Saltar al contenido

« ver todos los blogs

TVE no hará trasnochar a su audiencia: La 1 adelanta el prime time a las 22.15 de la noche

26 febrero 2015 - 20:20 - Autor:

A partir del 2 de marzo, TVE adelantará el comienzo del prime time, que arrancará no más tarde de las 22.15 horas. La cadena pública pretende demostrar su compromiso con la racionalización de horarios en un panorama televisivo que se retrasan los inicios de los programas y series para arañar más cuota de pantalla.

Un truco que esta temporada, hasta ahora, también estaba realizando la propia TVE para proteger sus contenidos frente a las cadenas rivales. De hecho, algunos episodios de Cuéntame, por ejemplo, han sido retrasados hasta casi las once de la noche.

Para rellenar los instantes previos al episodio, La 1 venía programando eternos cebos con refritos de la serie, además de estirar la tradicional información meteorológica hasta disminuir la fuerza de la sección. Cuando lo inteligente es aprovechar los buenos resultados de audiencia de El Tiempo para arrastrar a los espectadores al espacio siguiente. No espantarlos, desvirtuando el pronóstico con otros contenidos de menor interés.

¿POR QUÉ LAS CADENAS NOS HACEN TRASNOCHAR?

Las televisiones en la búsqueda de inflar los datos de share, porcentaje con el que venden la publicidad, han elegido sacrificar espectadores. Lo hacen al posponer la emisión de sus productos de prime time a horas que, en realidad, son de late night. Es la televisión para noctámbulos, que se convierte, como analizamos aquí hace unas semanas, en uno de los obstáculos colaterales de nuestra ficción. También de programas de entretenimiento, que pierden ritmo y personalidad al ser estirados como un chicle.

Por tanto, para cuidar las series y los programas se retarda su hora de comienzo. De esta manera, su duración llega a franjas de menor competencia, con el consecuente resultado de que hay producciones que terminan pasada la una de la mañana. Nada que ver con antaño, cuando a las doce menos cuarto ya finiquitaba cualquier serie y se daba paso al late show de turno.

Ahora es el producto principal el que comienza casi a las 11 de la noche. Unas decisiones de programación que ya nada tienen que ver con los hábitos de consumo españoles, como a veces se justifica desde las cadenas. Al contrario, son horarios forzados por las propias televisiones con la intención de maquillar las debilidades de sus formatos y, de paso, vender una pausa publicitaria más a precio de máxima audiencia, aunque ya no esté en la franja de prime time.

Así parece que existe más audiencia. Así suben el porcentaje de cuota de pantalla (porcentaje de personas que están viendo un canal sobre el total de consumidores de televisión en ese instante) pero, al mismo tiempo, así también pierden la media objetiva de número de espectadores, que es lo debería interesar a los anunciantes.

El público lo sufre. Una parte de espectadores se termina marchando a la cama durante la emisión y, por consiguiente, las series pierden fuelle.  ¿Cómo se puede enganchar a la audiencia de una ficción si se pierde el final de la trama? Son los daños colaterales de una implacable guerra por la mejor cuota de pantalla de la que TVE hace bien en salirse.  Aunque, al principio, lo padecerá. Los fieles seguidores de las series, en cambio, lo agradecerán.

Y ADEMÁS…

¿Cómo es la tele pública que nos merecemos?

Cuando la política no entiende la esencia de la televisión pública

La importancia de TVE

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

El grave problema de TVE con la susceptibilidad de la audiencia

6 programas que TVE no emitiría hoy

Cuatro programas de entrevistas para entender la TVE de los 80

¿Cómo frenar el desprestigio del Canal 24 Horas?

El espectáculo de la expulsión de Belén Esteban: Telecinco pone un cuenta atrás en pantalla

9:28 - Autor:

GH VIP. La expulsión, grita una esquina de la emisión de Telecinco. Debajo, un reloj contando los segundos que quedan para la gala en la que puede salir Belén Esteban de la casa de Gran Hermano. Será un instante que propulsará las audiencias. No necesita de grandes promociones, el público lo espera con ganas.

Es la noche del morbo por una nominación que supone una especie de juicio catódico a la mujer que ha protagonizado el culebrón de la España del cotilleo durante los últimos 15 años. Hasta creerse su propio personaje de “la princesa del pueblo”.

Ahora, el público decide. Ya no empatiza como antaño a la ex del torero que fue abandonada a su suerte con una niña en brazos de nombre Andreita. Los espectadores fieles a la telerealidad, y ansiosos de reinos caídos, pueden expulsar y creen estar dando una lección a la mujer que se creyó su fama, su magnetismo para subir la audiencia e incluso su importancia en Telecinco.

E importancia en Telecinco sigue teniendo. No obstante, parte del gran éxito de esta edición del reality es gracias a su arrolladora presencia. Se olvida de las cámaras por completo  y no cae en la cuenta de que no está en el salón de su casa. De ahí que hasta se atreva a dudar, mientras friega los cacharros, de que Paolo Vasile (mandamás de Telecinco) permita “que me echen”. Es la fuerza de la espontaneidad  de barrio que ha hipnotizado a una gran parte de la audiencia.

Pero Telecinco no se conforma con sólo un buen número de share. Que lo tendrá. Quieren romper la cuota de pantalla con un dato histórico. Y han creado un acontecimiento de la expulsión, que será un punto de inflexión de los 15 años de este folletín de la realidad que hace tripas del corazón. De ahí esa cuenta atrás que se mantiene en pantalla y que recuerda que es ‘la gran noche’. Porque en Mediaset son expertos en generar acontecimientos que sitúan a la emisora en el epicentro de la actualidad. Una cadena que puede gustar más o menos pero consigue una máxima del éxito instantáneo: estar en boca de todo el mundo.

Y ADEMÁS…

Imputados, Ni-Nis, Paquirrín… El asesinato del talento en prime time

Cómo manipular a los concursantes de ‘Gran Hermano’ en cuatro sencillos pasos

La TV políticamente correcta: un modelo condenado al olvido

14 claves para entender las audiencias de 2014: razones de los éxitos y fracasos

¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

¿Qué ingrediente falta a la televisión de hoy?

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

febrero 2015
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  

TeleDiaria en Twitter