole. O eso puede parecer al ver el primer programa de Viajando a Chester, espacio que se estrena el próximo domingo a las 21.30 en Cuatro y que ya hemos podido visionar algunos periodistas en un pase previo.

Zapatero será el primer invitado. Jorge Lorenzo, el segundo. Dos pesos pesados para lanzar un programa que competirá frontalmente, en su primera emisión, contra el especial 23F de Salvados.

Una decisión arriesgada por parte de Mediaset, pues su nuevo formato es bueno, pero no tan bueno (a nivel televisivo) para llegar a la masa ciudadana como el de Jordi Évole.

Si Évole transmite una carismática cercanía con el sentir del pueblo, Viajando a Chester contagia una particular lucha de egos, donde el publicista intenta mostrar su lado más populista desde un púlpito sibarita: un sofá tipo chester (de ahí el nombre del show, claro) que, además, está tapizado para la ocasión a tono con el entrevistado (rosas en el caso de Zapatero).

Diferentes tapices para un formato que, en su primera edición, se queda en preguntas efectistas en busca de respuestas efectistas. Ahí está la principal diferencia con Salvados: en Viajando a Chester toma protagonismo el chascarrillo que deja en evidencia al entrevistado, pero sin hurgar en el fondo periodístico de la cuestión, sólo en el gag ideal para convertirse en carne de zapping.

Y eso el programa lo construye con maestría. De hecho, la productora del espacio, La Fábrica de la Tele (Sálvame, Hormigas Blancas..), muestra en este formato sus mejores armas a la hora de crear una televisión con personalidad propia, que cuida la puesta en escena, la realización y que, además, sabe lograr el montaje de imágenes más eficaz para seducir al público de Mediaset, donde cobra importancia una videoteca que ilustra (o rebate) las reflexiones del entrevistado de turno.

Un show hecho por y para Mejide, que sigue derrochando ese controvertido instinto de provocador que descubrimos en Operación Triunfo y que propiciará este lunes una particular resaca de titulares. Su chulería puede caer bien o mal, pero lo que está claro es que no deja indiferente a nadie. Tampoco a sus entrevistados, que deberán lidiar con la prepotencia de su personaje. Y esa es la mejor baza para que este nuevo enfrentamiento de la palabra triunfe en Cuatro: la lucha de egos.

Y ADEMÁS…

Jordi Évole, ¿la manipulación televisiva a favor del periodismo?

Mónica Naranjo debuta como presentadora en el nuevo talent show ‘¡A bailar!’: ¿sobrevivirá?

19 febrero 2014 - 17:46 - Autor:

  • La artista ha sido elegida para conducir el nuevo formato de entretenimiento de Antena 3, como ha desvelado Megatele.es. Analizamos la decisión.

Golpe de efecto: Mónica Naranjo se estrenará como presentadora en ¡A Bailar!. Antena 3 ha elegido al jurado más icónico de Tu cara me suena para llevar las riendas de su nueva apuesta de entretenimiento.

Se trata de un formato en donde personajes populares intentarán demostrar sus dotes coreográficas junto a su media naranja. Ya están confirmados rostros como Soraya, Óscar Martínez, El Cordobés, Pastor Vega, Joan José Ballesta, Laura Sánchez, David Ascanio

Todos participarán con sus parejas sentimentales. Ésta es la principal novedad de un concurso que pretende, de esta forma, reinventar el género de Mira quién baila. ¿Lo conseguirá?

De momento, para lograrlo, Antena 3 pone al frente del show a una presentadora diferente y especial. No cuenta con experiencia como conductora de programas, pero sí es muy querida y reconocible entre el público. De hecho, su elección ha sorprendido. Mucho.

Una decisión arriesgada, pues presentar un programa de televisión requiere suficientes tablas. Más aún, cuando se trata de un espectáculo de prime time. No obstante, Mónica Naranjo es una de las grandes revelaciones televisivas de los últimos años.

La cantante todoterreno ha demostrado entender como pocos el funcionamiento de la pequeña pantalla. En un plató no sólo va a trabajar, también se deja llevar: sintiendo, disfrutando e incluso jugando con esa sana travesura que sólo entienden los que creen en el instinto del espectáculo. De ahí que transmita uno de los secretos más valiosos a la hora de construir televisión: la ilusión que no entiende de trampas en busca de la audiencia rápida y fácil.

Y esa ilusión que contagia Naranjo puede ser fundamental en su salto al ruedo de los presentadores televisivos. No será sencillo. Mónica como jurado es perfecta, pero presentar es otra cosa, con otros ritmos, otros tonos, otros lenguajes y con otro control escénico. Ahí está el reto. Ahí está el riesgo. Ahí estará la magia de su estreno como presentadora.

Y ADEMÁS…

‘Tu cara me suena’, el formato que no es obvio

Los ocho secretos de su triunfo internacional

La comicidad de Arturo Valls

Radiografía a la televisión de Tinet Rubira, ex director de ‘OT’ y creador de ‘Tu cara me suena’

‘El Príncipe’ confirma su rotundo éxito: ¿estamos ante ‘El tiempo entre costuras’ de Telecinco?

9:44 - Autor:

El punto de inflexión para medir el éxito de cualquier serie está en el tercer capítulo. Es cuando las tramas se asientan y, también, la audiencia. Y, anoche, El Príncipe confirmó su colosal acogida. Lo hizo marcando récord de audiencia con un 27,4 por ciento de share y 5,4 millones. Unos datos que se asemejan, e incluso superan en el caso de este último episodio, a los que alcanzó El tiempo entre costuras de Antena 3, otro aclamado triunfo en ficción de los últimos tiempos.

El Príncipe de Telecinco sigue esa estela de serie arropada por el público y la crítica, aunque no se pueden comparar las audiencias de la historia de Sira Quiroga y las vivencias del joven inspector de policía Javier Morey, pues ambas producciones compiten en escenarios completamente diferentes.

El tiempo entre costuras se lanzó el lunes contra dos asentados éxitos como Isabel o La Voz. También lidió contra la exitosa La que se avecina. Es más, cuando se anunció que se iba a emitir en el primer día de la semana pareció un acto kamikace por parte de Antena 3. Pero acertaron con esta peligrosa estrategia y sus masivos datos de share sorprendieron en la noche más competitiva de la semana.

En cambio, Mediaset esperó a lanzar la serie de Jose Coronado y, al final, decidió estrenar en un día con nula competencia televisiva. El Príncipe aterrizó cuando Bienvenidos al Lolita ya había dado síntomas de grave fragilidad. Era sencillo prever que con este producto de calidad era fácil cerrar el cabaret. Tampoco se perfilaba como fuerte rival Los Misterios de Laura en La 1, que mantiene un público fiel pero más minoritario.

Telecinco supo, por tanto, dar en la diana del día exacto de emisión de El Príncipe. El martes era un prime time más sencillo, sin imponentes duelos, para crear un clima de confianza hacia su nueva ficción. Y lo hicieron, además, en estreno multicanal.  Todo era poco para garantizar la victoria absoluta de esta gran apuesta con unas tramas calculadas, con talentosa soltura, para enganchar a un amplio target de  espectadores.

Un panorama completamente diferente al que sufrió El tiempo entre costuras frente a una competidores con públicos masivos y fidelizados. Asimismo, la producción de Antena 3 es una adaptación literaria con solo 11 capítulos. Muy diferente a la nueva aventura de Telecinco, que es una apuesta ideada para mantenerse en la parrilla las máximas temporadas posibles.

Mediaset ha protegido su regreso a lo grande a la ficción policiaca. Un acierto en la táctica de programación que ha catapultado a esta serie a un incontestable éxito de audiencias millonarias. El Príncipe ha llegado para quedarse.

Y ADEMÁS…

Las armas de ‘El Príncipe’ para triunfar

¿Por qué las series españolas siempre tienen los mismos actores?

¿’El tiempo entre costuras’ marca un antes y un después en la ficción televisiva española?

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

febrero 2014
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728  

TeleDiaria en Twitter