Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘El Secreto de Puente Viejo’: las cualidades que transformaron al serial de Antena 3 en un éxito

3 febrero 2015 - 10:31 - Autor:

1000 capítulos celebró ayer El secreto de Puente Viejo. El serial de más éxito de la tarde supo crear un acontecimiento con este aniversario y brilló en audiencia, con un 18.4 por ciento de share y 2.209.000 fieles. Los seguidores de Puente Viejo son fieles porque la ficción ha sabido lograr unas tramas con los requisitos infalibles para dejar pegado al público vespertino frente al televisor. Son estos:

1. Complicado perder el hilo. El guion narra las tramas con una obsesión constante para que el espectador pueda incorporarse a la historia en cualquier instante. Es más, es sencillo seguir las historias. Puedes comprender lo que pasa mientras hablas por teléfono, friegas los platos, haces esgrima o juegas a la petanca. La serie siempre se entiende a la perfección sin necesidad de prestar más atención de la cuenta y, de paso, facilitando el reenganche de algún televidente infiel que se pierde algún que otro episodio.

2. ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor? En ese caso sí, pues el envoltorio rococó de principios del siglo XX convierte a Puente Viejo en un paraíso para la imaginación nostálgica de un espectador que fantasea con unos años donde había más prejuicios y, por tanto, también más romántica lucha por alcanzar amores prohibidos o solucionar otros problemas. En los culebrones basados en el pasado todo parece más épico. Incluso los decorados de cartonpiedra.

3. Cantera de actores. El Secreto de Puente Viejo no se ata a grandes estrellas y apuesta por nuevos talentos de la interpretación. Lo hacen sin temer que los personajes deban recitar parrafadas de diálogos que dan al guion un impulso en sentimentalismo vintage. Además, la serie sabe que la historia no se debe estirar gratuitamente: rompe con los protagonistas (matándolos si hace falta, como ocurrió con el personaje de Álex Gadea) y renueva su elenco para generar nuevos conflictos. O incluso recupera personajes reencarnados en otros personajes, como sucedió con Jonás Berami, lo que da más posibilidades al guion y logra guiños con su propia historia. De esta forma, se construyen temporadas que terminan en alto y movilizan grandes shares por la expectación cíclica.

4. Acogedora de ver. La serie ha ido creciendo hacia una fotografía más colorida, más clara, más cálida, más resplandeciente y con una textura más suave. Menos plúmbea que otras producciones del mismo género, como Amar es para siempre (cada vez se parece más a Puente Viejo). El espectador no es consciente, pero el resultado final de este envoltorio visual, al ser más luminoso, es más agradable de ver. También en la banda sonora, que en la memoria colectiva de la audiencia adulta suena a prestigiosas series de TVE de los ochenta, como Fortunata y Jacinta, de la que, por cierto, prepara una nueva versión Antena 3.

5. Clásicos populares. No importa que los decorados evidencien su artificio, que la fuente de la plaza del pueblo parezca de cartón y que los figurantes estén perdidos y sobreactuados al fondo de las escenas: el ADN de Puente Viejo aprende de temas clásicos del culebrón (¡el beso entre Francisca y Raimundo!), que son reconocibles y siempre funcionan: bodas, asesinatos, bodas con asesinatos, hijos ilegítimos, lucha de clases, amores prohibidos, enfermos que se hacen los enfermos, sacerdotes a lo Pájaro Espino… Los roles de los personajes están claros para conectar con la emoción más palpable del espectador. Son, además, universales. Como sucede también en Velvet. De ahí que la serie triunfe también en países como Italia. Con la esencia del serial de siempre, pero sin olvidar la importancia de aportar su personalidad propia.

Y ADEMÁS…

El obstáculo de las series españolas

Las 5 dificultades que sufre el guionista de una serie española

5 tópicos de las series españolas que derrumba ‘Refugiados’, la nueva ficción de La Sexta

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

El fin del prime time: la tele que emite sólo para noctámbulos

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

febrero 2015
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  

TeleDiaria en Twitter