Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La desconexión social de TVE: ¿Qué motivos tiene la cadena pública para no entrevistar a Pablo Iglesias?

24 noviembre 2014 - 20:24 - Autor:

Más de 62.000 firmas piden en la plataforma Change.org que TVE entreviste a Pablo Iglesias. Sin embargo, los actuales responsables de la televisión pública, Televisión Española, siguen sin decidirse a invitar a sus estudios al líder de Podemos, a pesar de haber logrado 5 eurodiputados en las pasadas elecciones europeas y sus buenos resultados en las encuestas que miden los próximos comicios.

Desde TVE se puntualiza que ya ha participado en dos espacios de la cadena pública (en el minoritario e invisible Europa 2014, del Canal 24 horas) y que se le invitará cuando ‘la actualidad lo requiera’. Sin embargo, esa respuesta no cuenta con la credibilidad suficiente porque el líder de Podemos lleva meses en el epicentro informativo.

Para algunos sectores del poder, Iglesias ya ha tenido suficiente espacio promocional en las cadenas privadas y quieren evitar darle voz desde los micrófonos de TVE. Existe un cierto miedo a su discurso, que sabe conectar con el sentir de parte de la ciudadanía. De hecho, Iglesias multiplica los shares de audiencia cuando pisa un plató de televisión.

Pero Televisión Española, que vive su peor momento histórico de audiencias, parece dar la espalda al interés social y evita realizar preguntas al Scretario General de Podemos para contrastar los datos y aportar más luz a sus propuestas.

Una medida que evidencia como la cadena ha perdido la pluralidad que convirtió a sus informativos en referencia internacional. El caso de Pablo Iglesias es definitorio, pues un grupo mediático de la talla de RTVE no puede obviar un fenómeno como el que está surgiendo alrededor de Podemos. Guste más o menos. Un hecho así sería incomprensible en las televisiones públicas del Reino Unido, Alemania o Francia.

Pero, como todavía el partido de Iglesias no tiene representación parlamentaria, RTVE no tiene obligación de medir los tiempos de los representantes de esta agrupación en sus informativos, pero sí debe cumplir su manual de estilo donde se especifica que “el tiempo concedido para el ejercicio de derecho de acceso de los grupos políticos debe ser proporcional a su arraigo, implantación o reconocimiento social”.

La implantación y reconocimiento social de Iglesias es evidente. No entrevistarlo sólo perjudica a una cadena pública que se aleja cada vez más de los ciudadanos por decisiones políticas que nada tienen que ver con los periodistas que trabajan en la casa. Unas decisiones políticas que buscan lo contrario que consiguen, pues están sirviendo para amplificar la popularidad de Iglesias.

Desde TVE están llegando cada vez más señales inequívocas de que el interés informativo no forma parte del criterio de su dirección. La pérdida de audiencia, además, se intenta disfrazar de asfixia económica para justificar decisiones. Aunque, en realidad, los Telediarios y La Mañana de La 1 cuentan con más medios técnicos que hace dos décadas, cuando TVE era líder.

Desde la llegada de José Antonio Sánchez a la Presidencia de RTVE se han consumado fichajes de entretenimiento que apuntan hacia la competición con las privadas. José Mota, The Hit de Jaime Cantizano o un programa con niños con David Bustamante, en el que el cantante se estrenará como presentador. No son productos baratos. Sin embargo, gran parte de la audiencia no volverá a La 1 hasta que se vea representada en su cadena. Porque los espectadores ya han conocido una televisión pública independiente. Y en ese sentido ya no hay marcha atrás.

Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública

Y ADEMÁS…

El plantón de Pablo Iglesias a Telecinco, ¿incoherente con su discurso?

¿Cómo frenar el desprestigio del Canal 24 Horas?

TVE cumple 58 años en plena crisis

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

El grave problema de TVE con la susceptibilidad de la audiencia

20 años de La 2 Noticias: el informativo que quiso ser más que un Telediario

6 programas que TVE no emitiría hoy

23 años de la muerte de Freddie Mercury: sus siete videoclips más icónicos

18:46 - Autor:

24 de noviembre de 1991. Muere Freddie Mercury. El sida nos dejaba sin uno de los grandes iconos del siglo XX, pionero en crear un estilo propio que ha traspasado generaciones. No sólo con su música, también en el género del videoclip. Porque el líder de Queen creyó en este género televisivo como herramienta clave que dotaba a los temas de un envoltorio artístico (y publicitaria) global. Experimentaban con las imágenes, derribaban tópicos. Bohemian Rapsody es considerado como el primer vídeoclip de la historia. Se estrenó en el programa Top Of The Pops de la BBC en noviembre de 1975, hace justo 39 años, y sólo tardaron en grabarlo cuatro horas en los famosos estudios de Elstree en Londres.  Había cambiado para siempre la forma de entender la promoción musical.

1. Bohemian Rhapsody

2. I want to break free

http://www.youtube.com/watch?v=bRdo7WXTVoM

3. Radio Ga Ga

http://www.youtube.com/watch?v=t63_HRwdAgk

4. Living on My Own

5. The Great Pretender

6. Barcelona

7. These are the days of our lives, donde ya estaba bastante deteriorado

Y ADEMÁS…

30 años sin Abba. Así revolucionaron el género del videoclip

Michael Jackson, el maestro del vídeoclip

Canciones infalibles para que triunfe un talent show

Pequeño Nicolás, un personaje de tebeo que propulsa las audiencias

8:16 - Autor:

“Amo a mi país y a todos sus ciudadanos”: No es una declaración de Belén Esteban, princesa del pueblo, es una reflexión de Francisco Nicolás Gómez Iglesias, alias Pequeño Nicolás, que participó este sábado en Un tiempo nuevo.

Era una entrevista esperada y se notó, propulsando la audiencia del espacio de Telecinco, que pasó de un pobre 9,6 de share el sábado pasado, a un excelente 21,1% de cuota anteayer.

Este dato puede marcar la estrategia venidera del formato de Telecinco para sobrevivir a su currículum de malas cifras de audiencia: encaminarse hacia la línea más generalista del contenedor La Noria que al análisis político puro y duro.El sábado, sin ir más lejos, completaron su escaleta con una entrevista a Mariló Montero y un debate sobre el ingreso en prisión de Isabel Pantoja. En cualquier caso, no hicieron excesivo daño a la tertulia rival. La Sexta Noche se quedó en un 12,1% de share, bajando sólo 3 puntos.

Aunque sin duda la presencia de Pequeño Nicolás en el plató de Mediaset llamó la atención de la mayor parte de los espectadores. La charla nos dibujó a un joven megalómano que parece sacado de un tebeo de Mortadelo y Filemón. Pero ¿hay algo más detrás o es toda una historia prefabricada de un listo estratega con delirios de grandeza?

Pocos le dan crédito pero, al mismo tiempo, se ve que este joven, que se cree su propio personaje televisivo más que nadie, despierta un incontestable magnetismo en la audiencia. Tanto que hasta manejó los tiempos y la terminología televisiva durante las dos horas de entrevista. “Enseñaré el mail después de la publicidad“, soltó con naturalidad. Incluso añadió que lo iba a mostrar “en exclusiva”. Iba a por todas. Y tanto la cadena como él aseguraron que había acudido gratis al prime time. Entonces, ¿por qué ha decidido hablar? ¿Es que lo que quiere es consolidarse como personaje mediático al que veremos en todo tipo de platós a partir de ahora?

Picaresca española en tiempos de whatsapps y pantallazos. Sabe cómo administrar la información… y la contaminación verbal. Una historia de claroscuros con chóferes, coches públicos, espías, correos electrónicos con la realeza, escuchas, aplausos desde la grada, teléfonos rojos y casas pagadas por constructoras.

Y acabó el programa y el espectador se fue a la cama probablemente con la misma sensación con la que empezó: sin entender absolutamente nada. Fueron dos horas de entrevista aturullada en la que poco o nada se sacó en claro sobre lo que el rocambolesco protagonista cuenta. Solo una cosa, ha nacido una estrella. Y Pequeño Nicolás lo sabe: cree controlar la situación. Una estrella que saldrá muy rentable o muy cara a la televisión. También a él mismo. ¿Cuánto durará el interés del espectador? ¿Hasta dónde dará de sí el “material sensible que dice guardar? ¿Deben los medios de comunicación dar tanto protagonismo a un supuesto estafador encantado de conocerse? ¿Acabará concursando en la próxima edición de Supervivientes? El tiempo nos responderá.

Y ADEMÁS…

El plantón de Pablo Iglesias a Telecinco, ¿incoherente con su discurso?

5 lecciones que un futuro periodista puede aprender de la entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias

Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

Así está revolucionando Twitter los contenidos televisivos

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Las cinco dificultades que sufre el guionista de la ficción en España

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

TVE anuncia ‘ejecución inminente’ mientras informa de la condena de Isabel Pantoja

23 noviembre 2014 - 9:00 - Autor:

En los últimos años, la televisión ha apostado por mantener diferentes rótulos sobreimpresionados en pantalla durante la emisión de sus programas. El motivo: enganchar con más fuerza al espectador. También a la hora de promocionar otros espacios de su programación. Ya es habitual que en una esquina exista un anuncio para recordar un estreno de la propia cadena.

Ese mix de rótulos, junto al contenido que se emite, puede llegar a producir saturación, mensajes contradictorios o incluso ideas chocantes.

Así sucedió ayer durante la edición del sábado de Corazón en La 1. El programa hablaba del primer día en prisión de Isabel Pantoja, su condena, su futuro en la cárcel… y, al mismo tiempo, un rótulo sentenciaba “ejecución inminente”: era el título cinematográfico que lanzaba la primera cadena esa misma noche, pero ese ruidoso caos de mensajes sobreimpresionados en los programas propicia una mordaz asociación de ideas, a veces, inevitable.

Y ADEMÁS…

Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública

¿Cómo frenar el desprestigio del Canal 24 Horas?

TVE cumple 58 años en plena crisis

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

El grave problema de TVE con la susceptibilidad de la audiencia

6 programas que TVE no emitiría hoy

Lluch, ex director de ‘T con T’: “La gente ha desertado de su televisión pública porque no se la creen”

22 noviembre 2014 - 18:11 - Autor:

  • Josep Ramón Lluch, ex director del ya cancelado magazine de Toñi Moreno, habla de la situación de TVE: “Cuando veo que La Sexta y Telecinco le han ganado la batalla del debate plural a TVE me quedo muerto”.

El magazine de Toñi Moreno, T con T, termina el próximo viernes. Ha sido cancelado por sus bajos datos de audiencia. El ya ex director del espacio, el periodista Josep Ramón Lluch, ha sido entrevistado en el programa de radio sobre televisión “Sospechosos Habituales” de Libertad FM y ha sido contundente a la hora de analizar la situación actual de TVE.

“Hay una cosa que todavía me quita el sueño, que es cómo es posible que hubiera una especie de cerrazón de los telespectadores a la hora de sentir un mínimo de curiosidad por lo que les proponíamos“, reflexiona el ex director sobre los malos datos de audiencia de T con T que, sin embargo, no quiere justificar que “el programa no funciona porque la cadena no funcione”.

“Yo soy el responsable de una parte importante”, sentencia Lluch sobre el fracaso de este magazine del que tiene “el convencimiento de que aunque hubiéramos sido los únicos en retransmitir la llegada del hombre a Marte, no lo habrían visto como se merecía“.

“Cuando había pausas de publicidad en el resto de cadenas no pasaba nadie”, comenta y pone el descriptivo ejemplo de Javier Limón, el marido de Teresa Romero, que dio una rueda de prensa al recibir el alta médica: esta comparecencia únicamente estaba siendo retransmitida, en directo, por La Sexta y TVE. En cambio, fue terrible comprobar que al pasar La Sexta a publicidad mantuvo el doble de audiencia que La 1“.

Y lanza una reflexión sobre la actual etapa de TVE en la que se “tiene mucho más ‘cuidado’ con determinados temas porque son más delicados”, como puede ser “la imputación de la infanta Cristina, la corrupción y el PP”. “Ese tipo de matices, cuidados y silencios, es lo que hace que la gente no busque La 1 para informarse“, analiza Lluch.

“La televisión pública española creo que durante algunos años se ha dejado caer para ser complementariar”, comenta. “Pero puede competir en credibilidad, en apostar por lo que está pasando, donde todo el mundo se exprese por libertad“, añade.

La gente ha desertado de su televisión” ya que “no se la creen“. “Que los informativos de Telecinco sean líderes por delante de La 1 dice mucho, que ahí se han cometido muchos errores”, comenta. “Cuando veo que La Sexta y Telecinco le han ganado la batalla del debate plural a TVE me quedo muerto, porque resulta que lo único que se debate es de una manera muy pactada y previsible“, sentencia el ex responsable del magazine de tarde de TVE.

[ Te puede interesar: Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública ]

Josep Ramón Lluch lleva dos décadas al frente de programas de testimonios, debates y magazines. “Llegué a TVE en 1997, empecé dirigiendo Vaya lío, presenté y dirigí Para entendernos, después Digan lo que digan con Jaime Bores y Cerca de ti con Óscar Martínez. En el 98 dirigí en Antena 3 Sabor a ti“, recuerda.

Aunque especialmente recordado es su paso por Parle vosté, calle vosté en Canal 9, el primer programa que supuso el paso de la tertulia seria de interés social al debate sensacionalista. Antes, Lluch presentó un emblemático debate informativo de la autonómica valenciana llamado Carta Blanca, pero “cuando llegó el Partido Popular, a ese mismo formato que había sido un referente, le dieron una vuelta de tuerca”. Así nació “Parle vosté, calle vosté‘, un espacio donde “en lugar de tratar temas de cierto nivel” se centraban “en temas más frívolos“. El éxito del programa “fue brutal,”, llegando a lograr hasta un “40 por ciento de audiencia”.

Los tiempos han cambiado, los lenguajes televisivos han evolucionado. Pero Lluch tiene claro que  la pluralidad y libertad de expresión “la carta de identidad de una televisión pública“.

Puedes escuchar la entrevista pinchando aquí (a partir del 1:10:21)

Y ADEMÁS…

TVE cumple 58 años en plena crisis

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

¿Cómo frenar el desprestigio del Canal 24 Horas?

La sombra de la manipulación: el virus que ha hundido TVE

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

El grave problema de TVE con la susceptibilidad de la audiencia

6 programas que TVE no emitiría hoy

El plantón de Pablo Iglesias a Telecinco, ¿incoherente con su discurso?

11:37 - Autor:

Pablo Iglesias y Podemos ha logrado ilusionar a un sector de la población gracias a su discurso, que ha conectado con el torbellino de decepción social propiciado por decisiones y políticas de los dos partidos mayoritarios.

Con su conocimiento de los engranajes de la comunicación, Iglesias ha sabido lanzar su mensaje, repetirlo hasta marcar las ideas claves en los medios e incluso acuñar términos para abanderar dialécticamente una regeneración democrática, como cuando utiliza la palabra ‘casta’.

Esta noche, iba a acudir al programa de Telecinco ‘Un tiempo nuevo’. Sin embargo, ha dado plantón al espacio de Sandra Barnera. Segùn Mediaset, en lugar de asistir, el político propuso intervenir en conexión desde la sede de Podemos para contestar a una cuestión por parte de la presentadora, sin posibilidad de preguntas de los colaboradores del programa, Pepa Bueno y Ángel Expósito, y con el único objetivo de presentar una campaña que lanzará su partido. El partido, en cambio, dice que estaban “dispuestos a contestar varias preguntas, pero no a estar dos horas y media en pantalla”.

Choca esta decisión, sobre todo porque rompe con el discurso habitual de Iglesias a favor de las entrevistas en televisión como escenario para la transparencia. De hecho, poner esas cortapisas a las habituales reglas de juego de Un tiempo nuevo se asemeja más a una medida de lo que el propio Iglesias suele criticar como de la ‘casta’.

¿Qué está pasando? ¿Por qué el mediático líder ha dejado tirado al espacio de Telecinco cuando ya se había comprometido desde hace dos semanas?

En la estrategia electoral de Pablo Iglesias probablemente exista un punto de inflexión tras la entrevista que le realizó Ana Pastor el pasado domingo, donde se evidenció que no contaba con datos que cimentaran muchas de sus propuestas. Fue una entrevista a fondo donde el político no logró llevar las riendas con su discurso. Las repreguntas de Pastor buscaban fondo más allá del titular. Y eso ha podido ser clave para retrasar otra entrevista, esta vez en Telecinco, que con Bueno y Expósito se perfilaba complicada sin una táctica bien definida.

En eso estará ahora la agrupación, definiendo el plan a seguir en la comunicación de sus nuevos mensajes. Marcar tiempos y evitar quemarse. Para seguir ilusionando, ganar más posibles votantes y no espantarlos. Como siempre hizo la casta política: determinando sus maniobras para persuadir al electorado. Y es que en eso Podemos sigue las mismas reglas de juego que los políticos de antaño. Con una diferencia: sus responsables no han estado aún en las cúpulas gubernamentales, entienden que las redes sociales se deben utilizar en primera persona y, sobre todo, vienen de la calle, donde han palpado el desánimo colectivo.

Y ADEMÁS…

5 lecciones que un futuro periodista puede aprender de la entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias

Lo que los analistas políticos (no) han aprendido de las redes sociales y la TV tras el efecto Pablo Iglesias

Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública

¿Tenemos la televisión que nos merecemos?

21 noviembre 2014 - 5:12 - Autor:

Hoy viernes es 21 de noviembre. Es el día mundial de la televisión. Fue en 1996 cuando la Asamblea General de Naciones Unidas quiso añadir valor a la pequeña pantalla otorgándole una fecha en el calendario. Han pasado casi dos décadas desde este reconocimiento tardío y la llamada caja tonta ha cambiado mucho desde entonces. ¿Para bien o para mal? Delicada cuestión. En cualquier caso, en una jornada como esta, surge una reflexión por encima de la anterior: ¿tenemos la televisión que nos merecemos?

Desde que nació, la televisión es reflejo de su sociedad en cada momento. Comenzó en blanco y negro, en un país en el que aún no había irrumpido la ilusión multicolor. Después, su mirada se fue haciendo más amplia, con un público que se sentía cada vez más libre. Más tarde revolucionó sus contenidos, como se revolucionaba la propia audiencia, progresivamente más tolerante y atrevida. Fueron los años de ‘la movida’ en España. Y llegaron los noventa. Y todo se empezó a hacer a lo grande, parecía que no había marcha atrás en el crecimiento. Pero, por sorpresa, apareció una crisis, una gran crisis, y la televisión empezó a mirar hacia el futuro con recelo temeroso, como nosotros mismos.

La televisión va de nuestra mano. Y ahora, por ejemplo, es una ebullición de programas de política. Porque, inevitablemente, nos ha vuelto a interesar la política en tiempos corruptos y de cambios. Y es que la televisión, aunque no lo parezca, dibuja muy bien el perfil de la madurez de cada momento. Así que probablemente sí, tenemos esa tele que nos merecemos. O, al menos, la tele que nos radiografía, que representa lo mejor y lo peor de nosotros mismos.

Dentro de los límites de esa radiografía, el espectador puede elegir entre una oferta muy dispar. De la información al show, pasando por las series. Hay una televisión para cada instante: para aprender (La aventura del saber), para contrastar datos (El objetivo), para escuchar (Viajando con Chester), para desconectar (Sálvame), para emocionarte (Hay una carta para ti), para tuitear (Adán y Eva), para ilusionarte (Tu cara me suena), para vivir una aventura (El Príncipe), para soñar (Velvet), para reír (La que se avecina), para jugar (Pasapalabra), para indignarse (La Mañana de La 1), para buscar la verdad (Salvados)… El espectador tiene más poder que nunca, elige y se define a través de los números que pulsa en su mando.

Si hubiera que etiquetar nuestra televisión de ahora con un adjetivo, quizás ese adjetivo sería “conservadora”. Pero es que, una vez más, esto también es reflejo de la realidad social de un país: la audiencia mayoritaria también prefiere no arriesgar demasiado en su vida cotidiana. Es prudente en sus elecciones. ¿Hacia dónde evolucionaremos? Vivimos una época incierta, abocada a una regeneración. De nuevo, algo parece que empieza a cambiar y la televisión volverá a reflejarlo. Tenemos la televisión que nos merecemos, pero está bien soñar con un futuro en el que nos mereceremos mucho más e incluso mejor. Allá vamos. Feliz día de la tele.

> 10 iconos de la televisión en España

Y ADEMÁS…

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

Lo que esperamos de la nueva temporada televisiva

Cuando la política no entiende la verdadera esencia de una televisión pública

La tiranía de la audiencia

¿Están dedicando demasiado tiempo los Telediarios de TVE a la muerte de la Duquesa de Alba?

20 noviembre 2014 - 17:38 - Autor:

La muerte de la duquesa de Alba ha paralizado la programación de las grandes cadenas generalistas. La 1, Antena 3 y Telecinco han dedicado la mayor parte de sus magazines e informativos al fallecimiento de Cayetana Fizt-James Stuart y Silva. Aunque la mayor parte del despliegue ha sido realizado por la primera cadena de Televisión Española, que durante la emisión de Amigas y Conocidas, mientras que las privadas continuaron con su programación habitual, ha seguido emitiendo el cortejo en directo.

La nueva tecnología con mochilas dotadas de 4G ha permitido ver la señal del recorrido del coche fúnebre al mismo tiempo que la Duquesa daba su último viaje por las calles de sevilla. La cámara iba desde una moto conectada vía móvil al satélite, como cuando se retransmite la vuelta ciclista.

Más tarde, tanto Corazón de Anne Igartiburu como el Telediario han tratado a fondo la que es indudablemente la noticia del día en España. Y aquí han surgido las críticas en las redes sociales. ¿Debe el Telediario de TVE dedicar tanto tiempo de su duración (24 minutos con 28 segundos sobre 61 minutos) a este triste fallecimiento y relegar noticias más cruciales para el país?

La noticia es importante. Y los Telediarios de TVE deben darle la relevancia que merece, aunque existan críticas de sectores que suelen estar descontentos siempre haga lo que haga la cadena. Es más, la audiencia demanda esta información, pero en una televisión pública como TVE no debe ser lo único que mande. Porque, ¿cuándo termina la información y empieza el espectáculo? Los responsables de los informativos deben saber manejar límites, evitar el tópico y la especulación, y encajar las piezas del puzle para que el espectador encuentre bien explicado todo lo relevante del día y no sienta que se queda huérfano de noticias y análisis.

Los TD no sólo deben quedarse en la superficie de un titular efectista. La capacidad del buen periodista consiste en consumar un sano equilibrio entre toda la información, explorar porqués y no perderse en el espectáculo de las emociones.

La sombra de la manipulación informativa: el virus que ha hundido la audiencia de TVE

Y ADEMÁS…

Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública

¿Cómo frenar el desprestigio del Canal 24 Horas?

TVE cumple 58 años en plena crisis

¿Por qué Telecinco ha ganado a TVE la batalla de la audiencia?

¿Cómo debería ser la TVE que necesitamos en el futuro?

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

El grave problema de TVE con la susceptibilidad de la audiencia

6 programas que TVE no emitiría hoy

El Gran Wyoming: el arte de manipular vídeos en ‘El Intermedio’

9:15 - Autor:

Al contrario de lo que suele suceder con la mayoría de los programas de televisión, que se desgastan con el tiempo, El Intermedio ha crecido con los años hasta encontrar el punto exacto de corrosión para afrontar la cruda realidad.

El programa de Wyoming nació con La Sexta, como un espacio de periodicidad semanal. En los inicios no tuvo un gran éxito, pero la cadena aguantó hasta que el formato alcanzó su personalidad. Ahora, casi una década después, es uno de los ‘informativos’ más vistos, pues consigue analizar la actualidad con la mejor arma arrojadiza: la comedia. Y es que El Intermedio ha dejado de ser una tira satírica al uso para transformarse en una alternativa crítica a los Telediarios tradicionales. Ahí su triunfo.

El equipo de guionistas y redactores es la clave del programa. Sus ideas (y delirios) parecen no tener fin a diario. Incluso reinventando la realidad a través de unos ‘vídeos manipulados‘ que son llevados al extremo en cada emisión y que sirven para impulsar el ritmo del show de Wyoming. El arte del humor que se consuma simplemente con el poder de mezclar imágenes.

Monago y cía.

Pablo Iglesias y cía.

Pedro Sánchez y cía.

Cañete, Chicote y cía.

Floriano, Fabra y cía.

Gallardón y cía.

Ana Botella y cía.

Cospedal y cía.

Zapatero y cía.

Ana Pastor, Felipe González y cía.

Don Juan Carlos y cía.

Cristiano Ronaldo y cía.

Rubalcaba y cía.

Y ADEMÁS…

La política de La Sexta para ganar audiencia

Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

Así está revolucionando Twitter los contenidos televisivos

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Las cinco dificultades que sufre el guionista de la ficción en España

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

El fin de los emblemáticos Estudios Buñuel de TVE. Repasamos su historia

6 programas que TVE no emitiría hoy

6 famosos españoles que se colaron (a su manera) en míticas series de la tele norteamericana

19 noviembre 2014 - 10:20 - Autor:

España cada vez vende al exterior más talento televisivo. Exportamos formatos, series y hasta actores. No es nada nuevo, desde finales de los setenta los norteamericanos se fijan en nosotros. Aunque, al principio, elegían artistas con un perfil actoral quizá poco definido…

1. CHIQUITO DE LA CALZADA

Una década antes de alcanzar la popularidad como humorista, Chiquito de la Calzada apareció en un capítulo de Vacaciones en el mar. En el crucero del amor dio vida a un cantaor flamenco, como no podía ser de otra manera. Fue en un episodio que se rodó en Barcelona. Aún no había acuñado expresiones como fristro pecador de la pradera. Por suerte.

2. ANA OBREGÓN

Ana Obregón es una de nuestras actrices más internacionales en lo que a salir en series míticas se refiere. Y es que participó en icónicas ficciones como Hospital General, ¿Quién es el jefe? o dando vida a una maléfica mujer que daba ‘besos de la muerte’ en El Equipo A. Obregón siempre tan polifacética. Tanto, que se doblaba a sí misma.

3. JULIO IGLESIAS

Además de vender millones de discos, también picoteó con el mundo de la interpretación. El bronceado cantante cogió el gustillo a realizar cameos en ficciones aunque especialmente relevante fue cuando decidió conocer a Las Chicas de Oro. Sucedió un día de San Valentín. Siempre tan romántico él.

4. ENRIQUE IGLESIAS

El retoño de Julio, Enrique, también ha aparecido en diversas series. Así que debe ser de familia este flirteo con la interpretación. Cómo conocí a vuestra madre, donde se metió en la piel de un seductor masajista. y Dos hombres y medio son las ficciones que demostraron que incluso es mejor cantante que actor.

5. LORENA BERNAL

Cuando fue coronada Miss España dijo que quería ser catedrática en psicología, pero los focos debieron enganchar más que las cátedras. En USA le permitieron hacer de canguro en CSI. También apareció en Chuck. Un efímero pasaporte al hollywood de la tele que, sin embargo, ya pocos recuerdan.

6. PAU GASOL

El jugador de baloncesto ha aparecido en series como Numb3rs, Cubed o CSI Miami, No salió ileso, incluso le hicieron una autopsia.

Y ADEMÁS…

Las 5 dificultades que sufre el guionista de una serie española

5 tópicos de las series españolas que derrumba ‘Refugiados’, la nueva ficción de La Sexta

El obstáculo de las series españolas

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

¿Por qué las series españolas siempre tienen los mismos actores?

Lo que envidian los norteamericanos de nuestras series (y lo que no)

El fin del prime time: la tele que emite sólo para noctámbulos

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

noviembre 2014
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

TeleDiaria en Twitter