Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La emocionante carta de Alberto #leóncomegamba sobre su rechazo a la repesca de MasterChef

10 junio 2015 - 8:58 - Autor:

“Cuidado, que sigo con mis inquietudes culinarias”. Así, Alberto, el concursante que creó el famoso León Come Gamba de MasterChef, ha rechazado participar en la repesca del talent culinario de La 1. Es la primera vez que un concursante declina la oferta de volver a jugar en el show.  continuar leyendo

TVE cancela ‘Así de Claro’ de Ernesto Sáenz de Buruaga

9 junio 2015 - 21:23 - Autor:

La dirección de TVE ha decidido retirar de la parrilla de La 1 el programa Así de claro’ al no haber alcanzado los objetivos esperados de audiencia. El formato cosechó anoche un pobre 5,1 por ciento de share con sólo 704.000 espectadores. Un dato muy bajo para el prime time de la cadena. De hecho, en sus tres emisiones, el programa ha sufrido una tendencia decreciente en lo que a cuota de pantalla se refiere. continuar leyendo

Mariló Montero deja ‘La mañana de TVE’ hasta septiembre para “resolver un problema de salud”

20:42 - Autor:

Mariló Montero llevaba unos días sin aparecer en La Mañana de La 1. Sólo se trataba de unos días de descanso, pero durante la jornada de hoy ya saltaron las alarmas: la ausencia de la presentadora se alargaba demasiado. Pero TVE ha zanjado cualquier rumor con un comunicado que anuncia que la subdirectora y presentadora del magazine matinal de la cadena pública adelanta unas semanas su período vacacional. continuar leyendo

‘Así de claro’ cae a mínimo de share: las causas de los malos resultados del regreso de Buruaga a TVE

9:22 - Autor:

No hubo ni el característico estruendo de un aplauso de despedida. Sólo se vio a un público escapando de una grada, que se quedaba vacía.

Y, en televisión, los últimos planos son tan importantes como los primeros. Y ese caos de gente atascada en una grada, buscando la salida, fue la imagen final que nos dejó anoche Así de claro, el nuevo debate de Ernesto Saez de Buruaga en TVE. Un formato que este lunes volvió a caer a un desolador 5.1 por ciento de share con sólo 704.000 espectadores. La tertulia no interesa. Porque no es televisiva. Porque, a estas alturas, un debate político no es sinónimo de programa aburrido.

Ese silencioso final, con el público a la fuga, ejemplifica el problema de fondo que tiene el programa de Buruaga: es una emisión tediosa que no cuenta con unos mínimos televisivos de prime time.

Empezando por el decorado del plató, que coloca a los contertulios de forma desordenada. Las escenografías deben ubicar al espectador, no desubicar. Opinadores políticos en el centro, de espaldas a un público que no muestra interés (lo que despista más a la audiencia en casa), y representantes de los partidos colocados en una desconcertante esquina, como si fuera un rincón de castigo.

En ese sentido, se echan en falta entrevistas más potentes en plató. No sólo a través de conexiones vía satélite gracias a la gran pantalla que preside la puesta en escena. También el programa necesita más capacidad de incorporar rótulos, que titulen las declaraciones más destacadas de una emisión demasiado desnuda para las narrativas audiovisuales actuales, de una pequeña pantalla que ya no se consume sólo por un gran televisor.

Aunque el programa ha mejorado elementos de realización estas semanas y Buruaga desprende cercanía (incluso bromeó con que se había roto el aire acondicionado del estudio -y se notaba-), Así de claro necesita para sobrevivir más multipantalla, más sobreimpresiones y, por supuesto, más pluralidad en tertulianos.

Porque el otro gran problema de Así de claro es que da la sensación de que llega tarde a los contenidos. En una noche muy competitiva, el público objetivo de este tipo de formatos va al espacio de La 1 tras un fin de semana cargado de programas sobre la actualidad política. Así de claro no conecta con su target de espectadores: excepto Oneto y alguno más, sus sillas desprenden una mirada previsible del mensaje predominante precocinado en los púlpitos de los grandes partidos.

Falta la mirada de las nuevas generaciones reales, falta esencia de aquella televisión pública que, pionera en la innovación y modernización de los lenguajes audiovisuales (con el propio Buruaga, de hecho, se modernizaron visualmente los Telediarios), supo hacer televisión con instinto de la televisión. Sin miedo a las músicas, sin miedo a los movimientos de cámara. sin miedo a la reacción espontanéa del público en la grada, sin miedo al haz de luz… y, sobre todo, sin miedo a dar protagonismo a la gente, toda la gente.

@borjateran

Y ADEMÁS…

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

El grave problema de TVE con la susceptibilidad de la audiencia

La regeneración de TeleMadrid: 8 vías de acción para recuperar su audiencia (y credibilidad)

‘Jugamos en casa’: el as en la manga de los productores de MasterChef para las tardes de TVE

7:15 - Autor:

Jugamos en casa ha llegado a las tardes de TVE. César y Jorge Cadaval, Los Morancos, son anfinitriones de este concurso en el que dos equipos, compuestos por dos participantes populares y un anónimo, tienen que enfrentarse a distintas pruebas que combinan audacia, ingenio y, sobre todo, mucho sentido del humor.

Y, en el primer programa, el contenido ha sorprendido. El equipo del formato, capitaneado por Macarena Rey y Ana Rivas, ha conseguido realizar un show moderno con los mimbres de un concurso de toda la vida, demostrando que ambos factores no son incompatibles.

De hecho, la rítmica escaleta de Jugamos en casa contagia la sensación de que te estás colando en la fiesta de unos amigos. Con cierta aureola de aquella puesta en escena del salón del genuino ‘Si fuera’ de Raffaella Carrá, el nuevo concurso de La 1 contagia color, juventud, frescura y espontaneidad.

Eso sí, la elección de los concursantes populares será crucial. El primer día, destacó la rapidez de reflejos de Anabel Alonso, siempre dando en la diana del comentario ingenioso.  También estaban Cristina Medina, Luis Larrodera y José Mercé, quien no daba mucho pie con bola. Las pruebas, además, a pesar de su sencillez, crean situaciones delirantes que funcionan a nivel televisivo. Un buen ejercicio de los guionistas: las ideas hacen grande un programa pequeño en presupuesto.

Aire fresco para una TVE en la que escasean productos que se dejen llevar por el lenguaje de ahora en la calle. Pero, para lograrlo, necesita tiempo y que el público conozca este formato, que no se parece a nada de nuestras tardes televisivas.

Jugamos en casa puede funcionar (si tiene tiempo para darse a conocer). Sólo necesita rodaje y un mayor protagonismo de los concursantes, que puedan contar más anécdotas de su trayectoria y profesión, como hacen en la versión original norteamericana de este programa, Hollywood Game Night. El remake español, menos golfo y más familiar, también es un buen producto televisivo, adecuado para el periodo veraniego y emitido en una franja, las 8 de la tarde, en la que los más pequeños de la familia regresan a casa y pueden engancharse. Y buena falta le hace a TVE transmitir esa sensación de cadena que engancha, con la fuerza de la espontaneidad. 

@borjateran

Y ADEMÁS…

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

El ingrediente que convierte a ‘Tu cara me suena’ en un show diferente

La regeneración de TeleMadrid: 8 vías de acción para recuperar su audiencia (y credibilidad)

La oportunidad perdida: la TV que dejó de creer en el talento joven

8 junio 2015 - 5:31 - Autor:

Termina una mala temporada televisiva para la imaginación. Ha sido este un curso continuista, sin novedades en nuevos programas. Sólo en materia de series se ha avanzado gracias a algunas decisiones valientes. Sin embargo, las cadenas, más pendientes de minar a su rival que de incrementar la fidelización de nuevos públicos, están perdiendo la oportunidad de conectar con nuevas generaciones, que directamente ya consumen contenidos de entretenimiento en otros soportes, no en la televisión.

Y es que la televisión tradicional está dando la espalda al talento joven de verdad. Está desconectándose del tiempo en el que vivimos, perdida en tertulias de supuestos gurús, que han menguado gran parte de la calidad informativa, y también anquilosada en realities y/o docushows basados en el conflicto más básico. De la emoción a la pelea. De la pelea a la emoción. Poco más.

En esos géneros del reality y/o docushow se nos muestra, principalmente, a jóvenes dispuestos a todo por la fama o se nos hace una radiografía de chavales sin pretensiones, gritando a sus padres como mínimo. La televisión ha dejado de ser reflejo de una juventud real, para pasar a desprender los valores frívolos y simplistas del peor estereotipo.

El problema radica en que, ahora mismo, son este tipo de programas los únicos que prácticamente muestran a los jóvenes en la pequeña pantalla. Y sin embargo la juventud de hoy es mucho más que Hermano mayor y Mujeres y hombres y viceversa.

Tenemos un aluvión de canales, pero la pluralidad temática apenas existe a niveles prácticos. Y, mientras tanto, la mayor parte de las televisiones públicas ha perdido su capacidad de ser una alternativa creativa en contenidos debido a nefastas gestiones políticas.

De hecho, en cierto sentido se ha tirado la toalla por la cultura en televisión, en lugar de pretender arriesgar para lograr el interés de un espectador que busca unos contenidos que no encuentra en las ofertas generalistas.

La 2, por ejemplo, se encuentra estancada en su propio tópico. Ahora además ha reducido su horario de máxima audiencia a un contenedor diario, Historia de Nuestro Cine, centrado en emitir cine del siglo XX, dentro de un programa bastante ligero en explicaciones y análisis. Muy bien la historio de nuestro cine del querido siglo XX, ¿pero y el cine de hoy y mañana? ¿No sería más interesante alternar lo clásico con lo más vanguardista, con las películas independientes y pequeñas que están construyendo el cine del futuro y que nunca encontrarán cabida en las privadas?

Ser un canal cultural no significa ser un canal aburrido, repetitivo y previsible. Al contrario, se puede y debe se entretenido: una cadena con imaginación que abra sus puertas a la creatividad que existe en la industria audiovisual de España hoy. Porque, desde la calle y a través de las nuevas plataformas, sí se está dando una lección en las artes, el cine, el teatro o el periodismo. Sin presupuesto, sin mecenas, sin patrocinadores, solo con el poder de las ideas. Y así se están pariendo grandes productos.

Las cadenas públicas deberían invertir en ese talento que viene y arriesga: impulsarlo, apoyarlo, dinamizarlo y, en definitiva, hacerlo más grande y más visible. Que todos y cada uno pudiéramos participar y aprender de las personas con talento que se abren camino. Pero, en cambio, cadenas como TVE se han quedado fuera, prefieren mirar para otro lado cuando su futuro únicamente pasa por apostar y conectar con la creatividad de un país con una juventud que es imparable y no deja de crear. Aunque no se vea por la tele.

@borjateran

Y ADEMÁS…

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

Cuando la política no entiende la verdadera esencia de la televisión pública

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

La regeneración de TeleMadrid: 8 vías de acción para recuperar su audiencia (y credibilidad)

Zaida Cantera: “Me amenazaron cuando se estaba grabando Salvados”

7 junio 2015 - 22:12 - Autor:

Al salir de mi unidad, un hombre de paisano me pregunta: ¿Cuándo se emite el programa? Si se emite, tu expulsión se tramitará con mucha más rapidez“. Zaida Cantera, la comandante del ejército, ha hablado por primera vez de las amenazas que recibió durante la grabación del Salvados que dio a conocer a la opinión pública su caso. Lo ha hecho en una entrevista en El Objetivo de Ana Pastor, donde ha explicado, con unos ojos tintados de emoción, que hasta ahora no ha podido hablar porque siendo militar en activo aún estaba bajo la jurisdicción del Ejército y el Código Penal Militar, que castiga con la cárcel a quien hace críticas públicamente.

continuar leyendo

El Barça también arrasa en audiencias: así se saldó la batalla del share con la Champions

11:10 - Autor:

TVE se despidió anoche de la Champions rompiendo los shares. 6.740.000 espectadores y un brutal 47,7 por ciento de cuota de pantalla siguieron en La 1 la victoria del Barça frente al Juventus, segundo encuentro más visto en los últimos cinco años, después del Madrid-Atlético que congregó al 62.1 por ciento de cuota y 11.033.000 personas.

El ‘minuto de oro’ del día, el momento más visto, se marcó a las 22:39 horas con 8.220.000 espectadores (50%) frente a la primera cadena. Más de 7 millones disfrutaron además del postpartido, que hizo una cuota del 43,4 por ciento.

Unos datos que, de nuevo, han derrumbado la cuota de pantalla de las cadenas privadas. El consolidado La Sexta Noche no logró superar la barrera del diez por ciento de cuota, cayendo hasta un 8,9 por ciento de share e incluso superado por uno de las últimas ediciones de Un tiempo nuevo, que tuvo un 9 por ciento de cuota con ayuda de Isabel Pantoja, protagonistas de los contenidos del espacio este sábado.

Pero el triplete y la quinta Champions del Barcelona congregaron la atención de una noche en la que TVE decía adiós a esta costosa competición con un “Gracias a todos los trabajadores de TVE por estos años“. Antena 3 cogerá el testigo. La cadena privada vuelve a lidiar con la Champions League, que ya emitió entre 2006 y 2009.

@borjateran

Y ADEMÁS…

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para una TV pública mejor

La jugada maestra de Antena 3 con la Fórmula 1

‘Cuéntame cómo pasó’: los norteamericanos quieren tener su propia Familia Alcántara

6 junio 2015 - 0:50 - Autor:

Era cuestión de tiempo. Ya es (casi) una realidad. Si nada se tuerce, Cuéntame será adaptada por la televisión de Estados Unidos, previsiblemente con el nombre de Remember When.

Los culpables de esta versión serán los mismos que han consumado el remake de Los Misterios de Laura, la productora británica New Media Vision. Quieren reproducir los buenos resultados de aceptación con otro producto original español. Y Cuéntame es la ficción más representativa de nuestra historia: en guion y calidad visual, en interpretación y en radiografía de la evolución de nuestra sociedad.

Ahora, es el turno de USA. Aunque los yanquis, en lo que a televisión se refiere, ya han inventado todo antes. Porque no hace falta ser muy avispados para darnos cuenta de la influencia de Aquellos maravillosos años (The Wonder Years, 88-93) en el germen de Cuéntame cómo pasó, donde Kevin Arnold es Carlitos Alcántara, cuya voz adulta también nos narra sus vivencias pasadas.

La recordada Aquellos maravillosos años, reconocida con el Emmy y el Globo de Oro, fue pionera a la hora de demostrar el poder de la nostalgia en televisión.

Cuéntame se ha prolongado durante más tiempo. 15 años dando en la diana de la peculiaridad de un país peculiar, adaptándose también en Italia, Portugal, Grecia o Ecuador. La Familia Alcántara ha conquistado la complicidad de un espectador que los siente como de su familia. Toca ver cómo los guionistas estadounidenses, trabajadores de la meca del cine y las series, traducen eso dentro de su diversidad nacional. ¿Qué actores lo podrían interpretar? ¿Qué roles adquirirán? ¿Qué periodo de tiempo abarcará?

La clave está en transmitir la emoción de un país aprendiendo a aprender. Y eso ya también lo tenía Aquellos maravillosos años, aunque fijándose más en el despertar del paso de la niñez a la realidad adolescente que en divulgación de otras épocas. Pero, eso sí, ambas series comparten la misma base de partida. El bucle creativo, por tanto, también existe en USA. El pasado siempre vuelve.

@borjateran

Y ADEMÁS…

‘Cuéntame’, la mejor ficción española

‘Aquellos maravillosos años’: así se cuajó su éxito inmortal

Las cadenas de televisión ganan adeptos a través de WhatsApp

5 junio 2015 - 8:05 - Autor:

Ha relegado al ostracismo a los SMS. Ha revolucionado la forma de comunicarnos. Es WhatsApp, la aplicación que se ha convertido en una herramienta imprescindible en nuestros teléfonos móviles, en nuestra vida cotidiana. Y los más visionarios de la televisión no han tardado en incorporar la App a sus producciones, que se abren a la gente a través de esta popular compañía de mensajería instantánea.

La primera acción, en este sentido, surgió de TVE, donde se creó un grupo de WhatsApp con contenidos propios para los seguidores de El Ministerio del Tiempo,. Fue el pionero punto de partida.

Los formatos televisivos empiezan a tener su propio número de teléfono, que puedes agregar a WhatsApp. De series a programas de entretenimiento, pasando por informativos. De hecho, La Sexta ha creado un microtelediario pensado en estas intuitivas aplicaciones. Se llama La Sexta Ahora.

Y es que La Sexta Noticias da publicamente ‘su’ móvil (639 221 000) y, una vez memorizado el contacto, el espectador puede recibir contenidos informativos especiales: sólo hay que enviar la palabra ‘ahora’ cada vez que se desee recibir el último boletín en WhatsApp. Fácil, sencillo, rápido y gratis.

De esta forma, la cadena verde da un paso adelante para sacar partido a esta vía de comunicación que ya es también una ventana importante de acceso a la información. Porque por WhatsApp ya no sólo sirve para hablar con familiares, compañeros de trabajo o amigos, también es clave en la expansión de imágenes virales, memes, campañas solidarias, reivindicaciones e incluso artículos de medios. Con este escenario tan interactivo, ¿por qué no enviar vídeos televisivos con entidad propia a través de WhatsApp?

La Sexta está experimentando con este modelo informativo. Pero las retransmisiones deportivas y los espacios de entretenimiento o espectáculo también se están sumando. Son muchos los formatos que empiezan a confiar en WhatsApp para estar en un contacto más óptimo con su audiencia. Incluso en la última Copa del Rey, Mediaset España aportó contenidos propios a aquellos que quisieran ‘meterse’ en su grupo de ‘guasap’.

Sálvame es otro ejemplo de aprovechar esta popular aplicación para que el programa crezca. A través de la misma herramienta en la que se comunican, pelean y quedan en evidencia los colaboradores del espacio de Jorge Javier Vázquez, el fiel seguidor de Sálvame puede hasta ¡enviar sus propias exclusivas! a un número de teléfono habilitado para WhatsApp que se sobreimpresiona en pantalla durante la emisión del show de Telecinco.

Así, con este uso televisivo de WhatsApp, el espectador se siente más partícipe del proyecto (incluso puedes suministrar exclusivas tú mismo a los programas, el rizar el rizo), fomentando una imparable proximidad con la audiencia. WhatsApp, Twitter, Instagram… esto no acaba más que empezar. Quien llegue primero y tenga la visión suficiente de crear acciones que incentiven el aprovechamiento útil para el espectador de las redes y aplicaciones, ganará.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las virtudes de Twitter que las cadenas aún no saben aprovechar

Ellen DeGeneres: así triunfa en Twitter (tú también puedes hacerlo)

Youtube: una poderosa vía de promoción e ingresos que la TV en España aún no aprovecha

4 lecciones imprescindibles de Internet que dio el ‘youtuber’ Rubius a Risto Mejide

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter